movilizacion

López moviliza a simpatizantes y adversarios por calles de Caracas

Nélida Fernández
Caracas, 18 feb (EFE).- El dirigente opositor venezolano Leopoldo López cumple hoy tres años de prisión, de los casi 14 a los que fue sentenciado, un aniversario que llevó a simpatizantes y a detractores a tomar las calles de Caracas, unos para pedir su liberación, y otros para exigir que se aumente su condena.
Dos marchas, una organizada por el partido liderado por López, Voluntad Popular (VP), y otra encabezada por el llamado Comité de Víctimas de las Guarimbas (barricadas) y el Golpe Continuado, afecto al Gobierno de Nicolás Maduro, se desarrollaron en el este y el oeste de Caracas, respectivamente.
Ninguna de las dos movilizaciones contó con una gran asistencia aunque si quedaron bien expresados sus objetivos: el de VP de pedir la libertad de López y la del centenar de opositores presos que existen en Venezuela; y el del Comité, exigir ante la Fiscalía que se aumente la condena al dirigente pues la actual es “irrisoria”.
La manifestación opositora estuvo encabezada por la esposa del dirigente, Lilian Tintori, quien aseguró que “Venezuela no está sola” al recordar que varios presidentes y expresidentes “del mundo” han pedido la libertad de López y manifestado su solidaridad con el país caribeño en “contra del régimen” de Maduro.
Tintori reiteró su agradecimiento a la Administración del estadounidense Donald Trump, con quien se reunió esta semana en Washington, y que hoy pidió la “liberación inmediata todos los presos de conciencia”.
La esposa de López apuntó que la comunidad internacional se “emociona” con su caso pero que “nada se compara” con la emoción que ella misma siente al verlo y verlo “fuerte” pese a que tiene tres años preso y aislado en la cárcel militar de Ramo Verde, cercana a Caracas.
“Tú nos inspiras y hoy inspiras al mundo y hoy inspiras a senadores, a congresistas, a diputados, a expresidentes”, dijo Tintori, quien marchó junto a dirigentes de otras organizaciones políticas, incluyendo al presidente del Parlamento, Julio Borges, del partido Primero Justicia, y Henry Ramos Allup de Acción Democrática.
Ramos Allup dijo a periodistas que el caso de Leopoldo “llama la atención en Venezuela y en el mundo porque está detenido por razones de conciencia” y “fue enjuiciado y condenado en un juicio que avergüenza no solamente al sistema judicial venezolano” sino “a la justicia en cualquier parte del mundo”.
El líder del partido Voluntad Popular (VP) se entregó a las autoridades venezolanas una semana después de que se realizara una marcha a la que convocó para protestar contra el Gobierno de Nicolás Maduro con un discurso que, según la parte acusadora, incitó a la violencia que al fin de la manifestación dejaría tres muertos.
Sin embargo, y pese a que esas tres muertes fueron imputadas a funcionarios de las fuerzas policiales, los detractores de López lo señalan de haber propiciado el fallecimiento de las otras 40 personas que cayeron en las protestas antigubernamentales que se desarrollaron en los siguientes cinco meses.
Cabe recordar que semanas después de que López fuera condenado se conoció que uno de los fiscales que lo acusó, Franklin Nieves, había huido de Venezuela a Estados Unidos, donde declaró ante las autoridades de ese país que había sufrido una supuesta presión por parte de superiores para formular acusaciones “falsas” contra el opositor.
Hace solo dos días el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) desestimó el recurso de casación que había introducido la defensa de López para que se reconsiderara la sentencia de casi 14 años de cárcel, y ahora se llevará el caso, según sus abogados, ante instancias internacionales.
Hoy el Comité de Víctimas de las Guarimbas, acompañado de un grupo de chavistas, fue a la sede principal de la Fiscalía venezolana para señalar, a través de un documento, que esa condena a López es “irrisoria”.
El grupo también dijo que “repudia” las recientes declaraciones de Trump en apoyo a la liberación de López y señala que el gobernante “pretende ilegítimamente interferir” en su lucha “por la justicia” y se solidariza “con quienes incitaron y promovieron acciones violentas y vandálicas”.
Maduro manifestó su apoyo al Comité en un mensaje en su cuenta de Twitter: “Toda mi Solidaridad con los familiares de las Víctimas de los asesinados y heridos por la violencia golpista #JusticiaPaVictimasGuarimba”.
Este comité se conformó tras los sucesos violentos que se desarrollaron entre febrero y junio de 2014 y que dejaron 43 muertos y más de 800 lesionados por familiares y allegados de varios de los que fallecieron y resultaron heridos, aunque no representan a todos los afectados. EFE
nf/dsz
(foto)(audio)(video)

youtube

Consciencia.

youtube

Los alumnos de “quiero volver a clases”, quieren seguir movilizados.

youtube

Carabinero le pega su “cabezazo piola” mientras le hace un control a un estudiante con Guitarra… Lamentablemente no podemos ver la cara de este policía que abusa de su poder

Hay muchos que hablan de que el movimiento estudiantil del 2011 ya pasó, sectores políticos que no apuestan a construir fuerza popular, a validar el actual sistema político.

Acá estamos los que creemos en los cambios, que se siguen movilizando, los que están convencidos que la discusión sobre las políticas sobre educación deben apuntar a ser integradoras a sociedad y no discriminatorias y segregadas, tal como lo ha estado haciendo el gobierno de Chile en estos últimos meses con sus proyectos de ley.

Arriba los que luchan y abajo los que LUCRAN los sueños de un futuro.