maracaibo

7

Telling Urban Stories from Venezuela with @revistanow

To discover more urban stories from Venezuela, follow @revistanow on Instagram.

(This interview was conducted in Spanish).

“What matters to me, what inspires me, is the people. That’s why I do so many portraits. I try to tell the story that no one sees, that no one knows and that no one wants to see,” says Ernesto Pérez (@revistanow), who works as editor at a digital magazine in Maracaibo, Venezuela.

Ernesto often takes pictures of public transport buses, which are colorful but overwhelming. “I live in a city where you get 112 degrees Fahrenheit [44 Celsius] at noon, so using public transport is a tough experience. I’m interested primarily in those feelings, in the expression of those on that transport system.”

“I take pictures of buses without air conditioning, where everyone is standing up. There’s an infernal heat. There are also other cars known as carros por puesto [public transport cars that fit up to 5 passengers], which are vehicles from the 50s that smell like gasoline,” Ernesto says.

Ernesto says his images represent a unique kind of beauty. “I’ve always thought that I’m disturbing people’s tranquility on their Instagram feed,” he says, adding, “I try to capture what it means to be in a city, I try to focus on people’s feelings. I like to get to know people on the streets. My city, my country is passing through a difficult moment and I am not trying to portray it in a bad light. I am trying to find beauty in places where it is difficult to find it.”

Nazis en Venezuela

En abril en 1947 una dama de origen judío paseaba por el centro de Caracas cuando de pronto sufrió un desmayo, personas que por allí transitaban acudieron presurosas en su ayuda; al recuperar el conocimiento le preguntaron qué había sucedido y ella muy nerviosa mostró una de sus manos a la que le faltaban varios dedos, explicó que acababa de ver pasar a su lado al funcionario nazi que la había mutilado en un campo de concentración. Lamentablemente al volver en si el sujeto había desaparecido entre la multitud y todo el hecho quedó en curiosa anécdota para compartir en el café de la tarde.

Algunas semanas después, el 12 de mayo, ocurrió otro incidente; esta vez en el Puente Brión, justo a la entrada del consulado norteamericano. Allí un ciudadano finés se le fue encima a un hombre blanco, de edad mediana y contextura fuerte propinándole un puñetazo en el rostro a los gritos de ¡GESTAPO! ¡GESTAPO! ¡GESTAPO! El agredido de inmediato abordó un taxi que enfiló hacia el centro de la ciudad. Al ser interrogado sobre la causa de su extraña reacción, reveló que el individuo al que había golpeado era el conocido espía nazi Aerne Emil Kauhanen, también de origen finés y quien había desempeñado el cargo de segundo Jefe del Campo de Concentración de Karvian Varavangila.

Esa misma tarde este señor, quien resultó ser el Dr. Edgar Jakaspi, dirigió sus pasos a la redacción de un conocido diario caraqueño para hacer pública la denuncia. Una vez que estuvo ante los reporteros dijo lo siguiente: “Acuso a Aerne Emil Kauhanen de haberme torturado en el local de la policía de Helsinki, no lo acuso como simple esbirro de la Gestapo sino como segundo al mando de la policía de la capital finlandesa y hombre de confianza de Himmler”.

Gracias a los datos aportados por Jakaspi, pudo saberse que Kauhanen era teniente del ejército de Finlandia y cuando los alemanes entraron en su país para desarrollar la Guerra de Continuación en contra de los soviéticos, el oficial finés con astucia logró captarse su simpatía convirtiéndose en el agente de mayor confianza del alto mando alemán, llegando incluso a ser halagado en diversas oportunidades por el Ministro de Asuntos Exteriores Joachim von Ribbentrop y por el propio Himmler quien le encomendó la misión de ser el guardaespaldas de Hitler cuando este visitó Finlandia.

