nonoalco

 Ciudad Habitacional Nonoalco-Tlatelolco

México, DF 1964-1966

Arq. Mario Pani en colaboración con Luis Ramos

Foto: Armando Salas Portugal


¿Cómo es una obra arquitectónica?

Existe una discusión extendida sobre la pertenencia de objetos construidos a la disciplina arquitectónica. La razón más evidente es la falta de criterio formal que presentan bastantes propuestas a la hora de intervenir un espacio. La siguiente nos habla en específico de la ausencia de un programa bien estructurado que permita la convivencia entre las distintas partes que éste mismo debería proponer.

     En el caso de la Unidad Habitacional Nonoalco-Tlatelolco vemos que -en su momento- existió la adecuación de una propuesta formal en un contexto social y urbano en desarrollo como era el norte de la Ciudad de México. La evidencia esta en arrojar una propuesta innovadora que solucionara el problema de vivienda en el distrito federal eliminando el famoso “cinturón de miseria” que formaban las colonias más pobres y desorganizadas de la ciudad.

     Respecto a la situación de las personas que han habitado la unidad desde su creación es necesario decir que la propuesta no permaneció inmaculada y perfecta como se suponía que pasara. Vemos entonces la gestación de un efecto humano de naturaleza obvia; la apropiación del espacio. Esta característica de comportamiento surge cuando un individuo adapta un espacio para personalizar la experiencia que tiene con éste al habitarlo. Es así que la visión particular de cada habitante y su aportación a la modificación del espacio fue determinante para volver real esta propuesta.

     Asimismo la unidad se ha convertido en un referente histórico de la ciudad, por ciertas ideas como el nacimiento de proyectos a gran escala, la adecuación de un sistema funcionalista extraído de la experiencia del movimiento moderno/internacional y sobre todo por los hechos sociales acontecidos en sus espacios…

     Ahora bien, debemos hacer una reflexión en torno a esto y rescatar los puntos importantes que ayudarán a definir cómo es una obra arquitectónica:

  • La adecuación de una propuesta formal en un contexto socio-político, económico y cultural
  • La capacidad de adaptación al usuario

  • La temporalidad que establece un vínculo entre las generaciones de individuos y el lugar, dotándolo de un significado simbólico.

     En la actualidad vemos que la discusión planteada al principio continúa hasta nuestros días, la mayoría de las veces se generan comentarios en torno a una propuesta aplastante en la que intervienen factores políticos y económicos que impiden ejercitar nuestras capacidades para hacer una buena ciudad. Dichas propuestas se adaptan de manera autista a un contexto que pide a gritos la integración de todas esas pequeñas maravillas a esta gran ciudad que es de todos.

El panorama bajo el Puente de Nonoalco, el primero de su tipo en la ciudad, en una fotografía de los años treinta captada por Manuel Ramos. Esta estructura fue construida para librar las vías del ferrocarril provenientes de la estación de Buenavista y de los patios de Tlatelolco, y ha aparecido en cintas como Víctimas del pecado, Un rincón cerca del cielo o Del brazo y por la calle; hoy los alrededores lucen muy distintos y por aquí pasa el Tren Suburbano, pero el puente permanece.

Edificio de la Torre Banobras (Banco Nacional Hipotecario) con murales de Carlos Mérida destacan el campanario, Nonoalco Tlatelolco, México DF 1962

Arqs. Mario Pani y Luis Ramos

Mural con representaciones abstractas de los dioses Quetzalcóatl y Tláloc por Carlos Mérida

Torre Banobras (Banco Nacional Hipotecario) featuring murals by Carlos Merida on the sides of the campanile, Nonoalco Tlatelolco, Mexico City 1962

Mural with abstract representations of the gods Quetzalcoatl and Tlaloc by Carlos Merida

Vista del nuevo diseño modernista del ábside de la Iglesia de Santiago Tlatelolco, Nonoalco Tlatelolco, México DF 1964 

Arq. Ricardo de Robina 

Altar y de la Estaciónes de la Cruz por Mathias Goeritz

Foto. Hans Beacham

Interior view of the remodeled aspe, Iglesia de Santiago Tlatelolco, Nonoalco Tlatelolco, Mexico City 1964

Atlar and Stations of the Cross by Mathias Goeritz