mancebos

ENAMORAMIENTO MANCEBO.

Vos mucho no me conoces.
Por eso quiero aclararte que yo no suelo ser así.
Quiero decir, así como cuando estoy con vos.
Lo que pasa es que me pones nervioso.
Me pongo nervioso.

Siento que me vibra todo el cuerpo y que necesito moverme, decir mil cosas.
Pero me quedo lo más firme posible para que no se note.
Opto por pelear una guerra,
en la que estoy en total desventaja,
 por concentrar la mirada en vos,
 sin ser evidente con mis ojos
 que presas de un pánico chillante y violento
 no pueden dejar de desviarse y evitar miradas comprometedoras,
cuando en realidad…
solo quieren perderse en tu todo.

Los nervios me comen y corren.
Me comen toda  fluidez, la movilidad y el despreocupo.
Corren porque tienen que alcanzarte, no te pueden simplemente dejar ir,
no pueden darse el lujo de perder el tiempo.
Este tiempo que, es tan desesperantemente corto.
¿Cómo se me ocurre que puedo saciar mi sed de vos en una vida….
o dos?

Me pones nervioso.
Me pongo nervioso,
pero no te pongas mal, son nervios líricos, tímidos, mancebos.
¿Sabes qué? Me pongo nervioso porque ¡me gustas!
Hoy no te amo. Más bien…
me estoy enamorando.
Vos entendés.

Ese….ese vértigo, que no te importa porque en el primer momento ya habías tomado la decisión de tirarte de cabeza.

Me desconcentro, me pierdo, me como las palabras y los acentos.
Me gustas.
                                                                   
Vuelo, soñando saber a qué sabes.
Me inspiras recetas en las que busco encontrarte.
Encontrarte a través de aromas, colores y sabores; y me gusta…
Que pavo, que sonso, que bello y descabellado…
Me estoy enamorando y cuando te veo miro para otro lado.

Amaría ser invisible.
Pero no, soy más bien nervioso y miedoso.
No me puedo figurar la imagen de cómo seriamos juntos.
Intento pero no, no puedo.
De todos modos no importa, no creo que sea una mala señal.
Seguro nos estoy imaginando invisibles…
al fin y al cabo la imaginación lo puede todo.
Será que uno dos locuras, dos anhelos, dos utopías,
la invisibilidad y vos, bellísima, perfecta, caradura.

Perdón si te ofende,
pero si hay algo que no creo que puedas conseguir jamás,
es el ser invisible.
Te fuiste hace horas pero, so pena de locura,
yo te veo como si siguieras ahí,
en el comedor, sentada con tus gestos y acentos.
Tu imagen está grabada.
Tu esencia es la indiscutible y hegemónica poseedora de ese sector de la casa,
en el que estuve toda la tarde mirándote;
Mirando y rebotando desesperado entre las periferias de tu todo.

¿Y qué querés?
Me pones nervioso.
Me pongo nervioso.
Me gustas.

youtube

Pavel Nuñez Ft Pamel Mancebo - Tiene Que Ver Contigo

Alegra-te, mancebo, na tua mocidade, e anime-te o teu coração nos dias da tua mocidade, e anda pelos caminhos do teu coração, e pela vista dos teus olhos; sabe, porém, que por todas estas coisas Deus te trará a juízo.
—  Eclesiastes 11:9

“NOCHES BURLONAS” canción incluida en su disco SILENCIO BAGUAL. Video / Impar Films / Jimena Crujeira y Fabricio Camargo / Agradecimientos: Búho y Raúl - Bar Fénix / Belkis Miranda / Ramón Britos / Familia / Amigos / Fans de la Banda ——- PECHO E´ FIERRO grabó en los Estudios de Sondor su nuevo álbum “SILENCIO BAGUAL”. Como en su anterior disco “Negra Milonga” (2011), esta producción musical estuvo a cargo del músico y productor Riki Musso. Tambien contará con el dibujo de carátula de Julio Mancebo, alumno directo de Torres García, un referente en el arte con exposición en varias partes del mundo. “SILENCIO BAGUAL” de PECHO E´ FIERRO, muy pronto disponible en todas las disquerías. Su primer corte de difusión es “ABISMO”, es una canción existencial, que tiene sus matices psicodélicos de amor y desamparo, es una letra ecléctica que lleva al que la escucha al lugar que quiere ir.  

Inicio Escola Bíblica ( 4.IEQ ) Gaspar SC

Joel: 2. 28. Acontecerá depois que derramarei o meu Espírito sobre toda a carne; vossos filhos e vossas filhas profetizarão, os vossos anciãos terão sonhos, os vossos mancebos terão visões; 29. e também sobre os servos e sobre as servas naqueles dias derramarei o meu Espírito. 30. E mostrarei prodígios no céu e na terra, sangue e fogo, e colunas de fumaça. 31. O sol se converterá em trevas, e a lua em sangue, antes que venha o grande e terrível dia do Senhor. 32. E há de ser que todo aquele que invocar o nome do Senhor será salvo; pois no monte Sião e em Jerusalém estarão os que escaparem, como disse o Senhor, e entre os sobreviventes aqueles que o Senhor chamar.