nuestro pueblo

–¿Qué piensas cuando compruebas que muchos jóvenes siguen tu música?
–Creo que son jóvenes caprichosos instruidos por sus padres. Es un gran halago para mí. Me moriría si los que me fueran a ver fueran solo gente de mi edad.
–¿Qué tipo de música influye en el Spinetta de hoy?
–Me siguen impactando Los Beatles, el jazz, Paco de Lucía, Bjork que me parece descomunal.
–¿El Flaco está de acuerdo con las nuevas tecnologías?
–De hecho tengo algunas grabaciones en ese género no publicables. Lo que pasa es que yo amo la canción y no cambiaría una canción por un tema instrumental.
–¿Qué te molesta más?
–Me molesta mucho que se anteponga el sentido comercial premeditado a la creatividad en la música. Me apena que artistas inteligentes y creativos se dejen llevar por la industria del disco y después sigan aplicando la misma fórmula. La ambición es humana y comprensible pero entonces la música se convierte en música idiota. Los productores creen que la gente que la escucha no tiene cerebro ni sentimientos. Y nuestros pueblos necesitan de inventivas para superarnos. La música chata y comercial hunde a la gente.

2

La revolución mexicana fue un suceso histórico de gran relevancia para nuestro país, porque el pueblo se levantó en armas en contra de un gobierno represor que se había olvidado de la clase trabajadora y de toda la población pobre.
Durante algunos años previos a 1910, ya se habían suscitado varios acontecimientos de relevancia como las huelgas de trabajadores de Cananea en el estado de Sonora y Río Blanco en Veracruz, todos estaban hartos de la insensibilidad de los que tenían el poder y el dinero en sus manos, porque a diferencia de la inmensa cantidad de personas sin un trabajo digno, éstos que tenían el control eran muy pocos.
En un principio y bajo el lema de la no reelección, Porfirio Díaz se mostró como un presidente liberal, buscó impulsar la industria, el comercio y los medios de comunicación con resultados rápidos, mismos que la población veía con buenos ojos. Al terminar su periodo como presidente que para esas fechas era de cuatro años, Díaz fue reelegido con la consigna de seguir mejorando las condiciones de los mexicanos.
Los años fueron pasando y Porfirio Díaz pasó de ser un presidente liberal para ser un dictador y opresor de los trabajadores, las tierras de los campesinos fue vendida a los extranjeros para su explotación comercial y no quedaban más trabajos que los que se ofrecían dentro de las haciendas de los adinerados extranjeros, las personas trabajaban como esclavos en jornadas de doce o más horas al día y con un salario miserable que no le alcanzaba para el sustento familiar. Ya con casi treinta años siendo controlados por el mismo presidente, surgieron algunos personajes que buscaban la liberación del pueblo, entre ellos Francisco Ignacio Madero, un hijo de personas adineras y educado en Francia escribió el libro “La sucesión presidencial” mismo que lo impulsó ser candidato a la República en las elecciones de 1909, tras su fallido intento continuó con su proselitismo entre la gente de la clase media y clase baja por lo que Porfirio Díaz lo encarceló por sedición.
Tiempo después Madero escapa de la cárcel y se refugia en Texas, Estados Unidos desde donde se coordina con los hermanos Serdán en Puebla y escribe el Plan de San Luis con el que convocaba a la población mexicana a levantarse en armas el día domingo 20 de  noviembre de 1910. Madero escribe:
«Conciudadanos:-No vacilen pues un momento: tomen las armas, arrojen del poder a los usurpadores, recobren sus derechos de hombres libres y recuerden que nuestros antepasados nos legaron una herencia de gloria que no podemos mancillar. Sean como ellos fueron: invencibles en la guerra, magnánimos en la victoria».- SUFRAGIO EFECTIVO, NO REELECCIÓN.
Con tanta presión, Porfirio Díaz abandona el país y se refugia en Francia donde muere cinco años después. Pero la lucha armada ya se había comenzado y duró en un lapso cercano a los diez años, en los que mucha sangre de nuestros compatriotas fue derramada. Ni siquiera Madero al ser elegido en 1911 pudo llevar las riendas del país, porque el caos estaba desatado y varios grupos estaban surgiendo en busca de mejores condiciones de vida.
No es hasta el gobierno de Álvaro Obregón, cuando la población queda en paz y las batallas cesan, en unos años surgen algunas reformas constitucionales y la vida nacional de México se encamina en nuevos senderos políticos y sociales, es por es que hoy a ciento cinco años de haberse iniciado la revolución y a escasas ocho décadas de la pacificación de las luchas, celebramos la rebeldía de todos los valientes mexicanos como José Doroteo Arango, Emiliano Zapata, los hermanos Flores Magón y sobre todo a aquellos campesinos y mujeres que dieron sus vidas por establecer nuevos regímenes que está en nuestras manos defender con la misma fuerza en la actualidad, procurando ser gobernados por ciudadanos que se preocupan por la población para que no viva en la pobreza e impulsando una verdadera democracia, en la que el pueblo sea quien determine la vida de la nación y no dejando que unos cuantos tengan el control y el poder que nos compete a todos.

