mareados

El cuerpo me duele, hay días en que quisiera no habitar más en ningún lado. No sé a qué se debe, pero es insoportable. Paso los días mareado, todo se mueve alrededor, el mundo gira, pero yo no. Y me voy quedando solo, solo de verdad, nadie entiende lo que me pasa, ni tienen porqué entenderlo. Es una carencia quizás, un agujero, un vacío. Deliro. Lloro. Mato. Trato de renacer, y renazco incompleto. El dolor me llena de insomnios. Dolor físico, dolor palpable, dolor real.
—  Emiliano Medero.
-resaca-

Aries

probablemente le dice a todos que se callen; dolor de cabeza brutal.

Tauro

Solo duerme el día entero.

Géminis

Siguen hablando de que ellos están con mucha resaca

Cáncer

Soñoliento y mareado, algo adorable.

Leo

Siempre vociferando sobre algo

Virgo

No tienen resaca porque ellos googlearon cómo evitarla la noche anterior

Libra

Más perra de lo usual.

Escorpio

No saldrían de la cama incluso si su cuarto está en llamas.

Sagitario

Niegan que tienen resaca

Capricornio

*vomita en el baño del trabajo*

Acuario

Tienen un remedio extraño que creen que los va a curar.

Piscis

Flojo y no para de quejarse.

-kira👶

Me he visto al espejo y me he acordado de alguien a quien solía conocer. Ya sabes, la mayor de las putadas es olvidar lo que uno es u olvidar lo que uno fue. Y no darse cuenta de que va cambiando y al final mirarse de frente y no reconocerse.
 
Supongo que la vida está basada de muchas cosas que uno no acaba entendido al final del día, y toca que irse a la cama intentando apagar esas vagas ideas que se nos cruzan por la cabeza. A veces es más fácil no pensar en ello, pero el problema es que quien nos lo dice no nos ha dicho el secreto o la táctica para dejar de darle demasiadas vueltas al mundo. Porque estoy mareado y es una jodida pena que nadie se detenga siquiera a apreciar mi derrumbe.
 
Porque lo bonito sería encontrar a alguien que nos detenga el mundo aunque nunca deje de girar. Encontrarle. Como se encuentran las cosas por accidente y terminan siendo una razón de ser. Darle besos en la frente, decirle que es la cima a lo que llamamos mundo y no destrozarlo. Abrazarlo tan fuerte que no quiera moverse un centímetro. Y decirte que lo que he buscado toda mi vida, es lo que tú piensas que no tienes.
 
Quizá algún día te encuentre y no sepa hacer otra cosa que no dejar de verte, porque te has convertido en mi atardecer favorito. Y que me desaparezcas mi miedo de que en algún amanecer me dejes la cama fría y las ganas ardiendo en la chimenea.
 
Si algún día vienes a mí —ya sea como tornado, tormenta o huracán— y te dé por pensar que me harás daño, yo te diré que es mejor hacerse daño con quien se ama que hacerse añicos con quien se desprecia.
 
Es marzo y todas las velas lo saben. Y he decidido soplarlas todas de una vez para ver si así te cumples de una vez.
—  Benjamín Griss
Su dulce fragancia - Fanfic Wigetta CAPÍTULO 2 : “La Chaqueta”

Narra Guillermo:

Desperté algo mareado en una sala muy iluminada, no pasaron ni 10 segundos cuando escucho la voz de Alex y Frank.

-Guille despertaste!!!- los dos estaban con una cara de preocupados que me hacían sentir mal, me recordaba aquellos tiempos donde ellos estuvieron soportando mis lagrimas después de lo ocurrido con Melissa, mi antigua novia.

-pensábamos que no despertarías en un buen rato- Alex tenía a un lado de la cama una mochila con mi ropa adentro -¿cuánto tiempo estuve en el hospital?- pregunte sin ningún rodeo.

-tranquilo solo estuviste dos días, le dije a Frank que no era necesario la mochila así que pensaba regresarla hasta que despertaste- trate de sentarme en la cama con ayuda de Frank, sentía mi rostro hinchado y mi pecho dolía, posiblemente tenía una que otra costilla quebrada si no fuera por esos…

-El Chico!!- Alex y Frank se sorprendieron de mi repentino grito.

-¿te refieres al que te pego?- pregunto Frank –no, eran dos sujetos que lo hicieron y descuida se los llevaron la policía- me alivie un poco el saber que no los vería nuevamente, pero… no era suficiente ¿Qué paso con mi rescatador?

-El chico que estaba conmigo cuando me recogió la ambulancia, ¿Dónde está? El me salvo!- los chicos se miraron fijamente antes de decirme algo  -lo siento Guille solo estaba yo aquí, después de un rato llegó Frank, pero no me acuerdo haber visto a alguien junto a los enfermeros… bueno tal vez no me di cuenta ya que estaba perplejo por tu condición- las palabras de Alex me desanimaron completamente.

-no pude agradecerle lo que hizo por mí… de verdad soy un fracaso- Frank interrumpió mi oración enfurecido.

-escúchame guille, no eres un fracaso, jamás pensamos eso de ti, te matas todos los días estudiando y nunca te das un tiempo para ti, Alex y yo nos preocupa que te encierres en los libros y temas volver hacer tu vida sociable, por eso nos empeñamos en sacarte a fiestas o a salir- las palabras de Frank me tenían atontado, no podía creer que hicieran tanto por mí y yo solo los ignoraba porque pensaba que querían distraerme de mis estudios, he sido una mala persona.

-perdóname Guille tuve que llamar a tus padres- Alex bajo la mirada después de decirlo, yo sabía que eso era inevitable, quería por un tiempo no involucrar a mi familia en mis asuntos, si ahora están enterados de este accidente seguramente vendrían aquí y tras eso también descubrirían la situación económica en la que estoy, me obligarían a volver con ellos y me tendría que alejar de todo lo que he logrado con tanto esfuerzo.