En el afán de complacer a sus amos, Kauhanen no vacilaba en delatar a sus compatriotas. Cuando sabía de alguien descontento por la presencia nazi en Finlandia acudía a arrestarlo y luego lo sometía a espantosas torturas, al propio Jakaspi le arranco dientes y muelas con una tenaza para luego golpearlo salvajemente; en el periodo que este hombre ocupó el cargo de segundo Jefe de la Gestapo miles de personas fueron detenidas y torturadas, en muchos casos hasta la muerte. Por el testimonio de un polaco que también había pasado por las manos de Kauhanen se supo que este asesinó a fineses, suecos, polacos, judíos, belgas y suizos por igual. Relató igualmente el caso de un judío de apellido Brukmann que al terminar la guerra se fue a Estocolmo y con la ayuda de un periodista publicó en el “Mongonlihning”, un prestigioso diario sueco, un extenso reportaje sobre los crímenes de Kauhanen.

Al hacerse la denuncia de la presencia en Venezuela de semejante esbirro, la policía procedió a su arresto, las investigaciones revelaron que había llegado dos semanas antes vía Curazao en un vuelo de Panam en compañía del estoniano Erich Roes, ambos se alojaron en el hotel Riviera de la urbanización El Paraíso, pasados unos días Aerne Emil Kauhanen se fue a vivir con una familia alemana en el barrio de San Agustín y solicitó empleo en una compañía como taquimecanógrafo bilingüe, cargo que no le fue concedido al no dominar bien el español. Sobre como pudo este hombre viajar tranquilamente a Caracas, los funcionarios hicieron saber que al terminar la guerra huyó a Suecia y allí estuvo bajo la protección de unos magnates del acero que habían prestado servicios a Hitler, estos lo apadrinaron ante las autoridades suecas quienes le otorgaron el pasaporte de emergencia Nro. 374-47, con este documento se presentó el 25 de febrero de 1947 ante Luis Carrasquero, Encargado de Negocios de la embajada de Venezuela en Suecia quien le dio el visado a nuestro país.

Al enterarse de la presencia de Kauhanen en Caracas un viajero que venía a bordo del Colombie procedente de Francia envió un telegrama denunciando que en ese buque que debía llegar al puerto de La Guaira el día 16 de mayo venía todo un cargamento de alemanes afectos al nazismo, según relataba el denunciante, cuando se suponían a solas, estos sujetos usaban el saludo hitleriano entre ellos y por lo que pudo captar de las conversaciones en alemán varias de estas personas ya tenían empleos en distintas empresas que funcionaban en Venezuela.

¿Cómo era posible esto? ¿Por qué esas personas que debían estar siendo juzgadas por crímenes de lesa humanidad, viajaban impunemente hasta nuestras costas? ¿Era que alguna organización las ayudaba? Para responder a esto debemos viajar más atrás en el tiempo, incluso a la época en la que Hitler ni siquiera había alcanzado el poder, para examinar la presencia de los nazis en Venezuela

El partido Nazi en Maracaibo

En la década de los 20 el señor Hans Friederich Larsen actuaba en la occidental ciudad de Maracaibo como representante de la empresa alemana Horn Linie; comenzando los treinta, Hans Larsen ya reside en Berlín, pero cuando Hitler es nombrado Canciller recibe la orden de trasladarse nuevamente a Venezuela para fundar en la capital del estado Zulia la Ortsgruppenfuhrero seccional del Partido Nazi de Maracaibo, su labor se encubre con un cargo gerencial en la compañía de navegación “Hapang”. Apenas al llegar, Hans Larsen alquila un amplio local para que sirviera de sede al Cuartel General de los nacionalsocialistas; el sitio es bautizado como Casa Gustleff en memoria de un agente nazi caído en Suiza, allí acudían todos los domingos los alemanes hitleristas para celebrar reuniones e incluso realizar ejercicios militares.

