mugrosas

Una cagada asquerosa, repelente, abyecta, vomitiva, mugrosa, maldita, diarreosa, estercolera, inmunda, malnacida, pudenda, apestosa, maloliente, cabrona, maricona, huevona, pendeja, tarada, cancerígena, jodida, culeada, gilipollesca, pelotuda, encamada, malnacida, retardada, atrasada, inútil, móngola, incestuosa, burda, estúpida, insulsa, putrefacta, traicionera, indigna, chupapollas, soplahuevos, esnifacojones, gueleculo, coprofágica, masca-morrones, infecta, cerda, nauseabunda, cochambrosa, cochina, verdulera, infame, ruin, rastrera, degradada, descerebrada, zopenca, zafia, puta, engreída, esquizofrénica, granulenta, infeliz, profana, calamitosa, deficiente, cretina, lela, ramera, fulana, calientaguevos, ridícula, petarda, pasmarote, fistro, desidiosa, puta, reputa, soputa, recontraputa, hija de puta, hija de un millón de putas, escupepitos, caradepedo, necrofílica, alientoamojón, lambe-bukaka, revuelcaleche, coñoesumadre y de su abuela, conchuda, culoroto, nalgas reventadas, tragasable, succionaditos, esfinterpartido, ojetedesilachado, sorbemocos, capulla, pelmaza, zoquete, masturbadora crónica, espuria, chupa-tampones, regluda, coprófaga, gerontofílica, turra, ojete, atorrante, tierrúa, pajúa, amamaguevos, onanista caradeconcha.

-Dross

Y a veces me siento tan frívola como el vidrio empañado durante el invierno; tan insignificante como las hojas de otoño que los nenes aplastan al jugar; tan apenada como un beso no correspondido; tan desperdiciada como un libro abandonado a mitad de una lectura; tan despreciada como esa fruta toda machucada en la heladera y que nadie quiere comer; tan desafortunada como la tormenta que se aproxima en medio de un día hermoso; tan vulnerable como el último pétalo a punto de caer de una flor marchita; tan irrelevante como ese peluche que tanto te gustaba de chico y hoy día ni sabés dónde está.

Especial: Los signos cómo...

Respuestas de todoastrología…

—¿Re-respuestas? ¿Respuestas de qué?

De todoastrología…

—¿Quiénes son esos?

Mis amiguitos

—¿Quiénes?

Bueno está Luis, Wonka, Pab–

—Pero a esos ni en su casa los conocen, queremos respuestas, queremos compatibilidades, ¡No esto!

A ver, mugrosa, este es mi blog y yo hago lo que quiera con mi blog, sí quiero poner un post hablando de todoastrología lo voy a hacer, sí quiero hablar sobre por qué Géminis y Escorpio no congenian en todo un post, lo voy a hacer, porque este es mi blog y con mi blog yo hago lo que quiera, así que

Originally posted by fromaboliviana

Empecemos…


Aries (cuando ya tuvo suficiente de tu mierda)


Tauro (tomando precauciones)


Géminis (y su sentido del humor)

Cáncer (stalkeando 🌚)

Leo (is the princess)

Virgo (y sus ganas de darte un cachetazo)


Libra (no es tan inocente cómo creen, eh 😏)

Escorpio (siendo Escorpio, honestamente)


Sagitario (todos somos Sagitario, chiks)

Capricornio (es mejor que vos, obvi)

Acuario (seguramente estaba viendo hentai )

Piscis (cuando cree que es seme)


😂😂. Quiero aclarar que esto tal vez no sea muy de astrología *badum tss… eh… no* pero simplemente quería hacerlo porque es un blog que me encanta y me va a dar muchos seguidores con su reblAHREHSJHSJA. No, realmente quería hacerlo porque sí, no hay ninguna razón, me divirtió hacer esto, y que @scorpio-bae se prepare 🌚🌚

Libertad Perdida

Capítulo 5: Mascota

Unos pasos lentos y silenciosos caminaron en dirección a Samuel, los podía oír a pesar de que el sujeto apenas producía algún sonido al caminar. Todos sus sentidos se pusieron en alerta, sabía perfectamente que no era Dany quién se acercaba. Aquel, era el anochecer del quinto día y sólo con la exclusiva visita del hombre negro durante todo ese tiempo encerrado tuvo tiempo suficiente para memorizar el ritmo de su caminar y el ruido de sus pies al pegar contra el suelo y podía jurar que aquel hombre no era Dany. Una completa obscuridad en el recinto le impedía poder reconocer el rostro del hombre frente a él pero con seguridad podía afirmar que estaba muy cerca, sentía su respiración sobre su rostro, el tibio calor exhalado golpeando sobre su piel sensible.

