made en china

Cartas de papá| Fanfic| WIGETTA

Prólogo

Yo sólo tenía 7 años cuando falleció mi padre y aunque me dolió mucho, nada fue peor que escuchar a papá llorar de noche en su habitación por el recién fallecido. A tan corta edad entendí que mi papá me amaba tanto como para permanecer fuerte para mí y no llorar aunque él fuera el más destrozado.

Los primeros días fueron terribles, mi papá despertaba cada día con unas ojeras increíblemente grandes y que lo hacían parecer más viejo de lo que era con sus tan sólo 35 años. Hacía todo con un deje de dolor, hasta sus sonrisas rebelaban ese dolor que tanto lo consumía.

Hubo mucha gente que cometió la idiotez de decirme frases como “Oh, que suerte que eres adoptado, esto no te dolerá tanto” o ”Pasaste muy poco tiempo con él como para sufrir tanto” cuando nunca fue así. Sí, si fui adoptado y a los 2 años, pero los 5 años que pasé junto a mi querido “Papi Guillermo” fueron de lo mejor, él era el ”policia bueno” y mi compañero de juegos, el que se encargaba de convencer a papá de que jugar en el patio con barro no era tan mala idea aunque si lo era. Él siempre fue muy alegre y me demostraba lo simple que es sonreír y siempre agradecer lo que se tiene y que te ha dado la vida, aunque esas dos tan simples tareas se volvieron muy difíciles después de su partida.

Habían pasado solo dos semanas de su funeral cuando noté que algo no iba bien. Mi xbox no encendía. Me levanté y caminé hacia el mar de cables que había tras el pequeño mueble que según papi, habían demorado meses en construir pero decía made in china en uno de los cajones. Seguí el cable entre la marejada hasta notar que estaba desconectado y atorado dentro de una caja de zapatos con una pequeña nota sobre esta. La tomé y conecté la consola y salí de entre los cables.

Al colocar la caja sobre la cama saqué la nota y la leí con dificultad, ya que a tan corta edad con suerte y sabía leer.

“Hijo, te he dejado estas cartas porque sé que no me queda mucho tiempo. Hace más de un mes me han detectado una enfermedad terminal y me he dedicado ha escribir esto para ti, para que no te sientas falto de apoyo.
PD: A Samuel no le he dejado nada, ya le dejé ser el de arriba mucho tiempo. Por favor nunca olvides recordarle cuanto le amo.”