no llores por mi (

Esto me hizo llorar 😢❤ vale la pena leer...

“Humano, veo que estas llorando porque llegó mi momento de partir. No llores por favor, quiero explicarte algunas cosas. Tu estas triste porque me he ido, y yo estoy feliz porque te conocí. ¿Cuántos como yo mueren a diario sin haber conocido a alguien especial? Los animales a veces pasamos tanto tiempo solos a nuestra suerte! Sólo conocemos el frío, la sed, el peligro, el hambre. Tenemos que preocuparnos por como conseguiremos algo para comer y dónde pasaremos la noche resguardados. Vemos muchas caras todos los días que pasan sin mirarnos, y a veces es mejor que ni nos miren antes de que se den cuenta que estamos ahí y nos maltraten. A veces tenemos la enorme suerte que entre tantas personas pasa un ángel y nos recoge. A veces los ángeles vienen en grupo y están organizados, a veces hay otros ángeles lejos que mandan ayuda para nosotros. Y ahí todo cambia. Si hace falta nos llevan con otro tipo de ángeles que saben mucho y nos dan remedios para que nos curemos. Eligen una palabra rara que la pronuncian cada vez que nos ven, “nombre” creo que le dicen y ahí nos sentimos especiales, dejamos de ser anónimos, de ser uno más de tantos. Y conocemos lo que es una casa! Tienes idea de lo importante que es eso para nosotros? Ya no tenemos que tener miedo nunca más, no más hambre ni frío ni dolor ni peligro. Si te pudieras dar cuenta de lo felices que nos pone eso. Para nosotros cualquier casa es un palacio! Ya no nos preocupa si va a llover, si pasa un auto muy ligero o si alguien nos hará daño. Y principalmente ya no estamos solos porque a ningún animal le gusta la soledad, qué más se puede pedir? Se que te entristece mi partida pero me tenía que ir ya. Quiero pedirte que no te culpes por nada, te escuché sollozar que tendrías que haber hecho algo más por mí. No digas eso, hiciste mucho por mí! Sin ti no hubiese conocido todo lo lindo que hoy me llevo conmigo. Debes saber que nosotros los animales vivimos el presente intensamente y que somos muy sabios: disfrutamos cada pequeña cosa de cada día y olvidamos lo malo del pasado rápidamente. Nuestras vidas empiezan cuando conocemos el amor, el mismo amor que tu me has dado, mi ángel sin alas y de dos patas. Debes saber que aun cuando encuentras un animal que esta muy grave y que solo le queda poco tiempo en este mundo, le prestas un servicio enorme al acompañarlo en su transición final. Como te dije antes, a ninguno de nosotros nos gusta estar solos y menos cuando nos damos cuenta que ya nos estamos por ir. Quizás para ti no sea importante, pero que uno de ustedes esté al lado nuestro acariciándonos y sosteniendo nuestra patita nos ayuda a irnos en paz. No llores más por favor. Yo me voy feliz. Me llevo el recuerdo del nombre que me pusiste, del calor de tu hogar que durante este tiempo se transformo en el mío. Me llevo el sonido de tu voz hablándome aunque no entendiese siempre lo que me decías. Me llevo en el corazón cada caricia que me diste. Todo lo que hiciste por mí fue muy valioso y te lo agradezco infinitamente, no se como decírtelo por que no hablo tu idioma pero seguramente en mis ojos has visto mi gratitud. Voy a pedirte solo dos favores. Lávate la cara y empieza a sonreír. Recuerda lo lindo que hemos vivido juntos en este tiempo, recuerda las travesuras que hacía para alegrarte. Revive como yo todo lo bueno de este tiempo compartido. Y no digas que ya no adoptarás otro animal por que has sufrido tanto con mi partida. Sin ti no hubiese vivido lo lindo que viví. Por favor, no hagas eso! Hay tantos como yo esperando a alguien como tú. Bríndales lo que me has dado por favor, ellos lo necesitan al igual que yo lo necesité. No te guardes el amor que tienes para dar por miedo a sufrir. Sigue mi consejo y atesora lo bueno que compartes con cada uno de nosotros reconociendo que eres un ángel para nosotros los animales y que sin gente como tú nuestras vidas serían más difíciles de lo que a veces son. Sigue con tu noble tarea que ahora me toca a mí ser tu ángel. Te estaré acompañando en tu camino y ayudándote a ayudar a otros como yo. Hablaré con otros animalitos que estén aquí conmigo, les contaré todo lo que has hecho por mí y te señalaré y diré orgulloso “esa es mi familia”.Mi primera tarea ahora es ayudarte desde aquí a que no estés más triste. Esta noche cuando mires el cielo y veas una estrella parpadear quiero que sepas que soy yo guiñándote un ojo, avisándote que llegué bien y diciéndote gracias por el amor que me has dado. Me despido por ahora no diciéndote “adiós” sino HASTA LUEGO. Hay un cielo especial para gente como tú, el mismo cielo a donde vamos nosotros y la vida nos premia volviéndonos a encontrar allí. Te estaré esperando!”

