mami tengo hambre

—Debí haber prestado atención al señor del taxi.— Murmuró para si Allison puesto que tenía una media hora aproximadamente tratando de conseguir un buen restaurante para almorzar. Mami, tengo hambre.  Se quejó Eleanor. —Lo se cariño, ya estamos cerca del lugar.— Estaba mirando a la pequeña mientras hablaba, con un pequeño a cada mano cuando sintió choca contra otra persona.  —¡Oh por Dios, lo lamento tanto!.— Se disculpó apenada.