merópidos

No te pido que me des regalos cada mes, no te pido que me dediques canciones todo el tiempo, ni que seas la persona más romántica, solo quiero que no te rindas frente a algún problema entre nosotros y sobre todo que seas tú, sin fingir, solo tú.
Yo no pido por París, yo no pido por Siria; yo pido por el mundo en que vivo, por la humanidad y el erróneo sentido de “humanidad” que tenemos, pido porque aprendamos a ser tolerantes ante las diferencias, las ideologías. Pido porque entendamos que el problema no son las naciones ni las religiones; sino la falta d amor por el ser humano.