mis publicaciones

7

Amenazados por la creciente expansión urbanística que se está viviendo en los últimos tiempos en muchas ciudades chinas algunos vecinos no han dado su brazo a torcer ante las grandes constructoras y han rechazado las compensaciones económicas que les ofrecen para derribar sus casas y edificar sobre ellas.

Esto ha dado como resultado las bautizadas como “nail hoses” o “casas clavo”, pequeñas parcelas de resistencia en mitad de urbanizaciones, barrios o carreteras.

(visto en quesabesde)