one-direction-imaginas

Preferencias #23: Matching!

Harry:

Liam:

Louis:

Niall:

Zayn:

Imagina para Bibiana

                                                    -Te amo-

Hacía frío. Nunca pensaste que podía hacer tanto frío en un lugar tan bonito como Irlanda. Caminabas con Niall por una de las calles de Mullingar. Habían pasado seis meses desde que empezaste a salir con Niall, ya era Navidad y él te invitó a pasar la Navidad en Irlanda con su familia. Salieron a dar un paseo para estar a solas.

-¿Tienes frío?

-Sí

Niall se quitó su cazadora y te la puso a tí.

-No Niall, no puedes hacer esto,  vas a resfriarte.

Te quitaste la chaqueta y se la devolviste a Niall. Era bonito que te hubiese dado su chaqueta, pero no podías permitir que él se resfriara o enfermara. Niall cogió tu mano, había comenzado a nevar y los copos de nieve caían sobre vosotros. Las calles comenzaban a ser blancas, la nieve cubría poco a poco los tejados de las casas. Las huellas que Niall y tú dejabaís al andar quedaron marcadas en aquel paisaje invernal. Llegaste a la casa de Niall. Te acurrucaste en el cómdo sofá y abrazastea  tu novio. El calor que desprendía el fuego de la chimenea era agradable y te ayudaba a vencer el frío. Niall y tú mirabáis por la ventana, seguía nevando y era un espectáculo precioso. Allí, al lado del fuego y entre los brazos de Niall te sentías bien.

-Te amo

-¿Qué has dicho?

Llevabas seis meses saliendo con Niall y muchas veces había dicho que te quería, pero esa era la primera vez que te decía ‘te amo’.

-He dicho que te amo. ¿No lo habías escuchado?

-Sí

-¿Y por qué me has preguntado?

-Quería que lo dijeras otra vez, me gusta que me lo digas.

-Te amo.-Volvió a decir él.

Sí, quiero - Zayn Malik One Shot

Ese día tuvo que ser el único que no era yo el que llega tarde. Sí, el único.

Todo el mundo esperaba sentado a mi espalda. Familiares cercanos ocupan las primeras filas de bancos, e incluso aquellos familiares que apenas conocía, amigos y esos “¿cómo no le vamos a invitar a nuestra boda?”, todos había sido invitados y se habían vestido con sus mejores galas.

Los fotógrafos que habíamos contratado para que grabaran y siguieran cada detalle de la boda hacían fotos discretamente y todos lucían una sonrisa perfecta en la cara.

Los nervios en el estómago ahí seguían. Como habían estado desde la noche anterior. Había conseguido dormir muy poco anoche porque había estado pensando en hoy. Tanto tiempo preparando este día y quería que saliese todo perfecto.

Recuerdo el día en el que se lo pedí. Ella me miraba a los ojos con el ceño fruncido creyendo que era solo una simple broma, un simple comentario.

Éramos jóvenes, ¿y qué? Tenemos las cosas claras, y solo eso se hace cuando se está enamorado. Ella me dijo que si hablaba en serio y no pude evitar reírme. Sabía que la hacía mucha ilusión casarse, tener hijos… Y tantas noches hablando de nuestro futuro no podía haber acabado de otra manera, nuestro destinó estaba escrito. ¿Con quién mejor que conmigo?

Pero aún me emociono cuando vuelvo a ver en mi mente como sus ojos se llenaron de lágrimas cuando saqué la cajita cubierta de terciopelo azul y puse una rodilla en el suelo cuando se lo volví a decir. Esa vez más lento, esa vez más seguro, esa vez más convencido de que ella me iba a decir que sí.

Había pasado un año y medio desde ese día, esperando la fecha perfecta para casarnos. No solo un día que pudiéramos estar juntos, si no para poder disfrutar siendo un matrimonio una temporada bastante larga hasta que volviesemos a alejarnos de nuestra casa por mi trabajo.

