los grandes amores

Es la chica con la que quisieras tropezar
tan siquiera una vez en la vida,
porque hace girar todo tu mundo
en un eje precioso
y tus pasos quieren sus coordenadas,
y es el epicentro de todos tus terremotos.

Lleva pájaros enredados en el pelo,
huele a rosas en pleno invierno,
padece el síndrome de manos frías
y espera a que algún día vengas
y se las calientes con las tuyas.

Con el tiempo se ha vuelto masoquista,
ya no esquiva las balas,
ni los peores venenos,
ni siquiera los grandes amores dañinos.

A veces la soledad toca la puerta
y ella toma de la mano su tristeza
mientras, en algún sitio del mundo,
un atardecer no vuelve a morir igual,
dos águilas surcan el cielo de la tarde-noche,
y un soñador entierra sus sueños
en el jardín donde le brillaron los ojos
por primera vez.

Ojalá vuelva a enamorarse,
como nunca
y como siempre.
Que sienta como nunca
y que caiga como siempre.
Porque una boca estará esperándola en el suelo
y durante el beso, la convertirá en cielo.
Y nunca más tendrá que preocuparse
de si mañana hará buen día para alzar vuelo
y de si mañana tendrá un suelo para aterrizar.
Porque la estará esperando
con los brazos abiertos.

A ver, bonita,
ven,
te voy a convertir en avión
y en aeropuerto.

El amor de Dios es tan grande que puede ser destructivo. Puede destruir tristezas, puede destruir la oscuridad, puede destruir el pecado, puede destruir el mal, puede destruir la muerte,puede destruir potestades, puede destruir el miedo, puede destruir enfermedades, puede destruir cadenas, puede destruir el odio, puede destruir la ansiedad, puede destruir tus debilidades, puede destruir tus fracasos.

Juan 3:16, 1 Corintios 13:13, Romanos 8:38-39, Efesios 3:19, Romanos 5:8

Juré no volver a escribir sobre ti
pero es que cada que
las cosas del amor no salen como quisiera, tiendo a recordarte.

No entiendo aún bien el porqué.

Tal vez porque después de todo,
era contigo con quien
siempre quise pasar vida y media.

No entiendo como lo haces.
Como logras después de tantos años,
revivir tan fácil en mí.
Solo necesité de alguien
que me hablara de ti, y listo.
Cinco años,
y aquí sigues.
Intacto.

De verdad sigo sin comprender,
quizás sea por el hecho
de que después de mí
encontraste a tu ‘alma gemela’,
ese mítico ‘amor de tu vida’.
Esos términos que yo
en mi gran inocencia
creí haber sido para ti.

He ahí lo triste de todo,
lograste lo que tanto buscabas.
Ella, terminó por quedarse
con lo mejor de mi vida.
Y yo, aún sigo en la busqueda
de ese algo más, ese alguien
que me haga creer que
de verdad existe esa teoría,
de los dos grandes amores de la vida.
Porque me niego a hacerme a la idea
de que después de ti
no habrá otro gran amor,
que me brinde una historia
de las que todos anhelan,
las más bonitas.
Así como fue la tuya,
tan digna de ser contada.

Es difícil olvidar el hecho
de que la persona que creiste
era el amor de tu vida,
haya encontrado realmente al suyo
y uno le toca sólo observar incrédulo
y quedar a la espera.
Podría haber jurado que
estábamos hechos el uno para el otro,
por muy cursi que suene.

Quiero creer que para cada persona
debe existir más de una alma gemela.
Tú podrías ser el más claro ejemplo.
Porque de verdad,
no quiero pasar por alto mi ingenuidad
y olvidar que yo pude haber sido una tuya. Quiero seguir en la burbuja del primer amor
y creer que sí, fui tu alma gemela,
pero no estabamos destinados a seguir,
por eso apareció ella en tu vida.

Ojalá fuera cierto.

Porque no se hasta cuando
cada que me preguntan sobre el amor,
mi mente seguirá transportandome
a aquellos años en los que
no parabamos de jurarnos
de manera tan errónea amor eterno.

