Cuando dos personas se miran a los ojos, durante un momento y ninguno retira la mirada, se están diciendo muchas cosas… Aunque no se hablen.