ninasmith

doce de marzo

la soledad
toma nuevas formas.

a veces
descenso astillado
de la persiana.

a veces
mapa virtual
que me va posando
en asientos varios.

a veces
ruido de fuego
en la terraza
haciendo cruz.

el amor en retirada
como vitamina D
que anuncia
su ida de otoño.

yo no me iba por la fe
de decir mi nombre
frente al espejo
pero me mintieron.

la memoria
es meter
una lágrima
en un folio.

algunos días

te leo
mi amor
vencedor
de embotellamiento
literal
y de los otros
te muerdo
y cuesta pulirte
por comentario
rojo injusto
el pie plano
sin plantilla
la miga de pan
de tus gestos
está tu risa
y la parra
con el viento
yo no sé
escribir así
no sé decir
que me duele
atras de los ojos
tu inmensidad
de gran danés bueno
yo me crié
nadando de noche
decís hombre malo
me río de miedo
pasa todo tanto
mi amor
línea a de madera
ceniza en la ropa
marchas en la plaza
dealers de harina
te mando el archivo

vos te merecias
un poema de amor
mucho antes de esto.

Voyage

Casi ciega. Copycat. Se suceden las estaciones. La línea roja acontece. Las risas de los pasajeros, vidrios rotos en el piso. Me preocupa el desembarco porque llego en promedio cinco años tarde a las cosas vivas.

*
¿Qué estaba haciendo en dos mil doce? Descansaba en los aposentos sin forma de estudiante de. Esas cosas son para aprovecharlas.

*

A los dieciocho no estaba lista para volver al pueblo en invierno. No estaba lista y no ordené nada. No descongelé la heladera. No quería ir pero a los dieciocho se tiene la obligación. Dejé todo como si no me hubiera ido. A la vuelta me di cuenta de que del pedazo de cebolla que me había olvidado en la mesada había crecido un tallo esperanzado. Le puse “Optimismo” a la planta que se alimentaba de sí misma y la transplanté. Principalmente porque todas las noches me dormía llorando. Al tiempo se murió y yo mejoré. Pero a veces me extraño así.

espejito espejito

no me creo
el pómulo frutado
no me creo las cejas
la pollera de tubo
que linda
(de lindar)
entre dos mundos

peor que el sueño
o que la sombra
me pinché con una rueca de balcones
no me creo las palabras
sangra
la inocencia de mis manos.

un cd de evanescence y uno de erreway entre el barro

como siempre
el ser martilla algunos focos
que entre aire
lo ex lo equis
en los ojos
siempre un gato
y su sombra
intransigente
en la persiana
etecé
a la enésima
potencia
y yo no nombro
me gusta
diferida
la verdad
que esta ciudad
quiere decirme.

un millón de años luz

no quiero ir
siempre se me juega una sed extraña
vi de más
la plaza Rivadavia con escarcha
un día tal vez
haya papers que aseveren que hace mal
oír los tacos sobre el frío que hace mal
el arsénico del agua que hace mal
la mirada de mi viejo a medianoche.

mientras tanto
sin calores que me salven
a llorar
a la hora de la siesta
a temer
por las púas
en las alas
de los teros.

fantasía

que me veas de recreo
del ensayo permanente de agradarte
desde arriba
en cámara oculta
justa
somos tan
hd
se deja ver
el sarro del diente
la piel de gallina
las bandas
pero
sabemos
entre nosotros hay un vidrio
que se toca
frío
palpo el acolchado
no voy levantarme
paladeo
el mantra de tus ojos en el techo

abandono que alivia.
“innumerables hombres en el aire, en la tierra y el mar, y todo lo que realmente pasa me pasa a mí”. Jorge Luis Borges

estuve leyendo una antología y tengo los ojos llenos de tierra

se van prendiendo las palabras atestadas

como se prenden las luces de Buenos Aires desde este balcón nuevo donde todavía no me hallo

guerra tren sopor Temperley fiesta rastrojero amo cuerpo clorofila mamá sola murió cojamos vacío orilla escribo

el hormiguero de biografías desespera

estudió letras / director técnico ceramista y músico / tiene 15 años y mirá lo que hace/nombre yugoslavo / comunicadora social /Joaquín V González / coordina el taller el grito de los teros sobre la Viamonte cuando tu papá está de bajón de Viñas de Balbo /

están todos estamos todos incluso nosotros especialmente nosotros

cuando me pregunte qué me pasa voy a decir que estoy cansada de la mudanza

voy a entrar al baño y me voy a duchar despacito del peso de toda la gente del mundo

para seguir viviendo.

return to sender

tres palabras me dijiste
me hiciste crecer fortines del piso
tu voz tu dulce voz fue
como ver un murciélago de cerca
un fenómeno desencadenante
el p de la q tres tajos
me dijiste
que fueron como decir
que tenés la biografía
de Steve Jobs como lectura
de verano:
terrible
comida
para cada fantasía
por ejemplo
te imagino
fumando Virginia Slims
o comprando una pulsera que te mide
sueño pulsaciones y anexos
tres palabras me dijiste
una arcada convocante
un espejo roto
me dijiste
lo funesto
me dijiste el fin:
no
tomo
mate.

