matutino!

Morte prematura

Ela feneceu como o orvalho matutino
Antes mesmo de o sol se elevar;
Tão breve seu tempo, o fim tão repentino
Mal soube o que era suspirar.

Como a rosa exala seu perfume suave,
O doce amor flutuava ao seu redor;
Ela cresceu admirada – mas o destino tão grave
Se esgueirava, invisível, sem temor.

O amor era aqui seu Anjo da guarda,
Mas o Amor à Morte a entregou;
Se o Amor era bom, por que a salvaguarda
Da Morte sagrada nos amedrontou?


Hartley Coleridge

Qué bonita eres
quisiera decírtelo
no tan seguido
porque temo que te aburras
y me dejes de hablar
pero qué bonita eres
a veces quisiera ser el mar
y dibujarte en la boca
una sirena o un arrecife
todo tu cuerpo es un tributo
a la historia de los hombres
que valientes se pierden
en la locura
de la belleza de una mujer
decirte milagro
es reconocer
el perfecto diseño de Dios
cabes muy bien
en mi sollozo de luna
y mi respiro matutino
que seas tan bonita
me inspira, me flota,
me conspira
y me hace sentir débil
y lo bonito
es que me vibra la piel
que tu tacto
me pone nervioso
y tu charla me recocija
recomiendo a los chicos
dejarse llevar por
la cursilería y la amabilidad
no quisiera decirte
lo que ya todos te dijeron
pero
qué bonita eres
—  Así como tú sonríes, Quetzal Noah

anonymous asked:

Acabo de darme cuenta xD, tu dices colores de sabores y tu hermana colores fantasmas oooooow!!!! La unión entre hermanas taaaan lindoooo

Yo digo: Pintando con Colores Dulces


Mi hermana dice:  Colores Fantasmas~


Es que yo AMO los colores Pasteles y hacer parecer todo como que muy Kawaii desu~ además de comida embriagante *A* y Ella AMA los colores azules con el NEON acompañado de las caras de pánico que es su vicio matutino (?)


Es que las dos nos queremos muuuuchooooo~ <3 <3 <3 <3 Además~ Por algo las dos juntas tenemos un mundo entero juntas ¿No? Y que los usuarios se parecen :V Ya que ella es:


ParumeWorld’s Art


Mientras que yo


CrazyCakesune’s Art


Es que para las dos es muy importante nuestra unión~ <3

Capitulo 7

Abril

3:16 AM. Ella va caminando a paso lento por la calle, una niña como ella no debería andar por la calle a estas horas, cosas malas le podrían pasar pero a ella ya no le importaba, no le importaba nada de lo que le pudiera pasar.

Finalmente llego al edificio de apartamentos del cual salió corriendo un día con todas sus fuerzas, y esta vez, en lugar de huir quería entrar.

Espero con la paciencia más grande del mundo la hora exacta para poder seguir. 5:15 AM ya había estado ahí sentada a la misma hora, lo había estado espiando, aprendiendo su rutina. Ya lo conocía era su mejor amigo pero ahora, ahora lo conocía aún más.

Conocía lo oscura que podía a llegar a ser su alma, conocía lo más obscuro de su ser.

El salió por la puerta, era la hora de su trote matutino.

Ella estaba escondida por los arbustos, apago su cigarro y prosiguió. Se acercó lentamente a la puerta, estaba cerrada, pero no importa, ella tenía una copia.

De todas las veces que él había ido a su casa, había dejado una llave allí, y cuando más la necesito la encontró.

Metió la llave lentamente en la cerradura, el peldaño estaba frio.

¡Click! La puerta se abrió.

Era demasiado bueno para ser verdad, esa llave, abrió la puerta. Y abrir esa puerta era como abrir la caja de pandora. Ella quería su venganza pero no sabía lo que acababa de desencadenar.

5:30 AM tenía alrededor de una media hora antes de que el viniera.

Entro a su habitación la misma donde había estado solo hace unas semanas jugando video juegos.

Se sentó en el sillón, sus manos se acercaron a su rostro

Y suspiro,  ya es hora, susurro.

Saco de su mochila, su pequeño libro negro y escribió:

Espero y me perdonen por lo que hare, pero él lo merece.

Ella caso de su mochila un arma, y unas cuantas balas.