El susodicho entonces enciende una linterna muy cerca de la cara del joven y logra hacer que sus ojos ardan y su rostro se gire incómodo con la intensa luz, que alumbra en la más espesa obscuridad. Los ojos de Samuel tardan en acostumbrarse al cambio de luminosidad pero en cuanto lo logra puede reconocer al sujeto. Se trata de Guillermo, su captor, que por primera vez ha venido a visitarlo en aquel basurero. Está agachado enfrente de él, se ha acercado demasiado a pesar de saber que Samuel no era precisamente una mascota sumisa y aun así no le preocupa que intente alguna represaría. Él sabe que el deterioro físico y anímico de Samuel está suficientemente avanzado como para no intentar nada. Sorprendentemente no lo acompaña Dany ni Frank, sólo están ellos dos, uno a uno, como tanto deseo el joven encadenado.

—Mírate… estás en la mierda.- Samuel lo observa resentido, desconfiado. Quisiera responderle o golpearle pero no se siente con las fuerzas suficientes, han sido demasiados días encerrado completamente aislado.  — ¿Era necesario llegar a esto?… Yo no quería encerrarte aquí, tú me obligaste. Te advertí que no intentaras atacarme o te acordarías de mí para siempre y no me has escuchado.- Samuel no puede hablar, tiene la garganta seca, rajándose desde el interior por el líquido negado. La tan desvalorada y ahora preciada agua no había tocado en mucho tiempo sus labios resecos y quebrados. —Estás hambriento, sediento, congelándote… Es esta la peor situación que hubieras podido concebir imaginar ¿no es así?… Debe ser completamente horrible y asqueante estar en tus zapatos… Pero hay una buena noticia. Tú puedes cambiar esto, tú puedes revertir esta situación.- Samuel entonces lo miró ilusionado, estaba devastado, con las defensas hasta el piso, en aquel momento si le hubieran dado un arma y le dijeran que tirara del gatillo para acabar de una vez por toda con su tortura, probablemente lo hubiera hecho. Ya no podía seguir soportando semejante trato y por eso escucho atentamente las palabras de Guillermo. —Sólo debes prometerme obediencia. Tan fácil como eso. Si lo haces, yo te aseguro que en este mismo instante acabo con esta situación denigrante.-

La oferta se oyó tentadora, incluso llegó a seducir los oídos de Samuel, pero no logró cambiar la forma de pensar de su conciencia. Él no se dejaría esclavizar por nadie, prefería la muerte antes de eso.

Con un movimiento lento y apenas perceptible, el joven negó. Su voz y garganta estaban destruidas, por lo que hablar era un acto imposible para él pero aun entonces podía expresar perfectamente su oponencia a semejante atrocidad de ser la mascota de un pervertido y degenerado mental como Guillermo.

—Te condenas a ti mismo.- su captor se pone de pie, lo mira enternecido con su sufrimiento y le da unas pequeñas palmadas sobre su cabeza. —Te dejaré un par de días más para que lo pienses, quizás cambies de opinión.- su voz suena relajada, como si realmente no le importara que la cara mercancía quedara tan expuesta a morir a pesar de que se sería un desperdicio de 3 millones de dólares y se retira, dejando nuevamente sólo a Samuel.

~~~~~~~~~~~

Dos días han transcurrido desde la visita de Guillermo, el joven está sobre su último aliento de vida, privado de agua y alimento su cuerpo no resistirá mucho más y las heridas a pesar de las atenciones siguen infectándose. Su estado anímico es terrible y la muerte lo asecha con ansias. En su mente sólo puede imaginar el momento cuando abandone la realidad que lo atormenta y pueda por fin entregarse a aquella fantasía que había estado imaginando junto a sus padres y aquella mascota de la infancia… la locura lentamente se apoderaba de él y ¿quién podría culparlo?, si no enloquecieras bajo aquellas circunstancias serías un desquiciado mental, como su captor.

En la tarde del segundo día Guillermo vuelve a visitarlo. Samuel permanece en un constante estado de inconciencia aunque en ocasiones logra despertar para volver a desmayarse. Su captor se acerca a él y es imposible que no cubra su nariz con un pañuelo, su mascota apesta horrores y no lo soporta. Sabe que ya no resistirá ni un día más, es hora de cancelar el castigo o usar nuevas formas de sometimiento, la cadena no funcionará y lo que es peor, la mercancía está punto de echarse a perder.

Guillermo ordena a Dany que lo libere y atienda. Un médico amigo de la familia se encargará de ayudarlo a rehabilitarlo para continuar con el adiestramiento en cuanto pueda ponerse de pie y las marcas hayan desaparecido de su cuerpo.

El cuerpo de Samuel es llevado a casa de Dany y es depositado en su cama. Su adiestrador, está completamente horrorizado por el estado actual de Samuel y se encarga de higienizarlo. El médico, en cambio, atiende su estado anímico. Unas cuantas vías perforan su brazo y el suero alimenticio recorre sus venas. Inyectan vitaminas en la bolsa de suero y algunos medicamentos y drogas que impedirán que despierte por algunos días. Será suficiente para que sobreviva, sin embargo el mal trago se alargará por mucho tiempo más. Guillermo se ha puesto un objetivo, adiestrarlo, volverlo una mascota ejemplar y no importa cuánto le cueste, él lo logrará.

