los poderosos

¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance.

Isaías 40:28 RVR 1995

Oigan, el huracán Irma es la tormenta más poderosa de los científicos han visto en más de una década y ya está pasando a través de las islas caribeñas. Estas islas no tienen tanto dinero y ayuda gubernamental como lo hacen los estadounidenses que tienen el deber donar a estas islas. las islas que están siendo golpeadas aún no han respondido a los medios de comunicación / radios porque eso es lo jodidamente poderoso que es. Ya sabemos que el gobierno va a hacer más para ayudar a los Estados Unidos, pero no tanto con estas islas: Puerto Rico, Islas Vírgenes, República Dominicana, Haití, Cuba, las Bahamas y otras islas caribeñas van a quedarse con lo peor. necesitamos estar a su lado, orar por ellos y donar tan pronto como obtengamos información sobre las organizaciones donantes que ayudarán a las islas caribeñas. ellos necesitan esto.
El amor de Dios es tan grande que puede ser destructivo. Puede destruir tristezas, puede destruir la oscuridad, puede destruir el pecado, puede destruir el mal, puede destruir la muerte,puede destruir potestades, puede destruir el miedo, puede destruir enfermedades, puede destruir cadenas, puede destruir el odio, puede destruir la ansiedad, puede destruir tus debilidades, puede destruir tus fracasos.

Juan 3:16, 1 Corintios 13:13, Romanos 8:38-39, Efesios 3:19, Romanos 5:8

Profesiones ideales para cada signo:

Aries:

Si trabajan en una empresa, serán líderes naturales o emprendedores, diseminando el proyecto y buscando nuevos horizontes. El trabajo de oficina monótono, aburrido, quieto, desde ya que no les va. Los carneritos se sentirán enjaulados. Las profesiones ligadas al cuerpo están en sintonía con sus ágiles cuerpos: deportistas, profesores de educación física, corredores de autos, bomberos, choferes de ambulancia y tenistas, están en el sitio correcto. Como tienen a Marte de regente (dios de la guerra) cualquier vocación que les haga empuñar la espada y el filo los hace sentirse cómodos y poderosos. Los arianos pueden ser, desde exelentes cirujanos a excelentes peluqueros. Si de manejar filo y lidiar con sangre se trata, son expertos. Adrenalina pura y dura es la clave. 

Tauro:

Todo lo que implique habilidades de olfato, manuales, visuales, los entusiasma. Artistas plásticos, escultores, decoradores de interiores, dedicados al Feng Shui, al bordado, a la cerámica, son los estéticos del zodíaco (Venus regente) y no hay nadie que sepa vestir más sensual y más estético que un taurino. También son hábiles con los negocios. Una empresa de marroquinería o asuntos campestres puede funcionar muy bien. La productividad es la clave para entender a Tauro. Todo negocio (de Once o de Rauch) lo harán rendir mucho y tendrán clara perspectiva del mundo material que los rodea. Joyería, arquitectura, emprendimientos inmobiliarios, plantas y jardinería son otros posibles campos de acción.  

Géminis:

Movimiento, mucho movimiento. Pueden estar sentados en una oficina pero necesitarán hablar y hablar y comunicarse. El primer trabajo precarizado de los geminianos suele ser el call center. Cuando evolucionan lo hacen hacia otras formas más sutiles de transmisión de información: periodista de chimentos, comerciante (lleva y trae mercadería, está en contacto con mucha gente), taxista (se la pasan hablando de un lado a otro de la ciudad), etc. La vieja profesión de los geminianos era la de cartero, ahora suplantada por el community manager, public relation, representante, etc. Todo lo que los ponga en el lugar de mensajeros les hace bien. Como son grandes curiosos, también pueden dedicarse a la investigación, docencia o a la escritura en medios. 

Cáncer:

Como son los mameros del zodíaco, les encanta trabajar desde su casa, al calor de la estufa. La cocina es un ámbito de interés, y también el trabajo con la infancia, especialmente en jardín de infantes y primaria. Suelen permanecer mucho tiempo velando por el negocio familiar y les cuesta salir del nido para conquistar el mundo. Especialistas en temas de maternidad, crianza y cuidado, si superan el pánico a la sangre, serán exelentes enfermeros; también psicólogos y psiquiatras. Apasionados por entender la naturaleza humana, son muy buenos para contener amorosamente la desesperación ajena. Aunque no lo parezca, como Cáncer rige la familia, la comunidad y el país, la política está llena de cancerianos. Trabajar en comunidades, en municipalidades, en instituciones sociales o lugares de atención primaria los lleva a tener dimensión de los lazos sociales que nos unen como tribu o familia ampliada. 