Entre sollozos y lágrimas metió las balas en el revólver.

¡Click! Escucho como la puerta se abrió.

Ya eran las 6:15 AM

Él ya estaba de regreso.

El tiempo pasa rápido cuando la estás pasando bien, pensó.

El peldaño de la puerta de la habitación se estaba dando vuelta y la puerta se abrió

Era el.

Minha consciência não quer me deixar dormir, meu pensamento naturalmente inquieto hoje anseia por palavras tuas, todo o meu ser te quer aqui e todo o meu amor te tem como morada.

Estou agora a rever as modestas fotografias que reproduzem algumas das partes que tanto adoro em você, em uma delas observo nossas mãos unidas, sorrio ao retomar a lembrança da primeira vez que te vi, a sensação prazerosa que recebi ao entrelaçar seus dedos junto aos meus, era como se eles estivessem esperado todos esses anos para finalmente repousar ali, entre o teu calor.

Consigo me lembrar dos nossos beijos como se fosse ontem, o toque dos lábios que antes me deixavam desconcertada hoje me deixam nostálgica, sinto a sua ausência em cada vão momento do meu dia, desde o despertar matutino até meu repouso.

Sinto necessidades de ti, tu me cativastes e desta forma me fizeste tua, acreditaste em mim e me fizeste melhor, me tornara a cada dia dependente de sua voz e de sua presença.

E hoje? Hoje você queria chorar, só que tu não sabes, mas minhas lágrimas se juntam as suas, porque você se tornou uma parte de mim, e quero declarar que estou aqui, sempre estive, e sempre estarei, para conversar, rir, fazer loucuras e tarefas. E não precisas dizer o motivo de sua mágoa ou o que te deixou assim, só permita que eu lhe faça sorrir e talvez até feliz…

Como sua sombra, desejo te acompanhar, não me reprima, não me afaste e principalmente não me deixe, não sei se seria capaz de suportar uma parte de mim vagar para longe de novo e ter que me sujeitar a conviver sem a tua presença.

Não chore… Você é o motivo do meu sorriso e espero um dia ser o motivo do seu.
-Morena

—  ICM
Crujidos de somier

No hay nada como
Arroparse
En sábanas limpias.
Estrenarlas con tu cuerpo
Pegado a ellas poro a poro
Conservando el olor a detergente aún.
Pero lo más bonito sin duda
Es tu trazo en pliegues
A lo largo del colchón,
Golpeándome en la cara
Igual que el aroma
Del café matutino.
Por mucho que lo intente
No consigo encajar en la silueta,
Pero me importa una mierda.
Yo me quedo con tu almohada.
Sí, con los pelos incluidos
Y la diminuta mancha de saliva.
Seamos realistas.
Ahí van todos tus besos sonámbulos,
Los que no te atreviste a soltar.
Y también van incluidos
Tus terrores nocturnos
tontamente infundados.
¿Para qué quiero más?
Si sé que por la mañana te irás
Y ni me verás al salir
por la puerta.
Buenos días.

6

* . ✦ * ˚ ⊹ °☾   el rol que ocupa en la sociedad: Princesa de Croacia, cuarta heredera al trono.

Pecas iluminadas por las frías luces del palacio, piso de mármol siendo golpeado constantemente por sus descalzos pies, tacones de punta sostenidos en sus finos dedos. Lo único con lo que deseaba toparse era la inmensa puerta de su alcoba, mas sus cristales se encontraban con los de su propia sangre. Hermano mayor contemplándola con cierto tinte de decepción inocultable, produciendo que las perlas de la croata salgan a brillar. “¿Qué? Ni que fuese la primera vez que me encuentras así.” su boca emanaba tóxicos, cierto humor tiñendo la verborrea. Era una verdad, lo que solía ser una simple salida con amistades, fue convertido en un hábito nocturno. 

El reluciente sol matutino, que era de poca abundancia en Croacia, inundaba las paredes de su recámara. Segundos habían pasado desde su entrada, cuando llegó el alto mayordomo comunicándole que su abuela la aguardaba para desayunar juntas. Una vulgaridad se escapó de sus fauces, aunque el hombre no parecía sorprendido de oír como esas palabras salían de la boca de una princesa. Ya estaba familiarizado con los modos de la muchacha.

