luca prodan

“Porque para mi el amor es lo más importante que hay, de verdad. Quedarse al lado de alguien si lo querés de verdad, aunque por ahí está mal o no sea divertido en ese momento de su vida, éso es el amor. Yo lo haría, si yo amo a alguien, yo estoy ahí. Yo estoy al lado de esa persona pase lo que pase. Pero no encontré mucha gente que sea así”. -Luca Prodan

-¿Recordás cuál fue la última vez que lo viste?

-Sí, sí, claro.

-¿Y qué sentiste?

-Por suerte sentí paz. Me acuerdo de subir a su cuarto y… estaba en el piso tirado con mitad del cuerpo en el colchón y mitad del cuerpo en el piso. Estaba sin remera… lo primero que hice fue apoyarle las manos. Cuando vi que estaba completamente frío, me tiré encima de él a calentarle el cuerpo. Andá a saber por qué.

 Cuando lo subí al colchón… me di cuenta que ya no estaba, ¿entendés?, la frase fue “acá no hay nadie”.

 Entonces lo ubiqué en otro lugar. Y eso para mí fue muy importante para seguir la vida, y no tener esa cosa de “está en tal lado”, no. No lo quiero ver. Y “no lo quiero ver” es dejarlo vivo.

 Entonces preferí sentir el frío en las palmas de mis manos… pero saber que ahí adentro no estaba.

- ¿Crees en Dios?

- La ideología de la religión y los dogmas religiosos, me parecen la mayoría unas mentiras, si tendría que elegir una religión que no practico seria el Budismo o el Zen que me parecen mucho más cerca al alma y son muchos más verdad o cosas como los católicos o protestantes. Yo dudo mucho que a Cristo le hubiera gustado ver lo que es la iglesia Católica Apostólica Romana ahora. Y chau, con eso te digo todo.

—  Ultima entrevista Luca Prodan.
Para la ley italiana yo soy un enfermo mental. Cuando me quisieron meter en la colimba dije NO. Por eso estuve preso dos veces en la cárcel militar hasta que me agarró un médico y me dio el artículo 28b que quiere decir que sos un enfermo mental. El 28a era puto y el 28c, drogadicto. A mi me pusieron el b y me avisaron que a partir de ese momento no iba a poder votar más ni laburar en empleo público. Me cagué de risa…. Qué éxito!!!
—  Luca Prodan