me beba

Cuando salgo al cine veo parejas salir
echándose a reír, como si el mundo
no importara, salvo su compartida compañía,
y está bien
cuando estoy en el bar veo
jóvenes parejas coquetear
la chica con la mira embelesada
y el chico como sintiendo seguridad
de hablar de sus hazañas,
cuando subo a la ruta 214 veo parejas,
hablando de sus familias, se abrazan,
se besan, no les importa
usar el transporte público,
esa es la élite que ha vencido
al materialismo,
cuando ando en la calle
pienso que al regresar a casa
todo seguirá igual, leeré unos mensajes,
me prepararé algo de cenar,
comenzaré un libro,
tal vez me beba una cerveza,
pero seguiré ahí
suspirando no melancólico
sino risueño
como si supiera que un día
llegaré a casa
hablaré de cómo estuvo el día,
tal vez salgamos a ver una película,
o a una función del teatro,
tal vez estaré cansado
y sólo querré unas mamadas
y ella lo entenderá
tal vez quiero usar la energía
que me queda en el sexo
para centrar mis vibraciones
en olas de placer y coloridos
fuegos que se elevan
pero hasta ahora
seguiré con esta tacaña soledad
que me pone reflexivo
—  Poemas para leer acompañado de una caguama, Quetzal Noah

“Me dijeron:
No te pongas ese vestido tan corto.
Y después violaron a una mujer cuando llevaba sus vaqueros favoritos.

Me dijeron:
No te quedes hasta muy tarde.
Después arrancaron la ropa y tocaron los pechos de una chica a plena luz del día en unas fiestas populares.

Me dijeron:
No viajes sola por la noche.
Y después violaron y mataron de día a dos mujeres, cuando descubrían el mundo, acompañadas la una de la otra.

Me dijeron:
No cojas el transporte público por la noche.
Luego manosearon a una chica en el metro, sin que nadie hiciera nada, de camino a la universidad.

Me dijeron:
Pídele a algún amigo que te acompañe a casa.
Y luego señalaron y llamaron calientapollas a una chica cuando lo hizo.

Me dijeron:
No sonrías a extraños.
Y luego gritaron borde, puta y quiéntecreesqueeres a una mujer por pasar de largo.

Me dijeron:
No bebas mucho.
Y después pusieron droga a una chica en su bebida.

Me dijeron:
Ten siempre el teléfono a mano.
Y luego una mujer recibió en ese mismo teléfono un vídeo de todas las cosas que le habían hecho la noche anterior.

Me dijeron:
No te vayas con desconocidos.
Y luego una mujer fue violada por un amigo. Una pareja. O un familiar.

Me dijeron:
Denuncia.
Y después le preguntaron qué llevaba puesto, cuánto bebió y por qué se fue con él.

Me dijeron. Me dijeron. Me dijeron.
Ten cuidado, ten cuidado, ten cuidado.
Lo tuve. Lo tengo. Lo tendré.
Hice todo lo que me dijeron.
Ahora explícame qué es lo que hice mal.

Estoy de acuerdo: no todos los hombres sois así.
Pero entiéndelo tú.
A todas las mujeres nos pasa. A todas nosotras.
A mi madre. A mí. A mi hija. A mi amiga. Y a mi compañera de trabajo.
A tu madre. A tu mujer. A tu hija.
A todas las mujeres.
¿Lo empiezas a entender?

No me digas a mí lo que tengo que hacer.
Díselo a ellos.
Enséñales consentimiento.
Enséñales que NO significa NO.
Enséñales respeto.
Enséñales que las mujeres no somos un juguete, ni un objeto, ni una propiedad.
Enséñales a ser responsables.
Enséñales a no violar.

A veces me pregunto si nos odiáis.
A veces me pregunto por qué nos odiáis.
De forma lógica. De forma emocional. Diciendo. Preguntando. Rogando.
Lo hemos intentado todo.

Ya no sé qué más decirte.
Ya no sé cómo explicarlo.
Ya no sé cómo pedirlo.
Qué coño queda por hacer.
No queda nada.
Excepto dolor.
Y rabia.”

Vitika Roy

#VivasNosQueremos

¿Necesitas más motivos? #ParoInternacionalDeMujeres

Poema para acuario

Mirarla

Me gusta mirarla.

Cuando lee en el sofá, en bata y despeinada,
pura, como es, sin aditivos.

Me gusta mirarla.

Cuando está en la cama y va a correrse.
Allí, amigo, me gusta mucho su cara,
sus brazos acercándome hasta el mundo.

Me gusta mirarla

En el milagro que me brinda nuestro espejo si se ducha,
en el tiempo que me otorga el ascensor,
cuando habla con la gente y destroza a todos con su luz.

Me gusta mirarla.

Cuando el poema que le es para ella,
cuando se pierde y no sabe que la observo,
cuando esta en Princesa y me la encuentro pensativa.

Me gusta mirarla.

Cuando se recoge el pelo
y deja la caligrafía de su cuello
a la vista del mundo.

