lugar a dudas

Duró poco, pero no fue un amor pasajero. Duró el tiempo suficiente para hacerse eterno en mis recuerdos, en mis fantasías, en mis noches de soledad; duró lo que duran los mejores sueños que cuando estás en la mejor parte se interrumpen y despiertas queriendo conservarlos en la memoria, en la piel, en la vida. Fue tan intenso y real, fue tan verdadero y tan sublime que puedo decir con seguridad que lo conservaré por siempre. Lo conservaré en mensajes, en miradas, en caricias, en canciones, incluso en ausencias y silencios. Sin lugar a dudas, pasó, pero no fue pasajero.
—  Tardes de lluvia… COOS

Yo: Me tomó un poco más del tiempo que esperaba decidir cómo felicitarte, porque creo todos merecen una felicitación en su cumpleaños. No sé si quiero empezar con un “Feliz cumpleaños, pásatela bien”, no es muy mi estilo, la verdad… creo que es importante que sepas que eres una de las personas más atormentadas y difíciles que he conocido en toda mi vida, pero también tienes una de las almas más hermosas y ocultas que jamás conoceré. Por eso espero que todos tus deseos, anhelos, sueños… se cumplan. Que recorras la vida sabiendo quién eres, lo que quieres, que te encuentres a ti mismo. Espero que veinte años sean lo suficientes para que comiences a vivir y dejes de lamentarte, que reconozcas lo afortunado que eres en las cosas que lo eres y que no habrá desgracia ni mal que siga haciéndote mal o que, por lo menos, sepas lidiar con ello. Sé que festejarás y la pasarás de maravilla, esta noche, en algún lugar de la ciudad, brindaré por ti, por que seas feliz y que tengas una vida maravillosa, bienvenido a los veinte.

Tú: Nunca he sabido cómo responder a las felicitaciones, no sé, no entiendo muy bien ese concepto, pero sin lugar a dudas, hay gracias que digo con toda el alma, y uno de ellos es para ti. No sólo por esto, sino, por dejarme verte, por compartirme parte tu historia, y gracias por haberme dejado compartirte parte de la mía. Tienes algo mujer, que créeme que no he visto, quizás nunca en mi vida, por lo tanto me es difícil describirlo, pero sea lo que sea, espero que nunca lo pierdas, porque simplemente te hace resplandecer de una forma que no pasa desapercibida nunca. Tampoco dejes de escribir jamás, porque pocas cosas me mueven, y palabras tuyas lo han hecho. Y deja el miedo, lo mucho o poco que tengas, a mostrar lo que hay dentro de ti, porque lo que yo vi, créeme que lo recordaré hasta no sé cuando. Sigue caminando cómo tanto te gusta hacerlo, siendo tú, sintiendo cómo poca gente sabe hacerlo. Te podría decir muchas cosas, pero extrañamente las palabras no me salen, supongo que tus palabras volvieron a moverme al punto de dejarme boquiabierto. También voy a brindar, por todo lo que eres, para que cuando lleguen las canas y las arrugas, puedas decir de que le ganaste a la vida, que tomaste todo lo posible de ella hasta que no haya quedado una sola gota, con todas las alegrías, las tristezas, las sorpresas, los giros, las vueltas, las sonrisas, bueno, con todo lo que se debe vivir para poder decir que se vivió. Y aunque sé que ya lo dije, gracias, de nuevo, con toda el alma.

—  Beth Solier y LL.
OTOÑO

Me enamore de ti en otoño, como todo lo bueno empieza con el, me enamore de ti sin lugar a dudas bajo aquel techo y bajo aquel cielo oscuro y a punto de llover, me enamoro de ti tu indisciplina, ¿no es por eso que los animales salvajes son bellos? por su libertad, eso fue lo que me enamoro de ti, o aquella sonrisa más linda que la noche estrellada y unos ojos oscuros como la penumbra de la noche, conté tus hermosas pecas como si fueran estrellas formando constelaciones y crée con ellas infinitas constelaciones.

