negros bonitos

“Bonito, Sergeant Jim and Renegade Negro, White Mountain Apaches”

Photographer: Ben Wittick
Date: 1880 - 1890?
Negative Number 015889

Bonito (usually spelled Benito) is seated, center. The jacket of the man on the left is likely a Wittick studio prop.

taxista casado

Tenía 35 años y acostumbraba entrenar una hora diaria por las tardes después de la chamba, Ese sábado no entrenaría pues era cumpleaños de un compañero de trabajo q vivía algo lejos. Bien bañado salí de casa a tomar un taxi e ir a mi reunión, no pasó ni un minuto cuando apareció uno y lo tomé, la verdad ni me fijé bien en el chofer hasta cuando me empezó a conversar de forma muy personal, él tenía 32 años, casado con tres hijos chicos, el carro era suyo, etc. todo ok hasta q tocó el tema homo y en determinado momento me dice q es bisexual, me sorprendió pues su físico y voz eran de un hombre macho, moreno con rasgos de negro, corpulento, rostro no bonito pero muy masculino.

Traté de llevar normal la conversa aunque imaginaba al pata en escena sexual, nunca me había sucedido esto. De pronto dijo algo q me transtornó “yo te puedo hacer sentir mas q una mujer”, sonreí y de puros nervios le dije “asi? habría q probarlo” inmediatamente me arrepentí de mis palabras pero ya estaba su mano grande y caliente acariciando mi muslo, eso me excitó y mi verga endureció, él, experimentado, lo notó y me acarició la bragueta, ufff me entró la arrechura. Sin quitarme su mano me dijo q yo le gustaba mucho y q me la quería chupar, yo arrecho asentí pero le dije q donde, “acá pues, ahorita estaciono” unos metros después estacionó en un camino alejado de la pista y miradas.

De inmediato desabotonó mi camisa y acarició y besó mi pecho, y luego desabrochó mi correa y abrió el cierre del pantalón y mi paquete apareció, estaba al palo y él dirigió su cara a mi paquete y se restregó y lo besó y besó, suave bajó mi calzoncillo y mi cabezón apareció, “es grueso” manifestó y dirigió sus labios gruesos a mi pene. Una sensación fuerte, q ninguna flaca me había hecho sentir, me invadió.

Sus labios acariciaban mi falo de arriba a abajo, su lengua me saboreaba con gusto, sus manos calientes no cesaban de acariciar mi pecho, mis tetillas velludas, mi barriga. El chupaba, lamía, lengueteaba mi sexo, ensalivaba mis bolas peludas y gozaba, gozaba mucho, y yo también, me tuvo así como 20mins hasta q sentí q ya me vacearía y se lo dije, como respuesta sentí sus manos poner mas presión sobre mi cuerpo y su boca ponerse mas golosa, me sentí como el manjar mas rico para él y pronto un orgasmo fuerte me inició, acaricié su cabeza, su cuello fuerte, y empezé a eyacular desesperadamente, él chupaba y tomaba mi leche y un sonido gutural de gusto emitía tras cada sorbo, yo estaba en el paraíso del éxtasis durante esos minutos q me parecieron interminables y exquisitos, gozé como bestia y él se tomó hasta la última gota.

Al terminar me dijo “sabía q tu leche sería rica” y sonrió, le acaricié la mejilla y le dije “si, lo haces mejor q una flaca” y nos reímos juntos. Relajadazo me llevó a casa de mi amigo y me pidió q lo deje recogerme de allí horas después, una gran empatía nació en ese momento. Lo q sucedió después q me recogió se los diré en mi prox relato, ok?