Me gusta mirarla.

Cuando buceo bajo su vientre con el aire justo para su orgasmo,

Cuando estudia en su despacho
o cuando me deja que me beba su sonrisa a cucharadas.

Me gusta mirarla.
No hay nada mejor.


Pinkie pie

Estaba sentada en una de las bancas del parque que se encontraba enfrente de la clínica médica. Recién había salido con un sobre en sus manos donde se leía ginecología. Luego de varias semanas de retraso en su regla y unos extraños malestares estomacaes a los que no estaba acostumbrada, simplemente decidió ir a hacerse los estudios pertinentes.

Lamentablemente haciendo su recuento mental desde la última vez, aproximadamente, que había estado con Liam las fechas coincidian demasiado y sus manos temblaban imaginandose la reacción del lobo si aquel papel fuera a darle una respuesta positiva a sus temores.

Se puso de pie de manera brusca queriendo alejar aquellos pensamientos de su cabeza y se giró decidiendo que lo abriría mas tarde. Se entretuvo unos segundos guardando el sobre en su cartera cuando al girar sus sentidos de werejaguar le fallaron y terminó chocando con alguien. —Fijate.— Espeta con cierta molestia que venía mas de sus propios problemas e incertidumbres que del golpe en si.

Gracias

Beba, me tengo que tomar un momento para agradecerte. No por darme libros o playeras. No por ser la chica más jodidamente perfecta que conozco. No por ser esa parte de mi vida que por tanto busqué. No por tener un rayo que tanto amo. No por tener los ojotes marrones que tanto adoro. No or como metes tu cabeza en mis hombros cuando me abrazas.

Gracias por escogerme a mí, de las 7 billones de personas en el mundo, para volverme el chico más feliz que ha pisado la tierra.

Estoy perdidamente e irremediablemente enamorado de ti. Hoy, mañana y siempre.

-Tu Bebo de Pelos

About What You Did To Me

Silakan. Kau bebas membicarakanku kepada siapa saja.
Mengarang cerita-cerita tak masuk akal tentang hal-hal jahat yang telah kulakukan kepadamu.

Silakan.
Ceritakanlah kepada semua orang.
Berperanlah seakan-akan kamu yang menjadi korban di sini.

Tapi pintaku padamu hanya satu. 

Di saat kau menceritakan kepada semua orang tentang hal-hal yang aku lakukan kepadamu hingga kau merasa menjadi pihak yang paling tersakiti itu,

Jangan lupa,

Untuk memberitahu mereka juga tentang semua hal jahat yang telah kau lakukan kepadaku dulu. 

Hal-hal yang tak pernah kuceritakan bahkan kepada teman-temanku karena ingin menjaga baik namamu. 

Hal-hal yang tak pernah berani kau ceritakan kepada orang-orang karena kau takut rusak namamu.

Bagaimana jika aku terlambat mengetahui bahwa kamu pernah menyimpan harap? Bagaimana jika aku terlambat menyadari bahwa seringkali kamu berikan perhatian di tiap obrolan? Bagaimana jika aku terlambat untuk menjadi peka? Bagaimana jika demikian?
— 

sayangnya memang sudah terlambat. dan kamu sudah memilih untuk me-lepas-bebas-kan rasa yang terlambat untuk kuketahui tersebut

Hujan Mimpi

Drabble Wigetta - ¿Celoso yo? - by LaughterEveryTime

Estábamos terminando de cenar con Willy, la casa estaba en silencio, lo único que se escuchaba era como los cubiertos golpeaban suavemente los platos.

—Estabas muy cariñoso con sTaXx, hm? -solté sin pensar, recibí una mirada extrañada de parte de mi novio; hoy habían subido el primer episodio de Far Cry 4 Reality, pero Willy no terminaba de comprender a lo que me refería.- Ubisoft subió el primer episodio. -su expresión cambió a una más calmada y se formó una sonrisilla en sus labios.-

—Ah, ¿lo has visto? -centró su mirada en su plato mientras cortaba la carne-

—Hombre, no, he adivinado. -dije obvio, vale, eso ha sonado un poco cortante.-

Dejó su carne de lado y se dirigió hacia mí.

—¿Pasa algo? -me miró como intentando descifrarlo él mismo-

—No, todo está completamente genial. -no digas algo estúpido- Igual que tu relación con sTaXx. -soy tonto-

—¿Que? -eso pareció sorprenderle bastante- Vegetta, ¿estas celoso?

—¿Que dices, chaval?¿Celoso yo? Anda, ve a preguntárselo a tu amiguito Frank. -me levanté de la silla completamente molesto y me dirigí a mi habitación dejando a Willy con las palabras en la boca, di un leve portazo y me tumbé en mi cama mirando hacia el techo.-

El recuerdo de cuando Willy me llamó ‘Frank’ en ApocalipsisMinecraft me hizo molestarme un poco más, ¿que le pasa a este tío?

Sin notar cuando, me quedé dormido.

