mary lou jepsen

La ingeniera que deja su puestazo en Facebook para curar enfermedades

Dejar un trabajo de mucho prestigio en una de las compañías más potentes del mundo y lanzarse a la aventura en solitario con el objetivo de ayudar a curar enfermedades. Era la elección que tenía por delante Mary Lou Jepsen, una ingeniera de 51 años que es la directora ejecutiva del proyecto estrella de Facebook: la realidad virtual. 

Esta mujer es además la jefa de tecnología de visualización del programa Oculus y está considerada una referencia mundial en materia de imaginería en el campo de la informática. 

Mary Lou Jepsen (Youtube).

Pero desde el mes de agosto todos estos cargos serán pasado porque a partir de ahora se va a dedicar a “curar enfermedades con tecnología de imágenes”, tal y como declaró ella misma. Una pérdida fundamental para Facebook, pero un fichaje excelente para el campo de la ciencia.

Para entender su decisión hay que viajar inevitablemente dos décadas atrás, cuando con solo 30 años y tras varios diagnósticos fallidos a sus constantes dolores de cabeza y vómitos, los médicos encontraron un tumor en su cerebro. Jepsen ya tenía el título de Ingeniería Eléctrica y un Máster en Holografía, pero el tratamiento de su enfermedad la cambió totalmente, tal y como contaba en un artículo en 2013 en el New York Times.

Los efectos del tumor y la operación acabaron con su personalidad. “¿Todavía eres inteligente?”, se preguntaba a sí misma en los peores momentos de la enfermedad. No dudó en experimentar con los medicamentos hormonales que le recetaban como parte de su tratamiento, incluso adoptó una dosis que  reflejaba las hormonas de un hombre. 

¿El resultado? Pensamientos que cambiaron drásticamente, furia en todo momento, pensar en sexo casi a cualquier hora y una seguridad en sí misma que la llevaba a pensar que “era la persona más inteligente del mundo”.

Ahora el siguiente reto, y uno de los proyectos en los que más ha incidido esta mujer en los últimos años, no se presenta nada fácil. La idea es lograr que nos comuniquemos a través de los pensamientos. Ya en 2013, en una charla de TED insistía en que lo importante es lo que está en nuestras cabezas y cómo podemos sacarlo al exterior. 

Según sus investigaciones, hay que incrementar la resolución de los sistemas de escaneo del cerebro, pero rechaza que esos aparatos tengan que ser más grandes, sino al revés: reducirlos y de esta manera hacerlos más inteligentes. Si tiene éxito, es algo que comprobaremos en los próximos años, pero nadie le puede negar la valentía en su decisión.

Javier Taeño (@javiertaeno)