mirares

—Mirá, Martín —oyó que ella decía, de pronto—. Yo me separaré de vos, pero nunca creas cosas equivocadas sobre nuestra relación.
Martín la miró consternado.
—Sí. Por muchos motivos esto no puede seguir, Martín. Será mejor para vos, mucho mejor.
Martín no atinaba a decir nada. Sus ojos se llenaron de lágrimas y para que ella no lo advirtiera empezó a mirar hacia delante, a lo lejos: como un cuadro impresionista, miraba sin ver un barco de casco marrón, a lo lejos, y unas gaviotas blancas que giraban sobre él.
—Ahora empezarás a pensar que no te quiero, que nunca te quise —dijo Alejandra.
Martín seguía la trayectoria del barco marrón con una especie de fascinación.
—Y sin embargo —decía Alejandra.
—  “Sobre héroes y tumbas” - Ernesto Sabato.
Cap. 2015  pág. 216 de 365

Me dolió aquel te quiero que abrió un espacio,
que me enfrió por dentro porque no te alcanzó,
porque lo esquivaste al abrir los ojos,
porque abriste las manos y no dejaste que entrara en ti.

Era un puñal tu indiferencia,
y las respuestas que me negaba a aceptar,
que no me quieres,
y que nunca llegarías a hacerlo.
Porque te pesa aún el pasado,
porque sigues queriendo mirar atrás,
porque soy una compañía,
un hotel de paso,
un te quiero vacío que dices por complacer,
unos besos de alquiler que das por recompensa.

Me dolieron las promesas que yo únicamente hice,
la eternidad que se volvió nada cuando supe que te irías,
porque usaste mis caminos para tener algo en los pies,
porque volaste conmigo porque te daba miedo hacerlo solo.

Era un incendio tu mirada
y todo ese tiempo que nos se detuvo porque tú ibas más rápido.
Porque yo era una fuente para llenar tus ríos,
porque yo era una noche de las que duran tres segundos,
porque yo para ti, fui eso que usaste de puente,
de sala de espera,
en lo que llegaba otro amor.


M. Sierra Villanueva

besos con sabor a mentiras
abrazos con sensaciones frías
miradas secas
palabras como el viento
caricias ásperas
y sin nada de sentimiento
así es como somos nosotros
algo distantes
algo verticales
a veces paralelos
otras, muy dulces
pero dura tan poco..
como tus promesas

me tienes algo confundida,
boba por tus mentiras,
enamorada por alguna de tus acciones
pero simplemente
ya no se que sientes
ni tampoco que esperas de esto, simplemente..
quiero algo de verdad
personas de verdad
palabras de verdad
no cosas que se desvanecen
o alguna pérdida de tiempo
porque tus actitudes son tan inmaduras
que ya no se que esperar de vos.

es preferible mirar películas sola,
ir por la calle sola,, pensar en que voy a hacer hoy.. en realidad, lo de siempre,
antes que pensar en si me quieres o no

Estaba recordando aquellos días primaverales que florecían en sus pestañas no sé como han de verle las demás siluetas que se pasean entre sus días, pero yo nunca pude dejar de mirar como la lluvia en sus pupilas pintaba un arcoíris que definía al cielo con un nosotros en cada nube. Para mí siempre fue ese árbol donde jamás vi a otoño llevarse lejos de mí sus hojas rotas que yacían en el pavimento y cuando hablo de hojas no es más que su alma y corazón que jamás dejaron de lado los arañazos del pasado, pero que conmigo la hemorragia cesaba lo suficiente para no mancharme la existencia con su sangre sucia del ayer.

Siempre fui de aquellas personas que su mejor compañía era la soledad y las noches frías, nunca había conocido verano en abrazos ni había apreciado el sol nacer en un tórax hasta que llegó con esa voz firme que terminaba por hacerme temblar hasta los tobillos, las rodillas jamás estuvieron en equilibrio con sus caricias, era como si al concederme alguna de sus distintas ternezas por inercia mi cuerpo cedía el paso para que se adentrará en mí como si bien fuera una motocicleta a toda velocidad en una pista desértica o como si fuera la tinta, yo el papel y en la cama se escribía la poesía y en gemidos se narraba el poema.

“Fue” es que mi pasado siempre se resume en él, en todo lo que no
fuimos, pero podríamos haber sido si a los dos nunca nos hubiera ganado la contienda aquello que muchos catalogan y definen como cobardía y sí, es que los dos fuimos cobardes; él porque dejó de luchar para salvarme y yo porque podía salvarlo para seguir luchando, no sé si me entiendes, pero en ocasiones hay batallas donde de dos solo uno sale ileso y se va, desaparece, no dice adiós porque el tiempo se convierte en el mejor amigo de los amores como el nuestro; los imposibles, los que no pueden pasar la página de una historia juntos sino que uno se queda en la anterior y fin.

En cambio el otro; el otro, cariño se convierte en un coleccionista de heridas insondables, de recuerdos que ojalá fueran efímeros, de noches y días que se transforman en una tempestad que les arranca media vida y les resta de a poco a poco el oxígeno que respiran es algo así parecido a una agonía, pero en realidad es el después de eso.

Y para acabar de sincerarme, mucho gusto, soy yo la coleccionista.

—  PaoH

El error es mirar lo de ayer con ojos de hoy, querer que las cosas vuelvan a ser igual cuando tú ya no eres el mismo…
Como si se pudieran reciclar los suspiros o dar un mismo beso por segunda vez.
Los mudos no gritan, los sordos no ven la música, con las cinco letras que se escribe tarde no puedes escribir ahora, en amor que fue, ese ya nunca vuelve.

anonymous asked:

me gustaría saber que es lo que te inspiro realmente a ser fotógrafa, y es eso a lo que te quieres dedicar o solo es un hobby

una vez alguien me dijo “tú, piensas con los ojos” ahahah…y efectivamente creo que es así. Soy bastante visual;me gusta mirar, observar y admirar Las cosas, las formas, los colores, la naturaleza,las pequeñas criaturas. etc y qué mejor forma de contar lo que ves que con una fotografía?.No, no es un hobby, es “Amor”.

anonymous asked:

Ayuda !! Es normal que me guste ver porno lesbica para exitarme y luego masturbarme... Soy mujer y soy hetero pero no se porque me gusta eso.

Si las personas pudieran entender que las “etiquetas” solamente nos dañan y nos impiden poder experimentar no se sentirían tan acomplejadxs ni preocupadxs por cosas de este tipo. Pero es entendible, vivimos en una sociedad donde nos implementan desde que nacemos la etiqueta de “heterosexual” y cuando empezamos a mirar por “otros caminos” nos asustamos porque eso no es “normal”.

Si a vos te gusta eso ¿qué tiene de malo? Hazlo, si no te guste más no lo hagas. Fin de la historia, deja de preocuparte por algo así.

Atte. Sofky.