neurotransmisor

Les presento a la Serotonina. 

Este neurotrasmisor es el causante de tu estado de humor, se dice que cuando alguien está con una persona que le “atrae” uno secreta serotonina. El problema es cuando hace falta la serotonina esto se puede provocar por razones internas en el cuerpo, o externas (algun momento muy fuerte en la vida como una perdida o una pena enorme), al tener poca secretación de este neurotransmisor una persona puede llegar a tener ira, depresión, ansiedad, angustia, miedo, entro otras más. Al llegar a un punto en que la serotonina no es secretada se dice que la persona está en una depresión profunda.

SABÍAS QUE...

Neurotransmisores del beso (Corteza Cerebral):

  • Dopamina: Sensaciones de placer.
  • Endorfinas: Opiáceos. Sensaciones de Euforia.
  • Feniletilamina: Influye en el estado de ánimo y la atención.

Hormonas del beso:

  • Oxitocina (glándula pituitaria): Sentimientos de conexión y felicidad.
  • Noradrenalina y Epinefrina (glándulas suparrenales): Activan el sistema nervioso simpático; oxigenan el cerebro.
  • Testosterona (órganos genitales): Deseo sexual.
Tuve que estudiar 6 años medicina general, 1 año en medicina interna, hacer 1 año de residencia y 2 años de residencia especializada en neurología para entender que lo que sentí por ti nunca fue amor, sólo fueron neurotransmisores en mi cerebro.
— 

Ciencia Infalible, Didier Mis.

¿Cómo combatir la ansiedad de manera natural?