Título: Bandera Purépecha

Ilustración para portada de libro, INEA.

© Medusczka

Keep reading

¡DE MÉXICO PARA EL MUNDO! 10 CANCIONES MEXICANAS RECONOCIDAS MUNDIALMENTE

1.  Himno Nacional Mexicano - Francisco González Bocanegra y Jaime Nunó 

http://www.youtube.com/watch?v=wOJPgu6x1xE

¿Qué se puede decir de esta gran obra musical? Letra y Música, hacen una excelente combinación, ¡una muestra de arte mexicano!; se encuentra en el listado de los himnos nacionales más bellos del mundo, en el segundo puesto, sólo superado por el himno francés. No solo es cantarlo sino hacerlo con todo el corazón e interpretarlo, para poder comprender lo que dice. Cada estrofa nos cuenta como nuestro país pasó por guerras para lograr la libertad e independencia de nuestro pueblo mexicano y se le canta a todos nuestros héroes nacionales. El cantarlo es un gran orgullo y una delicia musical.

2. Cielito lindo - Quirino Mendoza y Cortés

http://www.youtube.com/watch?v=yjJDv1IeF8I

¿Quién no ha visto un partido de futbol donde se escuche el coro del cielito lindo? “ay ay ay ay canta y no llores, porque cantando se alegra cielito lindo los corazones” Es la canción que después del himno nacional nos representa mundialmente; se dice que los mexicanos la cantan en el extranjero para identificarse entre paisanos

3. México lindo y querido - Chucho Monge

http://www.youtube.com/watch?v=lRmov1Wnoxo

Interpretada por el maestro e ídolo mexicano Jorge Negrete, nos hace que la piel se nos ponga “chinita” del sentimiento de pensar que algún día nos separen de nuestra tierra mexicana. Nostalgia y gran sentimiento mexicano nos acompaña en esta gran melodía.

4. Bésame mucho - Consuelo Velázquez 

 http://www.youtube.com/watch?v=CSELNSslBVk

Es la canción en español más traducida en diversos idiomas. Utilizada en obras de Broadway; interpretada por Frank Sinatra, The Beatles, Andrea Bocelli, Julio Iglesias, Sara Montiel, Soda Stereo y actualmente por el grupo de rock mexicano Zoé y Denisse Gutiérrez. Una canción que no es del género regional mexicano, pero que también nos enorgullece saber que es mexicana.

5. El Rey - José Alfredo Jiménez

http://www.youtube.com/watch?v=QWH2Rs6UJ2c

Díganme sinceramente ¿Quién no ha cantado esta canción? Y no necesariamente hay que estar borracho o adolorido para cantarla con todo el corazón, realmente es un clásico mexicano interpretado por todos los mariachis alrededor del mundo ¡Pero sigo siendo el Rey!

6. El Son de la negra - Blas Galindo

http://www.youtube.com/watch?v=7G-U82PriO0

Es la canción que todo mariachi debe tocar. Una gran entrada para el mariachi mexicano en el mundo; todos la cantan como símbolo de triunfo mexicano. 

7. La Bamba

http://www.youtube.com/watch?v=EwYeQ_9_nxE

Originalmente creada en el puerto veracruzano, después interpretada por el gran Elvis Presley; es un gran son veracruzano que llena de alegría y buena vibra al escucharlo.

