mirarts

No necesitas ningún verso.
Tampoco necesitas una frase que represente lo que siento.
Por qué ya las palabras quedan cortas.
Cada frase que leo, ya no representa el gran amor que te tengo.
Lo único que no sobra ni falta, son las miradas.
Las sonrisas.
Es muy difícil no mirarte o sonreírte cada vez que te veo a lo lejos.
No, cariño no necesitas un poema para saber que te quiero.
Inalcanzable.

Y quisiera que las cosas fuesen diferentes,
Quisiera poder decirte que me lleno de ansias con solo verte.
Quisiera poder mirarte, y llenarme de valor para no bajar la mirada.
Quisiera que no tuvieses barreras, y que tuviésemos una historia encantada.
Que me miraras y que en mi encontraras, un lugar seguro, en el que nunca dudaras.
Créeme que, podría cambiar tus días malos,
Sacándote sonrisas, que iluminaran tu mundo,
Y el nuestro, llevando el dolor al pasado.
Quisiera que fueras capaz, de una oportunidad ofrecerme sin dudar.
Porque segura puedo estar, que de amarme a mi no te arrepentirás.

Pero aún si mi amor sincero te puedo entregar.
Triste resulta, que muy cegado te encuentras ya.
Pensando en aquello que ofrece una niña superficial.
Sin notar que tus esfuerzos con ella vas a desperdiciar.
Pero no desesperaré, puesto que incluso si bien te sientes yo pacientemente por ti esperaré.
Y estaré aquí incluso si no eres mío,
Y te demostraré como se ama, puesto que hacerte sentir valioso es lo único que ansío.
Y espero de ti explorar, lugares a los que ella no es capaz de llegar.
Y espero hacerte sentir, como ella no te hizo sentir jamás.

Pero esto no lo sabrás tú, no aún.
No mientras no se apague aquella luz,
Que luchan tanto porque se mantenga,
Intentando avivar el fuego, bajo tan desastrosa tormenta.
Siendo tu el agua y ella la llama, date cuenta, de que no es chispa lo que de ustedes emana.
Mientras yo soy un océano, ella todo tu entorno quema.
Y en mí podrías apoyarte, puesto que mis olas jamás van a defraudarte.

Seguiré aquí, esperándote a ti,
Date cuenta que lo que lees, tiene su propósito y su fin.
Date cuenta de que tu confianza puedes postrar en mí.
Porque cuidarte a ti, a mi misma me lo prometí.


te escribo a ti.

Mereces a alguien a quien le encantes, a quien no pueda dejar de mirarte y buscarte, mereces a quien nunca te haga dudar si te quiere o no, que luche contra el sueño porque no quiere dejar de hablar contigo, mereces a quien te dé los buenos días cada mañana, quien te sonría cuando te ve haciendo alguna de tus locuras, mereces a quien nunca le guste dejarte dormir enojad@, alguien que cante contigo tu canción favorita, mereces a la persona de tus sueños, quien te regrese la ilusión y la esperanza, quien te haga feliz solo porque te ama. Mereces todo lo que siempre haz deseado.
—  La sinfonía del alma.
Miro tus ojos, la pieza más
bonita de cualquier museo.
Y sigo observándote, lentamente
mis ojos se deslizan por todo
tu cuerpo. Analizo cada pequeño
detalle, ¡que bonitos lunares!
Me encanta detenerme en tus
labios, para soñar que podré
besarlos. Observo con atención
cada una de tus muecas, puedo
notar la timidez que se esconde
tras tu deslumbrante sonrisa.
Me gusta la forma en que tapas
tu boca cuando te ríes muy fuerte,
o la manera en la que reaccionas
a todo, como cuando algo te
sorprende y levantas tus cejas, o
la manera en que tus ojos brillan
cuando escuchas tu canción favorita.
Y sigo mirándote, admirando la
perfección que hay frente a mis ojos;
puedo darme cuenta de lo mucho
que me gustas. Me hace feliz poder
mirarte. Puedo verte y saber que estoy
contemplando a la persona que quiero
tener conmigo para siempre.
Lo sé.