El invierno llegó y yo aun seguía fascinada contigo, y amor conté cada una de las pestañas como si no tuviéramos un mañana, me senté a tu lado y por primera vez vi la vida pasar en un segundo, tan rápido como ninguno, me enamore de ti como un ser que respira, sin voluntad propia.

¿Qué hace qué te enamores de alguien y viceversa?

No hablo de la parte química en el cerebro, sino de los sentimientos. Del origen de todo ese proceso.

¿Qué palabra, qué gesto, qué sonido, qué necesidad satisfecha, hace nacer el amor?

— 

Lugar de humaredas (gatomenso.tumblr.com)

Originally posted by tres-sietes

Una suave brisa nocturna golpeaba sutilmente sus mejillas y un largo día había finalizado,él sólo deseaba tener una larga noche de sueño,pero aún así debía ir a la iglesia para ver si todo seguía en orden,además mañana debía dirigir otra misa.
Justo antes de tomar los picaportes de las puertas que le conducirían adentro del lugar,la duda le había ganado;él sabía cuál era el problema que le esperaba si entraba.
Aquél problema era un joven…más bien un rebelde,un rebelde al que no le importa lo que los demás puedan decir de él,un rebelde que sobrepasaba el límite de lo políticamente correcto,un rebelde que quebrantaba las reglas en cada lugar del pueblo,un rebelde que se queda cada noche a dormir en la iglesia sólo para encontrarse con él.Este rebelde llamado Frank no le podía atraer,era algo incorrecto,sin embargo su corazón decía otra cosa.

Por el bien de los dos,esta podría ser la oportunidad para decirle que se detenga;nada bueno podría pasar si es que alguien llegaba a ver que había algo entre ellos.

Dubitativo,abrió las dos puertas,las cuales provocaron un molesto chirrido que resonó dentro de todo el lugar.A paso lento caminó hacía el altar que estaba en el centro cubierto con un blanco mantel,el cual era iluminado por la luz que entraba por un ventanal que estaba por detrás,ahí había un espacio en donde Frank acostumbraba dormir,pero ésta vez no lo encontró.

Decidió mirar por los asientos pero tampoco había ninguna pista que ese chico había estado ahí.
Soltó un gran suspiro a la vez que observaba la luz de la luna,el cura pensó que había una posibilidad de que ya había perdido el interés y que no vendría más,pero esto no duró mucho hasta que escuchó cómo las puertas se cerraban detrás de él.
Rápidamente se giró y sólo logró escuchar una sutil voz ronca antes de que alguien lo atacara con un abrazo y cayera al suelo.
-“Buenas noches,sr. Way.Lo extrañé demasiado”- Dijo Frank con alivio,las charlas y misas que daba el sacerdote en el colegio del pueblo al cual asistía no eran suficientes.El tiempo pasaba tan lento cuando no lo veía,así que aprovecharía cualquier oportunidad para estar cerca de él.

Gerard aún recuerda la primera vez que hablaron,el menor no le había dedicado nada más que un “hola”,pero nunca supo que su “relación” se convertiría en lo que es ahora.

El menor se estaba aproximando hacia sus labios,pero éste fue detenido por su mano.

-“Frank,tenemos que hablar…yo-”- Él sólo quería terminar rápido con esto,pero sentado sobre sus talones,el menor deshizo el abrazo y con una sonrisa maliciosa puso su dedo indice sobre los labios del cura para que se callara,mientras que su mano derecha se afirmaba del espacio que quedaba en el piso entre sus piernas abiertas.

-“Déjeme adivinar…¿por fin podré entregarme a usted,cierto?”- El joven hablaba con entusiasmo,realmente se sentía atraído por el sacerdote y esto podía demostrarlo cada vez que hablaba con él;nunca dejaba de hacer contacto visual y sus ojos tenían un brillo muy particular.

El cura quitó el dedo de sus labios,liberó un suspiro y negó.