8. Somos novios - Armando Manzanero

http://www.youtube.com/watch?v=kV7yt5kMNOg

No a todos les gusta Armando Manzanero y pocos creerán lo que les diré, pero esta canción ha sido traducida en diversos idiomas y entre los artistas que la han cantado se encuentran Elvis Presley, Andrea Bocelli, Dennis Brown, Jerry Vale, Christina Aguilera, entre otros.

9. La Malagueña -  Elpidio Ramírez y Pedro Galindo

http://www.youtube.com/watch?v=R0SabwcB-a0

Muchos artistas mexicanos la han interpretado, el mariachi la canta en el extranjero y es considerada como una joya mexicana. Dato curioso: Aparece como soundtrack en la película Kill Bill Volumen 2 del renombrado director Quentin Tarantino; también interpretada por Antonio Banderas en la película Once Upon a Time in Mexico.

10. Jarabe Tapatío - José Leopoldo Enrique Reyes Oliva

http://www.youtube.com/watch?v=zE6qVVffM1Q

Creado durante la época de guerra de nuestro país, símbolo de unión nacional. Admítelo sepas bailar danza folklórica o no, siempre te dan ganas de bailar.

Corre entre las gentes de nuestro pueblo una respuesta admirable a la ordinaria pregunta de «¿qué tal?» o «¿cómo va?», y es aquella que responde: «¡se vive!»… Y de hecho es así; se vive, vivimos tanto como los demás. ¿Y qué más puede pedirse? ¿Y quién no recuerda lo de la copla? «Cada vez que considero / que me tengo que morir, / tiendo la capa en el suelo / y no me harto de dormir.» Pero no dormir, no, sino soñar; soñar la vida, ya que la vida es sueño.

Del sentimiento trágico de la vida
Libro de Miguel de Unamuno

Soy la bruja yaqui; la de corazón de lobo, la de cabellos de noche. Ya conté el trigo, ya hice los nudos, ya hechicé al venado. Ha caído el sol, mis hermanas bajan desde las estrellas entonando la canción de la lluvia para amarrar el agua, para que no nos falte, para que no se vaya.

Invocamos a los Surems entre los mezquitales y las dunas; hicimos sonar el cascabel y el guaje. Ellos vinieron y nos hablaron desde los sahuaros: Sean plenos como el cielo azul. Ardan como el fuego, como el sol,como la sangre entre sus venas.

Los surems cayaron y desaparecieron con el viento.

Invocamos a la luna; pintamos nuestros rostros con ceniza. La luna vino y nos habló desde las estrellas: Resistan como los cerros; no olviden su origen, ni su lengua, ni su palabra.

Y la luna desapareció entre las nubes.

Invocamos a la serpiente; bañándonos entre el cántaro de aguas verdes. La serpiente vino y nos habló desde el monte:

Sean hábiles como el chapulín, duros como la piedra en que me he convertido; recuerden que la batalla es sin tregua.

Y la serpiente desapareció entre la tierra.

Invocamos a nuestros ancestros; les ofrecimos sotol, tabaco y maíz de agua. Ellos vinieron y nos hablaron desde cada uno de los puntos cardinales:

Nuestra canción es eterna. Somos la estrella de ocho puntas. Vean con los ojos del venado, sientan con el corazón del lobo, piensen con la cabeza de la serpiente.

El blanco no puede robarse nuestros ojos, nuestro corazón o nuestra cabeza. Somos libres como el agua, como el viento, como las estrellas, como el desierto y la meseta. Vuelvan sus ojos al pasado, sean el zorro, sean el alacrán, sean el coyote; muestren colmillos. El agua no será propiedad de las sombras. Su vida no será propiedad de las sombras.

Nosotros no lloramos por nosotros mismos, no lamemos nuestras heridas como lo hace el cordero. Somos un pueblo de guerreros; cambien sus destinos hijos míos, cambien el cauce del río y del arroyo. Somos danza y telar, fuego y agua, puños y alma.

El fuego renovará, la lluvia regresará y nuestros pueblos permanecerán firmes y dignos. Dancen hijos del venado, hijas del lobo, hijos del sol, hijas de la luna, pueblo de estrellas; porque en nuestras tradiciones está la fuerza.

Y los ancestros callaron y desaparecieron con el rocío de la mañana.

