me emborracho

Tú eres como la cerveza
y sabes que me gusta mucho la cerveza
de hecho a veces
no la controlo
tú eres como la cerveza
que cuando está cerca de mí
me emborracho
pero de ti ,me emborracho
me emborracho de amor
amor de mis amores
ilusión de mis ilusiones
siempre te estoy viendo bonita
suenas como un arpa veracruzana
en este rinconcito
del alma donde tengo
muy cerquita el corazón
te quiero contar todas las estrellas
de la espalda con la boca
pasando como pasa
la luna frente a la playa
siempre te veo bonita
y ese pinche encanto
no puedo explicármelo
como que se borda tu ternura,
tu calentura y tu oscuridad
en mi estómago
y mis átomos
y cuando estás cerca de mí
me emborracho
me emborracho de ti
y mis sentimientos
son una fiesta con mariachi
—  Un café con Sofía Renee, Quetzal Noah
A falta de ti, me bebo un café, me fumo un cigarro. A falta de ti duermo, te imagino. A falta de ti me aprieto fuerte las entrañas y grito en silencio. A falta de ti me emborracho y cuando cierro los ojos te sueño.
—  Yazheel Yaoyoltzin (Tlatemoani)

El mismo deja vú que sufriste vos, 
me tocó a mi y acá me ves, pidiendo ayuda 
no me enamoro de tu voz, pero sí de esos ojos marrones 
que me hacen perder mi luna 
Yo no quería saber más nada 
de historias de castillos, ni princesas en altillos 
y como a vos no te gustaban las historias de terror 
me abrazaste y viniste conmigo 
Yo ya te avisé que mi mundo es cruel, 
y que acá adentro también podés perder 
no sé si escapás, no sé si volvés, 
pero a mi siempre me vas a tener 
Sigo buscando esa mirada, ese cruce de palabras, 
que no me dejen con ganas 
o de encontrar esa certeza, de jugarme la cabeza, 
para no perderla a ella 
Es este deja vú maldito que me tiene dando gritos 
en donde nadie escucha nada 
donde mi corazón me explica que el silencia ya lo irrita 
y que le duelen los dolores 
Siempre es en esta noche estrellada 
en que me acuerdo de tu cara y te dedico el mismo tema 
en donde siempre lloro un poco y hasta casi me emborracho 
porque no te tengo al lado 
Yo ya te avisé que mi mundo es cruel, 
y que acá adentro también podés perder 
no sé si escapás, no sé si volvés, pero a mi siempre me vas a tener.

Soñé que  estaba ebria pero en realidad si estaba ebria, pero fue tan chistoso  porque se me daba vuelta todo y después me desperté y seguía dándome vuelta todo. Fue genial. Viví cosas muy entretenidas en mi sueño en mi estado etílico y después no pude diferenciar la realidad con la fantasía y termine llamando a mi mama para saber dónde estaba. 

Pd: no me emborracho cuando tomo, me vuelve el alcohol cuando duermo, efecto retardado. 

Tú eres la razón por la cual todas las noches me emborracho tratando de olvidarte.

anonymous asked:

Que se puede hacer cuando amas a una persona a tal grado de hacer cualquier cosa, pero te das cuenta de que eres siempre su segunda opción?!

Buena pregunta, ¿Que se puede hacer cuando amas a alguien al punto de tener algo sin nombre y dejar que este con otras personas?
Creo que estamos en situaciones parecidas, sabes, yo suelo aclararme y tomar valor cuando me emborracho, no digo qu lo hagas xD pero piensa ¿Te gusta ser segunda opción? No ¿Verdad? Piensa bien que es lo que quieres y que amar no quiere decir que debes degradarte, no te rebajes a pesar de que le ames, no lo hagas, yo lo he hecho y duele mucho, se que harías lo que sea con tal de estar junto a esa persona, pero no te rebajes, sigue adelante, sera difícil pero te darás cuenta que hiciste bien, y que no valía la pena ser segunda opción. Hay alguien allí afuera que hará que seas su primera y única opción.

Esta noche oscura como mi alma, fría como el abrazo de la muerte, sin estrella ni luna, esta noche, esta noche triste y maldita, esta noche acepto con dolor pero sin culpas la libertad que me regalas.
Libertad que no quería ni quiero, pero que desde hace tiempo es mía.
Esta noche es la última que le permito al corazón llamarte “amor de mi vida”, hoy lloro por ti el resto de mis lágrimas y me emborracho por última vez de recuerdos de otra vida.
Desalojo a tu imagen de mis pupilas, me abrazo a mi misma para alejar de mi piel el hedor a soledad que ha dejado tu presencia inconstante y esquiva; es la última vez que mis labios invocan con ternura tu nombre cuando se acaba el día.
Este es el amén final a un amor que se suponía vivo y eterno pero que la realidad ha mostrado que siempre estuvo en agonía, pendiendo de un hilo que esta noche rompo en defensa de mi misma.
A la luna cobarde que hoy se oculta le pido que te cuide y te acompañe; eres libre, sé feliz, ¡que Dios te bendiga, amor de mi vida!