1. Acepta la ansiedad, conviértete en un observador imparcial
La ansiedad es dañina, lo sabemos y por eso queremos eliminarla. Por tanto, es normal que nuestro primer impulso sea negarla y rechazarla. Sin embargo, la paradoja radica en que mientras más intentemos combatir la ansiedad, más agobiados nos sentiremos. Cuando negamos una emoción o sensación, esta crece.
De hecho, la mente de una persona ansiosa no está llena de preocupaciones por hechos de su vida cotidiana sino por las metapreocupaciones. Es decir, se preocupan porque se preocupan. Esta persona activa su crítico interior, una voz que le dice constantemente que la ansiedad es intolerable, que es incapaz de mantener el control o que su existencia es miserable.
De esta forma desencadenan un círculo vicioso que solo sirve para aumentar la ansiedad. Por tanto, no intentes negar la ansiedad que experimentas, simplemente sé consciente de su existencia. Cuando no huyes de una emoción ni la etiquetas como “negativa” puedes adoptar una distancia emocional del problema y recuperar el control de ti mismo.
2. Tómate tu tiempo, no corras
La mayoría de las personas ansiosas se mueven continuamente de un lugar a otro, comen de pie, sin sentarse a la mesa y realizan diferentes tareas a la vez. Su ordenador, por ejemplo, suele ser un caos compuesto por diferentes ventanas y programas abiertos. Y es que lo que expresamos hacia el exterior, no es más que el reflejo de nuestra mente.
Sin embargo, cuando asumimos las tareas cotidianas desde esta perspectiva caótica y apresurada, le estamos dando una retroalimentación muy negativa al cerebro porque es como si le estuviéramos diciendo que debe funcionar aún más deprisa porque las cosas están fuera de control. Como resultado, el cerebro responde aumentando aún más los niveles de cortisol y adrenalina, que generan más ansiedad.
La solución radica en cortar ese círculo vicioso. Disminuye el ritmo y, sobre todo, dale un orden a las tareas que debes realizar a lo largo del día y prioriza las más importantes. Oblígate a bajar la marcha, verás que logras hacer mucho más, con menos estrés.
3. No dejes tareas pendientes, aplica la regla de los 2 minutos
Una de las cosas que más aumenta nuestro estado de ansiedad es saber que tenemos tareas pendientes. De hecho, no son las tareas en sí las que nos desgastan y agotan, sino el recordatorio mental constante de que debemos hacerlas.
Lo mejor es aplicar la regla de los 2 minutos. En práctica, cuando surja una tarea, si esta no requiere más de 2 minutos, hazla inmediatamente ya que posponerla y recordarla consumirá más energía que llevarla a cabo. Si la tarea demanda más tiempo y no lo tienes, pregúntate si es realmente importante. Si es así, búscale un hueco en tu agenda.
Recuerda que la forma en que organices tu día repercutirá en tu estado mental. Por tanto, no dejes que las tareas se acumulen porque si las dejas para el último momento, solo estarás contribuyendo a que aumente tu nivel de ansiedad. Aprender a organizar tu vida te permitirá eliminar una gran fuente ansiógena: las tareas pendientes y las que te roban energía sin brindar ninguna recompensa a cambio.
4. Reserva una hora del día solo para ti, y haz lo que te venga en gana
En la sociedad en que vivimos, se premia el hacer sobre el ser. Por eso, nos sentimos obligados a correr, a no tener ni un minuto de descanso, porque es sinónimo de perezal.
De hecho, no es extraño que las personas ansiosas siempre estén llenas de trabajo y proyectos pendientes, no tienen ni siquiera unos minutos al día para dedicarlos a sí mismos. Inmersos en ese estado de tensión constante, no le permiten a su cerebro “desconectar”, como resultado, los niveles de ansiedad se disparan.
Sin embargo, desconectar y estar a solas consigo mismo es tan importante como ser proactivos. Aunque como las personas ansiosas suelen encontrar difícil estar de brazos cruzados, una excelente alternativa consiste en dedicarle al menos una hora cada día a una actividad que realmente disfruten. De esta forma, el cerebro comienza a liberar una serie de neurotransmisores como las endorfinas, que generan un estado de bienestar y relajación.
5. No le prestes demasiada atención a tus pensamientos, cuestiónalos
La mente de una persona ansiosa es su peor enemigo. De hecho, la ansiedad crece a raíz de los pensamientos poco realistas que la persona va desarrollando. Por eso, es fundamental que aprendas a detectarlos y que detengas su curso.
Lo más usual es que la persona ansiosa responda de manera exagerada ante las situaciones de su vida cotidiana. Hace una tormenta en un vaso de agua, piensa que un simple error tendrá consecuencias nefastas. De esta manera, añade una tensión innecesaria.
Por eso, es importante que comiences a cuestionarte esos pensamientos catastrofistas que no se ajustan a la realidad. Pregúntate: ¿Esa preocupación es realista? ¿Cuántas probabilidades existen de que se cumpla? ¿Qué es lo peor que podría pasar? ¿Cómo podría manejarlo?
6. Enfoca las situaciones desde otra perspectiva
La ansiedad está provocada, en gran medida, por el significado que le conferimos a determinadas situaciones. Por eso, una de las estrategias más eficaces para combatir la ansiedad es cambiar la manera en que pensamos en los agentes estresores.
Por ejemplo, si mientras estás estudiando piensas: “no voy a aprobar ese examen”. Reestructura ese pensamiento de forma positiva: “quizás no apruebe ese examen; sin embargo, me voy a esforzar para dar lo mejor de mí”.
7. Aprende a vivir en el “aquí y ahora”
La persona ansiosa suele vivir a caballo entre el pasado y el futuro. Se culpa por lo sucedido y se preocupa o se asusta por lo que podría suceder. De esta forma llena su presente de ansiedad. De hecho, a menudo la ansiedad surge precisamente de esas preocupaciones sobre el futuro. La persona ansiosa sufre una especie de obsesión por el futuro que le hace focalizarse en todos los desastres que podrían ocurrir.
Sin embargo, para combatir la ansiedad, es importante aprender a centrarse en el presente. Respira, mira a tu alrededor y nota que no está sucediendo nada malo ahora mismo. Disfruta de ello.
Como probablemente te resultará difícil abandonar de una vez las preocupaciones, puedes establecer lo que se denomina en la Psicología: “Periodo de las Preocupaciones”. Se trata de posponer esos pensamientos hasta que lleguen esos 30 minutos al día en los que te darás permiso para preocuparte todo lo que desees. Pero una vez que hayan pasado, si acuden a tu mente otros pensamientos ansiógenos, deberás posponerlos hasta la próxima sesión.
8. Ten cuidado al ventilar las emociones o te dominarán
Durante muchas décadas, se animó a las personas a reprimir sus sentimientos y emociones. Más tarde, se les dijo que era mejor que las expresaran ya que de esta manera, podían aliviar estados como la ira y la ansiedad, debes encontrar la manera adecuada de expresarlas. No vale Golpear una almohada, gritar o descargar tu ira verbal contra alguien puede aumentar los sentimientos negativos. Esto se debe a que hay algunas actividades que activan tu sistema nervioso, en vez de calmarlo, que es lo que necesitas. Por tanto, para combatir la ansiedad, es mejor que optes por actividades que te permitan relajarte verdaderamente.
9. Practica un poco de ejercicio físico
Una de las mejores estrategias para combatir la ansiedad y el estrés es realizar ejercicio físico. No es necesario que le dediques mucho tiempo, apenas media hora todos los días será suficiente. Aunque es recomendable que sean ejercicios intensos, que son los que permiten que se libere una gran cantidad de endorfinas.
Por tanto, es conveniente que al menos cinco veces a la semana dediques tiempo a la práctica de ejercicio. No solo notarás una mejoría a nivel psicológico sino que tu salud física también te lo agradecerá.
10. Aprende a relajarte y a respirar
Las técnicas de relajación son muy eficaces para combatir la ansiedad. Existen diferentes técnicas, una de las más comunes consiste en tensar cada uno de los grupos musculares, para después relajarlos suavemente. De hecho, si sufres ansiedad, es probable que tengas una gran tensión en el cuerpo, sobre todo en la zona de la espalda y el entrecejo.
También existen técnicas de visualización, que brindan excelentes resultados para quienes tienen una imaginación fértil. Una de las más sencillas consiste en cerrar los ojos e imaginar que estás en un lugar tranquilo que te gusta y en el que te sientes a gusto. Imagina todo con la mayor cantidad de detalles y después, simplemente déjate embargar por las sensaciones positivas que estás experimentando.
Estas técnicas se deben acompañar con una buena respiración. De hecho, aunque no somos conscientes de ello, la respiración es un proceso muy importante a través del cual la mente obtiene una retroalimentación de nuestro estado. Cuando respiramos rápido y de manera superficial, nuestro cerebro entiende que algo no va bien y que podemos estar en peligro, por lo que aumenta el nivel de ansiedad. Cuando respiramos lenta y profundamente, todas las funciones corporales, incluyendo el latido cardiaco, se acompasan y es más fácil relajarse.

