noviazgo

A nadie se le ruega, porque quien quiere estar contigo lo está de corazón, sin pretextos, sin mentiras, está ahí porque te quiere. Quien se hace el importante, quien se hace "del desear" y quien solo espera que la otra persona haga todo y quien todavía se atreve a reclamar aquello, justificando el daño que te causa, ellos, son quienes no valen la pena. Por más que quieras a alguien, nadie se merece el sentimiento de no saber si lo quieren o no, nadie merece el sentir que no es suficiente para la otra persona, nadie merece hacer sentir que no vales, como mujer o como hombre. Nadie debe tratarte como si fueras su juguete, nadie merece ese trato. Porque quien lo hace, es que verdaderamente, no te quiere, y lo que es peor para aquella persona y mejor para ti, es que aquel o aquella no vale tus penas, ni tus lágrimas, no merece tus sonrisas ni tus esfuerzos. Quien te merece, va a luchar por ti, habrá un esfuerzo mutuo, pelearán las batallas de a dos, no de a uno. Todos merecemos a alguien que cada día nos haga felices, quien se esfuerce, mereces una relación donde las cosas sean justas, donde ambos sean felices y se esfuercen por el otro, solo porque lo aman. Donde tengas más alegrías que tristezas.

La sinfonía del alma.

Me gusta lo que tenemos. las miradas, las sonrisas, los momentos, los abrazos, las conversaciones, las madrugadas, los recuerdos y todo lo que tu y yo estamos construyendo
—  carisma (cartas a mi novia)

Yo no me esperaba nada más de la vida. Pero ahora me doy cuenta que me sonríe a través de ti, de tu sonrisa, tu maravillosa sonrisa. Créeme siempre la llevo guardada en mis recuerdos. Juro que he intentado olvidarla, aunque creo que es imposible, pues la llevo todo el tiempo en mi mente, en cada cosa que recuerdo ahí está tu sonrisa, siempre presente. Puede que no sea la sonrisa más perfecta, pero para mí es la mejor y la única que tengo grabada. Tu sonrisa me ha dado felicidad, a veces hasta me ha hecho llorar, pero también me ha hecho reír hasta no poder más.

Escuchar tu sonrisa es el regalo más grande, también es la única que quiero, y la única que necesito para ser feliz o simplemente para sonreír.

—  Ismael R. (tu sonrisa) rose.