natalicio

Sin título por natalia
Por Flickr:
¿se pueden inventar verbos? quiero decirte uno: yo te cielo, así mis alas se extienden enormes para amarte sin medida. Siento que desde nuestro lugar de origen hemos estado juntos, que somos de las misma materia, de las mismas ondas, que llevamos dentro el mismo sentido. Tu ser entero, tu genio y tu humildad prodigiosas son incomparables y enriqueces la vida; dentro de tu mundo extraordinario, lo que yo te ofrezco es solamente una verdad más que tú recibes y que acariciará siempre lo más hondo de ti mismo. Gracias por recibirlo, gracias por que vives, porque ayer me dejaste tocar tu luz más íntima y porque dijiste con tu voz y tus ojos lo que yo esperaba toda mi vida.” Fragmento de una carta escrita por Frida Kahlo en noviembre de 1947. 108 años de su natalicio.

10

Hoy hace 107 años nació la pintora REMEDIOS VARO.

Hoy se cumplen 107 años del natalicio de María de los Remedios Varo Uranga, nacida en Anglés, España, un día como hoy, pero de 1908. La destacada pintora fue hija de la unión de un ingeniero hidráulico caracterizado por ser un librepensador y de una católica devota. Una curiosa mezcla incluso antes de su nacimiento. Sus primeros pasos en el mundo del arte fueron sus estudios en la Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid.

En 1936 participó en la Exposición Logicofobista realizada en Barcelona y, desde entonces, se acercó a los componentes del surrealismo francés. Participó en las reuniones y exposiciones surrealistas. Sin embargo, tras la invasión del ejército alemán a París, abandonó Europa y se instaló en México a partir de 1941.Varo, estuvo siempre fuertemente relacionada con los movimientos de vanguardia. Fue una de las principales exponentes del “surrealismo mexicano tardío” junto con Frida Kahlo y Leonora Carrington a quien conoció en México y cuyo fuerte ascendiente artístico fue definitivo en la concepción estética de su obra.Sus piezas se caracterizan por una gran abundancia de imágenes y una peculiar combinación de poesía y humorismo. De acuerdo con Luis Martín Lozano, crítico y especialista en la obra de la pintora, Varo tiene un pie en la tradición, y el otro, en la experimentación, ya que sus cuadros plantean preguntas que no tienen una respuesta específica, debido principalmente a lo familiares que le resultan al espectador, sobre todo debido a los elementos oníricos que componen cada pintura. En la obra de Remedios se conjuntan sueños, recuerdos y vivencias femeninas, así como los temores y horrores de la guerra. Hay fuertes alusiones, además, a la ciencia, la religión y la filosofía lo cual produce una singular amalgama en donde se funden toda clase de disciplinas místicas y dogmas. La belleza en la obra de Varo comprende una amplia gama de elementos fantásticos, pero que a la vez también remiten a cierta tristeza e incluso a sensaciones sombrías, a pesar de no ser precisamente intimidantes. No obstante hay asomos poéticos que salen a relucir por medio de sus imágenes.

Poco conocida, pero no menos interesante, es su obra escultórica, la cual se compone de piezas hechas con huesos, espinas de pescado y todo tipo de restos orgánicos como alambres y cuerdas. Muchas de ellas dan la apariencia de fósiles, esqueletos o totems. La carrera artística de Remedios Varo se vio truncada por un fatal paro cardíaco en su etapa de plenitud creativa. Sin embargo, su maravillosa obra ha trascendido y soportado el paso del tiempo, además de ejercer una fuerte influencia sobre todo en el arte mexicano.

Tengo miedo de verte
necesidad de verte
esperanza de verte
desazón de verte.

Tengo ganas de hallarte
preocupación de hallarte
certidumbre de hallarte
pobres dudas de hallarte.

Tengo urgencia de oírte
alegría de oírte
buena suerte de oírte
y temores de oírte.

O sea
resumiendo
estoy jodido
y radiante
quizá más lo primero
que lo segundo
y también
viceversa.

—  Mario Benedetti, Viceversa
7

Centenario del natalicio de mi tio-abuelo Alfonso Ramirez “El Calesero”, nacido el 9 de Agosto de 1914. En homenaje no solo al poeta del toreo pero a un personaje autentico de la vida les dejo un recorrido, donde su familia siempre fue algo muy presente.

Y, viéndote torear,
asomada al palomar
una paloma taurina
no cesa de aletear
como queriendo imitar
tu sin par chicuelina,
o aplaudir
tu veronica trianera
- viento poema de abril -
con rumor de Aguascalientes
y olor a Gudalquivir…

Manuel Benítez Carrasco