-“Frank,escúchame,debes detenerte,no sabes en lo que te estás metiendo…”- Antes de seguir,lo miró a los ojos para ver si se tomaba esto más enserio-“Los dos corremos peligro y…”- Oh los ojos de aquél muchacho le distrajeron;su color avellana resaltaba aún más por la luz de la luna y de alguna manera su rostro se veía más inocente y puro,sin embargo sus intenciones eran opuestas a eso.
Al notar que se estaba tomando mucho tiempo,decidió continuar.

-“Debes aceptar que nada va a ocurrir entre nosotros ¿Qué sucedería si los demás nos-”- Una vez más,el cura fue interrumpido.

-“Esto no le importó la última vez que casi lo hacemos,además…”- Frank,quien parecía nunca dejar de sonreirle,cambió a una expresión más neutra -“Los demás no importan y nunca lo harán”- Procedió a quitar la cruz que colgaba en el cuello del mayor y sin dudar dijo:-“No tiene idea de los feliz que sería si su dios decidiera llevarme al infierno junto a usted,sr.Way”-  Sus mejillas se tornaron un color rojo carmesí mientras le dedicaba una mirada sincera.El joven dejó que la cruz cayera al piso al momento en que sus narices chocaran y para demostrar su derrota,Gerard sólo dejó que Frank por fin pudiera tener contacto con sus labios.

[Continuación? idk sólo es un experimento algo fallido..je.]

A lo largo de mi vida ,- sí, aunque suene estúpido he tenido una vida larga, he vivido más de los años que tengo, conozco más lugares de los que he pisado o visto, son las pequeñas ventajas de ser como soy- este ha sido el día más triste, deprimente sin lugar a dudas, pero lo peor es la impotencia, la terrible impotencia que ha terminado por enterrar mi espíritu, ese que alguna vez se enfrentó en más de una ocasión a la muerte y salió como pudo pero salió.
Hoy he sentido más impotencia que aquel día en el que por un sms me enteré que mi hija se cayó del tercer nivel del que sería mi hogar, y no solo era eso, justo cuando por fin tenía señal lo primero que vi fue ese sms junto a las 50 llamadas perdidas, sentado en aquel auto frente a aquella carretera bloqueda, tan lejos de ella, tan lejos y sin nada que hacer más que lanzar un grito furioso: “mueran en silencio” grité, aturdido por los alaridos de miedo de los pasajeros junto a mí al ver que las rocas caían.
Más deprimente que aquel día en el que supe que mi mamá se había ido para, quizá, nunca volver. Desde aquel lejano día del 2005 no la he vuelto a ver y fue tanto mi dolor hoy que ello me llevó a llamarla, a llorarle sin decir casi palabra alguna, solo pedir perdón por lo estúpido que me he vuelto y seguir llorando, lo siento mamá, al final fui yo quien te puso en la situación en la que yo no quería estar.
Más triste que aquella vez en la que entendí que nunca sería el mismo, en el que comprendí que mi vida cerraba el capítulo uno, entendía que había un capítulo dos, pero jamás pensé que desde ese día en adelante todo sería desastrozo, me lance al abismo sin miedo, sin temor, sin paracaídas y si estoy donde estoy es más por haberme lanzado al vacío sin prepararme como siempre he hecho, por haber arrancado de mí, lo que hasta hoy entiendo, mi mayor virtud, pensar y repensar todo lo que hago y haber seguido ese estúpido consejo: déjate llevar, la vida es corta, vive todas las experiencias. Mentira. Jamás haga n eso, piensen en lo que hacen, disfruten con responsabilidad, asesinen con tres planes que respalden y garanticen que seguirán respirando el aire de libertad, de lo contrario aplacen el asesinato.
—  Jafet Ventura Márquez
La vida está llena de cosas maravillosas, de cosas que no existe explicación alguna el como nos hacen sentir. Pero sin lugar a dudas la cosa más maravillosa de todas es tener la bendición de poder compartir nuestras vidas con ese ser que nos llena de amor, y de felicidad, ese ser que gracias a el estamos aquí,  ese ser que hace que nuestras vidas tengan sentido, ese ser que hace que me  enamoré cada día más de mi vida. Ese ser eres tú mujer. ¡Feliz día de la mujer!
—  Erick Glez