-Descuida, no fue tu culpa esto no se podía evitar, los llamaré más tarde por lo menos para decirles que estoy bien y no es necesario su visita, aunque conociéndolos seguramente ya estén tomando un avión- la enfermera llegó rato después de hablar con los chicos y les dijo que se habían acabado la hora de visitas, apoye mi cabeza en la almohada soltando un gran suspiro –ahora ¿qué es lo que voy a hacer?- mire la silla de alado y distinguí una chaqueta de buzo morada, Alex y Frank no acostumbran a llevar cosas así, trate de alcanzarla y la observe detenidamente.

-¿por qué me parece que la he visto antes?- la chaqueta al moverla un poco se desprendió una esencia muy dulce y delicada, coloque la chaqueta muy cerca de mi nariz para aspirar mejor y como si fuese un cañón, me impulso hacia los recuerdos de aquella y cálida presencia que me había ayudado en aquel incidente.

-este olor… es de ese chico- no me lo podía creer tenía en mis manos su chaqueta, no podía dejar de olfatear este embriagador aroma, donde no solo desprendía un toque floral si no también sentía su sudor, era una mezcla perfecta. Cuando volví en mí, me aleje sorpresivamente de esa chaqueta -¿¡Qué leches!?- que es lo que estaba haciendo y con la chaqueta de un HOMBRE desconocido!, me alarme de mis propias acciones, jamás había hecho algo tan imprudente, agradecí rotundamente que estaba solo en esa habitación.

Después de unas horas llego el doctor con muy buenas noticias, podían darme de alta hoy mismo, mis huesos estaban recuperándose muy rápido al igual que las contusiones, menos mal ya que tampoco tenía el dinero para pagar los gastos del hospital, Alex me ayudo con ese asunto, los tres fuimos rumbo al departamento y me dejaron en mi cama para que pudiese reposar.

-Guille respecto a la junta… no te preocupes- notaba su oración con un toque de desánimo así que le respondí –Esta bien Frank, yo también quiero juntarme con ustedes, he sido un cabezota por dejarlos tanto de lado, no quiero perderlos- Frank me dio un abrazo y dijo riendo –sabía que nos querías pringao-

-es que eres tonto- los tres nos reímos de la situación y después de unos minutos los chicos se tuvieron que regresar a sus casas.

Me sentía un poco solo y mi cabeza seguía dando vueltas después de todo lo ocurrido. Me levante un instante para ir al baño, fue la primera vez que me veía en el espejo después del asalto, dios mi cara esta horriblemente hinchada y llena de moretones, esos tipos no tuvieron piedad…

No sé por qué pero en mi cabeza todavía resonaban las dulces palabras del hombre que me ayudo, como si hicieran un permanente eco, ¿Por qué pienso tanto en él? Posiblemente sea la necesidad de no haber podido darle las gracias… ni siquiera sé su nombre, solo tenía esta chaqueta, después de mirarla por un tiempo empanado, la atraje nuevamente a mi rostro para percibir su aroma.

Era increíble, aún no se dispersaba, seguí su tenue esencia marcada en los tejidos y yo como un tonto, solo me dejaba cautivar.

A la mañana siguiente mi rostro se encontraba menos hinchado, eso me calmo, revise tranquilo mi portafolios y por suerte no se llevaron nada importante, encontré mi celular y tenía 13 llamadas perdidas, de seguro la mayoría eran de mi madre. Antes de irme del hospital la llame del teléfono de Frank diciéndoles que todo estaba bien, me costó convencerla, pero logre calmarla.

Había entre la lista una llamada de un número desconocido, al principio pensé que tal vez era el chico que me había ayudado, llame nerviosamente lo cual me inquietaba, -tranquilo, es un chico, no tengo por qué estar así…- después de replantearme eso, apreté el botón para comenzar la llamada, mis expectativas cayeron cuando una chica contestó el teléfono.

-Hola, si ¿en qué puedo ayudarlo?- trate de avisparme para continuar la conversación

-si hola, este… mi nombre es Guillermo tengo una llamada perdida de este número desde ayer entre las dos de la tarde- comentaba mientras revisaba la fecha de la llamada.

-a si, Guillermo Díaz, hola, te hablo respecto al currículum que nos entregaste el otro día, el supervisor nos dijo que si aprobaba la ayuda, así que nos preguntábamos cuando podrías empezar a trabajar- la suerte me estaba sonriendo, una de mis tantas visitas, había resultado.

-me encantaría empezar lo antes posible, pero tengo que estar unos dos días más en casa por ordenes medicas-era mucho pedir unos días apenas me estaban aceptando el trabajo, posiblemente me despedirían.

-está bien Guillermo, no hay problema, en este tiempo la cafetería recibe muchas visitas, por lo que la gente es necesaria, si son solo dos días, en ese tiempo te enviaremos por correo los menús que servimos, así apenas llegues tienes un poco de conocimiento de la carta.

Estaba feliz, es una gran noticia el saber que ya no me tendría que preocupar por los problemas económicos de ahora en adelante, solo me queda dar lo mejor de mí. Me di una ducha con mucho cuidado para no pasar a llevar las heridas para después poder preparar el almuerzo, no soy muy buen cocinero, pero desde que vivo solo tengo que apañármelas de algún modo para sobrevivir.

Hace tiempo que no pasaba días de descanso, la universidad me tenía muy ocupado, gracias a la licencia médica he podido recuperar mis energías, mientras estaba aseando el departamento, note que aún no lavaba la chaqueta de esa persona, fue muy amable de su parte dármela para que no agarrase frio, pero no tenía idea si lo volvería a ver, no había absolutamente nada en sus bolsillos que me ayudasen a localizar su dirección o su nombre, solo había unas mentitas que me hice adicto a ellas, no sé por qué… todo lo de él me llamaba la atención, ¡no, aguarda Guillermo! Él es un chico, deja de pensar tantas estupideces, ya sabes lo que paso… es imposible para mí ilusionarme de nuevo…

Otra vez esa palabra pasó por mi cabeza, ilusionarme… que rayos es lo que me estaba pasando, tal vez los golpes afectaron más que mi físico, si eso debe ser…

——————————————————————————————

Aquí tienen el segundo capítulo terminado, quiero agradecer a las personas que han leído en fanfic, realmente me hace feliz que les guste, en el próximo cap estará la perspectiva del chico misterioso, ¿saben quién es no? Jejeje  

Aún no sé bien como me organizare con la escritura, veré si mañana hay nuevo capítulo, posiblemente no, pero bueno veremos cómo salen las cosas

Los Signos Borrachos 😵

Los signos salieron a un bar para pasar el tiempo y decidieron hacer rondas de shots hasta que se emborracharon.

