michelle lartigue

Los gestos esbozados acaban en sufrimiento
y al cabo de cien pasos nos gustaría regresar
para recrearnos con el dolor del alma y echarnos,
pues el cuerpo del dolor hace pesar su presencia.

Hace calor y el cielo está espléndido,
la vida arremolina los cuerpos de los jóvenes
a quien la naturaleza llama al festejo primaveral.
Tú estas solo, perseguido por la imagen del vacío,

y sientes el peso de tu carne solitaria
y ya no crees en la vida sobre la Tierra.
Tu cansado corazón palpita con esfuerzo
para devolver la sangre a tus miembros tan pesados,
te has olvidado de cómo se hace el amor,
la noche cae sobre ti como una pena de muerte.


Siesta - Michel Houellebecq
Traducción de Altair Díez & Abel H. Pozuelo