Confieso que sabía que lo nuestro acabo hace mucho tiempo, pero así soy yo, un poco idiota. Estuve forzando el final y por hacerlo me quedé con el más amargo. Confieso, que a pesar del tiempo, me ha resultado más fácil olvidarme de mí mismo que olvidarme de ti.
—  Valo Jones - Condena de amargo sabor