-HEY SAGITARIO- Aries gritó

-QUÉ PASOOO- gritó Sagitario de vuelta aunque estuvieran a la par

-HAGAMOS ALGO DIVERTIDO- dijo Aries

-SUBÁMONOS A UNA MOTO Y MANEJAMOS MUY RÁPIDO- dijo Sagitario parándose en la silla y se cayó

-Eso es una mala idea saben? Deberían estar como yo. Yo no tomé ni un po…- decía Capricornio ocultando su borrachera pero no pudo evitar vomitar encima de Sagitario tratando de ayudarlo

-Qué linda es la vida- decía Tauro contemplando la mesa en donde bailaba Acuario la de la gasolina

-ESA CANCIÓN ME GUSTA- gritó Tauro y comenzó a cantar una canción que nada que ver con la gasolina

-CÁLLENSE ESTOY TRATANDO DE TENER UNA CONVERSACIÓN- dijo cáncer mientras hablaba con su ex por teléfono

-NO- gritó Capricornio quitándole el celular a Cáncer y salió corriendo

-YO LO ATRAPO- dijo Libra y comenzó a correr a Capricornio pero estaba tan mareado que se cayó y se quedó dormido

-Hola Virgo- dijo Géminis acercándose y guiñándole un ojo a Virgo

-HOLA- le gritó Virgo en la cara

-No me tienes que gritar yo te escucho- dijo Géminis casi llorando

-SI NO LE GRITES- apreció Aries de la nada

-QUIÉN TE CREES?- dijo Leo

-PELEEMOS- dijo Sagitario

-Shots shots shots- dijo Piscis mientras tomaba su primer shot y se comenzó a ahogar. Y se emborrachó con 1 shot

-Nah prefiero dormir- dijo Virgo que en realidad se encerró en el baño a llorar

-Aquí está lo que me pediste- dijo Escorpio acercándose a Acuario

-La droga?- dijo Acuario

-Sí. Págame- dijo Escorpio y recibió el dinero. Luego fue con Cáncer

-ES QUE MI CELULAR Y YO LO AMO Y AAA- decía Cáncer mientras lloraba y Escorpio lo consolaba

-Shhh sabes que te hará sentir mejor?- dijo Escorpio sacando la droga

-Okay- dijo Cáncer mientras se drogaba y Escorpio comenzó a llorar por su ex

-Libra se murió- dijo Tauro mientras comenzaba a llorar

-Nooo- dijo Piscis y comenzó a llorar.

Luego Sagitario comenzó a llorar porque todos estaban llorando y eso lo ponía triste. Terminaron llorando todos y Virgo decidió salir del baño y los vio a todos llorando rodeando a Libra

-Finalmente se murió- dijo Virgo y Libra despertó. Todos celebraron y durmieron en el suelo, excepto Capricornio, él no paraba de vomitar.

Fin.

(Capricornio es el del gif tratando de regresar a casa)

Originally posted by haidaspicciare

-ChangozMangoz🐒

Other Ways to Say Sick:

Enfermo(a) - Sick

Hospitalizar - To Hospitalize

Débil - Frail

Mareado(a) - Nauseated

I hope you all stay nice and healthy rather than sick this week. As they say, an apple a day keeps the doctor away and an onion a day keeps your friends away ;).

Something that I been slightly obsessed with lately is my thesaurus, and the specific use of certain words over others.  So today, I decided to make the words related to other ways to explain that someone is sick.  (I am also a huge fan of today’s color palette).  

Cosas que dicen los signos cuando están borrachos:
  • Aries: QUIERES PELEA ¡AH AH! MIRA ME ESTÁS PROVOCANDO, ¡ATRÉVETE!
  • Tauro: ¿comí hoy día? OH POR DIOS ME OLVIDE DE COMER! ALGUIEN POR FAVOR TRÁIGAME UN TACO, AHORA.
  • Géminis: puedo beber más que tú. JODETE, ¡VOY A GANAR EN ESTO!
  • Cancer: ¿¡QUÉ!? ¿NO TE ACUERDAS DE LO QUE HICE POR TI? ¿NO TE IMPORTO NUNCA? ¡¡NUNCA!!
  • Leo: SÉ QUE ME ESTÁS MIRANDO, ¡MIRA MI SEXY TRASERO! SOLO MÍRALO, SOY MEJOR QUE TÚ Y LO SABES.
  • Virgo: ELLA ES TAN IDIOTA PORQUE SU ATUENDO NO COMBINA, ¡YO LE DIJE QUE COMBINABA PERO NO! ¡SOY LO PEOR!
  • Libra: yo no bebí nada, estoy como mareado... mareado... Mareado, SUENA TAN CHISTOSO. JAJAJAJAJA
  • Escorpio: estoy caliente, pero más de lo normal... Lo que es mucho, ¡¿PODEMOS TENER SEXO?! ¿SI? ¿NO? ¿POR FAVOR?... Ok.
  • Sagitario: OH POR DIOS, ESTA TODO BIEN, DÉJENME SALTAR DEL TEJADO ¡ESTÁ BIEN! ¡ES SEGURO, TENGO UNA CUERDA!
  • Capricornio: no estoy tomado, estoy pensando. Ándate. JEJEJE TODAVÍA NO ESTOY BORRACHO. NOP. NI UN POSITO ¡POQUITO! ¡POQUITO!
  • Acuario: ERES SEXY, Y NO ES PORQUE ESTÉ BORRACHO, PORQUE LO ESTOY. PERO SI, YO TE DOY.
  • Piscis: YO SOLO TENGO TODOS ESTOS SENTIMIENTOS Y NADIE ME ENTIENDE ¡NO TIENEN CORAZÓN!