~~~~~~~~~~~

Tres días son suficiente para abandonar el estado de inconciencia absoluto, el joven despierta en la mañana del tercer día, está sorprendido de que aun esté con vida y entristecido de que aún permanece en aquella asquerosa pesadilla.

-¿Cómo pretendes sobrevivir en este sitio con esa actitud?- Dany alzó una ceja, cruzó sus brazos y miró interrogante al joven de confusa mirada.

Samuel respiró hondo intentando encontrar la fuerza para contestarle pero sintió su garganta seca y áspera raspando las paredes de su cuello y aunque quería responder –a pesar de que hubiera sido una respuesta irónica- su intención murió en sus labios quebrados y resecos.

El hombre de color notó su malestar al intentar hablar y supo encontrar la solución

— ¿Un poco de agua quizás?- preguntó Dany. Samuel solo asintió.

El hombre desapareció de la vista de Samuel y regresó instantes después con el vaso de agua. Le entrega el ansiado líquido apoyando con sus propias manos el borde del cristal sobre sus labios, Samuel tenía las suyas amarradas e imposibilitadas para usarlas.

—Has impresionado a Guillermo ¿Sabes?…- le demarcó preocupado.

— ¿Y eso es bueno?- la quebrada y forzada voz de Samuel se oyó por primera vez en días.

—No… Definitivamente no. Has llamado su atención. Te has comportado como un rebelde. Quieres ser indomable, inquebrantable… ¿Tienes idea de lo que le hace Guillermo a los indomables? ¿A los que se creen inquebrantables?-

— ¿Los tortura hasta casi matarlos y luego los devuelve a la vida?-

—Tu tortura acaba de comenzar. Si no quieres pasarla peor, renuncia a tu libertad. Tarde o temprano terminarás haciéndolo ¿para qué alargar el tortuoso proceso?-

—Vale… ¿Sabes qué? Puedes tomar tu consejo de mierda y metértelo por el culo.-

—No soy tu enemigo…-

—Todos son mis enemigos aquí.-

—Yo estuve en tu lugar, sé lo que siente ver como un maldito desgraciado se aprovecha de que tiene dinero para hacer lo que quiera con los demás. Pero fui inteligente, a diferencia de ti… le hice creer que le debía mi lealtad por siempre, que lo ayudaría con su ‘trabajo’, pero en realidad lo único que hice fue sobrevivir y aquí estoy hoy, después de entender que es imposible salir de ésta mierda una vez que has entrado, que lo único que puedes hacer es escalar posiciones para no pasarla tan mal y allí estás tú, un ingenuo más, que cree que puede huir y recuperar su vida. Ahora yo soy de los que te golpean y tú… tú eres el imbécil al que torturarán por meses.-

— ¿Acaso Guillermo fue malo contigo?- se burló.