“Si alguno de los dos tiene que morir, quiero ser yo quien muera y vos quien quede viva. Si me matan, no te quedes llorando, seguí en la lucha. No llores por mí. ¡Qué importa mi vida! Si hay gente que se muere de hambre. No llorés. Pensá que nosotros elegimos esta vida y con ella el riesgo de la muerte. Sólo se trata de mi vida. Y hay cosas más importantes que mi vida”.
Carta de Rómulo Carlos Giuffra, Montonero secuestrado el 22/2/77 por el Ejército Argentino, asesinado el 25/2/77 y enterrado como NN en una fosa común; dirigida a Sonia Severeni, su compañera, con quien tenía una hija de 5 meses al momento de su secuestro.


El contraste de la carta con el individualismo y la falta de compromiso con quienes no están en igualdad de condiciones debería ser un detonante para la autocrítica de todos, los que en su vida vieron más allá de su ombligo, los que lo hicieron pero decidieron seguir en la comodidad de ese acto y para quienes defienden tanto una bandera partidaria que olvidan que la esencia de la militancia es lograr conquistas de abajo para arriba y no al revés.
A 40 años del inicio de la última dictadura se conmemora el Día de la Memoria, se exige justicia por los 30.000, se reconoce la lucha de Madres y Abuelas y se vuelve a recordar que NUNCA MÁS, en una marcha masiva que se repite año tras año bajo la consigna “Memoria, Verdad y Justicia”.
Reflexionando, como lo amerita la sensibilidad de la fecha, concluyo con más convicción que nunca en que el mayor homenaje que podríamos rendir a quienes les arrebataron la vida por luchar por quienes morían de hambre es retomar la misma lucha, la de la justicia social, porque hay gente que muere de hambre, hambre de igualdad, hambre de dignidad y no hay que olvidarse de que son lo mínimo que cada ser que habita este suelo merece. En el día en que se repudia la ausencia de derechos humanos durante el gobierno de facto, debemos tener más latente que nunca la necesidad de hacer respetar los que se violan en la actualidad.

Menos individualismo, más compromiso. El sueño por un mundo mejor de quienes lucharon hasta la muerte por todos no habrá sido en vano si se concreta.

¡Soñemos!

No es hacer un favor, no es ser un héroe. Es ser consciente del lugar que cada uno ocupa en este sistema y hacerse cargo de que para hacer del mundo un lugar mejor hay que comprometerse con el mundo mismo en donde, lógicamente, no hay lugar para individualismos.

¡Luchemos! .

Vengaremos a los 30.000 conquistando la justicia social que nos merecemos.

¡VENCEREMOS!

Gracias mamá:

Hoy quiero darte las gracias por todas aquellas cosas que hiciste y dejaste de hacer por mi a lo largo de tu vida… 

 Gracias por aguantarme por nueve meses dentro de ti y luego todos estos años después fuera de él que probablemente sea demasiado difícil, se que aveces actúo como no debería pero eso es porque necesito aprender ciertas cosas en la vida que aunque tu ya las viviste y algunas veces no quieres que pase por lo mismo, es necesario que algunas cosas las aprenda por mi cuenta. 

 Gracias por compartir conmigo tu espacio en esas noches en las que querías dormir sola pero yo tenía miedo y tu me abrazabas porque querías protegerme y gracias, muchas gracias por hacerlo.

 Gracias por escucharme esas mañanas en las que me levantaba llorando por alguna pesadilla y tu me abrazabas y me decías “Solo es un sueño, no se hará realidad.” Y cuánta razón tenías, los sueños no siempre se hacen realidad. 

 Gracias por tomar decisiones tan difíciles como alejarte de mi por tener que trabajar porque mi papá solo decidió huir y te dejó sola con una responsabilidad que era de ambos. 

Gracias mamá y lo siento mucho por todo lo malo que pasaste buscando lo mejor para mi y aun así en alguna situación te decepcioné. 

 Gracias por preocuparte por si estoy comiendo bien, gracias por cada segundo desear estar conmigo y cuidarme, no llores por mi culpa mamá, nunca lo hagas. 