*Vegetta después de su primera vez como “el de abajo”*

V: Estoy mareado…

W: No exageres, por favor.


V: Willy, tengo antojo de gominolas…

W: Tú siempre quieres gominolas, Vegetta.


V: Tio mírame, ¡Estoy más gordo!

W: ¡Que pares ya Vegetta! ¡No estás embarazado, tio!

Ahí estuviste cuando me rompieron
el corazón en la preparatoria
por tener acné y cabello grasoso,
fuiste mi primera vez, casi vomito,
me dejaste mareado, al día
siguiente no sabía si fue correcto
que nos desnudáramos de esa manera,
la vez que ganó el campeonato
el equipo local, te tomé de la cintura,
cabías en mi mano, me mojabas
toda la boca, inclusive dicen algunos
familiares que nos quedamos
dormidos juntos, en la sala de la casa,
gracias a ti tuve el valor
de enfrentarme a grandulones y canallas,
muchas veces me partieron la madre
pero si por alguien fui valiente
fue por ti, a eso de las doce de la madrugada
cualquier acercamiento contigo
me daba aire de titán,
sentía la fuerza en el pecho
y era un necio que no se dejaría pisotear,
me perdonaste cuando fallé,
cometí un sinfín de errores
mas nunca me juzgaste
por ti escribí cartas
que mojaban a Patricia, Mariana, Adriana,
cartas que hacían llorar
a Yolanda, Roxana, Paulina o Ángela,
no eras puta pero a todos amabas
no eras puta pero
te podíamos encontrar en cada esquina
no eras puta pero eres barata
lo mejor fue encontrarte fría
porque así me hacías cicatrizar
o alegrarme más rápido
en la graduación, en los hostales,
cuando perdí la virginidad,
de Mérida a la Baja California,
de Monterrey a Guadalajara
gracias por tanto
QUERIDA CAGUAMA
— 

Poemas para leer acompañado de una caguama, Quetzal Noah 

Originally posted by ruudee

Watch on locuras1000.tumblr.com

Cuando te encanta bailar pero tu habilidad es similar a la de un pato mareado

Ruta ERRORINK: ink está enfermo

HI! 0u0/, antes de que lean, quien este interesado en esto, debo decir que esto es mas como mi headcanon, así que, los personajes quizás son muy, no sé, muy ooc?… serán dos partes porque tengo flojera de seguir escribiendo -3-

~ ~ ~ ~

*en cierto lugar en cierto día en cierta hora*

-No dejare que destruyas este AU- grita ink sin ganas tambaleándose con un gran sonrojo en sus mejillas y la mirada cansada.

-no podrás detenerme!- lo reta error con suficiencia.

Ink lanza un ataque defectuoso de huesos que no cumplen su cometido y solo explotan como globos con agua sobre error.

… que pasa, ink? acaso estas enfermo? -

-n-no- tartamudea mareado - “solo siento el cuerpo débil y pesado, además de unos horribles escalofríos”- completa en su mente.

-ja! mala suerte - error lo captura con sus hilos cuando ve a ink con la guardia baja.

- suéltame, no te saldrás con la tuya! - empieza a forcejear pero comienza a toser y cada vez se siente más débil y con un intenso calor en todos sus huesos.

- sabes, solo empeoraras lo que sea que tengas - mira como el esqueleto más pequeño comienza a ponerse mas débil.

- mmh - levanta la mirada medio inconsciente.

- hey! en serio tan mal te sientes?, ink? ink?! no tiene sentido vencerte si no te esfuerzas! - nota como ink comienza a quedarse dormido y deja de forcejear.

Lo último que ink ve es a error acercarse a él para después sumergiese en una intensa oscuridad.

~ ~ ~

Ink abrió lentamente los ojos aunque no quería hacerlo, pero solo vio una blancura sin fin, tan blanco que incluso hacia doler la cabeza a cualquiera si miraba mucho tiempo un solo lugar, noto que estaba recargado en algo y al voltear solo vio más espacio en blanco, esto comenzaba a alarmarlo, no le gusta esa sensación de vacío y soledad, pero se sentía tan débil como para siquiera reaccionar, se incorporó y toco en donde antes estaba recargado.

- una pared? - murmuro aun con la mirada cansada.

- es una pared mágica, ya que aquí no hay paredes invoque una pared - dijo error arriba de él colgando con ayuda de sus hilos - todavía vas a dormir - dijo viendo como ink volvía a cerrar los ojos.

- … no puedo mantenerme despierto - dijo volviendo a recargarse contra su espalda.

- sabes, puedo matarte o destruir otros AUs así como estas – dijo error, aunque no se movió de su lugar.

Ink abrió sus ojos con cansancio y débilmente se paró con ayuda de su pincel, tambaleándose un poco y casi cayéndose, se sentía realmente mal, pero alzo su pincel en modo defensivo.

- no dejare… que lo hagas -

- tsk - chasqueo con su ecto-lengua(s), y sin esfuerzo volvió a capturarlo con sus hilos, pero en vez de golpearlo como haría antes, volvió a sentarlo en donde estaba.

- … te repito, no tiene sentido vencerte si estas… así-

- … - no dijo nada, no sabía que decir, así que solo se le quedo viendo - mal momento para enfermarse - susurro para si mismo.

- eh? -

- nada - cerró los ojos, se sentía raro que error le mostrara esa “amabilidad” pero aun así no pudo evitar sonreír.

Error se quedó viendo a su rival, que en estos momentos no parecía ser del todo su rival, tenerlo dormido profundamente, aunque parecía agitado, como si hubiera tenido una intensa pelea cuando su pelea no duro ni cinco minutos, y no hacer nada, es decir, ahí está ink, dormido, vulnerable, inconsciente, casi muerto, y él, él solo lo veía, y ya, jamás se imaginó eso, solo veía como respiraba lentamente con la boca entreabierta.

