ocultismo

Habla simplemente cuando sea necesario.
Piensa lo que vas a decir antes de abrir la boca.
Sé breve y preciso ya que cada vez que dejas salir las palabras por la boca dejas salir al mismo tiempo parte de tu vitalidad.

Desarrolla el arte de hablar sin perder la energía.
Nunca hagas promesas que no puedas cumplir.

No te quejes y no utilices en tu vocabulario palabras que proyecten imágenes negativas porque esto producirá alrededor de ti todo lo que has fabricado con tus palabras cargadas de intención.

Si no tienes nada verdadero, nuevo y útil que decir es mejor quedarse callado y no decir nada.

Aprende a ser como un espejo, escucha y refleja la energía. El Universo mismo es el mejor ejemplo de espejo que la naturaleza nos ha transmitido porque el Universo acepta sin condiciones nuestros pensamientos, nuestras emociones, nuestras palabras, nuestras acciones y nos envía el reflejo de nuestra propia energía bajo las formas de las diferentes circunstancias que se presentan en nuestra vida.

Toma un momento de silencio interno para considerar todo lo que se presenta y toma tus decisiones después, así desarrollarás la confianza en ti mismo y en la sabiduría.

Evita el hecho de juzgar y de criticar a la gente. El Tao es imparcial y sin juicios, no critica, tiene una compasión infinita y no conoce la dualidad. Cada vez que juzgas a alguien lo único que haces es separarte, expresar tu opinión personal. Es una pérdida de energía, puro ruido.

Deja que cada cual resuelva sus propios problemas y concentra tu energía en tu propia vida. Ocúpate de ti mismo. No te defiendas. Cuando tratas de defenderte estas dando demasiada importancia a las palabras de los otros y das más fuerza a sus opiniones. Si aceptas el no defenderte estás mostrando que las opiniones de los demás no te afectan, que “escuchas”. Que son simplemente opiniones y que no tienes que convencer a los otros para ser feliz.

Tu silencio interno te vuelve sereno. Haz regularmente un ayuno de la palabra para volver a educar al ego. Practica el arte de no hablar.

Progresivamente desarrollarás el arte de hablar sin hablar y tu verdadera naturaleza interna reemplazará tu personalidad artificial dejando brotar la luz de tu corazón y el poder de la sabiduría el “noble silencio”. Gracias a esta fuerza atraerás hacia ti todo lo que necesitas para realizarte y liberarte. Así pues, quédate en silencio.

Cultiva tu propio poder interno.

Respeta la vida de los demás y de todo lo que existe en el mundo. No trates de forzar, manipular y controlar a los otros. Conviértete en tu propio maestro y deja a los demás ser lo que son o lo que tienen capacidad de ser.

Instálate en el silencio y la armonía de todo el universo.

THICH  NHAT  HAN
* * *

www.velveterock.com
www.facebook.com/velveterock

#velveterock #rockstore #lookbook #wicca #geek #nerd #skull #bones #satanic #sexy #black #dark #alternativa #rockgirl #hardrock #witch #ocultismo #gothic #punk #grunge #gothicstyle #glam #nigth #nocturnal

Made with Instagram

Buda había estado caminando durante cuarenta años con una luz y miles le habían seguido.

 

Ahora se estaba muriendo.

 

Un día por la mañana dijo:

“Éste es mi último día.

 

Si tenéis algo que preguntar, preguntad”.

El momento había llegado, ahora seguiría su propio camino.

 

Una infinita oscuridad rodeó a los que allí estaban.

 

Ananda, el principal discípulo de Buda, empezó a llorar como un niño, casi enloquecido. Buda le dijo:

“¿Qué haces Ananda?”

Éste le dijo, 

 

“¿Qué vamos a hacer ahora?

 

Estabas aquí, seguíamos tu luz.

 

Estábamos a salvo, nos sentíamos seguros y habíamos
olvidado por completo que existía la oscuridad.

 

Siguiéndote, todo estaba claro.

 

Cuarenta años y ahora nos dejas en una oscuridad completa.

 

¡No nos dejes en la oscuridad! 

 

¿Qué sucederá cuando te hayas ido?

 

Estaremos perdidos para siempre”.

Y empezó a sollozar y gemir de nuevo.

Buda le dijo, “Escucha.

 

 Durante cuarenta años has caminado con mi luz y no has podido alcanzar tu propia luz.

 

¿Crees que si vivo durante cuarenta años más alcanzarás tu propia luz?

 

Ni aunque fueran cuatro mil o cuatro millones de años.

 

Cuanto más te acostumbras a caminar con una luz prestada, más imitativo te vuelves, más te pierdes.

 

Es mejor que me vaya”.

Las últimas palabras en los labios de Buda fueron

 

“Sé una luz en ti mismo”.

Murió diciendo “Sé una luz en ti mismo”.

 

Si deseáis investigar los divinos misterios de la naturaleza, comenzad por investigar vuestra propia mente y preguntaos si son puras vuestras intenciones.  

¿Queréis practicar en beneficio de la humanidad las buenas enseñanzas que recibisteis? ¿Estáis dispuestos a renunciar a todo apetito egoísta que nuble vuestra mente y os impida ver la clara luz de la verdad eterna? ¿Queréis ser instrumento de manifestación de la divina Sabiduría? ¿Sabéis lo que significa estar unido con vuestro verdadero Yo, desprenderos de vuestro ilusorio yo, identificaros con el viviente y universal poder de Dios y matar vuestra umbrosa e insignificante personalidad terrena?.

¿O es que deseáis adquirir superior conocimiento tan sólo para satisfacer vuestra curiosidad y engreiros de vuestra sabiduría creyendoos superiores a los demás hombres?.

CONSIDERAD QUE LOS ARCANOS DE LA DIVINIDAD SÓLO PUEDE DESCUBRIRLOS EL ESPÍRITU QUE ACTÚA EN VOSOTROS.

DE VUESTRO INTERIOR, Y NO DE LO EXTERIOR HA DE DIMANAR EL VERDADERO CONOCIMIENTO, Y QUIENES BUSQUEN LA ESENCIA DE LAS COSAS EN LO EXTERNO PODRÁN ENCONTRAR EL COLOR ARTIFICIAL DE LAS COSAS, PERO NO LA VERDADERA COSA EN SÍ MISMA.  

JACOBO BOHEME