muy ti

Día uno sin ti.

15-01-17
1:15am

No logro dormir así q decidí escribirte, se q tal vez nunca leerás esto, pero es bueno desahogarse. Me levante con una crisis a las 6am, vaya, me sorprende como puedes hacer q me levante temprano. Entre a bañarme tratando de parar la crisis, pero es increíble como pega de fuerte que algo tan bonito acabe, (Por q si, para mi eres lo mas bonito q paso en mi vida).

Pensé q podía fingir que estaba bien, por q cuando Evelyn me vio sentada en las escaleras, ni siquiera noto q había llorado. Igual no pensé mal, por que logre evadir a mi tía cuando me pregunto ‘¿Por que tiene esa cara, le duele algo?’

Hoy me di cuenta q nadie me nota, nadie puede ver q estoy ahí… Lo se, por q cuando desaparezco, nadie se da cuenta. Es como si a todos les diera igual y ahora, también a ti, fui muy ilusa en pensar q llamarías, fui muy estúpida al estar viendo el teléfono todo el día simplemente esperando un mensaje q nunca llego. Fui débil, de nuevo, como siempre lo soy, porqué termine hablandote solo para asegurarme de q habías estado bien. Saque una escusa muy tonta, porqué se q no tiene ningún sentido q nos veamos ese 20, porqué no creo q podamos “Terminar bien” como dijiste.

No se que sea correcto justo ahora, quiero salir corriendo a el chat y decirte todo lo q se me ocurra, pero ¿De q serviría? ¿De que serviría si ya no crees en mis palabras? ¿De que serviría si ya no te importo? ¿De que serviría si ya no me amas?

No puedo rogar que me ames de nuevo, por q seria egoísta y ni siquiera estoy segura de que podrías lograrlo otra vez. Ahora me conoces, ahora sabes lo mala persona q soy porqué te lo demostré y ahora es cuando te vas… Te lo dije al principio, siempre supe q era mala para cualquiera, q solo dañaba a los demás y quise evitarte todo este lío, porque ahora mira, ganaste, lograste enamorarme, lograste romper todas mis barreras, eres una genio, pero te vas, te vas y yo seguiré aquí, sintiendo todo esto.

Estuve viendo algunas de tus fotos, esas, las q te tomabas para sacarme sonrisas… Ahora duelen, duelen tanto como un golpe en la cara. Duele ver esa delicada sonrisa en tus labios q ya no podre besar y q de ella no podre ser la causa. Duelen tus hermosos rulos porqué ya ni siquiera tendré la oportunidad de jugar con ellos una vez mas. Duele tu hermosura que no podre reclamar como mía, me dueles.

Y es q este es el precio del amor, puede hacerte feliz, PERO… Puede destruirte el doble.

Te pediría perdón solo para que dejes de estar enojado, pero cariño eso no sería sincero, aparte de que en verdad no hice lo que crees y no sé como explicártelo, y no creo que me creas, porque sé que lo que quieres es que me disculpe, pero como ya dije no sería sincero ya que no creo que deba disculparme por algo que no hice :c

Para el señor Alberto u-u por si por esas cosas de la vida te topas con esto.

2

M A M U R A · D A I K I

Happy Birthday to my lovely Valu!♡ [ @kentaroz ] (ノ◕ヮ◕)ノ*:・゚✧ 

VETERANOS DEL EJÉRCITO | Con Vegetta GTA 5 Gameplay #274

Minuto 11:08

V: *hablando como borracho* Le chupe la calva, le chupe la calva…

W: Te voy a llevar a pasarlo bien Vegetta, imagínate que todo el mundo… Bueno sube sube te voy a llevar a un sitio espectacular.

V: Le chupe la calva…

W: *risas*

V: Uff que tiempos Willy… Esos cinco días sin ti fueron muy duros, subimos..

——————-

Madre mía Vegettita 😏
Escucharlo decir eso mientras finge estar borracho es la gloria 😂💜

Ella.

Ella, chica audaz cual torso desnudo en medio del polo norte.

Y vestida en tacones a paso fino mientras en las calles envidian su belleza y sutileza al andar.

Sabe que el mundo la mira y eso le encanta, pasar desapercibida no es algo que pase por su cabeza.

No espera a que la llames, sabe muy  bien que sin ti puede hacerlo mejor.

Ella, en su mirada mil demonios, en su cintura el paraíso y medio.

No hay corazones rotos, sólo fuertes labiales rojos.

-Fuego frío.

Prometí que hoy escribiría una carta para ti. Hago pública esta carta porque sé que quizás, podría ayudar a otras personas también. Así que aunque la fuente principal y de inspiración para escribirla fuiste tú, también es para todos aquellos que se sientan identificados con ella al leerla.