Pero si lo atacaba se sentiría tonto porque ink ni siquiera estaba despierto, y lo conseguiría de la forma fácil y eso le molestaba, el quería algo de pelea, sentirse en verdad victorioso.

Se bajó de donde estaba y se puso enfrente del esqueleto más pequeño inclinándose.

- de igual forma que tienes? - se preguntó, ink no se mostraría tan débil en su presencia, por lo que debía ser algo malo, además de que apenas y podía estar despierto.

Pero él no sabía cómo comprobar lo que tenía.

- … ah! ya recuerdo!, era fiebre, tienes fiebre? – le pregunto a un dormido ink que obviamente no respondió.

Error volvió a atrapar a ink con sus hilos y desaparecer la magia de la pared en donde estaba recargado para así poder acostarlo.

- buscare un termómetro – se sentó y abrió un portal metiendo sus hilos como si fuera una bolsa.

- mmh pues aquí no hay uno – dijo sacando sus hilos junto con una barra de chocolate y cerrando el portal.

Se paró y volvió a abrir otro portal hacia otra dimensión he introducirse en el.

Paso el tiempo he ink despertó de nuevo, no sabia distinguir si se sentía mejor o no pero su “estómago” o magia comenzaba a demandar algo que comer.

Volteo en busca de error pero no lo encontró.

- error! – lo llamo esperando a que respondiera – ERROR! – grito con más fuerza, pero no hubo respuesta.

Al contrario de la primera vez, esta vez se encontró más consiente, error no estaba ahí y odiaba eso, estaba solo en un lugar sin nada.

Quería salir de ahí o que al menos error apareciera, se enderezo y se paró aun mareado y casi inconsciente sosteniéndose con su pincel, solo consiente de una cosa, estaba solo.

- error! –seguía llamándolo pensando que quizás era solo una broma o cerciorándose de que estaba mal o en lo correcto.

Pero no hubo respuesta, solo un insoportable silencio, Error posiblemente se había ido y lo había abandonado ahí, era de esperarse eso, había sido un tonto por confiar en él, después de todo error lo quería matar.

Quizás era por culpa de la fiebre que tenia o el dolor de su alma o su pánico a la soledad la causa de su sensibilidad y que las lágrimas brotaran de sus ojos.

Alzo su pincel con la intención de aparecer un portal, pero apenas tenía las fuerza para mantenerse de pie.

- ink estas des… pero qué?! Ni se te ocurra! – error le quito el pince fácilmente de sus manos antes de que utilizara su magia.

-error? – se había volteado al momento en que le quitaron su pincel viendo a error cargando una bolsa.

- … si? – se sorprendió al ver el rostro lloroso de ink, pero ink se desplomo en el suelo de lo débil que estaba antes de siquiera dar un segundo paso, lo que hizo reaccionar al esqueleto más alto.

- oye tienes fiebre, debes acostarte – dijo casi regañándolo mientras ink se limpiaba las lágrimas, error desvió la vista mientras lo hacía.

- fiebre? –

- si, fiebre – se sentó a su lado y le dio la bolsa. – no encontré ningún termo y de alguna forma sabía que no debía dejarte mucho tiempo así que solo traje algo de comer –

- oh – dijo sacando un bollo y un jugo, le dio un mordisco al bollo y se sobresaltó al sentir la mano de error en su frente.

Error igual sintió una corriente eléctrica por su cuerpo, al sentir el tacto del esqueleto a su lado.

- pues estas hirviendo, no sé cómo calcular eso – dio su análisis error quitando su mano.

- que especifico - Ink rio un poco ante eso.

~ ~ ~ ~

hasta aquí le dejo por ahora :T

part 2

part 3

Conmigo no escatimaba su ternura; tenía un modo de acariciarme, de susurrarme pequeñas delicias mientras me besaba, que francamente yo salía de allí mareado de felicidad y por qué no decirlo, de deseo.

Mario Benedetti

cosas que dicen los signos cuando están borrachos
  • aries: ¿QUIERES PELEA? ¡AH AH! ¡MIRA ME ESTÁ PROVOCANDO! ¡ATREVETE!
  • tauro: ¿comí hoy día? OH POR DIOS ME OLVIDÉ DE COMER, ALGUIEN POR FAVOR TRAIGÁME UN TACO. AHORA
  • géminis: PUEDO BEBER MÁS QUE TU, JODETE, ¡VOY A GANAR ESTO!
  • cáncer: ¿¡QUÉ?! ¿NO TE ACUERDAS DE LO QUE HICE POR TÍ? NO TE IMPORTO NUNCA, ¡NUNCA!
  • leo: SÉ QUE ME ESTÁS MIRANDO, ¡MIRA MI SEXY TRASERO! SOLO MÍRALO, SOY MEJOR QUE TU Y LO SABES
  • virgo: ELLA ES TAN IDIOTA PORQUE SU ATUENDO NO COMBINA, ¡YO LE DIJE QUE COMBINABA PERO NO! ¡SOY LO PEOR!
  • libra: yo no bebí nada, estoy como mareado... mareado... mareado, sUENA TAN CHISTOSO. JAJAJAJA
  • escorpión: estoy caliente, pero más de lo normal... lo que es mucho, ¿podemos tener sexo? ¡SEXO! ¿SÍ? ¿NO? ¿POR FAVOR?... ok
  • sagitario: OH POR DIOS, ESTÁ TODO BIEN, DEJENME SALTAR DEL TEJADO, ¡ESTÁ BIEN! ¡ES SEGURO, TENGO UNA CUERDA!
  • capricornio: no estoy tomado, estoy pensando. andate. JEJEJE TODAVÍA NO ESTOY BORRACHO. NOP. NI UN POSITO, ¡POQUITO! ¡POQUITO!
  • acuario: ERES SEXY. Y NO ES PORQUE ESTÉ BORRACHO, PORQUE LO ESTOY. PERO SÍ, TE DOY
  • piscis: YO SOLO TENGO TODOS ESTOS SENTIMIENTOS Y NADIE ME ENTIENDE ¡NO TIENEN CORAZÓN!

