oso perezoso bebe

DECÁLOGO AMBIENTAL

1. Ama el Planeta. Recuerda que la naturaleza ha existido durante millones de años sin el hombre, pero que el hombre no puede vivir sin la naturaleza.

2. Recicla. El primer paso en nuestra ayuda diaria por la conservación del ambiente lo podemos dar separando los residuos sólidos de nuestra propia casa, oficina y colegio. Recuerda que el reciclado de papel, cartón, vidrio, aluminio y otros materiales evitan la destrucción de más bosques, y la emisión de más contaminantes a la atmósfera y al agua.

3. Ahorra agua y electricidad. El agua potable es poca y que cada vez hay más humanos haciendo uso de ella. En la actualidad muchas ciudades como Cuidad de México debe traer el agua de lugares cada vez más distantes. Un tercio de la humanidad se ve afectada por enfermedades transmitidas por aguas contaminadas y esto mata a diez millones de personas cada año. Recuerda también que los detergentes que normalmente se usan tienen agentes tensioactivos que contaminan el agua, por esto es recomendable reutilizar el agua de la lavadora para lavar el auto, por ejemplo. En cuanto al ahorro de la electricidad la razón de esto se debe a que en muchos lugares ésta se produce al quemar carbón, y en el proceso se generan contaminantes atmosféricos; en otras regiones la electricidad se produce en plantas nucleares, las cuales dejan como desecho sustancias radioactivas que pueden generar un impacto negativo en la salud humana y del ecosistema en general.

4. Usa menos combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas natural). La quema de carbón – para producir electricidad -  de gasolina y ACPM en los automóviles generan gases de efecto invernadero como el CO2, gases tóxicos como el dióxido de azufre (responsable de la lluvia ácida) y el ozono. La creciente demanda por el petróleo ha llevado a realizar perforaciones en muchos lugares del Planeta; en algunas ocasiones y de manera accidental ocurren derrames de petróleo en el mar, esto causa gran destrucción a la vida marina. Usar menos combustibles fósiles implica apoyar el transporte masivo en lugar del uso del automóvil particular, los días sin carro y hacer uso de las ciclorrutas. Ten en cuenta también que el voraz apetito por el petróleo ha producido guerras (Ej. Las dos guerras del Golfo Pérsico) 

5. Evita el uso de materiales no biodegradables y contaminantes. Muchos materiales como la espuma de poliestireno (Icopor) no se degrada de forma natural y permanece contaminando el Planeta durante cientos de años. Algunos pesticidas (como los hidrocarburos clorados) son también muy persistentes en el ambiente y deben ser evitados ya que ingresan en las cadenas alimenticias produciendo impactos negativos para los consumidores de los niveles superiores.

6. Siembra un árbol Las plantas consumen el CO2 (un gas que en demasía produce un efecto invernadero exagerado) y liberan O2 a la atmósfera. Recuerda que el agua de muchas ciudades depende de los bosques y páramos en los que nacen muchos ríos y quebradas, por eso cuando siembres un árbol procura sembrar una especie nativa en lugar de una exótica. Mantén una planta en tu sala, oficina o salón de clase. El hacerlo te recordará que todos los seres vivos del Planeta estamos relacionados.

7. Evita comprar fauna silvestre como mascotas El tráfico de animales silvestres  está colocando a cientos de especies de mamíferos, aves, tortugas y peces de arrecifes de coral en peligro de extinción. Un animal silvestre separado de su medio ambiente está muerto para su especie ya que no podrá dejar descendencia. Recuerda que antes que un mono o un oso perezoso bebe llegaran al mercado fue necesario asesinar a sus respectivas madres; en el caso de las aves, por cada pájaro vendido en los mercados aproximadamente otros nueve murieron en el proceso de captura y transporte.

8. Di no al maltrato animal. Los animales que rodean a los seres humanos deben ser objeto de cuidado y consideración. Si tienes una mascota cuídala, mantenla vacunada y bien alimentada. Rechaza prácticas que generan entretenimiento a costa del sufrimiento de los animales tales como el toreo y la riña de gallos. El toreo NO es un deporte, es el arte de la tortura. La oposición a la crueldad con los animales más que una norma ambiental es un acto de nobleza y humanidad.

9. Di no al tabaquismo. Cada año miles de hectáreas de suelo fértil se utilizan para sembrar la muerte en lugar de producir alimento. El hábito de fumar no solo afecta al fumador sino a todo aquel respira el humo del tabaco. Este vicio es el principal responsable del cáncer de pulmón, de esófago y de laringe, enfisema pulmonar, bronquitis crónica, infarto cardíaco y derrame cerebral. Has valer tu derecho a la vida, no permitas que se fume en espacios cerrados, ni que se venda cigarrillos a menores de edad.

10. Evita la sobrepoblación. Una de las principales causas por las cuales muchas especies están en vías de extinción es por la destrucción de sus hábitat, y esto ocurre porque cada vez se requiere más tierras para cultivo, ganados y asentamientos urbanos. El crecimiento de la población incrementa la presión por el uso del suelo, del agua potable, del papel (que se obtiene de los árboles) y los recursos minerales. La manera como todos podemos evitar la sobrepoblación es siendo responsables con nuestra reproducción, evitando los embarazos en la adolescencia y planear el momento para ser padres. Iniciando el siglo XXI hay ya más de 6 mil millones de habitantes y desafortunadamente las familias que tienen más hijos son aquellas de más pobres recursos, justo en los países pobres. La sobrepoblación engendra más pobreza e ignorancia, y un pueblo ignorante no cuida el Planeta.