nuevo-disco

Bunbury siempre rebasa mis expectativas…

Siempre en octubre. Pareciera que Enrique sabe que es mi cumpleaños en este mes y siempre saca disco nuevo.

Ha sido un enorme placer escucharle. He leído comentarios de personas que no les ha gustado o dicen que porqué Bunbury ha cambiado tanto, que ya no es lo que solía ser. Díganme, ¿quién lo es? qué aburrido y qué desperdicio seguir siendo lo que se solía ser. Musicalmente aplica lo mismo.

No puede ser que sigan esperando que Enrique Bunbury siga siendo la misma persona que conocimos en Héroes del Silencio, el electrónico de 1997 o el valiente emocional que abandonó el escenario en pleno concierto un 2005. No. Él no puede ser el mismo.

No entiendo esa enorme necesidad de los seres humanos por calificar todo, por juzgar y darle un juicio de valor a algo: bueno o malo. Qué maniqueo, qué limitante y qué controlador. ¿Quienes somos para ir por la vida diciendo que está bien o que está mal? Como si tuviéramos la razón. Nadie la tiene.
Quizá la única responsabilidad y regalo que nos queda es la contemplación, la apreciación y el disfrute.

Así que no me vengan con que Enrique hizo un disco malo. No. Si fueran verdaderos seguidores sabrían que Bunbury no hace discos buenos o malos, sólo discos honestos. La honestidad es un valor muy alto y poco comprendido o apreciado. Bunbury nos deja un mensaje: sé honesto contigo, actúa de acuerdo a lo que tú esperas de ti y no intentes quedar bien con nadie ni convencer a nadie.

Si no eres fan de Bunbury no te queda esa pose exquisita y pedante de criticar. Mejor aprecia, no crucifiques. Identifica el contexto y los valores musicales de cada disco. Aprecia. Contempla. Tanto la propuesta musical y las letras. Por una vez en la vida deja de sentirte el centro del Universo y que lo sabes todo y nútrete de nuevas cosas. Que si criticas mordazmente es porque no has vivido nada ni conocido nada, porque no entiendes la multiculturalidad ni la pluralidad. Deja que todos hagan su esfuerzo en interpretar el mundo como puedan. Enrique Bunbury lo ha hecho de nuevo con este disco.

La gran particularidad y esencia de Bunbury precisamente es la espontaneidad y la sorpresa, nunca es el mismo porque se reinventa constantemente. Bunbury es rock, alternativo, flamenco, latinoamericano, ranchero, es todo porque se atreve y no le importa arriesgarse, por eso le admiro, es una proyección de la propia personalidad de cada uno de nosotros: no somos las mismas personas toda la vida aunque bien mantenemos ciertos detalles de la esencia intactos, siempre podemos ser diferentes y evolucionar.

En este sentido, “Expectativas” rompe curiosamente nuestras propias expectativas, nos sumerge en un viaje personal que nos recuerda que nada es lo que esperamos y nos debemos dejar sorprender.

Noto a un Bunbury melódico, instrospectivo, que rompe con cosas del pasado para dar pie a nuevos sonidos. Musicalmente magistral, nuevos sonidos y arreglos, las letras son de nuevo laberintos de metáforas, esa es la esencia de Bunbury, hacerte pensar hasta dar en el clavo o quizá sólo decir: “¡ostias Bunbury! ¿qué cojones significa eso? pero está bueno el ritmo, me voy a divertir o relajar.”

Si tengo que definir este disco diría: posmoderno, indie y evolutivo. Evolucionar, esa es la meta siempre. Romper con el pasado. Somos lo que somos pero podemos seguir avanzando.

Personalmente no pudo llegar en mejor momento este disco. Como un regalo cercano a mi cumpleaños, Enrique Bunbury lo hace de nuevo. Se te mete en los oídos destapando tus cajas de Pandora internas. Descifrando mensajes en las canciones encuentras respuestas y te das cuenta que las expectativas guían mas no se cumplen, la eterna y constante enseñanza de la vida es aprender a vivir bien aún con el poder de las circunstancias.

Me quedo con “Cuna de Caín” la mejor del disco a mi gusto. “Mi libertad” es un himno de belleza y redención, una de esas canciones para dar cachetada con guante blanco y carpetazo a las expectativas mal fundadas. “Al filo del cuchillo” me parece una canción muy sensual y realista. “La actitud correcta” no sólo aplica a los nuevos “músicos” sino a la gente que se siente mucho, sobrevalorada y que le falta “ese no sé qué”.

Un disco humano, honesto y que me ha elevado una vez más. Gracias Enrique, como siempre rebasaste mis expectativas para bien.

Barro y fauna

*Ahora suena “Somos polvo” - Eruca Sativa

Estuve escuchando el último disco de Eruca y como los anteriores, me re voló la cabeza…
Hay que tener los ovarios bien puestos para jugársela por un cambio en el estilo de lo que venís tocando, sin saber cómo va a quedar para el público, acostumbrado a escuchar determinadas cosas de los distintos artistas.
Si bien no creo en el fanatismo, porque me parece a mi que cualquier forma de extremismo no es buena, Eruca siempre me gustó mucho, y esta vez no es la excepción. Me parece super respetable y valoro una banda el hecho de que evolucionaran de esta forma, que probaran cosas nuevas. Reinventarse y eso ¿Cierto?

Hasta ahí todo joya. Ahora bien, mientras muy legalmente ( Ja.) descargaba los temas del último disco, se me dio por ponerme a leer lo que la gente pensaba de cada canción.