A la mañana siguiente desperté por unos golpeteos en el pasillo, removí mi cabeza en la almohada queriendo volver a dormirme pero me fue imposible. 

—¿Si? -pregunté, luego de segundos en silencio la puerta se abrió lenta y ruidosamente.-

Pude ver como Willy se acercaba con una bandeja hacia mi cama y la dejaba sobre mi regazo, para luego sentarse frente a mi.

—¿Que es esto, Will? -susurré con un tono muy calmado-

—Anoche te enojaste conmigo por algo q-que.. bah, n-ni siquiera se por que te enojaste así que te hice el desayuno… -se veía triste por mi culpa, por culpa de mis celos. Tomé la taza de café envolviéndola en mis manos, amagué a probarlo cuando un grito me interrumpió- ¡No, no lo bebas! -me quitó la taza- Ni yo lo bebería, Vegetta, pero… la intención es lo que cuenta, ¿no? -reí ante su reacción soltando un pequeño 'vale’ entre las carcajadas, nuestras risas se mezclaron.-

—Tranquilo, chiqui -besé su frente, el sonrió tranquilo- No puedo enfadarme contigo. -pegué su frente contra la mía, mirando a sus hermosos ojos achinados. Le dí un leve beso y nos unimos en un fuerte y cariñoso abrazo.-

———————————–

*se exilia a narnia*

Eu digo que sou fraca, que não irei conseguir conquistar algo grande que desejo, sendo que Deus já trabalhou em meu coração e me deu sonhos, me enchendo também de coragem, mas é como se eu tivesse sede com um copo na mão transbordando água fresca que Ele me deu, porém eu ainda pedisse a Ele que saciasse a minha sede. Deus me deu o copo com a água, o botou em minha mão e me disse: Beba! Porém o meu medo de não ser capaz não me deixa ver nada disso e nem escuta-lo. Eu sei que sou forte porque Ele já me deu a força necessária, entretanto, digo que sou derrotada. O ser humano é assim. Deus faz o impossível por nós porque Ele sabe que está além da nossa capacidade, mas o nosso erro é querer que Deus também faça aquilo que nos é possível. E choramos desesperados pedindo a Ele que nos ajude, mas Ele não somente ajuda, na maior parte das vezes Ele faz tudo sozinho.
—  Tatielle Katluryn
E eu só queria ter alguém, aquele alguém. Queria, pelo menos uma vez, sentir o calor dos braços teus envolvidos nos meus, sentir seu corpo quente e suado me envolvendo em perfeita sincronia. Eu queria, queria poder ter você. E de todas as coisas que me aconteceram, você foi a melhor, você foi a melhor coisa que não me aconteceu, como naquele sonho bom, que não temos vontade de despertar jamais. Então me deixe, deixe-me entrar no seu oceano de desejos e te provar, e te mostrar que nossos corpos juntos fariam uma perfeita dança de toques. Deixe-me olhar mais fundo nos teus olhos obscuros e ocos, deixe-me te mostrar que seríamos perfeitamente errados um para o outro. Há um vazio em minha alma fria, que só você preencheria, então me mostre, me mostre que você sente o mesmo, me mostre que não estou enganada. Beba-me, prove da minha alma, sinta meu corpo frágil e frio no seu, faça de mim o seu banquete e se sacie a madrugada toda. Quero sentir-lhe, quero te tocar como quem toca um piano, quero amar-te a noite toda, quero que seja meu, por um instante, por uma noite, quero ser sua. Eu quero. Nunca quis algo como eu quero você.
—  Karolaynne.

Se encontraba intentando subrayar todas las cosas que fuesen importantes junto a las que no entendía para poder buscar mejorar. Estaba muy concentrada haciendo su trabajo hasta que escuchó su nombre haciendo que subiera su mirada hacia la persona que parecía ser la persona que le había llamado. “¿Qué?” intentó decir cual no se entendió demasiado por tener un marca-texto en su boca, cerró sus ojos algo avergonzada ya que de una forma había olvidado que lo tenía ahí. Quitó el marcador de su boca para dejarlo en la mesa, “Perdón, mande.” al pasar mucho tiempo en forma de un coyote no está acostumbrada a cosas como los modales. 

Vaya...

Se encontraba recargada en los casilleros jugando con un encendedor vacío entre sus manos mientras observaba a su alrededor, no conocía a nadie y la hacía sentirse un poco fuera del lugar al ver a todos con amigos, aunque no tenía miedo. Soltó un pequeño suspiro y no pudo evitar soltar una pequeña risita ante la imagen de una pareja tomada de las manos. -Idioootas.- Dijo canturreando y río leve.

Yes i'm here.

Es una lastima que no fui aquel festival.-Dijo Alessia a la persona que pasaba a su lado aunque no sabia si esta le había escuchado o no. Tomo un sorbo de su café mientras observaba a aquella persona, ella se había tomado unos pequeños días para poder superar la muerte de su hermano, cosa que le ayudo ya que sentía que volvía a ser ella.-Parece que volvieron a pasar cosas interesas.-Comento tomando un sorbo de su café.-