Ese local funcionó hasta 1936 cuando se promulgó en Venezuela laLey sobre Extranjeros, que prohibía este tipo de actividades; a partir de esa fecha Hans Larsen y sus acólitos mudan las reuniones al Club Alemán, centro social fundado en 1876, la idea era mantener cohesionados a todos los miembros del partido y entrenarlos debidamente. Entre los dirigentes del partido nazi en Maracaibo figuraban Werner Fruchtnow, encargado de la reorganización, Hartwing Jess, Jefe de la región occidental y Cónsul Alemán en Maracaibo, E. Heindereich dueño de un café ubicado por los alrededores del mercado municipal, C. Porth pariente del Mariscal Göering, Rudolfs Schneider mecánico de Cervecería Regional y el propio Hans Friederich Larsen quien ocupaba los cargos de Jefe de la Gestapo y del Frente de Trabajo. Se sabe que al comenzar la guerra Larsen y sus copartidarios celebraban ruidosamente las victorias obtenidas por Hitler e incluso llegaron a proyectar planes de sabotaje hasta que en 1942 un grupo de diputados denunció las actividades de los nazis, aportando suficientes pruebas lo que llevo a las autoridades a actuar de inmediato deteniendo a más de 800 alemanes que fueron confinados a campos de concentración en Barquisimeto y Trujillo hasta el termino de la guerra.

El partido Nazi en Caracas

En 1939 Walter Hadamowsky llegó a Caracas con la misión de coordinar el movimiento nazi en esta ciudad, se le hace pasar como apoderado de la IG Farben (Hoy Bayer) empresa alemana que apoyó a Hitler con gran devoción y obtuvo grandes sumas de dinero por parte de las SS con la venta del gas venenoso “Zyklon-B” el gas de las cámaras de Auschwitz, fabricado en su planta de Degesch; Hadamowsky actuaba bajo las ordenes de Arnold Mergerie, alto ejecutivo de IG Farben y jefe supremo de la NSDAPLandesgruppe Venezuela (Partido Nazi, Grupo Regional Venezuela).

A Hadamowsky se le dio el cargo de Jefe de la Gestapo en Caracas y en 1942 es designado presidente del Club Alemán.Durante la Blizkrief(Guerra relámpago)en la que la victoria sonreía a los alemanes, estos festejaban llegando al extremo de enarbolar la bandera con la svástica cuando efectuaban sus reuniones de partido, encuentros que se llevaban a cabo en las sedes del Colegio Alemán, de IG Farben y del Banco Antioqueño. Con Hadamowsky trabajaban en estrecho vínculo Paul Waldeck, empleado de la Tipografía el Comercio y Director de Instrucción del Partido Nazi y Welhem Wenzel jefe principal de la Gestapo en Ciudad Bolívar y aunque usted no lo crea Secretario de la Junta Reguladora de Precios en ese estado del sur del país.

Cuando el 13 de julio de 1942 los diputados denuncian sus actividades son detenidos y como sus pares de la región zuliana confinados a campos en Barquisimeto y Trujillo. Hadamowsky es desterrado a la Mesa de Esnujaque en el estado andino, donde pese a su cautiverio seguía celebrando prolongadas reuniones con sus compañeros de prisión.

Al terminar la guerra Hans Friederich Larsen y Walter Hadamowsky son liberados; al contrario de lo que hacen muchos de sus compatriotas que deciden irse del país, estos dos se quedan en Venezuela, Larsen ingresa a la junta directiva de la corporación sueca Westfhal y Cia y Hadamowsky se incorpora a la empresa Carvallo y Cia ejerciendo el cargo de Gerente Principal de la farmacia Tienda Honda, ubicada en la esquina del mismo nombre.

Ambos ocupaban esos cargos en 1947 cuando comienza a hacerse patente la presencia en Venezuela de criminales de guerra nazis lo que llevo a la sospecha de que solo seguían aquí para poder actuar como agentes de enlace de aquellos; consiguiéndoles refugio y trabajo tal vez con la idea de ir reorganizando a la maltrechas fuerzas del Partido Nacionalsocialista Alemán y trabajar por un quimérico regreso al poder.

