nacene

Los seres humanos no nacen para siempre el día en que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga a parirse a sí mismos una y otra vez.

- Gabriel García Márquez (March 6, 1927-April 17th, 2014)

[human beings are not born once and for all on the day their mothers give birth to them, but that life obliges them over and over again to give birth to themselves]


Nadie es indispensable en la vida de nadie. Toda persona tiene un tiempo definido en tu vida y un papel especial en tu historia. Quien se va que le vaya bien y quien llega, bienvenido sea. sentimientos mueren, sentimientos nacen, amistades se acaban y otras empiezan. Solo se feliz. ♥
8

Maria Felix’s advice for women.

“Hago un voto de fe y de razón, para que las mujeres Mexicanas ya no se queden calladas para que entiendan por fin, que este país y los hijos que parimos y lo van a evitar. Necesitan entender aprender a mamar desde que nacen, que para ser de la vida - para tener un mejor lugar, ay que tener valor. Ay que saber que la verdad es lo único que nos va salvar y que nos ara mejor personas. Protesten, quéjense, no se dejen, prepárense, hagan de su vida lo que ustedes desean y no los que sus hombres les permitan ser.”

Hoy vengo a hablarles de algunos seres que nacen únicos dentro de una probabilidad inmensa de ser iguales al resto, pero que algo, cierto gramo de rareza y simpleza, los diferencia del resto. Así es, de los artistas. De los verdaderos, por supuesto.

Artista es aquel que siente y no intenta maquillar o fulminar sus sentimientos a causa de qué va a decir el otro.

Es aquel que mete las patas tantas veces en el mismo charco, que lo convierte en el océano más precioso en el que podrás naufragar.

Es aquel que te invita a una noche para ver las estrellas más cerca, cuando en realidad las estrellas son tus ojos. Las más bonitas de todas las constelaciones, aunque jamás te lo dirá.

Es aquel que se embarca a las aventuras más peligrosas para saborear los manjares de llegar donde otros temen poner un pie.

Es aquel que se escapa de la cárcel de sus miedos e inseguridades para ponerle un punto final a toda esa guerra latente que tiene consigo mismo.

Es aquel que se muerde la lengua antes de lanzar sus dientes como balas hacia un único objetivo: el receptor del mensaje.

Es aquel que te enseña a ser valiente en un mundo de cobardes, que hace silencio cuando hay varias guerras que se planean en un subterráneo y te dice cuándo es el momento de alzar la voz y los hechos para frenar la sangre.

Es aquel que sabe que los mejores momentos siempre van a ser compartidos con la gente que ha compartido los mejores momentos contigo.

Es aquel que se detiene a apreciar un atardecer, sin fotos ni whatsapp. Sin interrupciones cibernéticas ni mundos digitales.

Es aquel que te llama cuando es de madrugada para preguntarte si todo anda bien, porque algo dentro le dijo que en ti había un invierno que empezaba a gotear.

Es aquel que abraza, rompe y compone, todo al mismo tiempo.

Es aquel que ha venido a enseñarte lo que otros intentan ocultarte: que eres una persona única, preciosa y especial. Que eres una probabilidad, jamás una imposibilidad. Que igual hoy no, pero mañana tal vez sí.

Es aquel que deja la piel en las primeras veces y que se arriesga el pellejo por un simple abrazo.

Es aquel que de sobra sabe que no hay aeropuertos, sino gente que quiere irse lejos.

Es aquel que se fija en los pequeños detalles, en las simplezas, en lo diminuto; que no necesita una lupa para verlos y apreciarlos.

Es aquel que, una noche cualquiera, viene y te saca a bailar, fuera, donde los monstruos ya han empezado a disparar sus garras y los fantasmas rodean la ciudad.

Es aquel que te envuelve en el más cálido de los regazos y te hace no querer morir nunca.

Es aquel que te hace sentir aquello de sólo se vive una vez ó quiero ser joven y salvaje para siempre.

Porque artista no es aquel que escribe o dibuja; artista es aquel que salva sin siquiera saber cuán hundido en el lodo estás y se mete sin saber que, de saberlo, él también se hundiría hasta el fondo. Pero él lo sabe y sonríe.

En conclusión: los verdaderos artistas son los valientes, los que llevan la frente en alto y te enseñan a vivir una vida con cero cobardía. Artistas, valientes.
—  Benjamín Griss