— ¿Guillermo?… No, él es la mejor persona que encontrarás en este negocio, a pesar de ser un hijo de puta. Su padre me rescató de un maldito que le encantaba apagar cigarrillo sobre mí. A él realmente le temía pero se podía decir que le estaba agradecido. El padre de Guillermo era un tipo duro, nadie jugaba con él, pero me dio mi lugar y la posibilidad de prosperar en este negocio y su hijo heredó esas particularidades. Guillermo no es tan malo como parece…-

— ¿Por qué crees que me interesa tu mugrosa vida?-

—No me hagas golpearte. Sólo quiero ayudarte a hacer esto más fácil para ti.-

—Pues ayúdame menos y mantente callado, que tu ayuda es tan bien recibida como una patada en los testículos.-

—Eres tan necio… pero no importa, ya vendrás dándome la razón, suplicando que te ayude.-

—Me moriré arrastrado antes que eso suceda.-

~~~~~~~~~~~

Samuel no concibió el sueño esa noche, no pudo después de todo lo vivido. Él no era particularmente un chico agresivo, no era alguien irrespetuoso pero ahora mismo no era él, estaba alterado, histérico. Al decir verdad, estaba aterrado y el miedo te hace ser una persona diferente, tu peor versión de ti mismo y él lo sabía. Entendía que Dany debía obedecer, no tenía otra opción, pero él no podía agradecerle que intentara aconsejarlo después de lo que le hizo.

~~~~~~~~~~~

Los días continuaron transcurriendo lentamente mientras que las heridas de su cuerpo y las marcas del grillete en su cuello empezaban a desaparecer y a formarse duras costras sobre la piel lastimada que poco a poco iban haciéndose más pequeñas hasta desvanecerse por completo.

Samuel está recostado en el sofá azul, tiene libre movimiento por la pequeña casa y aunque le apetece golpear y romper todas las pertenencias del hombre negro no lo hará, porque no ganaría nada con ello.

Aún sus heridas no sanan por completo por lo que Guillermo no volvió a aparecerse por la casa de Dany, sólo vendrá a verlo cuando esté totalmente recuperado para volver a torturarlo.

Son las cinco de la tarde y Dany ingresa como todas las tarde a la casa. Samuel observa con odio su figura y lo sigue con la mirada sea donde sea que Dany camine. Si acaba de despertar, él lo estará observando, si acaba de llegar, él lo estará observando, si se levanta por las noches a orinar, Samuel lo estará observando. Quiere incomodarlo, hacerle desagradable su trabajo y hasta imposible. Samuel ya no requiere que lo alimenten a través de conductos, él puede masticar y tragar por sí mismo pero no le hace el trabajo tan fácil a Dany, se mantiene firme en su decisión de no probar bocado y Dany no puede usar la fuerza, tiene estrictas órdenes de mantener a Samuel libre de nuevas marcas y heridas. Su única opción: atarlo a una cama, anestesiarlo y entubarlo para que el alimento llegue a su estómago. Una vez al día lo hace, odia el momento que llega la hora de alimentarlo y Samuel se niega a comer, él lo tiene que someter y Samuel se resiste, forcejean y al final Dany recibe unos cuantos golpes hasta que logra atarlo y anestesiarlo.  

Al despertar de la anestesia Samuel siempre siente mucho frío y la garganta le duele pero entonces recuerda cuando en completa desnudez tuvo que soportar el frío y el dolor de la golpiza en aquel galpón y ya no se queja, prefiere seguir haciéndole difícil el trabajo a Dany a optar por comer por sí mismo aunque tenga que tolerar los duros efectos de la anestesia, como los vómitos, la confusión temporal y el frío tiritante.

Se acerca el momento difícil del día para Dany y como todos los días, le consulta sus intenciones, quizás esperanzado de que decida ser un buen chico.

— ¿Qué piensas hacer hoy?-

—Tú vida un poco más asquerosa.-

—Mira, Samuel… se me está agotando la paciencia contigo.-

—Por mi mátame a golpes.-

— ¿Por qué no hacemos un trato?-

—Que te jodan.-

— ¿Te gustan los videos juegos, no es así?-

— ¿Y eso a ti que te importa?-

—Te he visto observándolos. Te dejaré jugarlos.-

—No soy un maldito niño al que puedes sobornar.-

—Vamos, hagamos la vida un poco más fácil para los dos. Tú comes solito y yo te dejo jugar a lo que quieras.-

— ¿Y por qué querría hacerle la vida más fácil a una porquería como tú?-

—No te conviene tenerme en tu contra, Samuel.-

—Vete a cagar.-

Dany se acercó a la consola y la encendió, tomó uno de los mandos y se lo extendió a Samuel.