Recuerda que para eliminar este problema de una vez y por todas, es vital que descubras cuáles son las causas de la ansiedad y que aprendas a evitarlas, o al menos a manejarlas de manera más adecuada. 

(Espero te sirva de ayuda  @el-escondite )

La neurobiología del amor ha permitido determinar que las personas enamoradas pasan al menos un 75 % de su tiempo pensando en el ser amado. Además, suelen dormir menos, pero se levantan con mayor energía.

En el cuerpo se liberan unas sustancias químicas que se llaman las aminas biógenas que son dos: la dopamina, que produce las sensaciones de gratificación; y la feniletilamina (FEA), que altera los ritmos cardiacos, respiratorios y de sueño. Por otro lado, se disminuyen los niveles de neurotransmisores y la persona empieza a tener pensamientos obsesivos.

Se ha encontrado que los enamorados perciben menos dolor. En un experimento, las personas eran sometidas a una leve presión dolorosa mientras les mostraban fotos de otros sujetos, entre ellos la persona de la que estaban enamorados. Los científicos pudieron determinar que la percepción del dolor bajaba entre un 20 y un 30 por ciento cuando veían la imagen de su pareja.

A ésta hora los neurotransmisores inhibidores, predominan en mi sistema activador reticular ascendente.
—  pocos entenderán (significa que ya tengo mucho sueño)
LA EDUCACIÓN

Todos los países están trabajando en reformar la educación. Existen dos razones para esto: La primera es la economía, todos están tratando de averiguar como es que podemos adaptar a las nuevas generaciones al sistema económico.