El coche de caballos paró en frente de la Iglesia, y pude notar como todo el mundo suspiraba y se levantaba para girarse y verla entrar.

Yo también me di la vuelta, impaciente y cuando la vi supe que estaba en lo cierto. Era la chica con la que quería pasar el resto de mi vida.

Me quitó la respiración como lo me la había quitado el primer día que la vi.

Me había robado el corazón y aún no me lo había devuelto.

Se me habían llenado los ojos de lágrimas cuando la vi en la puerta, agarrada del brazo de su padre. Los flashes se dirigieron hacia ella y deseé salir corriendo para besarla.

Vestía un vestido de princesa. Era una princesa.

Mi princesa.

La música empezó a sonar y tuve que limpiarme las lágrimas que comenzaron a caer tímidas por mis mejillas. Quería poder verla todo el tiempo, sin que nada perjudicase mi visión de ella y de su camino.

Se agarraba fuerte del brazo de su padre. “Papa, no permitas que me caiga” le habría dicho, seguro. Caminaban lento y me acordé de lo feliz que me hacía. No podía verme sin ella. Ella sabía como hacerme reír, como tranquilizarme. Era la única chica que daría todo por mí y por la que yo no dudaría en ningún segundo.

Ella también lucía una sonrisa perfecta. Me miraba y pide apreciar que sus ojos brillaban como los míos.

“No llores, pequeña” la habría susurrado. “Este es tu día, mi amor. Eres perfecta, disfruta siéndolo.”

La música seguía sonando, pero yo no la oía. Estaba absorto en la belleza que caminaba hacia mí. Mi madre y mis hermanas se limpiaron las lágrimas de los ojos; ellas la adoraban, y tampoco pudieron contener la emoción del momento.

Ese iba a ser un día definitivo. Ahora sí que seríamos un nosotros. Un anillo decoraría nuestra mano y mi apellido sería suyo. Mi familia sería la suya, la suya sería la mía. Lo compartiríamos todo, un futuro se acercaba cada vez más nítido ante nosotros y me encantaba lo que veía.

Sería el momento de empezar una nueva vida, juntos.

Se acercaba lento y cuando la tuve a mi lado y antes de sentarnos en las sillas que teníamos frente al altar, la cogí de la mano y me incliné para besarla en la mejilla.

Ella me acarició la cara y me quitó una lágrima que se escapaba de la comisura de mis ojos.

-Te quiero. -me susurró.

-Yo más

Sí, me había robado el corazón, el alma y mi vida. Pero no quería que me lo devolviese, ahora sería suyo para siempre.

 

N/A: Todas sabemos que Zayn es musulmán, así que supongan situación idílica.

Y nada, que deciros que os aprecio mucho, a cualquiera que le pueda llegar a parecer la mitad de bonito que a mí este one shot, o que simplemente lo lea, y que no sabéis la emoción que podría sentir si me lo dijeseis en un mensajito :)

Ele.

Preferencia #30: Como se besan/ How you kiss.

Harry:

Liam:

Louis:

Niall:

Zayn:

Lo que mas le gusta de... -Tu cabello-

HarryLa cortina de cabello que logras hacer entre el y tu, es tan tierna que podría enloquecer, a Harry.

Liam: La naturalidad de ese tono castaño, que tiene tu cabello, es una de las tantas cualidades que según Liam te embellecen mas.

Niall: “Es mas que magnifico”, piensa Niall cada vez que nota ese tono obscuro y deslumbrante tono de tu cabello.

Louis: Tu cabello es una de las cosas que a Louis mas le gustan de ti, pero el vértelo recogido, es algo que realmente ama, pues dice que realza tu belleza.

Zayn: Ese lindo y extrovertido color que portas en tu cabello, es algo que según Zayn resalta al máximo tu mirada.

Stay - (Niall One Shot)

El joven del pelo rubio avanzó despacio hasta el límite de la terraza del último piso del rascacielos, como si cada pie le pesara más y más a cada paso que daba, apoyó las manos en el poyete y alzó la mirada hacia el cielo oscuro iluminado de estrellas.

