medios

Tengo una pregunta para ti. Dejando de lado lo que te dicen, lo que consumes de los medios, lo que dicta la sociedad (bueno o malo)… Quedándote sólo contigo mismo y con, nuestra amiga, la soledad… ¿Qué es lo que tú quieres?
—  O.o
¿Qué es lo que queremos las mujeres?

Bueno… siempre me lo preguntan… aquí como comunicadora les voy a responder, espero que les sirva. Ya de ahí haré qué es lo que buscan los hombres.

La mujer durante todos estos años ha evolucionado. Me pregunto entonces por qué existen algunos hombres que siguen pensando que regalos caros y el mejor atractivo corporal del mundo es lo que nos ganará el corazón si nosotras ahora estudiamos, trabajamos y nos podemos valer de nosotras mismas para vivir y darle una buena vida a nuestros hijos.

Vamos, dejen de dejarse llevar por lo que venden los medios. La publicidad del chico guapo con el carrazo del año en donde la chica rubia 90, 60, 90 está disfrutando es… solamente vendible. Es el caso típico de los memes “expectativa vs. Realidad”.

La mujer de hoy no quiere sentir que compran su amor, tampoco quiere a un mejor amigo, mucho menos esas frases clichés que se saben de memoria, para eso estamos nosotros los escritores y para eso ellas pueden comprar nuestros libros mientras comen chocolates (grandes competencias para ustedes, por cierto).

La mujer de hoy quiere un hombre con visión, con metas y con sueños. Pero lo más importante que no sea puras palabras y poca acción.

Queremos un hombre que cuide de su propia salud, esto quiere decir que vaya al gimnasio pero no a inflarse para terminar como un gorila y mucho menos que comience a golpearse el pecho a lo bestia. La etapa de las cavernas quedó en los libros de historia.

Queremos ver un hombre que disfrute del deporte y que para él sea un momento divertido donde se ría y hable con demás amigos.

Queremos un hombre que se preocupe por su mente, que mantenga un óptimo grado de intelectualidad porque esto le dará una plática inolvidable y podrá encantarnos con temas que desconocemos. La mujer adora la charla y mucho más si esta es de calidad. Nosotras estamos hechas para escuchar.

Queremos un hombre que cuide su higiene personal ¿y por qué no? vista adecuadamente.  

Queremos un chico de 1 más 1 es igual tres. Un hombre impredecible, ese ser único que sea diferente a los demás 9.

No queremos un hombre que se quede inventando excusas para no acercársenos.

Si hay algo cierto es que “quien la lucha, la consigue” y, si son seguros, van a dejarles las cosas en claro y van a saber llegar a las mentes femeninas, no sólo para un momento, si no para siempre. Así que menos zona de confort y más clavados a la acción que es en dónde pasarán las grandes cosas… y si no pasan… ¡bravo! ¡Lo intentaste! No te quedaste con las ganas.

Para terminar, si como comunicadora sé algo, es que el lenguaje corporal atrae, embelesa y enamora así que más relax, hay que decirle hola a las posturas erguidas y adiós a las jorobas. A mirar directo y fijo que estas estremecen y cohíben; a expresarse y dialogar con claridad, usar un buen perfume, vestir con estilo y a desplazarse como el hombre exitoso que ya eres.

Los tiempos han cambiado. Esos hombres que creen que dando a las mujeres regalos costosos y asegurándoles un buen nido ya consiguieron lo que buscaban, considero que su único destino es encontrarse con una mujer convenida que a las finales les terminará dejando por un hombre como el que acabo de describir. Los tiempos han cambiado, las mujeres también y ustedes los hombres… también.

Att.

DDC.