no pensarte

Te amare cuando no entiendas nada, cuando tengas dudas, cuando tengas problemas y hasta cuando no tengas nada que decir. te amaré con abrazos, con la mirada, con sonrisas y hasta con el más mínimo gesto. Haré que no dudes jamás de lo que siento, porque te amaré aún cuando no tengamos la misma opinión, cuando no tengamos el mismo gusto musical y no pensemos en lo mismo. Te amare cuando todo esté bien pero por sobre todo cuando estés mal. Te amare intensa e irracionalmente aún cuando no pueda más conmigo. Te amare a cada momentos y se que no lo olvidaras porque lo haré con tanta fuerza que quedare grabado para toda la vida en tus recuerdos.
—  Ismael R (te amaré)
No sé cómo sucedió, pero no puedo dejar de pensar en ti. Cuando te miro, no sé si son tus ojos, tu pelo o tu sonrisa que me provocan escalofríos. Aun sin darte cuenta me hiciste algo que hace que sacarte de mi cabeza sea imposible. Puedes confiar en mí y no te voy a mentir, me gustas. Creo que todo comenzó cuando no podíamos pasar ni un solo día sin hablarnos, ojalá todos los días sean así. Realmente eres perfecta y especial a tu manera, jamás había conocido a alguien como tú. Bueno, ya sabes lo que siento, y quiero que sepas que te quiero.
 
No me olvides y yo no te olvidaré. Adiós.
—  Ismael R.
Al leer un libro, lo único que deseo al abrirlo es ya no volver a encontrarte entre sus letras. Pero no lo consigo, cada una de ellas te menciona, no directamente, sino que a veces un simple adjetivo te describe, o te recuerdo en la actitud de un personaje… Inútilmente trato de desaparecerte de mi mente, pero es imposible, has invadido uno de mis más grandes placeres. Y por eso debo admitir, que me has enamorado.
Se acelera mi corazón con solo pensarte; es algo maravilloso. Y sabes, me gustas, de una forma descontrolada y poco lógica. Ahora entiendo todas las horas perdidas que tuve en el pasado para poder llegar a ti, para poder conocerte. Ahora eres a la persona a la que llamo amor y no, no digo solo por decirte de una manera, sino que siento ese amor con cada latido de mi corazón…
—  Ismael R. (cartas a mi amada)
Ha pasado tiempo desde que no hablamos. Ya olvide tu voz y tu risa. Ya borre tus mensajes y tu número también aunque aún lo tenga en una notita por si acaso. Ya no me atormento por pensar en quién estarás pensando. Trato de mantenerme ocupada para no pensarte. El tiempo... el maldito tiempo, ¿sabes? Quizá después de todo tenían razón en decirme que algún día dejarías de doler, porque está pasando de a poco, las heridas van cerrando y mi corazón va curando. Ya no escucho a tu artista favorito, ni tu canción favorita; tampoco escucho la canción que te dedique. Las noches ya no son tan malas sin ti, he dejado de llorar por tu ausencia y así mismo de pensar que fue por mi culpa que te alejaste. Porque te fuiste porque quisiste, ésa fue tu decisión y ya por fin la acepté. Te estoy dejando ir poco a poco y se siente tan bien. Pero no te niego que hay días en los que no paro de pensar en ti y en cómo era tu voz y tu sonrisa, hay noches que me quiebro porque ya no estás conmigo. Hay veces las cuáles sólo quiero hablarte y que todo sea como antes. Hay madrugadas que me las paso extrañandote. Hay amaneceres en los que lo único que hago es pedir que estés bien. Hay también atardeceres en donde tu recuerdo parece no irse. Pero ante todo, hay noches como hoy que no quiero dejarte ir, que me duele verte solamente en fotos e imaginar cómo se podrían unir nuestras manos y luego nuestros labios. Hay noches como hoy que pareciera que aún te sigo queriendo con la misma intensidad aunque en el fondo sé que no es así.

.