Sus ojos azules brillaban igual que las pequeñas luces que decoraban la inmensa noche de Nueva York, llenos de lágrimas que estaban a punto de desbordarse y de recorrer sus mejillas.

Eran lágrimas de arrepentimiento, por haber permitido que le echase de su vida tan miserablemente, de tristeza porque ella hubiese hecho añicos cualquier esperanza de compartir todo lo que un día se prometieron cumplir, de rabia por no haber reaccionado a tiempo, cuando aún podía haberla retenido a su lado,  aunque siempre la tuviese dentro del pecho, de duda por no entender las razones que la llevaron a abandonarle. Pero, sobre todo, eran lágrimas de amor.

Las notas de piano que acaba de escuchar en el concierto que ella había realizado en la sala de música de ese edificio aún sonaban en su mente, retumbando en los recuerdos que vagaban fugazmente por su memoria, haciendo que cada golpe de cada una de las teclas de ese piano por el que deslizaba sus delgados dedos viajase directamente hacia su pecho, como si ella le hubiese lanzado un beso que iba dirigido hacia él, para quedarse en ese hueco que ansiaba llenarse y que aún seguía reservando para ellos.

Ella había tocado su canción, la que escribió cuando estaban juntos, cuando lo único que necesitaba era escuchar brotar de sus labios dulces susurros que le decían que se quedase, que le necesitaba en su vida. Todo fueron me tiras que creyó sin dudar.

Él se había sentado entre el público, intentando pasar desapercibido y no llamar demasiado la atención. No había comentado a nadie sobre su asistencia al concierto, simplemente había comprado la entrada en una zona donde no le pudiesen ver. Donde no le pudiese ver, y había permanecido en silencio, escuchando la música clásica que tocaba la que creyó que era el amor de su vida, y la que le había dejado sin ella.

El viento que soplaba allí arriba le hizo tener escalofríos e intentó abrigararse, inútilmente, con la fina chaqueta que vestía. Había salido antes de que la música dejase de sonar porque no supo si iba a ser capaz de contener las sáladas y tristes lágrimas que, ya, habían empezado a caer lentamente en caida libre para ser cruel e inevitablemente asesinadas contra el suelo de esa ciudad, cientos de metros bajo él.

Unos suaves y pausados choques de tacón contra el mármol le sorprendieron, y intentó limpiar sus ojos y las marcas que habían dejado sobre su cara  apresuradamente. No quería que nadie le viese llorar. No quería que nadie le viese sufrir.

No se dió la vuelta y estuvo esperando a que la persona que estaba allí con él se diese cuenta de que estaba en el lugar equivocado y se marchase.

Pero los pasos cada vez se oían más cercanos e intentó seguir siendo fuerte.

Se preguntó por qué aquel que había irrumpido en su desesperación no le dejaba tranquilo en un mar conquistado por el pirata de un pasado que no hacía otra cosa que recordarle lo infeliz que era.

-Niall…

No. Todos menos ella. Cuadró sus hombros e intentó no parecer débil. Habría preferido que cualquier otra persona le hubiese visto en esa situación, así. Hundido y torturándose acudiendo a ver a una persona que no le pertenecería nunca más.

Respiró hondo y volvió a mirar las estrellas que lucían en la oscuridad de esa noche.

-No esperaba que vinieses a verme, ¿por qué no me avisaste?-intentaba sonar calmada, pero probablemente estuviera aún más nerviosa que el rubio. La diferencia era que ella era consciente del dolor que le provocaba a Niall, ella misma se lo había ocasionado. Pero cuando ya era demasiado tarde advirtió el amor que sentía por él, y la culpa la pesaba más de lo que la gustaría. Él no merecía ser engañado de esa manera.

-No quería molestarte. -Pensó que se le iba a quebrar la voz, pero una vez más se sorprendió de lo que era capaz.

La joven se acercó a su altura, apoyando también las manos en el límite, exponiendo su mirada a toda la ciudad.