Soy la bruja yaqui; la de corazón de lobo, la de cabellos de noche. Ya conté el trigo, ya hice los nudos, ya hechicé al venado. Ha llegado el sol, mis hermanas suben hacia las estrellas entonando la canción de la lluvia para amarrar el agua, para que no nos falte, para que no se vaya. La hora de danzar ha llegado.

—  La Bruja Yaqui / Paola Klug
...

Permíteme aclararlo; sería un placer para mí continuar el resto de mi camino a tu lado. Deseo tanto poder mirarte con ojos de pertenencia el resto de mi vida, aunque suene egoísta. Quiero que nos graduemos y nos tomen fotos juntos con esas ropas tan elegantes por la ocasión, nos miremos de aquí a la gran ciudad y nos dediquemos a lo que más deseamos, poder salir a teatros juntos, citarnos en aquél restaurante que elegiremos como el preferido, conocer montones de gente nueva y salir a fiestas con ellos. Deseo poder verte madurar con el tiempo, que te dejes crecer la barba como un adulto, viajar a muchos lugares con poco dinero y volver a nuestro pueblo cada Diciembre; irás a mis fiestas familiares y te darás cuenta que cada año mis tíos hacen el mismo show, nos compraremos un carro y por fin nos mudaremos juntos. Sé que si decides quedarte, encontrarás la manera perfecta para pedirme matrimonio. No existe otro hombre al que quisiera ver frente a mí en el altar; a punto de dedicarme su vida entera oficialmente. Me encantaría descubrirte un día por la mañana tu primera arruga y tu primera cana mientras comemos con los pequeños. Deseo discutir contigo por cosas de adultos que aún no entiendo pero entenderé, sentarnos a hacer cuentas y tener un montón de viajes familiares que nuestros hijos van a recordar. Sólo quiero hacerte saber, que prometo que el último beso que te dé será con unos labios desgastados y arrugados. E incluso después de todo esto, en cualquier otro lugar siempre nos tendremos uno al otro.

LA GRAN MENTIRA DE LA ESCLAVITUD Y EL GENOCIDIO ESPAÑOL EN AMERICA

De todas las mentiras que he escuchado a lo largo de mi vida sobre asuntos históricos, quizá entre las que más me molestan estén las relativas al papel ejercido por España en América. Las que conforman la “Leyenda Negra” que acusa a España de genocida y esclavizadora de los pueblos americanos durante la Conquista. Y me molestan porque son acusaciones falsas e infundadas, que a base de ser repetidas e introducidas con calzador en el ideario popular, hemos acabado por creérnoslas hasta los propios españoles.

Todo proceso histórico conquistador o colonizador conlleva el uso de la violencia y de las armas. Si bien el Imperio Romano invadió y conquistó España desde el siglo III A.C., arrasando y aniquilando a nuestros antepasados celtíberos, lusitanos, astures o cántabros, a nadie con un mínimo de inteligencia se le ocurriría hoy decir que Roma es la culpable de “la aniquilación de España” y del “sometimiento injusto” de nuestro pueblo. Más bien, los españoles mantendremos una deuda eterna con Roma por habernos dejado un legado inigualable tras su paso, latinizándonos y regalándonos su influencia y su organización. Algo parecido, o quizá de superior magnitud, sucedió en lo que respecta a la transmisión de riqueza a América tras nuestra llegada. La diferencia, sin embargo, es que el Imperio Romano no tuvo la mala suerte de contar con un enemigo anglosajón que volcara sobre él durante siglos infinitas mentiras y leyendas destinadas a diezmar su legitimidad y grandeza incontestables.

También los propios Tlaxcaltecas ayudaron a Hernán Cortés a derrotar a sus enemigos deTenochtitlán (los Aztecas de Moctezuma), y los Aztecas, a su vez, combatieron junto a los españoles en posteriores colonizaciones…La historia, como vemos, es al final una sucesión de conquistas, y si bien se cometieron algunos casos aislados de maltrato durante los periodos de introducción y de Conquista (inevitables teniendo en cuenta las gentes, las circunstancias y la época) España no ejerció sobre los nativos americanos ningún tipo de genocidio ni esclavitud generalizado. Muy al contrario, podemos decir (y avalarlo con documentación y hechos contrastados de la historia), que España fue el único país de Europa que siempre protegió en su Conquista a los nativos de todos nuestros territorios de Ultramar, garantizándoles una vida digna y unos derechos integrales.