     Para los gobiernos, es muy importante que los sistemas educacionales no se desvíen del plan económico del país. Esto no es muy difícil en cuanto a que la economía de hoy no requiere un nivel de educación muy alto, o al menos en un porcentaje bajo.

       El error que está cometiendo el gobierno radica en las prioridades, la estabilidad económica de la burguesía parece estar por encima del progreso general.

       La otra razón es cultural, estamos intentando de identificar como podemos conservar nuestra identidad cultural, mientras el proceso de globalización avanza cada día más.

       Desde cerámicas de películas estadounidenses en los pueblos más remotos del país, hasta las redes sociales.

       La globalización está amenazando a la identidad cultural, si no es que ya arrasó con ella. La identidad cultural es fundamental para el humano, y la globalización está imponiendo esta identidad creando confusión y problemas psicológicos en las personas. Si esto no fuera cierto, no existirían los psicólogos y yo no estaría escribiendo este trabajo.

       Hoy en día los jóvenes no consideran que la escuela sea lo suficientemente importante, como en la época de nuestros padres, se les enseñaba que si estudiaban, obtenían buenas calificaciones y obtenían un título; obtendrían un trabajo. Su título universitario era una garantía de que tendrías un buen trabajo. Hoy en día ya no es una garantía.

       La estructura del sistema socioeconómico tenía mucho sentido en la época de nuestros padres, una epoca, donde los pasos preestablecidos daban resultado y tenían sentido. Hoy nada es seguro, la estabilidad económica es cada vez más difícil de alcanzar, esto genera conflictos de estrés e inseguridad.

       El problema con el sistema educativo es que fue diseñado totalmente para otra era. El sistema fue diseñado para una era de la revolución industrial donde la idea de un sistema público de educación era una idea totalmente revolucionaria.

       Esto dividió a la población en dos: personas inteligentes y personas que no son inteligentes. El sistema funcionó bien para muchos, pero no funcionó para la mayoría.

       Pero esto era de esperarse, ya que los líderes, no necesitaban que toda la población fuera inteligente, solo necesitan a unos todos inteligentes, los demás se pueden dedicar al trabajo sucio. En una población donde la educación es un sistema creado para unos pocos, la burguesía extrema es inevitable.

“Sembrar reflexiones en ocasiones suena y pareciera ser un discurso utópico… al momento en que los que ya hemos sembrado unas reflexiones respecto a las distintas subjetividades de cada individuo, es que nos damos cuenta de que esto ya va mucho más allá de la utopía”

       Desaprovechando las habilidades de la mayoría de la población, a las personas que no funcionaban dentro de este sistema educativo se les llamó estúpidos e incompetentes para la intelectualidad o la vida.

       Por otro lado se han hecho datos demográficos acerca del TDA, donde psiquiatras han diagnosticado de una manera epidemiológica.

       Se reconoció que está extendida la creencia en la sociedad de que el TDA significa hiperactividad, sino no es nada. Pero, hay niños muy distraídos que van a tener muchos problemas en las calificaciones, en retener información, aprender las tablas de multiplicar, terminar algunas tareas o hacer trabajos de 5 cuartillas.

       Se cree que el TDA es un trastorno neurosicológico y otras veces puede ser heredado; no es un problema de educación ni de comportamiento del niño o de los padres que no estén educando adecuadamente a sus hijos. Es un problema a nivel de los neurotransmisores cerebrales que se corrigen con medicamentos y psicoterapia.

       A los niños que presentan sobre todo hiperactividad, se recomienda a los padres evitar tratamientos alternativos como quitarles el azúcar o aislarlos porque el problema no se corrige y sólo retrasa que los menores de edad sean diagnosticados y reciban un tratamiento contra el TDA.

       El especialista indicó que etapa escolar detectan con mayor frecuencia el TDA y el 70 por ciento de los casos que se atienden en el Hospital Infantil Psiquiátrico es por este padecimiento.

      Los pacientes con TDA que no reciben tratamiento son más proclives al consumo de dosis altas de café y nicotina o combinados drogas, porque mejoran la concentración y atención.