-Para mí no hubiese sido nunca una molestia volver a hablar contigo una vez más.

-Pensé que no era así. -Se le quebró la voz y se le hizo un nudo en la garganta. Bajó la cabeza, esperando que ella no se percatase de que las lágrimas se habían vuelto a acumular en mis ojos.

Ella se giró para mirarle y colocó una de sus manos sobre la de él.

-Contigo fue diferente, Niall - suspiró.

Niall apartó su mano suavemente.

-Diferente -repitió suplanto una risotada irónica. - Duró lo que tú quisiste. Cuidaste nuestra relación tanto como la querías y me hiciste darme cuenta de lo que te importaba entonces.

La joven intentó convencerse de que todavía seguían contando con el tiempo necesario para reconciliarse, pero ese tiempo ya había volado escapandose inevitablemente de entré sus dedos para reencontrarse con el viento que se lo arrebataba.

-Nunca te quise mientras estuvimos juntos. Siento que haya sido así, de verdad, pero ahora … -no acabó la frase por el miedo que la causaba decirlo en voz alta.

Él había pensado que la quería, que irradiaba perfección por cada poro de su piel y que ésta iba aumentando a cada paso que daba para acercarse a él. Pero las cosas habían cambiado radicalmente, y aunque, siguiese pensándolo para siempre, se dio cuenta de que no quería seguir escuchando las mismas notas de siempre, las mismas mentiras, y la melodía de palabras que brotó de sus labios le había hecho volver la vista al frente.

-Cuanto te has equivocado conmigo.

Diciendo eso el rubio se alejó, y dejó a su espalda a la noche que brillaba como si tuviese diamantes en el cielo, a sus temores, a los demonios que le atormentaban susurrándole y encargándose de retenerle en los brazos del pasado, y a ella y las mentiras que lanzaba con sus labios.

Y ella se quedó mirándole,  con la mirada rota, arrepintiéndose de sus palabras y de lo que le había hecho porque esperaba tenerle para siempre detrás de su corazón, sufriendo por ella y por sus actos, cuando había creído que estar con él simplemente le daba lo que quería, fama para conseguir su sueño de ser pianista, cuando no sentía nada por él y cada noche la pasaba con un hombre que sí la hacía sentir querida.

Se dió cuenta de que el único hombre que podría hacerla sentir amada era el mismo que estaba volviendo de vuelta al piso, abandonando esa ciudad probablemente para siempre.

Él era el hombre perfecto enamorado de alguien que no le había correspondido como merecía, y se había dado cuenta con unas simples letras de lo que le dolía su presencia.

Ya había malgastado demasiado tiempo eliminando todas las lágrimas que le sobraban en los ojos y que lo único que le hacían era daño.

 Ele (¿Qué os parece?)

Preferencia #19: Anuncia que estas embarazada por twitter.

Harry:

@Harry_Styles: Guess how’s pregnant? @tu_twitter or meee?

Niall:

@NiallOfficial: Can’t wait to see the new man of the house! :) #SoExciting

Liam:

@Real_Liam_Payne: Just a couple weeks left! Can’t wait!!!

Louis:

@Louis_Tomlinson: Hey! @tu_twitter there is something inside of you!!!

Zayn:

@ZaynMalik: We are waiting for you! #BabyMalik 

Preferencias Unicas P.U (ships)

Las P.U se me mandan por Submit, que es el apartado de mi blog que pone “preferencias” o algo asi. Si quieres una P.U mandame una larga descripcion tulla, cosas que te gustan, una foto si quieres y el chico con el que quieres la P.U (puedo elegirlo yo)

Hay estas P.U:

-Especial gifs: consta de:

*Su reaccion al conocerte
*Gif favorito de las fans
*Tu gif favorito de el
*Su gif favorito de ti
*Vuestro beso
*Vuestro abrazo
*Frase tulla favorita de las fans
*Frase de el que mas te gusta

-Especial amor (fotos): consta de:

