noviazgo

Hoy te quiero comentar sobre el hijo de Abraham, Isaac. Pero antes, unas recomendaciones que quiero compartir contigo.

  •  Debes esperar una edad prudente para tener novio o novia para luego casarte.
  • Lo primero es buscar a Dios, como lo dice la escritura.

“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.”  Mateo 6:33

  • Debes aprovechar tu juventud, dedicarla al señor, experimentar vivencias con el mientras estás soltero.
  • Es muy importante aprender un oficio o tener una carrera, una profesión que te va ayudar a ti mismo y a la futura familia que aspiras tener. Esto es un problema frecuente en los jóvenes que se casan y fracasan en la parte económica por no tener un oficio para defenderse en la vida.
  • En el noviazgo es importante observar como el novio o la novia se comportan con su familia. Si trata a sus padres con desprecio sin consideración y falta de respeto; es mejor dejar el noviazgo hasta allí. Si no tiene una buena conducta hacia sus padres, que queda para ti que ni eres de la familia. Debes tener en cuenta como es la familia de la persona con la que te vas a comprometer, que tenga una buena educación, una buena comunicación y respeto. Un buen noviazgo debe tener como base valores familiares.
  • Otro punto importante es que sean cristianos evangélicos tanto el como ella.

Esta escrito en la palabra 2° corintios 6:14:

“No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?”

Su padre se preocupó con él ya que estaba en edad de casarse. Abraham mandó a su criado a buscarle la joven para su hijo en la parentela de su familia.

Así como Abraham estaba pendiente que su hijo se casara con una de su parentela; así tu debes tener en cuenta y buscar tu pareja en la familia de la fe. Te voy a contar algo que me llamo mucho la atencion:

Una joven colega me contó que se enamoró de un joven y esta le dijo a su mama que lo iba a llevar a casa para que lo conociera y pidiera su mano como era la costumbre, su mama le respondió: ¿él es vegano? Y la hija le responde: si la madre le replicó: ¡que bueno! ¡No hay problema!. Eso me impresionó mucho la importancia que le dio la mamá en cuanto a la comida. Así debe ser cuando estas en el Señor preguntar: ¿es de la familia de la fe? Como hijos de Dios tenemos el compromiso y el deber con Dios en cumplir sus mandamientos y ordenanzas. Para que cuando te cases seas bendecido/a por el señor.

He aquí, herencia de Jehová son los hijos; Cosa de estima el fruto del vientre. Como saetas en mano del valiente, Así son los hijos habidos en la juventud.  
Bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos; No será avergonzado Cuando hablare con los enemigos en la puerta.

Salmo 127:3-5

Dios te bendiga.

-Unny