       No intento decir que no existe tal cosa como el DDA, porque muchas personas podrían debatir lo contrario, pero de lo que estoy seguro es de que no es una plaga. Si existe o no, sigue siendo un debate, pero niños alrededor del mundo están siendo medicados contra el DDA y la cifra de niños con DDA crece exponencialmente.

      Cabe mencionar que las compañías farmacéuticas y las organizaciones psiquiatricas tienen lazos económicos cercanos, lo cual pone en duda la eficiencia de estar medicando a estos niños. Tal vez la psiquiatría está empezando a tener fines más políticos que medicinales.

       Con millones de cosas con las cual un niño se puede distraer diariamente, nos piden que nos tomemos nuestras medicinas, nos calmemos y pongamos atención. La juventud está sufriendo de un periodo “zombie”.

¿Y quién es el que más pierde en este periodo zombi?

       El arte, el arte es el que recibe el golpe más fuerte con esta epidemia de DDA ¿Por qué? porque el objetivo de la medicación del DDA es apagarnos y tranquilizarnos, apagar nuestros sentidos para funcionar de una manera más objetiva y funcional.

       Yo digo que deberíamos de estar haciendo totalmente lo contrario, en vez de dormirlos deberíamos de despertarlos, dejarlos ser activos para que saquen todo ese potencial que traen dentro.

       El sistema educativo está totalmente industrializado y nos podemos dar cuenta por cómo funcionan las escuelas:

       Suenan las campanas para separar periodos de trabajo, separamos las áreas de trabajo por materias y educamos a los niños por “lotes”. Literalmente ponemos a los niños en la banda de la maquina del sistema educacional, separándolos por lotes de edades.

¿Por qué asumimos que lo mas importante que los niños tienen en común es la edad?

        El sistema educativo tiene que evolucionar junto con las generaciones, pero nos hemos quedado tan atrás que no tenemos la menor idea de cómo corregirlo.

       Innumerables veces se ha demostrado la in eficiencia de los sistemas educativos a nivel nacional. A muchas personas se les clasifica como estúpidos e incompetentes para cualquier trabajo intelectual y resultan ser grandes mentes de la humanidad.

¿Que es lo que los niños tienen en común?

¿Como podríamos separarlos para educarlos?

¿Deberían de recibir todos el mismo tipo de educación?

       El encontrar la educación correcta para uno es un trabajo ardua y requiere de mucha paciencia. Pero en mi opinión deberíamos de expandir las opciones, adaptarnos a la idea de que no todo se aprende en un salón de clases.

        Por ahora, deberíamos de darle menos importancia a las calificaciones, de hecho no deberíamos de darle importancia alguna, ya que la manera de calificar es absurda. Y lo que es aún más absurdo es que los profesores lo saben, ellos saben que el sistema está mal, que solo a unos cuantos les sirve, que las calificaciones son absurdas, que algo está mal. Es triste que las grandes mentes de todo el mundo que se dedican a educar a las nuevas generaciones con ideas revolucionarias y de cambio; no estén haciendo nada ellos mismos para educarnos de una manera más eficiente. Porque ellos mismos están atrapados económicamente dentro del mismo sistema.

El miedo y la pereza.

     Los beneficios sociales de la educación como base de transmisión social de conocimiento y desarrollo de las prácticas y valores culturales básicos (como la reducción de las tasas de fecundidad y la mejora de la salud de las madres y de los niños) han hecho, antaño, de la educación primaria y hoy, de la educación básica universal (noveno a undécimo grados, según el país), una meta mundial. Desde el punto de vista económico, los modernos análisis de la capacidad de innovación como explicación del desarrollo y del papel crítico de la difusión y aprecio social por la ciencia y la tecnología en el fortalecimiento de las instituciones y el espacio de oportunidades para el desarrollo individual y colectivo de un país, han evidenciado la necesidad de fortalecer áreas de investigación y desarrollo en la sociedad, teniendo como centro la reflexión universitaria.

 

CONOCIENDO A NUESTROS AMIGOS LOS NEUROTRANSMISORES...

I PARTE

Muchas veces hablo de cómo los neurotranmisores (dopamina, serotonina, etc.) afectan a nuestras conducta y nuestras emociones pero ¿realmente los conocéis? ¿sabéis qué son y qué función cumple cada uno de ellos?. Teniendo en cuenta que se pasan todo el día revoloteando (casi literalmente) por nuestro cerebro, creo que lo más justo será que los conozcamos un poquito más.