—Hagamos un trato. Una carrera. Si yo gano, tú comes y yo te dejo jugar cuando te apetezca. Si ganas tú, seguiremos como hasta ahora.- Samuel lo sopesó unos instantes y luego tomó el mando. Un reto… no recordaba la última vez que lo habían retado pero definitivamente ganaría, humillaría al maldito.

—Te partiré el culo.- acotó entre dientes antes de comenzar la partida y ambos se largaron a competir por la primera posición, unos minutos después el juego terminó para ambos.

En la pantalla anunciaba al ganador. Fue una dura derrota para el joven, jamás se imaginó con toda su experiencia que podría llegar a perder.

—Quiero la revancha.- pidió furioso.

—No. Cumplirás el trato.-

—A la mierda el trato. Vuelve a poner el puto juego.-

— ¡Controla tu vocabulario, maldición!-

—Vale… cumpliré el trato, pero quiero destrozarte el culo en este juego.-

— ¿Eso quieres? ¿Jugar?…- Dany rio. —No hay problema, juguemos.-

Una cagada asquerosa, repelente, abyecta, vomitiva, mugrosa, maldita, diarreosa, estercolera, inmunda, malnacida, pudenda, apestosa, maloliente, cabrona, maricona, huevona, pendeja, tarada, cancerígena, jodida, culeada, gilipollesca, pelotuda, encamada, malnacida, retardada, atrasada, inútil, móngola, incestuosa, burda, estúpida, insulsa, putrefacta, traicionera, indigna, chupapollas, soplahuevos, esnifacojones, gueleculo, coprofágica, masca-morrones, infecta, cerda, nauseabunda, cochambrosa, cochina, verdulera, infame, ruin, rastrera, degradada, descerebrada, zopenca, zafia, puta, engreída, esquizofrénica, granulenta, infeliz, profana, calamitosa, deficiente, cretina, lela, ramera, fulana, calientaguevos, ridícula, petarda, pasmarote, fistro, desidiosa, puta, reputa, soputa, recontraputa, hija de puta, hija de un millón de putas, escupepitos, caradepedo, necrofílica, alientoamojón, lambe-bukaka, revuelcaleche, coñoesumadre y de su abuela, conchuda, culoroto, nalgas reventadas, tragasable, succionaditos, esfinterpartido, ojetedesilachado, sorbemocos, capulla, pelmaza, zoquete, masturbadora crónica, espuria, chupa-tampones, regluda, coprófaga, gerontofílica, turra, ojete, atorrante, tierrúa, pajúa, amamaguevos, onanista caradeconcha.

-Dross.

Una vez Chase volvió a su forma animal y se enredó en la zona de su antebrazo derecho, Russell apoyó sus manos en el respaldo de una silla, inclinándose al frente para poder tener más cerca el odio del castaño y susurrar un par de palabras. - —¿Qué hace el vaticano en las zonas más sucias de Alemania, Licht? — -preguntó, curioso.

El bar era de mala muerte, el lugar apestaba a alcohol y la silla –donde estaba su amigo– que acompañaba a aquella mesa, amenazaban con desmoronarse si Russell seguía apoyando su peso. Por ende, se movió hasta sentarse en la que quedaba frente al otro y una sonrisa socarrona se forjó en su boca.

                                                                                   — ★ @matriozhka ;;

anonymous asked:

Tenes un parecido a Brenda Asnicar, perdon si no te gusta la comparación.

nono ta bien, ya me lo dijeron varias veces igual nada que ver xd ella es diosa yo mugrosa

Confieso que verdaderamente ya nada es igual desde que me quedo profundamente dormida sin ver un mensaje tuyo diciéndome: "Buenas noches bebe, te amo más que a nadie por siempre tontita" o sin una llamada tuya.. Nada es igual desde que despierto y no tengo un: "buenos días princesa, eres lo mejor en mi vida, te amo muchísimo mugrosa" Por qué ahora mis días ya no son los mismos, nada es igual desde que no hablamos, desde que no nos vemos, desde que dejamos de comer juntos, desde que no recibo llamadas de tu parte a las horas menos esperadas sólo para decirme: te extraño, te amo boba, nada es lo mismo desde que dejamos de ver películas recostados en el sillón, abrazados, desde que no peleamos a cada minuto por cualquier tontería y arreglamos los problemas a besos, nada es igual desde que ya no te cuento mi día entero, nada es igual sin tus chistes, tus bromas, tus miradas sinceras, tus sonrisas tiernas, sin tus caricias perversas, nada es igual sin tus visitas sorpresa, tus palabras, nada es igual desde que ya no escucho tu voz ni tu risa.. Pero tontamente siempre despierto con la ilusión de que tal vez hoy será el día en que reciba un: "vuelve a mi" de tu parte, lamentablemente los días siguen pasando, cada vez con más rapidez y ese mensaje nunca llega. EN MI VIDA YA NADA ES IGUAL SIN TI, "MEJOR AMIGO"
Aquí en el DF