*Donde os conoceis
*Donde es vuestra primera cita
*Outfits primera cita
*Donde es vuestra primera cita
*Como y donde te pide matrimonio
*Sitio de la boda
*Foto de boda

-Un especial: consta de:

*Chico con el que te emparejo (o tu eliges)
*Cosas tullas de las que se enamora
*Vuestra cancion
*Como te dice que te quiere
*Tu mejor amigo del grupo
*Admirador secreto
*Faceta tulla que vuelve loco a tu admirador secreto
*Boda (foto y descripcion)
*Vuestros hijos (fotos, nombres y descripciones)

-Random (me decis los apartados de los anteriores que querais, pero solo  7)

Bien estos son los tipos de P.U que hay, pedidmelos cuando querais :)x.

Está enfermo (Harry) - Pame

-¡Pame! -oí que gritaba Harry desde el piso de arriba. Estaba preparando la cena y en lo que intenté dejarlo todo listo para no provocar ningún desastre ni ningún incendio volví a escuchar gritar a Harry.

-¡PAMEEE! -esta vez más fuerte.

-¡YA VOY! -le contesté mientras subía corriendo las escaleras.

Entré despacio en la habitación, procurando no hacer ruido, aunque él se molestase en irrumpir en el silencio que estaba intencionado por mí para que pudiera descansar tranquilo y recuperarse.

La habitación estaba medio oscura y pude ver a mi novio envuelto en sábanas y colchas como si fuera un rollito de primavera.

-¿Y esos modales, pequeño? -le susurré cuando entré en la habitación, bromeando indirectamente sobre sus gritos previos.

Me estaba mirando en lo que me fuí acercando a él y pareció contento de tenerme en la habitación con él.

-¿Qué quieres, mi amor?-le susurré cuando me incliné para darle un beso en la frente.

-Me aburro. -soltó.

-¿Molestas a tu preciosa novia para decirle eso?-dije de broma. Me senté en el borde de la cama junto a él.

-Sí -fingió duda antes de contestar y después volvió a sonreír ampliamente -Estoy malito, te necesito a mi lado las veinticuatro horas.

-Estoy intentando cuidar de ti, y no me dejas. Te estaba preparando una sopa para cenar.

-No tengo hambre, me duele la tripa. De nuevo.

-Pero tienes que comer, cariño.

-No quiero volver a devolver. -hizo una mueca triste.

-No lo harás. En unos momentos vuelvo, te traigo la cena y la medicina, ¿vale? Te sentirás mucho mejor cuando duermas después.

-No quiero dormir.

-¿Y qué quieres, Harry?

-Quiero estar contigo, Pame.

-Ahora vuelvo. Te necesito en plenas facultades y tienes que ponerte bueno.

Bajé rápido a la cocina y terminé la cena. Lo coloqué y subí con cuidado la sopa y los sobres para la gripe. Aún estaba enrollado entre las sábanas cuando llegué arriba y tenía los ojos cerrados. Me dió pena tener que molestarle, pero lo hice delicadamente. Harry se levantó ligeramente y le apoyé sobre unas almohadas en el respaldo de la cama. Estuvo quejándose de lo caliente que estaba y soplé a cada cucharada que cogía. Harry a cada rato pareció empeorar, probablemente se le estuviera yendo el efecto del sobre que se había tomado anteriormente, y no puso ninguna pega cuando se tuvo que tomar el último del día.

Se volvió a tumbar y abrió las sábanas para que me metiera dentro de la cama, a su lado.

Suspiré y le abracé mientras nos tapaba con ellas de nuevo. Le acaricié suavemente la tripa mientras apoyaba la cabeza en su pecho y oía los latidos de su corazón a través de la piel.

Le di un suave beso al lado de la comisura del labio, aunque él ya estuviera dormido y no se diera cuenta.

Con un poco de suerte al día siguiente podría dárselo en los labios sin que llegase a contagiarme. O se los podría dar igual, enfermo o no. Quizá quería experimentar cómo era Harry fingiendo ser enfermero.

 N/A: Espero que te haya gustado. Petición de iloveodirection.