El cuerpo me duele, hay días en que quisiera no habitar más en ningún lado. No sé a qué se debe, pero es insoportable. Paso los días mareado, todo se mueve alrededor, el mundo gira, pero yo no. Y me voy quedando solo, solo de verdad, nadie entiende lo que me pasa, ni tienen porqué entenderlo. Es una carencia quizás, un agujero, un vacío. Deliro. Lloro. Mato. Trato de renacer, y renazco incompleto. El dolor me llena de insomnios. Dolor físico, dolor palpable, dolor real.

intenso

Este es continuación de un relato anterior mío titulado TAXISTA CASADO.
A la 1am salí de la reunión en casa de mi amigo y al frente ví el carro de Saúl, así se llama el taxista, estacionado, rápido subí y a la vez dijimos “q puntual!”, riéndonos inmediatamente de la coincidencia. Enrunbamos y en el camino me dijo para ir a un telo, yo nunca había ido a un telo con un pata, pero la curiosidad, arrechura y hora me hicieron decir q si. “Diremos q estamos mareados y q necesitamos descansar unas horas” acotó Saúl; y así fué alquilamos una habitacion con baño en un hostal sencillo e ingresamos tranquilos. Ya en el cuarto Saúl de inmediato se empezó a desnudar para ducharse y yo me desvestí y me metí bajo la sábana, mientras él se duchaba oía el ruido del agua y eso me adormecio un poco. A los minutos apareció Saul secándose el pelo, la luz del cuarto estaba apagada y nos iluminábamos con el foco del baño, era la iluminación perfecta. Saúl tenía un cuerpo fuerte, espalda ancha, piernas gruesas, un morenazo en todo el sentido de la palabra. Se terminó de secar y dejó la toallla en el baño y desnudo se echó de barriga sobre la cama, a mi lado. “Q rico ya me bañé y ahora soy todo para tí” me dijo, yo observé su humanidad y me excité, aparte de moreno tenia algo de vellos por todo el cuerpo, inclusive las nalgas, sus nalgas eran grandes, musculosas, despacio empezé a acariciárcelas, también su espalda, sus hombros, todo!, y aproximé mi boca a su nuca y lo besé allí, lo lamí, bese toda su espalda, sus nalgas, sus muslos, pantorrillas y pies, este pata me encantaba. Luego subí besando otra vez sus pantorrilas, muslos, y despacio abrí sus piernas para besar su ano, metí allí mi lengua y sentí su calor y olor a jabón, lo empeze a lamer con ganas y él levantaba su culo y gemía, me arreché mucho y chupé su ano como loco, lo lamí, lo besé, restregué mi cara allí, era un placer exquisito este man, y él también gozaba pues abrió mas sus piernas y con sus manos trató de mantenerlas asi para q mi boca lo adorara, su ano oscuro con pelos era un manjar para mí. Pronto mi verga estaba fierro y me encimé sobre Saúl, froté mis bolas peludas en sus nalgas, mi verga babeante entre su raja caliente, yo frotaba y frotaba sin penetrarlo aún, su ano estaba húmedo de mi saliva y del abundante presemen q mi verga botaba. Despació empezé a penetrarlo, mi glande ahora besaba su ano y Saúl gimió fuerte de placer, empujé y empezé a ingresar a su ano caliente, húmedo, delicioso. “Házmelo muy despacio” me dijo él y así entré en él, muy despacio sintiendo cada milímetro de su hueco, gozando cada milímetro con él. De pronto quedé quieto un momento para acomodarme mejor y él hizo un sutíl movimiento con su culo q me hizo casi morderle el hombro, luego yo seguí suave y me detuve, y él otra vez su movimiento hacia mi pubis, mi pubis peludo besaba esas nalgas poderosas, mi verga se zambullía en el ano de Saúl, mis manos acariciaban las suyas, mi boca besaba su nuca, Saúl no dejaba de gemir despacito, mi verga era fierro y latía en su interior, quize entónces empezar el mete y saca.
Pero Saúl de repente se volteó y me pidió “frota tu verga contra la mía por favor”, y en ese momento observé q su verga era idéntica a la mía en grosor y longitud, solo q la suya era de piel oscura, sus testes negros eran tan peludos como los míos. Suave ubiqué mi grueso pene sobre el suyo y lo froté, Saúl emitió un fuerte gemido y atrajo mi cara a la suya y me besó, acarició mi espalda, se arrechó mucho, y yo también, besé su cuello, su pecho y cuando besé sus tetillas sus fuertes piernas abrazaron mi cuerpo,sus manos acariciaban mis nalgas y las presionaban con fuerza sobre su cuerpo, nuestros penes botaban harta baba y eso hacía q la frotación fuese exquisita, muy placentera, pronto Saúl me abrazo muy muy fuerte con brazos y piernas y me dijo “me voy a vacear, puedo?”, “claro” le respondi con voz ronca a su oído, entónces Saúl inició una serie de movimientos sinuosos con su cuerpo sin dejar de abrazarme y besarme, su cuerpo era muy caliente y yo también lo abrazaba y besaba, sentí q su verga latió muy fuerte,un “oooohhhhhh” gutural emitió y un orgasmo fortísimo empezó a gozar, su cuerpo todo se movía, su boca abierta, sus ojos cerrados y de repenete sentí su leche caliente en mi verga, en mi barriga, chorros y chorros de semen caliente botaba retorciéndose a cada momento, mi verga dura lo excitaba pero yo no quize eyacular, se me ocurrió algo.
Al terminar Saúl teníamos su leche por todas partes, sobre todo en mi verga, q estaba empapada de su fluído, así q rápido le dije “párate, apóyate contra la pared, rápido” y él así lo hizo, su semen chorreaba de su barriga, de su verga, de mi verga, y yo con mi mano lo recogí de su barriga y embadurné su ano, agarré su verga y la limpié con mi mano para luego con mi mano así embarrada embarrar mi verga, embarrar mi cabezón con su semén y ¡zaz! se lo metí de un solo golpe, como yo esperaba mi verga resbaló en su ano gracias a su semen y empézé a metersela y sacársela a mi ritmo, ya no tan lento, ahora rápido, con fuerza y Saúl empezo a gritar de placer, me detuve en seco “cállate huevón q nos van a botar del cuarto” le dije y volteando su cara hacia mi lo bese y seguí penetrando con ganas, mis manos acariciaban su pecho, sus gruesos muslos, pegaba mi pecho a su espalda, lo hacía mío y lo disfrutaba, como nunca yo había disfrutado, ese culo poderoso era mío, varios minutos estuvimos así hasta q sentí q se me venía la leche y se lo dije “no pares, por favor, sigue” fué su respuesta, minutos después eyaculé fuerte dentro de él y él a la vez también eyaculó otra vez, fué un orgasmo intenso, largo, exquisito, yo nunca había sentido algo así, cachar a un hombre era el summun del sexo para mi. Poco a poco nos fuimos calmando pero quedamos asi parados abrazados un rato, hasta q mi verga se tranquilizó y nos duchamos. Tuvimos antes q limpiar el piso del semen q había caido. Ya relajados nos fuimos a dormir, Saúl se abrazó a mi cuerpo y quedamos así privados.
A las 5am desperté, usualmente me levanto a esa hora, y tenía otra de mis erecciones matutinas, como todos, mi movimiento despertó a Saúl y vio mi verga paradaza y automáticamente dirigió a ella su boca, me la empezó a chupar rico, yo acariciaba su cabeza, su cuello, yo estaba con la pierna izquierda flexionada y mi pie rozaba su verga también erecta, mientras él me la chupaba frotaba su verga en mi pie, entónces muy despacio con mi pie derecho acaricié su muslo, sus nalgas, otra vez arrechos!, “sigue asi, no cambies de posición” me pidió Saúl, siguió chupándomela con gusto, frotando su pene babeante en mi pie y me hizo eyacular otra vez, se tomó toda mi leche, y en ese momento su cuerpo tiembla y se vacea  sobre mi pie, gimió, se retorció, pero no cambió de posición, yo estaba recontra satisfecho con él. El terminó de limpiar mi verga con su boca y empezó a bajar a besar mi muslo, mi pantorrila, tobillo, y llegó a mi pie, violado jeje, y empezo a sorber su leche, lamió todo mi pie, cada dedo, todo!, comiendo su semen, lo dejó tan limpio como mi verga, este amigo era alucinante, fueron tantas sensaciones nuevas para mi en tan pocas horas. “Te amo” me dijo, yo quedé callado pensando q en horas no puedes conocer y amar a alguien, pero lo abrazé fuerte y besé su frente, asi quedamos unos minutos hasta q nos duchamos y salimos. Claro q él sabía q hacía gozar mas q una mujer, me lo demostró! jejeje. y claro q nos vimos muchísimas veces mas.