 Gracias por estar  a mi lado siempre aunque te traté tan mal tantas veces, gracias por perdonar, yo también he perdonado todo porque se que gran parte de todo no es tu culpa. 

 Gracias por motivarme a seguir cuando ya no podía más y sentía que me iba a caer y me iba a romper en mil pedazos y decidiste ponerme en una cajita como si fuera tan frágil como un cristal, y es que era así de frágil solo que tu sabías como hacerme un poco más fuerte. 

 Gracias por tus consejos que aunque no quise escucharlos algunas veces me sirvieron mucho y te amo por eso. 

 Gracias por siempre querer lo mejor para mi, no llores si no puedes darme lo que quieres o crees que merezco ¿Sabes que es lo que yo quiero mamá? Que me abraces y me apoyes sin querer cambiar lo que soy, porque esto es lo que soy. Solo un abrazo mamá. 

 Gracias por entender que ya viviste tu vida y ahora me toca vivir la mía, se que tienes miedo mamá… te confieso que tengo miedo también pero no puedo frenar el tiempo, no quiero que te vayas nunca, me asusta pensar en el día que no estés porque ese día estaré sola. No quiero pensar en el día en que te mueras ¿Sabes que ese día moriré contigo? Es que eres la persona más importante del mundo para mi porque con todos esos defectos que tienes… yo te amo. 

 Gracias por ser mi mamá, todos siempre dicen “Mi mamá es la mejor” pero eso es solo porque no saben que la mejor eres tu. Yo se que lloras mucho porque sientes que no me das lo suficiente, sientes que me dejaste sola y yo lo sentía así también  pero siempre estuviste ahí. Te amo mamá, no te vayas nunca. Gracias por todo.

Querido hermano

Querido hermano,
Te escribo para contarte con palabras el significado de los latidos de mi corazón.
Mi amor por ti supera las barreras mas grandes que puedan existir. Tanto es mi aprecio por ti, que desearía poder evitarte todo el mal de este mundo. Pero no te estaría dejando vivir.
Por eso recuerda lo mucho que te quiero, cuando te acompañe por el sendero de la vida sin evitar que puedas caer, pero siempre dándote la mano para levantarte.
Recuerda lo mucho que te quiero, cuando llore y ría por ti. Recuerda siempre que mi instinto va a ser protegerte, pero recuerda que al quererte tanto, siempre voy a luchar contra mi sobreprotección e intentararé dejarte andar.
Querido hermano, recuerda que aunque caigas siempre voy a estar a tu lado para ayudarte a levantar, si es lo que necesitas.
Querido hermano, recuerda siempre que te quiero.
(K. Venturi)

Ya no llores, menos si son lágrimas por mi culpa, ya no llores, no estoy ahí para abrazarte, ya no llores mi amor, ya no llores.
— 

inocencia-fake

Gracias por compartir una de tus frases espero que la disfruten y quien lo desee puede hacerlo también.

-Hope

Sigo sin conseguir sacudirme el enorme luto que arrastro conmigo a donde quiera que voy, sigo sin perdonar al yo que permitió las muertes que hoy no me dejan vivir. Sin que pase un día en que no despierte después de haber soñado con lo que pudo haber sido, vago por tierras de nadie buscando a quien llore a mi lado. Pero incluso en pueblos de locos mis motivos resultan insania y mis lágrimas no más que un mísero espectáculo sin público. Pues no hay quien llore mis astros difuntos, por mis estrellas extintas y mis soles de invierno. Debido a que solo yo pude ver su luz en la más oscura de mis noches, aquellos cuyas vidas han gozado de iluminación perpetua clasifican mis luces de pequeñas chispas, y mis terribles llantos de simples berrinches infantiles. Más no pretendo que aquel a quien no le ha faltado calor comprenda a éste friolento, y entiendo que esto que elegí para mí trae a la soledad consigo. Puesto que la senda del que elige seguir pequeños destellos lleva a la iluminación o la ceguera total, aquellos que no han visto lo que yo llegarán incluso a detestar el verme.