*Ahora suena “Sin la red” - Eruca Sativa

Es increíble cómo la gente se resintió por el cambio. Toda la cosa de “ésto no es Eruca, me gusta la Eruca de Es”. Muchos comentarios de este estilo, muchos diciéndose decepcionados, acusando a Eruca de haberse vuelto comercial, de haberse dejado influenciar.
Éste es uno de mis problemas con el fanatismo. Se piensan que por haberlos seguido desde el principio, o por haberlos visto en vivo cada vez, o por tener todos sus discos o por cualquiera que sea la razón, tienen el derecho a decidir qué es lo mejor para la banda. No digo que todos los que suscriben al fanatismo son así, tampoco la Pavada, pero sí hay muchos.

*Ahora suena: “Haku Malvin - El visitante”- Eruca Sativa

Eso me saca totalmente de quicio, esa intolerancia ridícula, cerrada en un punto de vista que se sostiene en “sus grandes conocimientos de la música, o de la industria o de lo que sea les salga por los cojones pensar”.
Si tan fan sos, cómo no podés entender, que las cosas cambian, el tiempo se mueve constantemente y todo evoluciona. La música, como cosa viva, extensión de la gente, que es, evidentemente es una de las primeras en empezar a moverse. Los artistas no pueden cerrarse en un sólo estilo, una sola cosa, porque se funden,se los comen los de afuera.
El que intenten probar lo nuevo, dice mucho de ellos como artistas. Y la verdad que el cambio les quedó impresionante. Pudieron lograr una transición sin perder su escencia.

Los aplaudo chicos, bravo.

Y para todos los retrógrados que se hacen llamar “fans” y después van tirando comentarios ortivas a lo todo tiempo pasado siempre fue mejor, abran la cabeza, los oídos y el corazón hermano, predispónganse a lo nuevo. Por ahí se sorprenden de lo que encuentran.

Hola, cariño.
Hoy es septiembre, bien que lo sabes o quizá ya no lo recuerdas.
Cumpliríamos tres años de una fuerte relación que nos reventó cicatrices y después de un tiempo se limpiaron con las lágrimas que derramamos en el proceso.
Pero sobre todo, me gustaría dedicarte unas lindas palabras que ojalá algún día puedas leer entre susurros:
Fuiste los mejores años que mis ojos pudieron vivir y sobre todo me hiciste sentir cosas que aún ahora no puedo explicar; quiero decirte que los días son eternos sin tus mensajes y sabes de sobra que hemos vividos cosas que difícilmente otras parejas  lo han hecho, amor, y lo hicimos de una manera espléndida; lástima que los hechos nos hicieron pensar diferente.
Justo hoy sale el nuevo disco de Marwan y quiero hundirme con cada una de sus canciones pero justo hay una frase que no deja de taladrarme el corazón, amor: “Cuesta entender nuestro pasado, fuimos el amor correcto en el momento equivocado”.
Mi cielo, siempre voy a amarte y voy a compararte con cada hombre que se cruce en mi vida, porque nadie jamás podrá alcanzarte, eres único e inigualable.
¿Qué será de nuestros binomios y nuestro pequeño huerto? ¿Y nuestros caballos, dónde los dejamos? Cariño, quiero creer que al futuro le gustaría unirnos en unos cuantos años si es que las pieles nos lo permiten.
Hoy me han regalado una flor y me han dicho que era la mujer más hermosa que pudo haber pisado la luna, me quedé estupefacta, siempre esperé eso de ti, y cuando hoy lo hacen, fue tan insípido que rechacé cualquier sonrisa que se me ofrecía.
Nunca serán como tú, ni yo seré jamás como lo era contigo. Claramente seremos otros jugando vidas distintas mientras en nuestro interior, nuestros corazones siguen tocando la misma sinfonía.
—  Paulina Mora
youtube

(via https://www.youtube.com/watch?v=LAIx9HkMKjY)

bandas argentinas para escucharr

(argentinian bands :D)

¿Cuántas horas faltan para mañana?

Vísperas del que se sumará a mi lista de mejores dias de mi vida, después de 4 años, dos lanzamientos, un sin fin de experiencias, sonrisas, éxitos, lagrimas, sorpresas y noches inolvidables @LosPetitFellas lanzarán su nuevo disco, el que seguramente ha sido tan deseado, trabajado y esperado como el Querido Frankie, disco que resuena en mi mente y corazón por todo lo que encierra, por los excelentes momentos que fueron musicalizados con sus excelentes canciones.

Pero hoy, a diferencia de ese buen día de mayo 2011, no es sólo Nicolás y quienes lo acompañaron esa vez, ahora son ellos, esos seis hombres que con el • Souvenir • nos dejaron “picados” y con ganas de más, más letras, más funk, jazz y rap, con ganas de más vidas hechas música, y hoy, o mejor, mañana… No serán seis, seremos muchísimas almas las que estaremos allá, en un teatro de esos en los que los viejos amigos soñabamos ver a Nicolás, a Pet Fella, hoy ese sueño es real, se materializa y será la realidad de todos los que confiamos, creemos y latimos con los Fellas.

En pocas horas seremos todos, Nico, Pane, Nane, Adri, Henao, Mr.J, Cráneo, Oscar, Natis, Carito, Andre, Kev, Nana, Doña Graciela y Don Nico, mi mamá, mi papá y mi hermana, Cesar, Jorge, Iván, Mateo, y todos esos a los que no conozco pero que día a día se han enamorado de su música tanto como yo.

Hoy, como la primera vez seré yo, con mis lágrimas y sonrisas, con mi corazón hinchado junto a los miles que mañana verán a Nicolás y LosPetitFellas, grandes, como los soñé y sueño.

Faltan pocas horas para mañana, faltan pocas para este gran momento y sé que será grandioso… La mejor energia y amor para Mis Petit Fellas, ayer, hoy, mañana y SIEMPRE!

youtube

MELIAN | Alaska (adelanto del nuevo disco “Semper Fidelis”)