Pocos años después de nuestra llegada a tierras americanas, y en virtud de nuestra condición de Reino católico (clave en nuestra posterior relación con los indígenas), y del impulso de nuestros frailes Franciscanos y Jesuitas, fuimos los propios españoles quienes dictamos multitud de normas, leyes y decretos oficiales que protegían a los indígenas de cualquier abuso. Y fue la propia Reina Isabel la Católica quien determinó tras el primer viaje de Colón, que los indios nativos no debían ser considerados esclavos, ni siquiera gentes colonizadas, sino súbditos de pleno derecho de la Corona Española, como habitantes de las nuevas provincias recién descubiertas.

Y nos tomamos tan en serio los españoles la aplicación de justicia sobre los indígenas delNuevo Mundo, que la Monarquía Hispánica inmediatamente acometió las reformas necesarias para regular su trato de forma oficial. De esta manera, nada más dos décadas después de iniciarse el Descubrimiento (el 27 de diciembre de 1512), España abolió la esclavitud indígena mediante las “Leyes de Burgos”, en las cuales se emitieron las ordenanzas necesarias “para el gobierno con mayor justicia de los naturales, indios o indígenas” y se estableció que el Rey de España tenía derecho a “justos títulos” de dominio del Nuevo Mundo, pero sin derecho a explotar al indio, que era hombre libre y podía tener propiedades, pero que como súbdito debía trabajar a favor de la Corona sin mediar la esclavitud, retribuido y con libertades garantizadas, a través de los españoles allí asentados. España anteponía la evangelización de los nativos a cualquier otra materia, nativos a quienes consideraba hermanos cristianos, dejando a un lado las excepciones salvajes que efectivamente se pudieran dar y de las que de ninguna manera fue culpable España como unidad.

Pero las “Leyes de Burgos” no fueron unas leyes aisladas en lo referente al trato a los indígenas, y treinta años más tarde (1542), España emitía las “Leyes Nuevas” ( o Leyes y ordenanzas nuevamente hechas por Su Majestad para la gobernación de las Indias y buen tratamiento y conservación de los indios), en las que entre otras cosas se regulaba aún más en detalle el trato a los nativos, proclamando de nuevo su libertad y suprimiendo igualmente las encomiendas. Eran normas emitidas por los propios españoles y que restaban derechos a los pobladores españoles en beneficio de los indígenas, algo inédito en aquel momento y digno de asombrosa admiración…En esas “Leyes Nuevas”, el Emperador Carlos I mandó constituir una comisión que determinara la limitación de los derechos de los españoles en sus encomiendas y el sistema y forma en que se llevaban a cabo las Conquistas (no podían violarse los derechos indígenas en ese proceso). En dichas leyes, también se regulaban los tributos que los indígenas debían aportar al Estado, como súbditos del Rey que eran y no como esclavos.

En resumen, en lo relativo al trato a los indígenas, las “Leyes Nuevas” aportaban lo siguiente:

- Sobre la esclavitud:

* Cuidar la conservación y gobierno y buen trato de los indios

* Que no hubiera causa ni motivo alguno para hacer esclavos, ni por guerra, ni por rebeldía, ni por rescate, ni de otra manera alguna.

* Que los esclavos existentes fueran puestos en libertad, si no se mostraba el pleno derecho jurídico a mantenerlos en ese estado.

* Que se acabara la mala costumbre de hacer que los indios sirvieran de cargadores (tamemes), sin su propia voluntad y con la debida retribución.

* Que no fueran llevados a regiones remotas con el pretexto de la pesca de perlas.

* Se dictó orden a la armada española para la persecución y castigo de las naves esclavistas inglesas, holandesas y portuguesas que infectaban el caribe con destino a las colonias anglosajonas y a Brasil.

- Sobre las encomiendas:

* Que los oficiales reales, del virrey para abajo, no tuvieran derecho a la encomienda de indios, lo mismo que las órdenes religiosas, hospitales, obras comunales o cofradías.

* Que el repartimiento dado a los primeros Conquistadores cesara totalmente a la muerte de ellos y los indios fueran puestos bajo la real Corona, sin que nadie pudiera heredar su tenencia y dominio.