Leo:

Será necesario para Leo estar en el candelero. Por lo que todo puesto de liderazgo lo ejercerá con dignidad, orgullo y responsabilidad. Son organizadores natos, y harán que muchas cosas giren alrededor de sí mismos. El mundo está lleno de coordinadores, actores, directores, cantantes, músicos y artistas leoninos. Todo lugar de protagonismo que les permita hacer su gracia es una bendición. Si están detrás de un escritorio ocho horas al día invisibles y escondidos, perderán vitalidad y la llama que alimenta su pasión. Tienen que latir con el momento, con la creatividad y ponerse en juego, arriesgarse. 

Virgo:

El mundo está lleno de gastronómicos, camareros, asistentes, secretarias, comerciantes y representantes de atención al cliente de este signo. ¿Por qué? Porque tiene incorporado el servicio al prójimo de una manera muy profunda. Cualquier tarea humilde y pequeña puede satisfacerlos, siempre y cuando se sientan útiles, capaces y cómodos. Como poseen una gran inteligencia, también pueden dedicarse a la escritura, a la investigación, a los lenguajes, a las matemáticas, ingenierías y demás ciencias duras. No se quejan de tareas monótonas y concentradas, ¡están en su puchero!

Libra:

Los librianos son los otros expertos en estética del zodíaco. También, como Tauro, tienen a Venus como regente. Toda tarea de armonización les corresponde. Hacer justicia, equilibrar la energía de los ambientes mediante terapias alternativas, ejercitar el don de la diplomacia, etc. les encanta. Son exelentes mediadores e interceden con sabiduría en las discusiones. También, por su don de gentes, pueden ser políticos o dedicarse a las ciencias sociales. Artistas, diseñadores, modistos, estéticos en general, no pueden tener una profesión violenta o desmesurada. Se ocupan de lo más contentos de temas mentales y teóricos.  

Escorpio:

Pueden ser excelentes terapeutas, sanadores, navegantes de los mundos inconscientes y del misterio que nos rodea. Necesitan profesiones intensas y comprometidas, porque los escorpiones suelen poner mucha energía en juego que si no es debidamente canalizada, se les vuelve en contra. Pueden dedicarse a cualquier arte esotérica, magia y adivinación, si tienen bien afilada la conexión con la intuición y derriban prejuicios. Si, son pseudo magos, ¿y qué? Pueden ser muy buenos investigadores y trabajar con la sombra del modo que sea: contra la violencia de género, con situaciones ocultas para la sociedad, sexología, astronomía y hasta con literatura o cine de terror. Aunque parezca que no tenga nada que ver, son exelentes financistas, pueden multiplicar el dinero si lo invierten, son hábiles con la bolsa de valores y otras entidades de riesgo económico. 

Sagitario:

Son los buscadores del zodíaco, por lo que toda la vida se la pasarán investigando y aprendiendo nuevas filosofías y modos de vida. Como Sagitario tiene que ver con los viajes largos, el comercio exterior será una de las profesiones deseadas. Todo intercambio con el extranjero será una experiencia válida y nutritiva profesionalmente. Como representa el arquetipo de “El Papa”, también la cuestión filosófica/religiosa los atraerá, y la impartición de justicia. Pueden ser excelentes jueces. La docencia es otro lugar para explorar. Está llenísimo de profesores sagitarianos en todos los niveles educativos, como se trata de la transmisión de conocimiento, está muy bien que así sea. También pueden sentirse muy atraídos por el deporte, las artes marciales, el tiro al blanco, las carreras y las competiciones a alto nivel. 

Capricornio:

Las profesiones asociadas a las leyes van muy bien para Capri, que no duda en aplicar su verdad y dictaminar. Pero también encontraremos mucho trabajo ligado a instituciones, del ámbito público y privado, que realizan algún tipo de servicio a la comunidad, especialmente ligado a puestos jerárquicos. El jefe es un arquetipo capricorniano. Si se trata de un empleado de oficina, hay riesgo de cumplir una tarea monótona y repetitiva durante muchos años, sea como administrativo, editor, gestor, contador, etc. Suelen hacer carrera en el lugar donde están y dedicarse a cuestiones bastante concretas. Hábiles para ser directivos de escuelas, hospitales, universidades, etc.

