olvidarte

He decidido tomarmelo con calma,
No te llamaré, ni me mentiré diciendome que ya eres pasado, porque aunque quería que fueras futuro solo eres un presente que sabe como no estar. No divagaré en ideas semejantes a escenas de cine para poder reconquistarte, y no, no usurparé el insomnio de otras camas para olvidarte. Esta vez he decidido tomarmelo con calma, tomar tu partida lentamente, beberla de dos tragos y poner el vaso boca abajo cuando la ultima sílaba de tu nombre termine de pasar por mi garganta, escribirte cuatrocientos poemas de ser necesario, vendar y cuidar la herida que dejaste hasta que sane, y por ultimo archivar las fotos hasta que pueda verlas de nuevo y entonces si, poder deshacerme de ellas sin pensar que a los diez minutos volvere como desquiciado a sacarlas de la basura. Decidí tomarmelo con calma, dejarte ir de mi como quien paga un empeño, de poco en poco hasta ver de vuelta mi corazón.
—  Tito Anaya (via-El diástole)
Nunca digas adiós, porque adiós significa no volver y no volver significa olvidar…
Una parte de mí me dice “que estúpida eres al seguir esperando a que te dé tantita atención”, otra dice “espera un poquito más, que tal si sólo hace falta un empujoncito para que esto funcione
—  Un dilema entre tantos…