En el caso del espía finés Aerne Emil Kauhanen se fue perdiendo la pista, las complicadas gestiones diplomáticas fueron sumiendo su historia en un limbo, los suecos se desentendían del asunto y los finlandeses no se daban por enterados, en Venezuela otros escándalos coparon los titulares de prensa y la gente común se fue olvidando del esbirro, ahora el cotilleo se centraba en el paquete de billetes que se perdió en la aduana del puerto de La Guaira y el caso de la señora que dejaba amarrado a su pequeño hijo para poder ir a trabajar. Como siempre la desmemoria se convirtió en el mejor aliado del crimen.

Referencias:

LOSADA Juan Carlos y Vásquez Carlos, Finlandia frena a Stalin Editorial Planeta Madrid 2009.

PAUWELS Jaques, El mito de la guerra buena Editorial Ciencias Sociales La Habana 2005

BEROES Pedro, Criminales de Guerra en Venezuela Diario Últimas Noticias 13 de mayo de 1947. p 3



El 18 de marzo de 1945, el führer reveló que la guerra estaba perdida consideraba inútil mantener los elementos fundamentales para la supervivencia del pueblo.

El 30 de abril, a 24 horas de estar legalmente casados, Adolf Hitler y Eva Braun se suicidan.

Martin Bormann, secretario personal de Hitler, y otros altos funcionarios Nazi decidieron intentar la fuga. Después de varios intentos se perdió la pista a estos prófugos.

Para los comandos aliados, Martin Bormann seguía con vida; como su cadáver no fue encontrado se pensó que pudo haberse fugado de Berlín y con ayuda externa alcanzar la seguridad de algún país extranjero. En los juicios de Nuremberg, el secretario personal de Hitler fue juzgado en ausencia y condenado a morir en la horca. Por mucho tiempo circuló el rumor de que Bormann estaba oculto en algún lugar de Suramérica, se decía que podía estar residenciado en Argentina, Paraguay, Brasil o Venezuela.

Caracas 1965.
En una reunión a puertas cerradas los detectives del distrito 7 de la Policía Técnica Judicial ultimaban los detalles del plan que debía conducir a la captura de un estafador furtivo. Se trataba de un extranjero que en los últimos años había logrado burlar la confianza de numerosos empresarios en el país. Lo poco que se sabía del hombre, por las denuncias consignadas ante diferentes distritos de la PTJ era que se trataba de un elegante alemán de modales atildados, poseedor de una vastísima cultura y con dominio de 7 idiomas.

Las señas dadas por los denunciantes lo describían como un hombre alto, de frente despejada, cejas difusas que enmarcaban unos grandes ojos azules y labios delgados. En cada estafa que cometía usaba un nombre distinto; pero el modus operandi no variaba gran cosa, este detalle lo llevaría finalmente a la perdición. Con el objeto de convencer a los incautos el teutón se hacía pasar en algunos casos como ingeniero y en otros como ganadero, médico veterinario, perito agropecuario, comerciante o ejecutivo de renombradas empresas internacionales. Una vez que con el porte y la labia convencía a sus futuras víctimas les ofrecía la posibilidad de ganar fuertes sumas de dinero en operaciones sencillas y de poco riesgo. Para esto, por supuesto, pedía fuertes sumas de dinero. Una vez que lograba su cometido, desaparecía sin dejar rastro alguno; unas veces sencillamente cambiaba de ciudad y de nombre y otras se iba a disfrutar de lo robado en algún país vecino, en el que permanecía hasta que consideraba pasado el peligro.

De esta manera logró vivir en el boato y la comodidad por espacio de quince largos años hasta que a fuerza de repetir siempre el mismo número terminó ubicado por la policía.

El domingo 7 de noviembre de 1965, el jefe del distrito 7, el comisario Rivero Gooverg, impartía las últimas órdenes a los efectivos que lo acompañarían en el allanamiento. Para la fecha y con la ayuda de los archivos de 5 distritos a nivel nacional se sabía a ciencia cierta que el autor de todas aquellas estafas que estaban sin resolver debía ser un tal Rowitz Schidosti Heinz Moye, quien había sido denunciado recientemente por el ciudadano húngaro Janos Barabas, propietario de la joyería Petare.