Acuario:

Si es una sola profesión, deberá ser creativa, pero en general irán cambiando. Les cuesta encasillarse en un solo lugar y siempre temen por lo que están dejando afuera. Harán más de una cosa a la vez. Serán artistas, escritores, creativos, publicistas, visionarios y estudiarán alguna carrera poco común como Medio Ambiente o Artes Combinadas. Pueden dedicarse a la ciencia y llevarla un paso adelante en sus descubrimientos, o a la psicología, o a la investigación de OVNIS, pero nunca repetirán métodos tradicionales. Su habilidad es el invento y la innovación. Son los ideólogos y creativos. Las empresas humanitarias y ONGs los atraen en demasía, porque tienen un alto grado de idealismo. Buenos para trabajar en grupo, nunca en solitario. 

Piscis:

Si los piscianos logran madrugar para salir al mundo laboral, deberán tener una profesión que no los tensione tanto físicamente, pues no son seres tan racionales ni realistas. Las mejores son las relacionadas con la música, la fotografía, el diseño gráfico, edición de video y el cine. También pueden brindar servicio a los otros en instituciones humanitarias donde puedan desarrollar su empatía y sensibilidad. Pueden ser muy buenos reikistas, terapeutas florales, masajistas, curanderos, chamanes e interpretadores de sueños. Como artistas son excepcionales y ven más allá que el resto de su comunidad. En algunos casos son actores o gente de televisión, les atraen las masas y son muy plásticos para interpretar personajes. 

“En 1917, el presidente Woodrow Wilson anunció que los Estados Unidos iban a entrar en la primera guerra mundial. Cuatro meses y medio antes, Wilson había sido reelegido por ser el candidato de la paz. La opinión pública recibió sus discursos pacifistas y su declaración de guerra con el mismo entusiasmo.

“Edward Bernays fue el principal autor de este milagro. Cuando la guerra terminó, Bernays reconoció públicamente que habían sido inventadas las fotos y las anécdotas que encendieron el espíritu bélico de las masas.

“Este éxito publicitario inauguró una brillante carrera. Bernays se convirtió en el asesor de varios presidentes y de los empresarios más poderosos del mundo. La realidad no es lo que es, sino lo que te digo que es: él desarrolló mejor que nadie las técnicas modernas de manipulación colectiva, que empujan a la gente a comprar un jabón o una guerra.”

—  Eduardo Galeano

natsu618  asked:

Senpai,siempre me pregunte,los personajes estan divididos en diferentes rangos?no se si me entienda(porque ni yo se como explicarlo)algo asi como: Planetas Constelaciones Signos??

Sep~ Todo esta dividido en una escala! (La explique hace muchoooo tiempo! pero no hace mal recordar~) 

En lo mas alto están los Dioses, poderosos seres que cuidan el universo como lo conocemos, en su reino se encuentran incluso las almas del limbo. 

Luego están las Constelaciones, seres de luz capaces de conceder deseos a los humanos. 

Continúan las Estrellas, pequeñas luces que ayudan a las constelaciones en sus labores. Solo pueden tomar forma “humana” en la tierra. (representan al fandom)

Siguen las Musas, extrañas criaturas que escriben relatos o realizan obras de artes. Ayudan a los humanos con inspiración, ademas de que en sus tierras esta el pasadizo para ir del “cielo a la tierra” (representan a los Fanfickers y artistas del fandom) 

Ahora vienen los Horóscopos, seres inmortales que deben ayudar a los humanos con las habilidades que se les fueron otorgadas, ya sea: Dinero, amor, suerte o solo llegar al mundo espiritual. 

Después siguen los “Entes”, seres que solo pueden ser vistos con “ojos especiales” o con un sentido muy agudo. No se sabe exactamente que son, solo se sabe que no están vivos, peor no están muerto Ej: Side A & Side b. 

Y por ultimo, los Espiritus, personas muertas que vagan por el mundo en busca del descanso eterno, estos seres no pueden ser vistos mas que por ciertas personas o Escorpio. 

XIX. Carta a mamá

Para ver la lista completa de capítulos, haz click aquí.

Hola, mamá. ¿Cómo estái?