Quisiera encontrar el modo de hacer que no olvides estás palabras que hoy te escribo, porque son muy importantes, me ha costado mucho entenderlas y aprenderlas. Pero creo que si las logras entender podrían ayudarte en diferentes momentos y situaciones que atravieses en tu vida.

Imagino que alguien, aunque sea alguna vez en tu vida, te ha dicho que eres un ser muy especial. Y tú te sonrojas y tímidamente sonríes. Tal vez hasta contestas vagamente, “yo no soy especial”. Quizás cuando estás en silencio y soledad, dudas de si realmente hay algo especial o muy bueno en ti, porque tú no logras identificar las razones que te hacen ser quien eres.

Tú eres especial independientemente si te lo digo yo o el resto del mundo. Aún si nadie nunca te lo hiciera saber o sentir, sigues siendo especial y nunca dejarás de serlo. No existe nada que pueda opacar las cualidades maravillosas que te distinguen. Y no eres especial por lo mucho o poco que poseas. Tampoco te hace mejor que nadie el que seas físicamente más o menos atractiva que otras personas.

No eres más o menos valiosa por el hecho de ser popular y conocida ante un grupo de personas o del mundo entero. Y aún si fuera poca la gente que te llegue a conocer, nunca perderás ese sello que te hace única, auténtica y particularmente especial. No necesitas comprobarle a nadie nada. Dios y tú sabes quién eres real y exactamente. Así que por favor, no te menosprecies cuando alguien te falle o no logres llenar las expectativas de algunos. Porque pese a las palabras hirientes que algunos puedan decir, o más allá de que tengan opiniones de qué mereces recibir o no, ¡eres especial!

No necesitas comprobarle a nadie nada. Dios depositó una luz sobre ti, un fulgor que ilumina a aquellos que dejan que tus rayos reposen sobre ellos. Pero más aún un gran Artista te diseñó de una manera que a nadie más. Podrás parecerte a alguien, pero sigues siendo exclusivamente diferente. Tienes gracia porque Dios habita en ti, él vive en la morada de tu corazón. Tú le proporcionas un gozo único al igual que cada persona que lo recibe y acepta en su vida.

Debes aprender que mientras estés en este mundo, encontrarás personas de todo tipo. Algunos te aceptaran y otros no. Muchos vivirán comparándote, mirando a ver en qué lugar tropezarás o caerás. Pero también habrá otros dispuestos a socorrerte y ayudarte a levantar. Pero si aún así, no existiera nadie, y atravesarás el desierto… Dios seguirá dándote fuerzas y no desmerecería tu valor, ni siquiera un centímetro. No es la cuna donde naciste lo que te hace ser mejor. Tampoco si te desvivieras amando, haciendo el bien y compartiendo, lograrías ser superior a otros. Porque finalmente, cada persona en este mundo tiene su huella, su grandeza, su autenticidad, su valor, su forma de ser especial y llenar el mundo con su presencia.

Así que la próxima ocasión que dudas quieran irrumpir en tu mente, recuerda el propósito hermoso por el cual Dios te colocó en esta Tierra. Concéntrate, trata de descubrir y explorar todo lo hermoso que Dios ha puesto en ti. No dejes que tu vida sea inconstante, parecida a una hoja que lleva el viento por todas partes de la forma que quiere. No permitas que las opiniones de personas que no te conocen ni saben realmente quién eres, marquen tu ritmo o vida en forma negativa. No seas volátil ante la crítica, ¡conócete! Porque si vives a la expectativa o espera de lo que otros puedan pensar y decir de ti; no actuarás realmente como quieres o más aún como eres. Porque si actúas dependiendo de los demás, queriéndolos impresionar o complacer y tratando de obviar lo que tú sientes por dentro, no podrás ser feliz. Y lo que es peor aún, irás poco a poco (casi sin percatarte), perdiendo la esencia y el brillo de lo que hoy día te hace única, especial y diferente.

No olvides jamás que tú eres especial siendo quien eres ahora y siempre.

—  Para ti.

Hola, soy tu, pero de el futuro no muy lejano, no cuelgues por favor, solo quiero decirte algo.

  Recuerdas ese pequeño niño que aparentaba ser fuerte, pero por dentro estaba destruido, ese niño que lloraba solo por las noches en su habitación.


Solo quiero decirte, que, a lo largo de que pasa el tiempo, vendrán momentos peores, van a venir tiempos muy duros para ti, el futuro no va a ser como lo esperabas, y créeme que lo que esta pasando ahora, no se compara con lo que vendrá.


Pero yo se que tu puedes superar todo esto, siempre le has buscado la solución a todo, y vas a poder solucionar todo lo que vendrá, eres un campeón y siempre lo has sido, y aunque nadie a lo largo de tu vida te va a decir que esta orgulloso de ti, yo te lo diré; estoy orgulloso de ti, y de todo lo que has logrado.

—  El chico invisible.