no lo pienses

Manual de la mujer inteligente (cabronas absténganse): 1- Mande a todos a la verga. 2- No mande mensajes ni stalkee al sujeto en cuestión. 3- Báñese, aunque se quiera quedar en cama, métase a bañar. 4- Póngase perfume en el escote, (indispensable) y lápiz labial. 5- Use única y exclusivamente rímel en base agua, para cuando sienta ganas de llorar lo piense dos veces. 6- Salga de su casa, no importa si no tiene a quien visitar. Agarre al perro y salga. No tiene perro?, agarre un libro y diríjase al parque más cercano. 7- Sonría, nadie quiere estar con una persona con cara de amargada. 8- Hágase el amor. Usted solita, en su cuarto, con o sin estímulo. Las sonrisas más bellas se muestran cuando uno está satisfecha. 9- Coma, bien y copioso. Consiéntase. Un antojo no matará a nadie. Las dietas están hechas para romperse una vez al mes. 10- Quiérase, suena fácil, ya sé. Mírese en el espejo con respeto y serenidad. Si no tiene nada agradable que decirse permanezca en silencio. Si no aprende a respetar su sobrepeso, su estatura, el tamaño de su busto, sus estrías y celulitis, es fácil que alguien pueda herirla en su intimidad. 11- Recuerde que todo esto pasará. Nada dura para siempre. Deje salir sus lágrimas, pero no se regodee en su dolor. Ya mañana puede volver a comenzar.
Y el, es de esos chicos que sabes que son seguros de si mismos, que tal vez cuando lo conozcas pienses que es un engreído pero en realidad no lo es, de esos chicos que con una sonrisa te cautivan, que siempre sabe que decir, que demuestra cuando alguien le importa, que dice las cosas cuando no le gustan, que es directo con lo que piensa, que no le gustan los rodeos, que con una mirada puede decirte muchas cosas, que es coqueto y a la vez honesto, que si te quiere te lo dice y si no lo hace no lo dice, que si en verdad le importas te lo demostrara en frente de quien sea, que sabe como hacer reír a la gente o como sacarles una sonrisa, el, es de esos chicos que no muchos se esmeran en conocer pero cuando lo haces sabes que es de esas personas que ya casi no hay, alguien que aunque no lo quieras, no podrás dejar de recordar.
Si, no lo creí posible pero si. Aquí estoy enamoradísima de ti y no hay vuelta atrás. Pero creo que es un sentimiento bueno porque me inspira a querer ser mejor para ti y para mi misma. Eres una persona sumamente increíble en muchos aspectos que no podría elegir una parte favorita de ti ni aunque lo piense en muchas horas. Así que sí, estoy enamorada de ti y eso me hace feliz.
—  Ale.
A  veces siento que el amor me confunde demasiado, comenzando por ¿qué es lo que se supone que es el amor? ¿Quién lo define? Y porqué. A veces siento que nada de lo digo tiene sentido, aunque para mí lo tenga, supongo que es de esas cosas que solo uno logra entender por lo que significan. Antes solía pensar que el amor era estar toda una vida junto a alguien, hoy pienso que es muy poco probable que encuentre a alguien que logre aguantar todo este caos en los hombros durante el resto de nuestras vidas, pero más allá de ello, siento que al parecer, el amor ahora tiene fecha de caducidad. Me da miedo pensar que conoceré a alguien, nos enamoraremos y nos casaremos, y que después de unos años se sienta que el matrimonio ya no está funcionando, que el amor se ha acabado, que ya no sienta esa emoción en el pecho al verlo. No lo sé, tal vez es absurdo que lo piense ahora pero, es algo, que al fin y al cabo, puede pasar.

La sinfonía del alma.

Escucha, eres una linda persona e inteligente; lo que pasa es que te preocupa más lo que la gente piense de ti, que lo que tu misma piensas
—  Yo intentando subirle el animo a una compañera de carrera

“No, no te confundas, no te escribo para  pedirte que lo pienses, o que lo intentemos nuevamente, ni para decirte que te perdono, mucho menos para pedirte que regreses, en realidad te escribo estas líneas por un motivo distinto, por favor ya no vuelvas, borralo de tu mente, nunca más lo intentes.
Te extraño, es verdad que te extraño, que muchas noches te he llorado, y seguramente seguiré extrañándote por algunos meses, sin embargo, he caído en la cuenta de que prefiero no tenerte, a estar junto a ti y sentir que me mientes.
Y es que nuestros últimos meses, me hicieron sentir así, sola, incluso sentada junto a ti,    y es que nuestra historia de amor se tornó tan complica, fría, monótona, sin ganas de nada; lo peor es que mil veces te pedí que reaccionaras, que volviéramos a ser  lo que fuimos, ese par de enamorados que daban lo mejor de mí, hice todo para recuperarte, pero tal parece que poco a poco fuiste alejándote cada vez de mí.
Sabes, ahora que ha pasado el tiempo, al fin entiendo que el amor debe ser reciproco, con las misma fuerza al amar, entendí que era necesario dejar de aferrar a un cariño que no me querías dar.
Sé que poco a poco entenderás que el amor no debe perderse para aprender  a valorar; la verdad es que tuviste todo, te di lo mejor y no me supiste amar.
Te equivocaste, tu ego te cegó, me lastimaste y no te importo verme llorar, rompiste mis ilusiones y mis sueños de juntos estar, rompiste en pedazos mi corazón, no supiste reaccionar a todo el amor que te entregué sin dudar.
Jugaste y me perdiste y no hay marcha atrás, he aprendido a valorarme y a quererme mucho más.
Así que te suplico que no mires para atrás, sigue tu camino, no vuelvas jamás”.

Mamá, no es que no me guste ir de compras. Me compraría toda la ropa de mi tienda favorita. Lamentablemente, me agobia ir a comprar y saber que no hay de mi talla. Puede que tu no lo veas, y que pienses que es cosa de la adolescencia. Pero ir de compras es el infierno para mi; Porqué es cómo si cada prenda me hablase y me dijese; "Esto no es de tu talla. No te va a quedar bien, eres gorda niña".

—Un mensaje oculto para mi mamá.