mauricio pinilla

10

llegamos con una mochila en la espalda llena de sueños, y nos fuimos dejando toda nuestra fe, sueños y fuerzas en las canchas. Grande Rojita ahora y siempre.

Mauricio Pinilla, the chilean soccer player who shot the ball that hit the crossbar on the last minutes of the extra-time in the match against Brazil [June 28], got a tattoo of the moment. The tattoo of what could have been a life changing goal for his team and country shows the exact positions of the players at the time along with the quote “one centimeter from glory”.

Los jugadores de la Seleccion chilena serán recibidos con los brazos abiertos, demostraron que son capaces de enfrentar un equipo como Brazil y quedar de pie, las lagrimas derramadas en esa cancha se borrarán, pero el orgullo de una nación queda en nuestros corazones