La vida da tantas vueltas y yo ya estoy mareado
LA VEREDA DE LA PUERTA DE ATRÁS ·||MPREG-ONE SHOT||· WIGETTA

“Si no fuera porque hice colocado
el camino de tu espera me habría desconectado;
condenado a mirarte desde fuera
y dejar que te tocara el sol.”

-¿Qué haremos hoy mi preciosa zorra?- estaba cansado de que le hablara así, de qué le maltratara y le follara como una puta, mi sangre hervía cada vez que pasaba sus sucias manos por su cintura.

No soportaba estar atrás de ese maldito cristal, siendo torturado con el solo hecho de ver como ese gilipollas lo tocaba, y aunque en el fondo sabía que ese asqueroso era mejor que yo en todos los aspectos, el cuerpo de ese chico siempre ha sido mío.
-Mi Guille- dije entre dientes.
Me prometí a mí mismo salvarlo sin importar las consecuencias, sin tomar en cuenta mi propia vida. Y aunque mi labio sangrará, aunque estuviera mareado y a punto de colapsar me solté de las ataduras y deje inconscientes a cada uno de esos malditos desgraciados. Limpie mi sangre y camine arrimado en la pared, no me iba a rendir, sabía que lo hacía por él.
Abrí la puñetera puerta y sin pensarlo le di una patada en los huevos a ese imbécil.
-¿Te dolió? Pues lo siento crack, pero lo hice para salvar al mundo de que dejes crías tan estúpidas como tú- rápidamente quite las cuerdas de él y lo saque de ahí.

-Yo te cuido, yo estoy aquí- le susurraba mientras salíamos de ese sitio infernal -ahora estamos juntos…-

Cuando nos alejamos, subimos a un coche. Nadie hablaba y él estaba temblando, tenía miedo y estaba lastimado, al igual que yo.

“Y si fuera mi vida una escalera
me la he pasado entera buscando el siguiente escalón,
convencido que estás en el tejado esperando a ver si llego yo.”

-Guille…- ya no sabía qué hacer, quería llorar y si fuera posible desaparecer en ese mismo instante, mi vida era un desastre, una mierda completa. Solo me limite a acelerar.

-Gracias- mi compañero susurró algo pero no logre entender bien por el ruido del ambiente.
-¿Qué dijiste?-
-¡Gracias!-
me repitió subiendo el tono de voz -Gracias por salvarme la maldita vida. No sabes cuánto estuve esperando que hicieras eso por mí, cuanto esperé por una prueba de que al menos te importo-

“Y dejar de lado la vereda de la puerta de atrás por donde te vi marchar
como una regadera que la hierba hace que vuelva a brotar
y ahora es todo campo ya.”