Acabo de llegar a la casa. Son las cuatro de la mañana. Me acosté recién y mientras revolvía el cajón del velador buscando unas pastillas, me topé con una foto instantánea que nos tomaron hace muchísimos años en Mundo Mágico, donde sales con tu peinado ochentero cargando un pequeño bultito que se supone que soy yo. Y bueno, pensé que podía hacerte unas preguntas. O más bien, contarte algo y que me dijeras qué opinái.

Iré al grano: creo que me estoy enamorando. Onda, enamorando de verdad. No voy a contarte cómo lo conocí, porque tendría que explicarte que fue por internet, por Facebook, a través de un blog donde yo escribo historias un tanto íntimas. Y tú desconfías de todas estas cosas millenials, porque para ti internet sólo es sinónimo de pornografía, prostíbulos, drogas y cosas indecorosas. Y sí, puede que sea verdad… pero ese no es el punto que quiero que discutamos, así que no insistas, por favor. No ahondaré en ello. Lo que quiero que sepas es que creo que me estoy enamorando brígidamente.

El tipo es mino y bastante ABC1, así que de seguro cumple con todas tus expectativas sobre “los muchachos de bien”. Es escritor, como yo. Quizá eso no te guste tanto, porque tú preferirías que tuviera una carrera tradicional, como medicina o ingeniería. Porque para ti esas cosas dan bienestar y seguridad –y tú anhelas eso para mí–. Pero ahora te cuento que este tipo igual tiene plata, su departamento propio y un auto bacán. Entonces supongo que ahora el niño ya no te cae tan mal y piensas que es un buen partido. Porque como ya soy cola –y pucha que van a sufrir los niños cola…–, por último que la cola tenga un pololo decente para que no sea tan discriminado, ¿no?

Él me dice que me quiere, mamá. Que me quiere mucho. Y tú querías que estuviera con alguien que me quisiera de verdad. De hecho, me ha pedido pololeo dos veces, pero las dos veces le he dicho que no. ¿Que por qué le dije que no? Porque apenas lo conozco, mamá. Y sí, ya sé que es un buen partido. Pero tú sabes que esas cosas no me importan tanto y que nunca me importarán lo suficiente. Es más: me habría gustado presentarte al Sr. Profesor, mi último ex oficial, pero habrías pegado el grito en el cielo porque 1) él era mucho mayor que yo, 2) vivía en la periferia de Estación Central y 3) era mi profe en la universidad. Quizá habrías pensado que me estaba violando/extorsionando/amenazando y habríamos terminado en la PDI.

De seguro habríamos peleado mucho, mamá. Pero creo que al final lo habrías conocido bien y te habría terminado gustando igual. Porque tu facha de cuica al peo sólo la tienes por fuera. Digo, igual te casaste con mi papá, que era ultra pobre, a pesar de que los abuelos no querían que te casaras con él porque cómo iba a ser posible que una señorita como tú, hija de un señor de tierras, se fuera a meter con un chiquillo que pedía plata en la calle para poder comprar un poco de pan. ¿Qué acaso no tenía padres ese chiquillo? ¡Y claro que los tenía! Pero siempre estaban muertos de borrachos en su casa esperando a que el pequeño llegara con plata para el pan, que en verdad era plata para más copete.

¿Sabes? A veces voy a casa de papá y él me repite esa historia. La historia de cómo fue que te conoció. Me narra con lujo y detalle el truncado relato donde él le arrebató tu amor a ese hombre adinerado con el que te habías comprometido. Me lo cuenta tan feliz y orgulloso que no me deja más opción que empatizar con él, porque es imposible que no te pongas del lado del débil –sobre todo cuando hablamos de una lucha de clases–. Y después, cuando recuerda que te echa de menos y que sus lagrimales aún funcionan, cambia radicalmente de tema, frunce el ceño y me habla de lo mal que está su empresa, que la culpa de todo la tienen los Luksic o los Matte y que cómo es posible que Piñera vaya a ser presidente de nuevo. Y yo le encuentro la razón, mamá, y terminamos odiando a los cuicos poderosos juntos, porque qué hueá, si siempre nos meten el pico en el ojo. Esa la única actividad que hacemos con éxito ahora que tú ya no estás. Mientras él se toma una copa de vino y yo un juguito natural, nos dedicamos a odiar. Juntos. Como padre e hijo.

Sé que te gustaría que hiciéramos más cosas, mamá. Pero no se puede. Había pensado incluso en presentarle al Sr. Cuico, pero no, qué tontera, qué estupidez: lo mataría al instante, sin pensarlo, de la forma más horrible posible. Así como acababa con mis muñecas de Sailor Moon cuando yo era chico, sería capaz de hacerlo con este hombre. Y todo por ser cuico, maricón y mío.