En este caso el alemán había cometido un gravísimo error porque a diferencia de los timos anteriores éste se le presentó más difícil, el incauto elegido era un hueso duro de roer y no lograba convencerlo solo con labia y poses; así que decidió invitarlo a tomar unas copas en su casa. Estaba seguro que el húngaro terminaría cediendo al ver el lujo con el que se rodeaba el alemán y así fue efectivamente: el consumado estafador logró su cometido. Solo que no contó con queJanos Barabas lo denunciara tan rápido, así que cuando los detectives irrumpieron en su lujoso apartamento ubicado en el edificio Picoli de la primera avenida de Los Palos Grandes, el hombre aún se encontraba allí.

Sorprendido y confuso, el estafador fue llevado hasta la sede del Distrito 7 de la Policía Técnica Judicial en Petare para ser interrogado. El alemán se defendía como podía; negaba en todo momento ser un delincuente.

En pleno interrogatorio, uno de sus hombre entró a la sala y solicitó hablarle, se trataba según le dijo de algo muy importante. Gooverg salió detrás del agente, extrañado al verlo tan excitado.
- ¿Qué es lo que pasa? – Preguntó Gooverg un tanto mosqueado pues no le gustaba que lo interrumpieran cuando interrogaba a un detenido.
- Es algo gordo, comisario, éste tipo no se llama Rowitz Schidosti, se trata nada más y nada menos que de un ex militar Nazi. Su nombre real es Charles Heinz Meyerowitz y sirvió como oficial en la Fuerza Aérea Alemana. En el apartamento ubicamos los documentos que lo acreditan como tal y como ayudante de Martin Bormann, el secretario personal de Hitler.

Al estar frente al alemán, Rivero Gooverg lo encaró directamente. Le dijo que ya sabían quién era: El ex oficial nazi Charles Heinz Meyerowitz. Éste no pudo disimular un gesto de contrariedad, sin embargo decidió seguir luchando con todo lo que tenía. De nuevo se ensalzó con los detectives en un obstinado ejercicio de negación.
- ¿Cómo voy a ser eso que ustedes dicen? – Alegó indignado- Yo fui enemigo de los nazis, toda mi familia fue apresada por la GESTAPO e internada en Auchwitz. Allí los perdí.

La vehemencia con la que hablaba el detenido, confundió por algunos momentos a los pesquisas, sin embargo en sus manos tenían la prueba documental. No había dudas acerca de la verdadera identidad del hombre. Luego de varias horas de inútil forcejeo verbal el preso confesó: Si, él era Charles Heinz Meyerowitz y efectivamente había estado bajo el comando de Martin Bormann. Al obtener la declaración firmada, la Policía Técnica Judicial envió un oficio a la INTERPOL que tenía como objetivo determinar si Heinz Meyerowitz se encontraba solicitado por crímenes de guerra.

Meyerowitz entró a Venezuela en 1950 por la ciudad de Maracaibo y allí estuvo hasta que el ritmo de su ilegal oficio le impuso la mudanza. Recordemos que en la capital del estado Zulia funcionó desde los años 30 una seccional del Partido Nacionalsocialista Alemán

Con su captura se reavivó la esperanza entre las víctimas del régimen hitleriano de lograr por fin información fidedigna sobre el paradero del tan odiado Bormann. Durante varios días se habló de la posibilidad de que el otrora secretario personal del führer se encontrara oculto en Venezuela. La PTJ seguía esperando información de la INTERPOL sobre la situación legal de Meyerowitz. En un momento dado tuvieron que reforzar la vigilancia pues comenzaron a recibir llamadas telefónicas hechas por grupos de hebreos que amenazaban con secuestrar al alemán.