No podía pronunciar una palabra y al llegar salió desesperado del carro hacia el departamento mientras yo lo seguía -Tu sabes que me importas, sabes que te amo ¡Joder!- le dije aunque casi no podía hablar por el dolor de mis heridas.
-¡Eso no es cierto, si lo fuera te hubieras quedado conmigo!- se dio la vuelta para decírmelo en la cara mientras sus ojos amenazaban con llorar y cruzando sus brazos siguió caminando, huyendo de mí.
-Me hubiera quedado contigo si no te hubieras largado a, no sé dónde después de saber del bebé! ¿No querías que lo supiera?- saco las llaves y entro intentando dejarme afuera al cerrarme la puerta en la cara.
-Sabia que si te lo decía te irías y me dejarías y eso duele- susurró forzando 
-Eres un parguela-
-Solo cállate…-


“Sus soldados son flores de madera
y mi ejército no tiene bandera, es sólo un corazón
condenado a vivir entre maleza
sembrando flores de algodón.”


-Sabes, si no me importaras hubiera dejado que el cara plástico te violara- dije entrando a mi habitación
-¿Cómo se sentirá ser violado cuando estas embarazado?-
-¡¿Que dices?!-
solté una carcajada por la tontería que dijo y el solo me torció los ojos con odio
-Olvídalo-
-¿Sabes? Nunca imaginé hacer eso por una persona, sacar fuerzas de la nada solo por defenderte-
-Claro mi héroe, enseguida te consigo una medalla-
lo dijo con la voz aguda de una chica. 
Estaba a punto de amanecer y mi preocupación se hacía más intensa como la luz del sol. Con un café en la mano y una manta en mis hombros salí al balcón para apreciar la mezcla de colores que se llevaba la noche y sin ser consciente del tiempo, pasaron unas horas.
No quería estar ahí, sabía que nos encontrarían tarde o temprano, no estábamos a salvo.

Tome unas cosas básicas y salí con Guillermo de ahí lo más rápido que me fue posible.
-¿A dónde vamos?- preguntó.
-A cualquier lado lejos de aquí pequeño-
reí y aunque solo quería quitar la tensión del ambiente, el más preocupado era yo que sabía que esto no era un chiste y nosotros no seríamos libres hasta salir de ahí.
Pensé en un plan y solo pensaba en llegar rápidamente al aeropuerto pero me distraje, regresé mi mirada a él para ver su sonrisa y de un momento a otro perdí el control sobre el volante y chocamos contra un poste de luz.

“Si me espera la muerte traicionera
y antes de repartirme del todo, me veo en un cajón,
que me entierren con la picha por fuera
pa que se la coma un ratón.”


-¡Samu!- escuchaba su voz pero no podía moverme -¡Samuel reacciona!- escuchaba su llanto y sus gritos pero no podía abrir los ojos -SAMUEL!- me sentía tan impotente.
Claro que no le tenía miedo morir, lo que me asustaba perder lo que más amaba, y sabía que no me perdonaría el hecho de irme de este mundo sin ver a mi hijo y mi amado en mis brazos.
Veía todo negro y escuchaba las ambulancias, los murmullos de la gente, y sobre todo en mi cabeza retumbaba su voz pidiéndome que despertara.

“Y muere a todas horas gente dentro de mi televisor; 
quiero oír alguna canción
que no hable de sandeces y que diga que no sobra el amor
y que empiece en si menor.”

Sentí que mi alma volvía a mi cuerpo. Desperté mientras lo vi llorando en esa silla blanca de hospital y acaricie su mejilla.
-Aquí estoy pringao…- me abrazo tan fuerte que podría asegurar que casi me vuelve a dejar inconsciente.

Cuando me dieron el alta sabíamos que los planes se iban a retrasar así que fuimos a donde sabíamos que nos iban a recibir con mucho cariño, donde sabíamos que estaríamos seguros.

Llegamos. Lana abrió la puerta encantada y al vernos nos abrazó y nos ayudó a pasar, pasamos el rato hablando con Luzu, quien nos aconsejó como el padre protector que era para nosotros.
Se sentía bien volver a estar tranquilos y felices por un momento.

“Y dejar de lado la vereda de la puerta de atrás
por donde te vi marchar
como una regadera que la hierba hace que vuelva a brotar
y ahora es todo campo ya.”


…el tiempo pasó.
Regresamos a España, donde estaban los viejos amigos y aunque mi familia no aceptaba mi relación, la familia de Guillermo era la mejor compañía que pude haber deseado.
Y todo era mejor, sin los problemas, sin las dudas ni los rencores, solo mi familia.

“Dices que a veces no comprendes qué dice mi voz.
-¿cómo quieres que esté dentro de tu ombligo?-
si entre los dedos se me escapa volando una flor y ella solita va marcando el camino.”


Poco a poco caminé hacia casa con las compras del supermercado, llegue cansado y me recosté cerrando mis ojos hasta que un pequeño estorbó se acomodó sobre mis piernas.

-¡Papi! ¡Papi!- Zeus no dejaba de gritar 
Salió corriendo a donde se encontraba el chino más hermoso del mundo. Me levanté abriendo los brazos a mi pareja mientras observaba al pequeño correr.
Los junte en mis brazos apretando con todas mis fuerzas mientras una sonrisa se pintó en mi cara.

“Dices que a veces no comprendes qué dice mi voz
¿cómo quieres que yo sepa lo que digo?
si entre los dedos se me escapa volando una flor y yo la dejo que me marque el camino”

-¡Corre, corre, corre!- dije atrapando al enano de ya dos años de edad en mis brazos.
Despacio entre en la habitación y me acerque a Guille dándole un suave beso
-Y tú que creías que cara culo no nos dejaría en paz- le dije riéndome.
-¡CARACULO!- gritó mi niño con una voz inocente a lo cual nos asombramos.
-¡Deja de enseñarle cosas malas!- me dijo Guillermo golpeándome la cabeza como regaño pero solo pude echarme a reír ante su reacción -Eres muy tonto-


Tenía esta idea hace mucho @a-i-angel-universe la completo antes que yo y aquí esta su historia :)

Siempre tengo muchas ideas pero algunas no las completo o me demoro en hacerlo por gil xD
Lo dejo aquí con muchos abrazos de oso denle amor y bon dia.