A los cuatro tenía un novio al que dejé porque me dijeron que a los cuatro era temprano para novios

ya nos vamos
pululan las guitarras
y los días de viento
se oye el cementerio de botellas
bajo la parrilla
negado el pobre
dudoso
como el agua corriente
o los boleros

pero ya nos vamos
me siento las carnes
el verano es un útero
al que entro otra vez
para evaporarme
bikini existencial

chapuzón de espaldas
porque siempre me costó
quedarme a mirar
los impactos.

me pongo re navideña

Pirotecnia cero

Papi insiste

en comprar dos globos

de papel

año tras año

que suspiran

hacia el cielo

lejos del tímpano

de los perros

y que al minuto

para variar

frente a los choques

de nuestro brindis

se prenden fuego

contra la copa

ahora naranja

de cualquier árbol

como quien dice

 

che

hoy tampoco

vas a poder

ocurrir sin daño.

Actúa

Está por pasar, crece, es ese hijito de aloe vera que plantaste porque tenía muchas propiedades, pero ay, te corre un frío cuando te copa el país plácido de los malvones, el cedrón se atraganta en la maceta pero pobre del buen aloe, él no se dio cuenta, claro, la soja tampoco. Si vivir le cuesta tan poco no puede ser bueno, me digo, y acto seguido envidiosa, me río, envidiosa.
Crece, lo veo, su mail me lo dice, la fecha es inminente,
in
mi
nen
te,
in mi nen te, ¿no ves? como volver el tiempo atrás, tengo las uñas llenas de tierra y ya es tarde para estos trotes. Leo. “Todos los versos se escriben siempre al día siguiente”. Es verdad. Ensayo palabras para presentar la ropa de la temporada pasada, invito a que me vean, engarrotada tiesa boca cosida, ma, los edificios son muy altos y todos tienen medias blancas sin percudir. Lo veo, crece. Urge. Impera. Me duele me duele me da terror. Me subo a colectivos que duran treinta horas y me abro feliz entre los pasajeros quejosos como quien se sienta a mirar el fuego. Domiguez Nimo destinó un libro a los tiempos muertos y tiene razón. El tema son las horas vivas.

2

Holi. Bueno, este es mi nombre, y mi libro, y mi manija marca cañón. Sale en marzo, pero bno, la neurosis no me permite sentir que no lo moví lo suficiente. Así que nada, quien lo quiera adquirir me dice y el que no, puede leer el blog y/o verificar que tengo una cara corriente en Facebook. Un besito.

hora clave dijo un nefasto

Que el mundo está en vilo

escupe la frecuencia 

modulada.

Adentro

la pareja se funde en una arenga

de cláusulas y garantes:

vamos a estar bien

ha lugar al salto

desde otros techos.

Habrá que morder el Jesús de la boca

que reviente

como una ampolla de agua.

Habrá que creer

que la ciudad ya no 

nos pierde

habrá que rezar 

que no vamos

a destruírnos. 

hola carambolas y a todas las perinolas

gente
que mira Córdoba
a las 5
y sin sol
tiene que
tiene que
quema
una moto
a las chapas
qué la apura
qué aprieta
a estas horas
y a mí
tengo un whisky
un zucchini
otro cuerpo
que sí puede
en mi pueblo
una vez
durmieron todos
menos yo
una ficha
de dominó
sin caer
muy serena
de cementerio
ese día
se hubiera visto
llover colillas
de haber habido
ojos abiertos

no me creés y yo te lo firmo

ahora
todas las noches
son esa.

carnestolendo

entro al desfile
me aturde los ojos
el miedo a la nieve
y la gratitud
al pool de siembra
parturiento
de este tornado
tan discordante
entre carrozas
gime lo posible
alegría tirante
en todas las reinas

a veces
solo a veces
me nublo y redoblan
quienes me arrancaron
el cuerpo en patota
o cuando te vi
de máscara suelta
mío como eras
mío
como eras.

dominguero

no estoy lista para mañana
nunca estoy lista para mañana
ayer había unos chicos re noventa
una con zapatillas con luces
me tengo que repetir que la paja que me dio no me hace mejor
que todo me espante o me de sueño no me hace mejor que
son posiciones subjetivas
la no posición es también una y así y así
son menos careta que yo en definitiva
que soy o me siento el gordo de las historietas de los simpson
y no sé por qué estoy tirando enter
como ayer
también tiraban enter
otras veces no
hay veces que es distinto
la vez que sentí el vidrio en la espalda
y estabas al lado
for instance.