Y es que, como decía el historiador e hispanista estadounidense Lewis Hanke, uno de los mayores expertos sobre Hispanoamérica: “Ninguna nación europea se responsabilizó de su deber cristiano hacia los pueblos nativos tan seriamente como lo hizo España”. Y no solo cuidamos más que ningún otro país nuestra relación con aquellos nuevos compatriotas, sino que el nacimiento del Imperio Español en América supuso, de facto, en inicio de uno de los periodos más prósperos de la historia universal. Un periodo en el cual la ciudad de México llegó a convertirse en la urbe más grande y rica del planeta, o en el que cuando llegaron las independencias, España había creado un legado que convertía a Hispanoamérica en la región más próspera del planeta, con un nivel de vida y una economía incluso superiores a las de la Europa de entonces y con unas ciudades (como Lima, Santa Fe de Bogotá o México), mucho más importantes que Londres, París o la Roma de aquel momento…Y fuimos quizá tan respetuosos y precavidos, que podemos afirmar que los problemas reales de las independencias americanas no fueron causados por España, sino por los trágicos y mal llamados “libertadores”, que en nombre de una falsa igualdad arrebataron a los indios sus derechos y sus tierras comunales, amparadas por las leyes y los derechos que los españoles habíamos decretado siglos antes.

Nuestra labor en América no tuvo absolutamente nada que ver con genocidios o esclavitudes, y sin embargo sí mucho que ver con el florecimiento en América de una nueva cultura que venía a cambiar para mejor la que nos encontramos al llegar. Descubrimos sociedades tecnológica y humanamente 3000 años atrasadas, generalmente inconexas entre ellas, que en su práctica totalidad practicaban el canibalismo y los sacrificios humanos, y a las cuales situamos a la cabeza del mundo en pocos siglos.

Y es España la responsable de haber trasladado a América el urbanismo, el derecho, las economías estructuradas, la agricultura, las universidades, las catedrales, las técnicas arquitectónicas, la influencia del Renacimiento, la imprenta, la rueda, la escritura, la música o la fe, entre otras infinitas cosas.

Fundamos 23 universidades en América que daban educación a casi 200.000 alumnos de todas las clases sociales y razas (Portugal no fundó ninguna en Brasil durante su periodo colonial, mientras que la Inglaterra colonial de entonces, por ejemplo, hasta ese momento se había preocupado más bien poco por educar a sus indígenas), y a través de la península, hacíamos llegar a América todas las corrientes intelectuales y las artes que la grandiosa España de entonces absorbía.

¿Qué se cometieron atrocidades e injusticias? Sin duda, sí. ¿Qué hubo quienes utilizaron su poder personal para esclavizar a veces a los indígenas? También. Pero el 95% de las muertes acaecidas por aquel tiempo en América no son producto de las armas españolas, sino de los virus y enfermedades (como la gripe, la viruela, la escarlatina o el sarampión), que inevitablemente se transmitieron de España a América y de América a España entre dos mundos que hasta ese momento habían estado permanentemente aislados entre sí.

Por todo ello, creo que es deber de toda la comunidad Hispanoamericana conocer estos hechos, para no dejarnos seguir engañando por la leyenda negra creada por el mundo anglosajón y por quienes encabezaron las distintas independencias e hicieron creer a algunos que la bellísima historia común que tenemos no fue sino una vulgar y cruel escabechina. Con un poco de rigor histórico y cultura, descubrimos que lejos de ser aquello que esos dicen, la historia de España en América es uno de los periodos más hermosos y prósperos de la historia universal, porque España no fue a América para irse sino para quedarse, para construir y para fusionarse. Y fruto de ese aporte y de esa fusión son sus ciudades y sus gentes de hoy, que son el mejor ejemplo vivo de aquella gesta sin igual que hermanó para siempre a una comunidad de naciones que hoy engloba a 450 millones de personas.

FUENTE: “Guía políticamente incorrecta de la civilización occidental”, adaptación española basada en: The Politically Incorrect Guide to Western Civilization. Anthony Esolen y José Javier Esparza Torres. Ciudadela Libros, S. L. Madrid (2009). ISBN: 978-84-96836-56-3

Autor: Luis Yanguas Gómez

FELIZ DIA PACHAMAMA!!

