not importen

Para: Él.

Te amo, ¿y sabes que es lo triste?, que yo te dije que te alejaras cuándo lo que menos quería era que te fueras de mi. Pero fue la única forma de defensa para que no me vieras caer por eso, no tienes idea de como me sentí, e incluso pensé que sería más facil el poder decir adiós, pero nadie me dijo que iba a ser difícil decírselo a alguien cuando ya había sentimiento de por medio.
Tenía miedo, siempre lo tuve, pero el día que me dijiste que me amabas, parte de mis miedos se fueron. Me odio por jamás habertelo dicho.
Mi cabeza estaba poniendo todo en orden para poder así amarte con todo mi corazón y mi alma, en este momento es muy seguro que mis palabras ya no importen, que de seguro ya estás olvidandome, y que de seguro esto lo escribo para que jamás lo veas y si algún día llegas a leerlo, tienes que saber algunas cosas:
Siempre tuve miedo, eso lo sabes, pero cuando hablábamos me hacías sentir que todos los miedos en el mundo de podían solucionar con un poco de ti. Sabía que si estaba contigo jamás iba a tener miedo.
El problema era cuando comenzaba a sentirme insegura conmigo misma por lo que llegarías a pensar de mi. Jamás he sido la niña de las que todos se enamoran por su encanto, por su hermosa cara o el cuerpo tan escultural que tiene. Tenía miedo de que encontraras a alguien hermosa, a alguien con menos inseguridades. Y ese siempre ha sido mi mayor impedimento para creer que pueda gustarte, jamás me han dicho que soy hermosa o linda, ¿Qué me haría pensar que yo podría gustarle a alguien?, me daba miedo saber que no te gustara ni un poco de lo que vieras en mi.

Se que algunas veces tu haces cosas que lamentablemente nos llevan al inicio, que jamás podamos empezar algo, y con eso tengo mucho conflicto, quería que todo fuera bien, siempre que sentía algo tu hacías que retrocediera tres de los dos pasos que había dado hacia delante.

Uno de mis mayores miedo también es jamás volver a saber nada de ti, siempre te he dicho que tu no caminas, siempre vuelas y me da miedo no poder seguir tu ritmo, la forma en la que vemos la vida es tan distinta, pero es eso lo que me encanta de ti, que seas diferente, pero me da miedo que yo no sea lo suficientemente buena para seguirte, que un día sólo decidas irte y un día ya no saber que pasó contigo. Si llevamos menos de un mes sin hablar y ya estoy rogando por saber si estas bien, no me imagino pensando todos los días si estas bien, si necesitas un salva vidas o sólo si alguien que este junto a ti.

Pero, a pesar de todos tus y mis y nuestros defectos, si me dijeran que pudo retroceder y jamás conocerte les diría que no, porque me daria miedo saber que no estarás aquí y que no podré ver como has crecido como ser humano porque siempre he estado orgullosa de ti, de cada una de esas cosas que haces, así sean pequeñas yo siempre las veré como las grandes hazañas que te hicieron una persona magnífica y diferente en este mundo. Y una de las cosas de las que suelo pensar por las noches es que si hubiera un futuro donde te volviera a encontrar y me dijeras que me amas, en ese momento me vuelvo tuya para toda la vida. Porque sí, he imaginado que tu y yo tenemos un futuro, que estamos juntos y somos ancianos y nos amamos y tenemos ganadas todas las batallas en esta vida.
Una vez me preguntaron que si algún día yo me llegará a casar sabría con quien querría hacerlo y mi corazón pensó en ti. Sí, mi corazón, porque siempre tuve esa metafora de que las personas cuando amamos solemos pensar con las neuronas del corazón, con esas que nos hacen sentir cosas inexplicables, esas que me han echo quedarme y volver una y otra vez a ti aunque no logremos nada, esas que me hicieron escribir esto sabiendo que son nulas las posibilidades de que algún día lo leas y si eso pasa en menos tiempo de lo que creo quiere decir dos cosas:

1. Me cansé de extrañarte
2. Mi corazón pensó que sería buena idea mandartelo.

Sea lo que algún día pase. Te amo y te amaré hasta que mi corazón deje de pensar en ti y mi cerebro deje de sentir cosa por ti.