1. Sé que te quiero porque cuando escucho canciones bonitas, lo primero que recuerdo es a ti.
2. Sé que te quiero porque cuando veo un vestido bonito y quiero comprarlo, lo primero que llega a mi mente es: ¿Le gustará a él?
3. Sé que te quiero porque cuando pienso en el futuro con alguien, no puedo imaginarlo con otro que no seas tú.
4. Sé que te quiero porque cuando me río de algo, pienso en que a ti también te hubiera causado tanta gracia como a mí.
5. Sé que te quiero porque cuando lloro por tu ausencia, también me pongo feliz porque sé que no estás junto a mí, pero con vida y eso es lo que vale.
6. Sé que te quiero porque si quisiera formar una familia, deseo que tú seas uno de los pilares para ésta.
7. Sé que te quiero porque me siento y sentiré especial por haberte tenido en mi vida, no por mucho tiempo, pero conmigo.
8. Sé que te quiero porque cuando realizo alguna cosa fuera de lo común, me imagino tu reacción, tu expresión en la cara.
9. Sé que te quiero porque aunque todo ésto sea muy difícil para ambos, sé que te pienso igual que tú a mí. Estoy segura.
10. Sé que te quiero porque aunque ya debería haber tirado la toalla contigo, quiero seguir luchando muchas guerras más a tu lado.
11. Sé que te quiero porque cuando tomo en cuenta mi pasado, solo pienso en el que fue contigo, el presente que no tenemos y el futuro que tal vez, nos espere.
12. Sé te quiero porque todas las noches le pido a Dios por ti, por tu salud, por tu vida, por nosotros.
13. Sé que te quiero porque cuando paso por todos los lugares que caminamos juntos, la nostalgia que siento es tan grande que quiero quedarme allí por mucho tiempo.
14. Sé que te quiero porque solo quiero que mi ropa huela a ti.
15. Sé que te quiero porque no deseo otros labios que no fueran los tuyos.
16. Sé que te quiero porque con el único que quiero salir a comer es contigo.
17. Sé que te quiero porque admiro tu ser interior y lo que no se ve a simple vista.
18. Sé que te quiero porque me vuelve loca tu manera de ser y la pasión que le pones a lo que realizas.
19. Sé que te quiero porque me encanta lo que eres, con tus virtudes y tus defectos.
20. Sé que te quiero porque deseo llorar contigo en tus ratos tristes y reír contigo en tu alegría.
21. Sé que te quiero porque me preocupa lo que pases, me preocupa lo que pienses, me preocupa lo que hagas.
22. Sé que te quiero porque me encantan tus silencios y tus palabras.
23. Sé que te quiero porque me sorprendes cada día y, eso; es exactamente lo que le falta a mi vida, que una persona la llene de sorpresas.
24. Sé que te quiero porque en mi mente habitas tú, soy vulnerable.
25. Sé que te quiero porque aunque pueda defenderme perfectamente sola, haría lo que fuera para que cuidaras de mí.
26. Sé que te quiero porque cuando pasaba mis días contigo, ya no eran normales, eran especiales, otro nivel.
27. Sé que te quiero porque si tú estás feliz, yo también lo estaré, si estamos juntos, todo sobra.
28. Sé que te quiero porque tus ojos color café, son con los que quiero despertar cada día para iniciar mi jornada.
29. Sé que te quiero porque mi alma no encuentra su energía sin ti.
30. Sé que te quiero porque a tu lado, se repara mi corazón, mi día, mi vida. Todo.
31. Sé que te quiero porque no entiendo nada de ti y aún así lo hago.
32. Sé que te quiero porque haría lo imposible por encontrarte.
33. Sé que te quiero porque me interesan tus planes, tus metas, tus objetivos. Desearía estar en ellos.
34. Sé que te quiero porque todos los días aprendía algo nuevo contigo, me interesaba tanto aprender de ti.
35. Sé que te quiero porque después de un largo día al único que quiero ver, con el único que quiero reír, es contigo.
36. Sé que te quiero porque no importa la distancia que nos separe, sé que estamos conectados.
37. Sé que te quiero porque juntos, somos el equipo perfecto.
38. Sé que te quiero porque aunque me asusten muchas cosas, contigo solo quiero lanzarme.
39. Sé que te quiero porque contigo todo parece posible.
40. Sé que te quiero porque no me canso de ti, agradezco por todas las veces en las que viniste a verme por más cansado que hayas estado.
41. Sé que te quiero porque Dios te puso en mi camino, cada día contigo, era un regalo de la vida.
42. Sé que te quiero porque deseo estar a tu lado siempre que así lo necesites.
43. Sé que te quiero porque superaste todas mis expectativas.
44. Sé que te quiero porque sin promesas, ni mentiras, lograste hacer lo que nadie más logró.
45. Sé que te quiero porque cada segundo a tu lado, vale la alegría que éste proporciona.
46. Sé que te quiero porque me encanta mirarte, me encanta tus ojos, tu cabello, lo guapo que te ves distraído, lo inteligente que eres, hasta me encanta lo presumido que puedes llegar a ser.
47. Sé que te quiero porque disfruto mucho estar contigo, aún no entiendes el significado que tiene para mí cada momento divertido que pasé a tu lado, las risas que sacabas en mí.
48. Sé que te quiero porque me siento la mujer más afortunada del mundo por tenerte en mi vida.
49. Sé que te quiero porque muero por ver tu cara cuando leas esto.
50. Sé que te quiero porque eres mi primer amor, no puedo haber otro, eres tú, los otros eran temporales, sé que tú también, pero la diferencia está en mi corazón… y allí, estarás para siempre.
Considero, ahora queda claro que me traes loca, enamorada, muerta por ti.
Te quiero porque sí, porque puedo, porque así lo deseo.

Soy sincero al decir con toda certeza que puedo resumir todo lo que siento por ti diciendo que eres puro arte. Pero no eres cualquier arte, eres como de esas películas o fotografías que te dejan sin palabras, me siento afortunado y siento mucha emoción por tenerte cada día a mi lado. Podría pensar en todas las películas románticas para decirte todo lo que siento por ti, donde tú y yo somos los protagonistas principales de la mejor historia de amor de todos los tiempos. Sin embargo, no necesito grandes películas o de las más hermosas canciones para decirte lo que siento. Y a pesar de que eres inexplicable, Puedo decir que vivo todos los días el romance más hermoso y dulce contigo, ya que una simple mirada tuya me hace falta para inspirarme a escribir las más bellas palabras.
—  Ismael R.