El 1 de Agosto, en diferentes puntos de nuestramérica, se realiza un ritual de agradecimiento a la tierra por todo aquello que nos provee. Este rito, que ha sobrevivido a la colonización española, traspasando fronteras, fue variando con el tiempo y enriqueciéndose con los legados culturales, históricos y sociales de los diferentes pueblos y sus costumbres ancestrales.

El termino Pacha, hace referencia al tiempo, al espacio universal, a la totalidad de la vida; mientras que Mama, denota y significa el sentido de ser madre. La Pachamama es la diosa femenina de la tierra y la fertilidad; la madre que nutre, protege y sustenta a lxs seres humanos.

Más allá del pueblo, cuidad o país en el que se lleven a cabo los rituales, los mismos no solo son un acto de respeto, gratitud y de ofrenda por lo dado y por lo que vendrá; sino que, son un reconocimiento ancestral a nuestros orígenes, a nuestra historia. Se demuestra la resistencia a los procesos de colonización de nuestros pueblos originarios, la defensa de sus creencias y cosmovisiones, que nos hacen unx con la naturaleza.

Sin embargo, lxs hijxs de la tierra corremos peligro. El mal uso y abuso que se hace de ella trae consecuencias a niveles ecológicos y culturales. El saqueo de recursos naturales, la deforestación de bosques, los desmontes, el avance de la soja transgénica, la contaminación a través de las mineras, la explotación de tierras para generar agrocombustibles, son acciones que llevan al deterioro de la biodiversidad, generando transformaciones nocivas e irreversibles.

Nuestros pueblos originarios conciben a la naturaleza como parte de su ser y esencia, negándose a adoptar lógicas de explotación para un beneficio económico. La tierra es su espacio cultural, lugar de mitos, tradiciones y valores. Al igual que ellos, luchamos contra el ultraje a nuestra Madre Tierra, contra la explotación desmedida que se hace de ella. Luchamos por soberanía territorial y alimentaria. No somos dueñxs de la tierra, somos sus hijxs y debemos cuidar de ella.

10. "Como Quisiera Decirte", Los Angeles Negros

Los Ángeles Negros es una banda música balada chilena. Se formaron en 1968 en San Carlos en Chile. Los miembros de la banda consisten de Germán de la Fuente, Mario Gutiérrez, Jorge González, Miguel Ángel y Luis Ortiz. “Como Quisiera Decirte” es una de las canciones que los llevó a la popularidad.

Elegí esta canción porque esta era la canción que mi papá cantó cuando participó en buscando estrellas, que es un concurso de canto dentro del programa Sábado gigante. Él ganó el primer lugar con esta canción y se convirtió en una celebración instantánea en nuestro pequeño pueblo salvadoreño. Cada vez que escucho esta canción, recuerdo lo orgulloso que estaba de verlo cantar en el escenario. La canción también es muy bella, es una de las únicas canciones en la que me gusta el uso del órgano. 

- Henry

El trabajo territorial en nuestro país, más específicamente el trabajo poblacional siempre ha cumplido un rol y se configura como espacio de organización, en donde las ideas contestatarias con un fuerte sentido clasista se han hecho carne a los largo de nuestra historia. Luego del “trauma social” que significó la Dictadura Militar, los espacios territoriales donde proliferaron las organizaciones populares de todo tipo, teniendo su expresión más elevada en lo que fueron “los cordones industriales”; fueron desarticulados por medio del terrorismo de Estado, ahogando las voces de nuestro pueblo por medio del corvo, la detención, y el aniquilamiento.

La dictadura, a la cual el empresariado chileno le debe la estabilidad y debilidad de lo que antes fuesen espacios de resistencia política revolucionaria, fue veraz a la hora de aplastar todo atisbo de organización. Así por tanto, los sectores populares, que además de su aniquilación física, el modelo lo ha integrado a los patrones de consumo, en donde han logrado impregnarlos de valores coherente con el modelo económico y político dominante logrando así un abandono social en los sectores populares, lo que ha conllevado a una serie de fenómenos de violencia, narcotráfico, delincuencia, etc., que han sido fenómenos propios de la necesidad y la pobreza, que han subsumido a nuestra gente a replegarse al interior de sus hogares, dejando de lado la utilización de los espacios públicos (plazas, juntas vecinales, etc), es decir, espacios propios de socialización y organización. Es en este escenario de atomización y despolitización en donde debemos insertar nuestras líneas políticas, nuestras ideas y formas de organización.