No sirvo para nada, el corazón me duele, siento un peso que no me deja respirar y no dejo de llorar, no dejo de temblar y de querer hacer cortes enormes en mis brazos… No se que estoy haciendo ,no se que estoy haciendo con mi vida, no se que estoy haciendo conmigo… Estoy hechando a perder todo. Me escondo de mis problemas, me refugio en mi habitación de la realidad,soy como una niñita asustada. estoy asustada, tengo miedo.. Estoy harta , harta de lo que siempre he sido, harta de lo que soy, harta de no poder decir lo que siento, harta de tener que obligarme a no sentir nada, harta de fingir que estoy bien, harta de fingir que nada me importa, que nada me afecta, harta de no poder hacer lo que realmente quiero, harta de no poder ir con mi madre y abrazarla mientras le digo que la amo, harta de no poder enfrentarme a los demás, harta de no poder ir con el chico que me gusta y atreverme a decirle que si quiero ser su novia. Estoy harta de esta inseguridad que poco a poco me mata cada vez más. Por muchos años he intentado cambiar & simplemente no puedo cambiar lo que soy, de verdad quiero, de verdad quiero cambiar, te lo juro, pero no pasa nada, todo sigue igual… Me duele saber que no soy la hija que mi madre esperaba, me duele haberla decepcionado, me duele tener que escuchar todos los días a mi madre decir que mi hermano es su único orgullo, Me duele haber hecho que toda mi familia piense mal de mi, me duele no poder corresponderle a quienes me quieren. me duele lastimarlos sin darme cuenta, me duele no poder ser mejor para mis amigos… Solo quiero a alguien que me acepte con todo eso, con todo lo que soy, que no le importen mis cicatrices, solo quiero a alguien que acepte todo lo bueno y malo de mi, alguien que aunque le pida a gritos que se aleje No lo haga y se quede conmigo para siempre. pero el para siempre no existe…
Soy tan inmadura, tan tonta, siento que vivo en un cuento de hadas y de repente pasará algo inexplicable que haga que todo sea mejor, parece que estoy viviendo en un libro y estoy deseando llegar al final para saber como todo termina.. A veces pienso que todo es una película pero nada ocurre así… Estoy frente a la realidad y No Se como actuar ante ella… Me estoy destrozadando sola, tanto físicamente como mentalmente… Nunca son ellos, nunca son los demás… Siento que un día terminare completamente loca. Solo quiero escapar, soy tan cobarde… Necesito un abrazo de verdad, un abrazo que sin decir una palabra me diga que no estoy sola, un abrazo sincero, que me haga sentir bien al menos por un momento y nadie aquí puede darme uno así… Y quien podría darme un abrazo que me haga sentir querida ya no esta… Ya me ha dicho adiós, como todos los demas.

Cariño, tu partida no ha hecho mas que derrumbarme, llevo los ojitos tristes que hasta cerrados parecen amargos, cuantas veces me encontré deseando a la estrella fugaz equivocada por ti, cuantas margaritas deshoje solo para saber si me querías o no, cuantas veces guarde los tréboles de cuatro hojas para que me diera suerte contigo, pero es que he recurrido a tonterías  solo para que te quedaras, pero es que no hacia falta nada de eso porque nunca empezamos con amor, y al final solo termino lo que nunca empezó.

Ahora te veo y digo: tal vez en un futuro podamos vernos de nuevo, e ir a tomar un par de tragos, para poder compartir nuestras historias y los recordar los días felices que tuvimos, cuando no nos importen nuestros errores ni nuestro orgullo sea mayor, pero hasta que ese día llegue yo seguiré adelante.

anonymous asked:

¿Porque crees que algunas personas disfrutan lastimar a otros sin importarles el estado emocional de la persona hecha mierda por sus propios pensamientos?