— Javier Villatoro

anonymous asked:

Cuando vi el spoiler del capitulo de Capri grite y luego llore :'v, no se por que, pero mi lagrimas presienten que usted nos va a ser sufrir y mucho..Le pido solo una cosa Aya-senpai, déjeme viva para el capitulo de mi signo en verdad quiero ver por que chucha es así, pinche Acuario Por cierto, ¿como esta? Saludos :D

¡Eh leído sobre esto varia veces! Muchos quieren saber el por que “Acuario es así” y yo solo tengo una respuesta: El siempre fue de esa manera XDDDD 

Salvo que paso de ser un chiquillo “Excentrico” a ser el “Caos vivo” ;> 

Nos vemos de aqui al viernes, pues ese es mi plazo para publicar~ (Me tome unos dias para hacer la portada y descansar las manos~ :c) 

Lo siento por irme tan pronto de esta sucia vida, una salida cobarde me espera al final del tunel suicida, no llores por las marcas de mi brazo que matan mi salud, déjenme en paz, quiero descanzar tranquila en mi ataud. 
Empaño sudor y lagrimas frente al espejo del baño, me corto las venas con cuchillas, no paro aunque me haga daño, voy a gritar mi ultima oración llena de odio que me mata, no me quedan ni fuerzas para acabar de escribir esta carta. 
Derramo en esta carta de despedida gota a gota la sangre que cae por mis venas manchando mi ultima nota, los que lucharon por mi saben lo mucho que los quiero, cuando acabes de leer esta nota yo ya estare en el cielo. 
“Ame lo que no debía amar. Luche por quien no debí luchar.  Llore por quien no debía llorar. Mi vida básicamente se basa en elegir lo que me destruya primero”

- Via (Shar-adolecentes-incomprendidos)

Gabriela Mistral. 

La mejor salida del clóset es la salida post mortem. 

La mejor salida del sartén que conocemos es, por lejos, la salida post mortem de Gabriela Mistral. Gabriela, lesbiana camiona (machorra, chonga, marimacho), poeta, ensayista, premio Nobel de Literatura. Muchas menosprecian su lesbiandad diciendo que no se reconoció en su tiempo. Vamos, eran los años cuarenta y mientras otras de desvivían demostrando heterosexualidad, ella se mantuvo fiel a su estilo camión de abrigo largo y zapato bajo, llevaba elegante canas y en pelo corto bordeando sus rasgos de mujer indígena, fumaba puros y pipa, vivió con muchas de sus amantes y hasta crió un niño con una, inscribiéndolo como hijo de ambas, cosa que ya se quisieran las madres lesbianas de ahora. Soltera y tortillera. Su metro ochenta de estatura eclipsaba otras presencias. Se le notaba lo torta. Se le notaba pero nunca lo dijo. Se le notaba tanto que habría sido comidillo de un programa de farándula, pero no lo dijo. Y como no lo dijo, el machista mundo intelectual latinoamericano, después de ignorarla por años, se rindió a sus pies, incluido el falocéntrico grupúsculo de literatos chilenos. Además de darle el premio nacional de literatura, la hicieron heroína y nombraron madre del país. Instalaron su lesbiano rostro en el billete de 5 mil pesos, pintaron su tortillero caminar en las faldas del cerro Santa Lucía, la hicieron estudio obligado en las escuelas, y le pusieron su nombre a cuanta sala, museo y universidad montaron para seguir profitando de su genio. Y cuando ya estaba así, instalada en la masculina y eurocéntrica institucionalidad chilena, cuando era tema obligado de coloquios y seminarios, entonces, ven la luz sus apasionadas cartas a Doris Dana, donde confirma, con la prosa sensual y enérgica que la caracterizó, lo que siempre fue un secreto a voces: Gabriela era lesbiana, escribió como lesbiana, vivió como lesbiana. En Chile, una lesbiana fue la primera Premio Nobel del país, una lesbiana adorna el billete de 5 mil pesos, una lesbiana duerme a los pies del cerro Santa Lucía y levanta su lesbiana mirada en cada estatua, en cada homenaje, en cada museo que expone sus cartas y diarios y se ríe desafiante cuando algunos intelectuales hombres, heridos en su masculinidad, todavía intentan negar lo innegable.Aquí un fragmento de sus cartas. Fragmento de Niña Errante 15 de agosto de 1949 Doris querida , […] Tu reserva conmigo, cosa para mí imperdonable, me cierra ahora la boca. Yo aceptaré perderte sin decirte un ¡ay! De ayes está llena mi garganta, Doris Dana, pero yo no soy un romanticón ni un sentimentaloide. Yo voy a callar y a dejar tu vida libre. Tal vez lo que tú has buscado en estos días es sólo eso: recobrar tu libertad entera. (Tú eres de una raza libertaria y yo de una raza esclavista.) No llores por esta carta. Me es más fácil, mi amor, escribir que hablar estas cosas. Tu Gabriela. Tuyo Ya saben cabras, si no salieron del sartén ahora, la salida póstuma es una buena opción.