Si bien la dictadura aplastó todo sujeto de resistencia, quedaron ciertos polos e imaginarios, en las poblaciones y barrios más tradicionales para la izquierda revolucionaria que lograron mantenerse  - en aquel seno de sus territorios, en las sombras, los suburbios - y que han podido resistir los embates, y poder, en un nuevo contexto para así dar ciertos destellos de organización que hoy en día se ha plasmado en trabajo con mujeres pobladoras, centros artísticos-culturales, comités de vivienda, de ampliación, etc., que han retomado aquella veta de organización y construcción de un tejido social, que se pueda poner en frente y a la misma altura que el sistema, y pueda oponerse con fuerza y tenacidad por otro proyecto de sociedad. Estas experiencias que han recorrido un corto periodo histórico post-dictadura, son incipientes, pero que en algunos de los casos han podido trascender al tiempo, teniendo permanencia e incluso recambio de los sujetos más activos, dejando de ser experiencias con un corto periodo.

En Temuco, hay ciertos sectores, que pertenecen al radio de los sectores populares (periferias), y que han vivido en los últimos años experiencias político-sociales que dejan entrever cierto proceso de rearticulación. En este sentido es importante el rol que han jugado las organizaciones políticas revolucionarias, en donde han impulsado ciertas iniciativas embrionarias que intentan volver a tejer aquellos lazos duramente reprimidos durante la dictadura. Sin embrago, existe una debilidad que ha perdurado y es que, no hemos sido capaces de insertarnos de tal manera en que demos el paso de las acciones sociales  y dar un salto cualitativo para empezar a crear verdaderos gérmenes de poder popular con experiencias autogestionarias, sobre la vida comunitaria, sobre la producción, la toma de decisiones sobre los recursos que se utilizan en el sector etc.

La realidad es que adolecemos de tener injerencia en la propia organización colectiva de los sectores populares, dado el contexto adverso desde los distintos factores que se han descrito someramente, pero, sin embargo; ha aumentado el nivel de inserción y réplica de distintas experiencias en distintos territorios. Algunas organizaciones políticas - en las cuales aún existe predominancia del elemento estudiantil - han madurado lo suficiente y han superado el elemento tiempo, con el cual han hecho perdurar las experiencias que estos han impulsado, aun así, dentro de estas propias experiencias, aun desde los sujetos que viven en estos territorios ven a las experiencias lejanas, con un fuerte sentido de asistencialismo, que no interiorizan las potencialidades que emergen y están latentes en estas experiencias sociales, que deberán ser, en un futuro políticas, y sentidamente revolucionarias.

En ocasiones, perdemos de vista lo que Dios ya nos ha dicho a través de Su Palabra para nuestras vidas y nos sumergemos en un mar de preocupación y desespero por el día de manana, por no saber que nos depara el destino. Esto nos roba el gozo y nos desenfoca de las promesas que Dios ya nos dio. Dios es nuestro proveedor, nosotros Su pueblo. El es fiel para siempre, confiemos en que mientras estemos bajo Su perfecto cuidado, nada nos faltara.

Creo que debemos dejar en claro una cosa: el olvido no existe.
O capaz el ser humano no es capaz de hacerlo.
Porque si realmente lo fuera: 
¿por qué se impartiría en las escuelas clases sobre el pasado, cuando a veces éste ni siquiera nos pertenece?
Nos cuentan cosas en las que no estamos involucrados de ninguna manera.
Y nos gusta.
Y escuchamos encantados todo: la historia de nuestros padres, de abuelos, de nuestros pueblos, de vecinos, de la prima del verdulero que es sobrino de la tía de tu mejor amigo.
Y terminamos haciéndolas nuestras.
Y siempre habrá algo que te dispare ese recuerdo.
No las olvidamos por completo.
Tal vez sí detalles, pero no el esqueleto en general.
Entonces,
¿por qué yo querría olvidar la nuestra?
— 

El olvido no existe,

Juego de palabras