Ay, mamá. En verdad creo que me gusta. Aunque seamos de mundos distintos. Y es aquí, en la parte cuando resalto lo distintos que somos y lo diferentes que seremos, cuando las coincidencias entre los dos toman fuerza. ¿Puedes creer que él también fue al Nacional, que estudió escritura en la PUK y que también trabajó en el Imperio Latinogringoense? Brígido, ¿cierto? Entonces ya no pienso que somos tan distintos, y me asusto un poco menos y me gusta un poco más. Y reafirmo este “poco más” porque siento que lo extraño, a sus ojitos y a ese maldito perfume que usa, a su barba cuando me pica en mi cara y a sus manos gigantescas cuando me hacen cariño en el pelo. Y me convenzo de que me gusta porque añoro sus whatsapps cuando estoy en la pega, porque me encanta comprarle sus cachantún de pera cuando lo voy a ver y porque acabo de llegar de la Cuiclínica a las cuatro de la mañana y ya me quiero devolver para verlo otra vez sin tener claro por qué.

Pero apenas lo conozco, mamá. Y me da miedo sentir estas cosas tan fuertes que sé que no debería sentir. No quiero sentir más porque sé que él está enfermo. Muy enfermo. Lleva varios días internado y los doctores aún no saben lo que tiene. Y me acuerdo de ti, mamita, cuando me pasaba las noches en esa otra clínica cuando tú estabas internada. Entonces viene la angustia, las imágenes, el sudor helado, las conversaciones en los pasillos blancos, mi papá demacrado, los doctores, los sueros, los pinchazos, los olores estériles, la morfina, el preu, la PSU, yo queriendo estudiar medicina, yo no postulando a medicina, yo siendo escritor, yo escribiendo este texto, los tanques de oxígeno, la metástasis, tu brazo de Hulk, la graduación donde me pifiaron, más morfina, el oxímetro no marcando nada, los abucheos en el Teatro Municipal, los gritos de mis primas, ¡Carmen!, ¡Carmen!, ¡ay!, llamen al Nacho, avisen, avisen, saquen a las niñitas de aquí. Y todo vuelve, mamá, todo todo. Cada recuerdo, como un huracán caprichoso que se funde conmigo y se resiste a avanzar hacia otros.

Ahora déjame respirar un poco, mamá, que escribir todo esto me quita energía  (recordarnos me quita energía). Pero ya, hay que seguir. Fíjate que me acabo de meter a Grindr. Da lo mismo lo que es, no importa que no sepas para qué se usa. La cosa es que Sr. Cuico me dijo que lo había borrado, y yo ahora lo iba a borrar también, porque siento que tenemos un grado de compromiso. Pero son casi las cinco de la mañana y él está conectado. Y la verdad es que no me importa, mamá. No me importa para nada, porque sé que tiene Asperger, que le cuesta procesar las emociones y que le encanta conversar con desconocidos. Quizá porque está internado, solo, conectado a mil cables y mangueras, con el brazo morado de tanto pinchazo, con las enfermeras que entran y salen a cada rato, los doctores que aún no saben lo que tiene, sus familiares que siguen viajando por Europa, las cachantún de pera que le compro, los ojitos de piscina que me ahogan, su piel poniéndose de un color extraño, Kosem no cachando que le quieren poner una trampa, los sueros, las sopitas, las galletas de soda de contrabando, los dolores, la desesperación del enfermo y el llanto porque ya no quiere seguir internado. Luego su enfermedad, mi enfermedad y la muerte que ahora es nuestra sombra.

Tengo miedo, mamá. Mucho. Me da miedo que se muera. A que se muera como tú. Y por eso no puedo dejarlo. No puedo dejarlo porque aferrarme al miedo es la única forma que he encontrado para seguir sintiéndome vivo. Y entonces me quedo aquí, quietecito, flotando en este ciclo compulsivo que ahora no entiendo bien. Lo haré después, en varios capítulos más, varios meses después. Pero ahora no lo veo y por eso te hablo, porque me gustaría que me dijeras que opinái, a ver si puedo salir de este torbellino. Y claro… si no estuvieras muerta, de seguro me dirías cómo. Y yo no estaría escribiendo esto ahora.




IR AL SIGUIENTE CAPÍTULO