Captó las hebras nevadas de su pariente desde la lejanía del gran salón, tomando asiento en la silla contraria a ella, enfrentadas por la extensa mesa. “Tu cabello huele a cigarros,” soltó la anciana con cierto desprecio, pero sus ópticas la delataban. “Y tu aliento apesta a whisky.” al parecer, la vejez no afectó sus sentidos. “¿Esperabas menos de tu nieta prodigio?” el respeto perdido hacia la mayor era notable, risotada filtrándose en el tenso ambiente que manejaban ambas. “Si te querías deleitar con modales, hubieses llamado a Áline. Pero creo que las dos sabemos que soy tu favorita, a pesar de todo.” los hilos de ingenio que movían sus palabras lograban sacar una mueca, y comprendía que era una simple broma. La mujer siempre juró no tener predilectos. Sin embargo de tenerlos, la castaña estaba lejos de ser la primera.

Sus oídos percibieron el discurso que ya tanto conocía, y casi se sabía de memoria. “La princesa de Croacia,  nuevamente vista saliendo ebria de un bar.” ópticas celestinas bailaron, mostrando un albo color. Su silueta se localizaba en otra cámara del palacio, aislada de sus progenitores. “Se presume que éste descontrol inició cuando se publicaron imágenes de la adolescente, en las cuales se la ve escasa de ropa. Por suerte, no es la heredera al trono. Sino, ¿qué le depararía al país?” la reportera continuaba con su ácido habla, sonido escabulléndose del televisor, símil a un chillido. Centésimas más tarde, Zala ya había oprimido el botón que logró poner fin a su miseria.

Escoltada por la oscuridad de las calles y su tan infame círculo de amigos, las esbeltas piernas asomaban por las puertas de la opaca limosina, ocelos cegados por las luminosidad del bar. Los trémulos pétalos escarlata acortaron su distancia con el recipiente de vidrio, bebida transparente recorriendo su garganta, dejando un rastro de hercúleo ardor. “Otra ronda en mí.” gritaba, ganándose múltiples aclamaciones, gritos y piropos que parecían llenarla. La ojeada del barman, amigo íntimo de ella, no necesitaba letras para ser entendida. “Otra vez tendré que llevarla.” suspiró, profecía materializándose al paso de las siguientes horas. Ese tipo de veladas se repetía, incesantemente. Hasta verse religiosamente en el absoluto de su pieza, protegida por su soledad, preguntándose que hizo momentos atrás, y luchando contra su propio ego para no arrepentirse.

Glee «Helen»

Julio de 2019


-¿Te gusta bebé?… ¿si?… —dijo Kurt mientras alimentaba a su hijo con una papilla extra colorida— pues yo creo que sí, además porque esta es la mejor combinación de frutas que existe… —añadió saboreándose a la par con su hijo, como si quisiera terminar de convencerlo de que lo que estaba recibiendo era extra delicioso.
-Buenos días… —dijo Blaine apareciendo desde la escalera.
-Buenos días… vayas si se le pegaron las sabanas esta mañana Señor Anderson-Hummel…—contesto su esposo luego de recibir su beso matutino.
-Lo se… es solo que anoche la inspiración me ataco con todo y me acosté extra tarde… —agrego bostezando, Henry lo miro como si hubiese visto lo mas increíble— hola hijo… —dijo dándole un beso en la cabeza, el bebé alzo sus manitos pidiendo que lo alzaran, Blaine le dio un par de besos a cambio.
-Lo se… me dejaste solo casi toda la noche… —reclamo Kurt dando más comida la bebé.
-Lo siento…
-Y además olvidaste que tú tenías que encargarte de Henry esta mañana,  para que yo preparara todo para la entrevista de mi futuro o futura asistente.
-Lo se también… pero estoy seguro y tienes todo listo… ¿me equivoco? —pregunto sirviendo café para él y para su esposo.
-No, por supuesto que no, pero eso no te exime de tus responsabilidades Blaine Anderson-Hummel.
-Vaya si estas molesto, has dicho mi nombre completo dos veces en menos de 5 minutos —añadió dejando las tazas sobre la mesa.
-No estoy molesto… solo espero y haya valido la pena..

Keep reading