Hoy te he vuelto a recordar.
Y nada,
‘te deseo el bien, pero lejos’

E chiare sere d'estate, il mare, i giochi e le fate
e la paura e la voglia di essere nudi.
Un bacio a labbra salate, il fuoco, quattro risate
e far l'amore giù al faro..
Ti amo davvero,
ti amo lo giuro.
Ti amo, ti amo davvero.
—  Claudio Baglioni, Questo piccolo grande amore.
Lloré suficientes lágrimas como para ver mi reflejo en ellas y luego estaba claro. No puedo negarlo, realmente lo extraño, pensar que yo estaba equivocada, supongo que no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes, el dolor es solo una consecuencia del amor, estoy diciendo que lo siento por el bien de nosotros. Él no era mi todo hasta que  no fuimos nada y me está tomando mucho decirlo, pero ahora que él se ha ido, a mi corazón le falta algo, así que es hora de empujar mi orgullo lejos porque tú eres mi todo.

Salmos 104:34-35 Reina-Valera 1960

“Dulce será mi meditación en él;
Yo me regocijaré en Jehová.

Sean consumidos de la tierra los pecadores,
Y los impíos dejen de ser.
Bendice, alma mía, a Jehová.
Aleluya.”

Questa vita non me ne ha mai mandata una giusta, ma giuro che tu sei ciò che ho sempre aspettato fino ad ora. Questa vita non mi ha mai dato nulla di buono prima perchè tutto d'un colpo mi ha dato la più grande felicità che potesse esistere. Quanta fortuna ho ad avere te, ancora non riesco a crederci
—  moriresilenziosamente

“L’aria si rarefà e tutto si rivela nella sua forma migliore.
Per una volta spettatore e narratore allo stesso momento, guardo scorrere i visi dei protagonisti che hanno reso questi ultimi anni i più belli in assoluto.
E quindi mi metto a pensare: innanzitutto penso alle storie più felici che ho avuto, e allora ringrazio chi mi ha dato sostegno vero, chi c’è stato davvero e ha saputo sentirsi centrale pur essendo altrove.
E’ grazie a voi se oggi ai miei occhi non possono esistere cospiratori, millantatori, sostenitori del pregiudizio, né usurpatori, maleducati, impertinenti, violenti, invadenti, rabbiosi.
Grazie! Ci siete voi, e chi lo sa saprà riconoscersi.
Ancora penso, e penso a chi non parla mai di sé come di “necessario” e vive eventualmente a proprio discapito pur di donare agli altri. A chi ha saputo creare un rifugio per me, un rifugio fatto di buoni propositi e idee stupefacenti.
Grazie! Ci siete voi, e chi lo sa saprà riconoscersi.
Vado avanti a pensare a chi mi ha prestato luce per curare il mio di cuore, quando stava parcheggiato al buio senza nemmeno poter riconoscere le crepe che lo venavano.
Grazie! Ci sei tu, e sai bene chi sei.
E penso, penso a chi si sente piccolo, a chi prova rabbia e crede di essere una nullità, a chi ha cercato conforto nella mia vicinanza, nella mia lontananza.
Grazie a chi si è sentito anche solo per un attimo “uno vero”, sedendosi di fronte a me come osservandosi allo specchio.
Ci siete voi, e saprete riconoscervi.
Infine penso, penso a chi ha semplicemente un’anima bellissima, stupenda, di quelle che sono pura luce, di quelle che solo incontrarle ti rende felice, felice veramente. E siete in tanti, davvero.
In amore vince chi fugge… Io no!
Vi amo.”

- Tiziano Ferro, Lo Stadio Tour 2015

Te perdí. Te perdí como se pierden los grandes amores. Por causa del destino. Por cosas que escapan de la razón y de las manos, que no puedes cambiarlas, ni siquiera modificarlas, te perdí, y tal vez me gane a mi misma…
—  La sinfonía del alma.