La tan esperada respuesta de la INTERPOL nunca llegó, el órgano policial internacional luego de corroborar la imposibilidad de que Bormann estuviese en Venezuela dejo de interesarse por este oficial de rango menor. En 1965 el enemigo de las potencias occidentales no estaba en las desvencijadas huestes nazis sino en las poderosas fuerzas del comunismo internacional. Así que Charles Heinz Meyerowitz solo debía enfrentar los cargos que se derivaran de los delitos cometidos en Venezuela.


Fuente:

https://cronicasdeltanato.wordpress.com/la-invasion-nazi-a-venezuela/

http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?p=90371759

NEW YORK CITY MAN by Uk Mcbo
Via Flickr:
By <a href=“http://www.ukmcbo.com” rel=“nofollow”>UKMCBO</a> NYC The street is amazing The hoochies unreal Check out all the hardware At the latest deal Hear a song Thats the bomb If you dont get the mix Its got eighty-six <a href=“http://www.youtube.com/watch?v=sOIKzdrsOGc” rel=“nofollow”>Pet shop boys / NYC Boy</a> <a href=“https://twitter.com/ukmcbo” rel=“nofollow”>TWITTER</a> <a href=“http://www.facebook.com/pages/Ukmcbo-Photography/209776555523” rel=“nofollow”> FACEBOOK</a> <a href=“http://ukmcbo.tumblr.com/” rel=“nofollow”>TUMBLR</a> <a href=“http://www.formspring.me/ukmcbo” rel=“nofollow”>ASK ME ANYTHING</a>

Una bonita manera de decir TE AMO MUCHO #iloveyou #kiss #teamomucho #meridavenezuela #venezuela #CARACAS #MERIDA #instalike #MARACAIBO #ZULIA #MIRANDA #PORTUGUESA #SUCRE #CUMANA #MONAGA #MATURIN #GUARICO #COJEDE #AMAZONAS #ANZUATEGUI #MARGARITA #BOLIVAR #LARA #BARQUISIMETO #TRUJILLO #VALERA #YARACUY #TACHIRA #APURE #VARGAS #BARINAS #instagood

Sois una generación perdida

Gertrude Stein

Escribía hace poco a un frívolo compañero residenciado en el exterior estas palabras: Si existiera una resurrecta Gertrude Stein en nuestro medio, podría decir a un neonacido Hemingway las mismas desoladoras frases de otora con respecto a nuestra generación de este alucinado presente del 48.

La historia es un círculo vicioso.

(…)

Los hombres jóvenes de hoy hemos depositado nuestro equipaje en el andén de la inquietud; no sabemos nada de nada ni acerca de nuestros propios fines; oteamos el futuro con increíble temor y lo sabemos lleno de compromisos, pero no sabemos cuáles; lleno de ingratitudes, pero no sabemos de dónde vendrán.

Mientras tanto el tiempo no se detiene; el tiempo es esa hermosa liebre que corre apresurada por la abierta pradera. Ebrios de sueño nos enfrentamos a la realidad… Y ¿qué es la realidad?

La realidad es sencilla, escuetamente dramática. La realidad está representada por un país que carece de conciencia histórica, por una patria ayuna de una substanciosa economía, por una entidad espiritual carente de una cultura verdaderamente cierta, efectivamente humanística.

Tenemos pues dos verdades, desoladas ambas: carecemos de economía y carecemos de cultura. En suma: no podemos comer ni tampoco podemos soñar.

Una generación perdida - Andrés Mariño Palacio, Ensayos (Instituto Nacional de Cultura y Bellas Artes, 1967)

Ya con el #cd #fisico en mano bonito el arte verdad #Portada #Cover Producción mi persona quien lo plasmó #photography @pichurdaneta y el diseño @sueatomick “CEREAL ANTIDEPRESIVO 1988” 2do #Lp de Estudio Ya a la VENTA en FISICO por tan solo 300 bs F, así que uno mas para su #Coleccion de disco #RockNacional #Venezuela #Maracaibo #Zulia #Popvenezuela