¿Qué son los neurotransmisores?

Keep reading

La oxitocina es una hormona producida por los núcleos supraópticos y paraventricular del hipotalamo, relacionada con los patrones sexuales y con la conducta maternal y paternal que actúa también como neurotransmisor en el cerebro.

En las mujeres, la oxitocina igualmente se libera en grandes cantidades tras la distensión del cérvix uterino y la vagina durante el parto, así como en respuesta a la estimulación del pezón por la succión del bebé, facilitando por tanto el parto y la lactancia.

También se piensa que su función está asociada con el contacto y el orgasmo. En el cerebro parece estar involucrada en el reconocimiento y establecimiento de relaciones sociales y podría estar involucrada en la formación de relaciones de confianza y generosidad entre personas. Ejemplo de ello es que investigaciones han descubierto que la ausencia de la hormona oxitocina podría jugar un papel relevante en la aparición del autismo.

anonymous asked:

Que se siente enamorarse??

Es como un montón de interacciones químicas, neurotransmisores, hormonas, principalmente oxitocina, que entre otras cosas provoca que tus vasos se dilaten y, por ejemplo, te pongas colorado o sientas que al verle se te cae la sangre a los talones, aunque también te quita la pena y puedes hacer tonteras…La testosterona que es una hormona sexual…La dopamina que, por ejemplo, te pone feliz, atento, ayuda al sueño, y cuando no hay dopamina, estas triste y así…también hay estimulaciones del nervio vago, como las mariposas en la panza…Más o menos eso, y lo expliqué así porque tiene su lado científico, y es comprobable y aún así mágico ❤️🙈☺️😉🙌🏽

CONOCIENDO A NUESTROS AMIGOS LOS NEUROTRANSMISORES…

III PARTE

Hoy presentamos a…

La serotonina cumple un importante rol dentro de nuestro cerebro. Entre las muchas funciones que tiene podemos destacar: regular el apetito mediante la saciedad, controlar el deseo sexual y la actividad motora así como las funciones perceptivas y cognitivas. Actúa sobre las emociones y el estado de ánimo siendo la responsable del bienestar; genera optimismo, buen humor y sociabilidad. 

Keep reading

CONOCIENDO A NUESTROS AMIGOS LOS NEUROTRANSMISORES…

IV PARTE

Hoy presentamos a…

La adrenalina, también conocida como epinefrina, es una hormona, porque viaja a través de la sangre (tranquilos, algún día hablaremos de nuestras amigas las hormonas :D), pero también es un neurotransmisor, ya que actúa como nexo en la comunicación entre neuronas.

Keep reading

SABÍAS QUE...

La serotonina es el neurotransmisor que más afecta al proceso de desamor

Originally posted by malejamartinezr

La serotonina tiene un importante papel en nuestro cerebro: actúa sobre las emociones y el estado de ánimo. Es la responsable del bienestar, genera optimismo, buen humor y sociabilidad. Además de inhibir diversos factores como la ira, la agresión, el sueño o el apetito.

Así, los niveles bajos de serotonina están directamente relacionados con depresión, ansiedad y obsesión (síntomas típicos del desamor). Las experiencias y los pensamientos positivos aumentan los niveles de serotonina, mientras que los pensamientos desagradables, las preocupaciones o los enfados inhiben la activación de la misma. Por ello, la decepción amorosa o la ruptura (pensamiento o experiencia desagradable) inhibe los niveles de serotonina dando paso a la tristeza y el desánimo.  

Los sentimientos de resignación, ira y desesperación tan habituales en esta etapa final del amor también están asociados con el sistema de recompensa del cerebro y su neurotransmisor, la dopamina. Ésta disminuye su actividad conduciendo a cierto letargo y abatimiento por parte del ex-amante.  

Afortunadamente el desgaste energético que provoca el desamor hace que el amante abandonado termine por rendirse, ya que el cuerpo humano no puede hacer frente a este desgaste de forma muy prolongada.