Yo creo que a la gente no le importa nada. Últimamente lo he estado pensando y he llegado a esta conclusión. Las personas matan, traicionan, violan, insultan sin que les importen las consecuencias. Por eso este mundo está tan arruinado. No hay amor, no hay respeto por el otro…

Si a ti te ha pasado esto que preguntaste, ojalá te mejores y no le hagas caso a lxs idiotas. Si necesitas hablar, ya sabes con quien:)

Por qué te gusta viajar?

A decir verdad nadie me hizo esa pregunta. Salvo yo. 


Si escucho a mis amigos hablar de mi en el rubro viajes siempre recolecto: “Sos una maniija”, “Fanática”, “Hippie”, “Cómo te gusta andar por ahí”, etc. Pero nunca me preguntaron por qué y aunque tal vez lo sepan, yo me lo tuve que preguntar. Así fue que cada vez que me subí a un micro, cada vez que armé mi mochila, cada vez que me senté en silencio a contemplar un paisaje me lo pregunté, y una y otra vez me lo contesté. 

Viajar me pone en el estado mas puro. Eso significa que viajando, mas que nunca, puedo ser yo. Viajar me hace pensar, me muestra otras culturas, otras realidades, otra manera de ver las cosas, por ende, reflexionar. Viajando me siento libre y en cuanto me encuentro con factores que me atan (suele ser plata) me miro al espejo, me puteo y busco la manera de que eso deje de afectarme (y no sabes lo boludo que te sentís cuando te recordas quejándote por forradas). Viajar hace que mi entrecejo deje de estar en modo frunce y que no me importen las imperfecciones de mis dientes porque vivo sonriendo “porque sí”. Viajar me permitió conocer gente increíble con los mismos sueños, las mismas intenciones y las mismas ganas. Viajar me hizo tener menos miedos y menos prejuicios, mas conocimiento y mas valor. 

Está bueno saber por qué tomamos ciertas elecciones, y si son de las buenas, insistir en eso. Aunque te tilden de goma, insistí loco. No me quiero parecer a una guía espiritual ni hice un curso con Claudio Maria Dominguez (?) pero ponete las pilas. Ser feliz es una decisión!

El hombre más peligroso para cualquier gobierno es el hombre que tiene la habilidad de pensar las cosas por si mismo, sin que le importen las supersticiones o tabúes. Casi inevitablemente llega a la conclusión de que el gobierno bajo el cual vive es deshonesto, loco e intolerable, y así, si es un romántico, trata de cambiarlo. E incluso si no lo es, si es muy apto para extender el descontento entre quienes lo son.
—  Henry Louis Mencken

por qué me quiero convencer de algo que no siento? estoy cansada de estar diciendo que no me importa cuando vivo pensando en él. estoy cansada de t r a t a r de que no me importen las cosas cuando en realidad si pasa algo está todo el día (o más) en mi cabeza. tengo que aceptar lo que siento y si no es mutuo, si él no siente lo mismo, lo voy a superar (como vengo haciendo con todo lo que me hace mal), voy a guardar todo ese amor que siento para mí o para una persona que sí me quiera. tengo que dejar de hacerme la boluda con mis sentimientos porque ya me cansé.

Un novio.

Un novio que solo me vea a mi.
Un novio que solo me prefiera a mi.
Un novio que solo beba conmigo.
Un novio que me acompañe a donde tengo que ir.
Un novio que solo me quiera a mi.
Un novio que no me rompa el corazón.
Un novio que me escoja a mi antes que a sus vicios.
Un novio que no le importen mis papas ni nada de lo que piensen los demás.
Un novio que no le importe cuantos demonios tenga
Un novio que no solo sea mi novio, sino lo mejor amigo.
Un novio que se lleve bien con mis pocos amigos
Un novio que no le gusten mis amigas.
Un novio con el cual pueda salir siempre.
Un novio que baile.
Un novio que ame a mi familia tal cual es.
Un novio que me abrace cuando tenga frío.
Un novio que se preocupe por mi.
Un novio que me haga piojito.
Un novio que me invite a salir con sus amigos.
Un novio que sea celoso, pero no intenso.
Un novio que sea cursi, pero no empalagoso.
Un novio que tenga tiempo para mi.
Si, soy exigente pero lo merezco…