No te pongas triste por mis pendejadas. Mándame por las cocas. Dame sólo dos pesos. Deja que yo pague el resto. No me tienes que extrañar. Ni esperar. Ni ver en cada cosa bonita que te encuentras al caminar por esta mugrosa ciudad. Mira al cielo dividido por cables y antenas. Compra un pan bicicletero y no olvides el café con leche para que te engulla la noche. Con luces violadoras y automovilistas sudorosos ladrando para que los dejen pasar. No te pongas triste por mis pendejadas. Deja que estas tardes rosas y contaminadas. Arrullen tu corazón-bomba de palabras listas para lastimar. Y si te sientes muy mal. Empuja a los señores mano larga del metro. Grítale a una señora con camioneta en el crucero. Peléate con un policía gordo y necio. Llega a tu casa con el corazón pisoteado por la neurosis de millones de habitantes. Lame tus moretones mientras recuerdas nuestros raros instantes. No te pongas triste por mis pendejadas. Que los dos fuimos criados por las avenidas a punto de explotar. En medio del desastre. Que es el tráfico a las seis de la tarde. Y sabemos que esto es sólo una etapa. Que aquí en el DF. Lo que no dejas ir. Te atrapa.

“Te amodio porque te pareces a mi ciudad.”

Te pinche amodio porque te pareces un chingo a mi ciudad, tan bonita y sucia, piernas hermosas, rodillas mugrosas y una sonrisa que te acuchilla en las noches para tumbarte el celular. Eres el tipo de mujer que desde el primer beso ya sabes que te va chingar. Déjame irme caminando por tu cuerpo que no tengo para al metro, quiero meterme a tus calles más oscuras, quiero que tus besos me tumben mi cartera, mis tenis, mis lentes, mis ganas de cogerme a alguien más. No me importa si un día tienes un chingo de tráfico en el corazón y sientes que ya no me quieres besar, yo te voy a recorrer en bici desde Indios Verdes hasta Plaza Universidad. Yo te haré una manifestación en tu avenida Reforma de cien mil mordidas hasta que no puedas parar de gritar consignas de amodio universal. Beso por beso, caricia por caricia hasta que sientas que el único fraude es creer que el romance no existe en esta pinche ciudad. Tú me enseñaste que hasta a la mugre se le puede amodiar. Me pusiste contra la pared y me bajaste todos los recuerdos dolorosos, las ideas, los chistes malos que siempre uso para tratar de agradar en esas fiestas donde todos me valen verga. Esa noche terminé desnudo, sobre tu cama desnudo y me chupaste la niñez en Tacuba, la pubertad en San Cosme, la tristeza de Azcapotzalco, el miedo en Iztapalapa, las noches locas de la Condesa. Ahora nada me pone más caliente que ver cómo te atardece en la cabeza, labios de horizonte naranja con un chingo de imecas, lengua de avenida llena, ojos de pesero que atropellan mi soledad moderna. Te amodio porque no importa cuánto me subas el metro, cuánto me asfixies en un metrobus lleno, no puedo dejar de mirar tus banquetas grises, tus cines viejos y llenos gatos, tus cielos decorados por tinacos. Creo que no soy capaz de vivir en otro infierno. Te amodio porque eres la ciudad perfecta para este corazón enfermo.

Cualquier alumno puede graduarse de la escuela secundaria sin saber escribir o leer.

Siendo sinceros, esta mugrosa reforma educativa de no reprobar alumnos esta del asco. Como maestro no puedo reprobar a un alumno que nunca me hizo una sola tarea y durante las pocas clases que asistió, solo dormía.

El razonamiento tras esta reforma es la de combatir la deserción escolar. Básicamente los alumnos deben presentarse en una escuela por un determinado tiempo para ser considerados “educados"sin tener que hacer un mínimo esfuerzo. Creo que me gustaba mas cuando podías comprar tu certificado de secundaria en Tepito, al menos no estabas gastando el tiempo y esfuerzo de los educadores.