los colmillos

Aquí hace mucha soledad y frío. Las cicatrices bailan al ritmo de las despedidas. Y yo sigo sonriendo como si el mundo no se me viniese encima con toda la furia después de haber dejado los colmillos por lo que quiero.
 
Discúlpame si desconfío, pero una vez confíe y me hicieron daño. Me destrozaron la más bonito que tenía: las ganas de reír. Y después de eso, ya nada. Porque hay cosas que te hacen perder la noción del tiempo, sin embargo, también hay otras que te hacen querer romper todos los putos relojes. Ojalá el tiempo sólo transcurriese mientras eres feliz, porque cuando estás triste las horas son imposibles.
 
El tiempo jamás me curó, fui yo quien cogió las fuerzas suficientes para decirme a mí mismo joder, Benjamín, cósete la heridas. Lo que yo quería deciros es que qué sabrá la gente de las puntadas que nos damos mientras no dejamos de sonreírle a la vida. Cuesta creer que, poco a poco, nos vamos convirtiendo en un álbum lleno de sonrisas y grietas que más adelante enseñaremos a quienes quieran conocer la historia de nuestro desastre. El por qué somos así.
 
Discúlpame si soy frío, pero una vez fui fuego y quemé a cuantos estuvieron ahí. Fui una llama que las circunstancias convirtieron en un infierno personificado. Y las personas en quienes creía y a quienes amaba, se fueron alejando, porque a nadie le gusta quemarse. A nadie le gusta que el fuego le abrace hasta convertirlo en cenizas. A nadie le gusta que el viento se lo lleve luego de haber sido alguien.
 
Discúlpame si soy hiriente, pero una vez fui yo la herida y otro el cuchillo. Me clavaron de la forma más vil y cruel que existe donde había puesto mi confianza. Se aprovecharon de que era una persona que jamás decía no, que siempre sonreía a pesar de estar tapándose los agujeros por donde se desangraba.
 
Discúlpame, pero esta habitación ha sido testigo de las veces que confié y me fallaron; de las veces que me fallé a mí mismo; de las veces que pensé que acertaría, pero en realidad el pasado terminó disparándose hacia mí; de las veces que le sonreí a quien me había quitado una razón para hacerlo.
 
Este es el desastre del que todos hablan,
el imposible de alcanzar que le gritan a alguien que está a punto de lograrlo,
la venda en los ojos, porque el amor es ciego,
las circunstancias que te empujan al vacío,
la vista de aquel atardecer que te vio romperte,
la vereda que te llevó al refugio,
la razón o el motivo de por qué sigues aquí.
—  Benjamín Griss

YOOOOOOOOOOO DETENGAN LA PRODUCCION ( ͡° ͜ʖ ͡°)

Este, esteeee AU, me acaba de llegar al alma, al kokoro, a los calzones, a todo!.Porfavor sigan a la señorita @thetubescream que su AU es realmente precioso y obviamente tenia que hacerle fanart (mi fetiche con los colmillos noo;;). Also me gustaria agregar el granito de arena al AU:

Pues seria lindo mantener esa personalidad media weona del Jaime aun siendo el monarca del infierno, que a veces le diera por tomar sus ratos libres y utilizarlos para jugar alguna wea como RocketLeague(?; claro, obligando a un sirviente al azar (Naiko) para que jugara con el. Igual esta obligado a dejar ganar al Jaime o sino los mata a todos c:

EL BONUS ABAJITO:

Keep reading

Quería hacer esto desde hace tiempo, pero hasta ahora pude jojo. Estos son mis fics favoritos de Sterek, los recomiendo porque son muy buenos y espero que los disfruten tanto como yo.

What If I Never Break? by tuai 5k

Sí, es un asunto territorial. (O cómo Derek saca los colmillos en casa de Stiles)  

How Brittle The Bones by tuai 8k

Cinco veces que Stiles no entendió su lugar en la manada, y la vez que por fin lo hizo.

I keep walking on broken glass for you byraintofall 13k

Todo empieza con su padre entrando en casa, cansado como siempre, cogiendo una cerveza del frigorífico mientras Stiles termina de cocer la pasta, cuando suelta la pregunta del millón.

Os reís porque sois jóvenes by manisseta 8k

Este fic va un poquísimo sobre interiorismo, un algo sobre sensibilidad paisajística y un mucho sobre maneras de ofender a tu novio sin darte cuenta.

Losing the meaning of reality by Silvicj 53k

Stiles pensaba que a pesar de su edad ya lo había visto todo. Que tras lo sucedido durante los últimos meses en Beacon Hills con los hombres lobo y ese maldito lagarto de ojos amarillos, ya nada podría sorprenderle. Que nada podía hacerle pensar en la palabra locura. No sabía cuanto se equivocaba…

Keep reading

Shuu: Hmmm… -Mordió su labio inferior al sentir que los colmillos de la chica le trapazaban la piel y soltó un ligero ruido, que indicaba que le gustaba la sensación. Su mano fue a la nuca de la chica, empujandola contra sí, incitandola a seguir.-

Reiji: -Se sobresaltó en un principio, pero en cuanto ella comenzó a drenar su sangre, el pelinegro soltó un suspiro de puro gusto. La apegó a su cuerpo con un brazo rodeandole la cintura, dejando que bebiera, solo por un rato.-

Ayato: ¡A-agh, Chichinashi-iiih! -Jadeó de puro gusto, dejandose caer de espalda en el sofá cercano y montándola encima, disfrutando de los colmillos dentro de su piel. Cerró sus gatunos ojos verdes con fuerza, a lo que sentía que sus mejillas comenzaban a calentarse.-

Kanato: -El pelimorado hizo algo que en otra situación no hubiese hecho ni por equivocación: soltó a Teddy y este cayó al suelo, a lo que Kanato se mordía el labio inferior con fuerza por tener a la chica bebiendo de su hombro. Sus manos fueron a la espalda de esta, apretándola sin piedad, seguramente dejando marcas rojas.-

Raito: ¡Hmmmmm~, Biiiitch-chaaaan, aaah~! -Al ser un descarado, el vampiro de la fedora se dio la libertad de entre abrir los labios para jadear, y de vez en cuando soltar un gemido. La situación para el no era tan solo placentera, sino que comenzaba a excitarse con rapidez porque ella estaba bebiendo su sangre.- ¡Aaaah~, b-bebe más…. má-aaas!

Subaru: T-tch…. -Jadeó con fuerza y gruñó entre dientes.- O-oi, ¿q-qué estás haciendo-oooh? -El placer que sentía por la mordida de la chica era infinito, y a pesar de que el albino luchaba con fuerza por contenerse y no demostrar lo bien que se sentía, pero al ser inevitable, de vez en cuando uno que otro jadeo se le escapaba de los labios.-

Ruki: -Su espalda golpeó contra la pared apenas la chica se le abalanzó encima para morderlo y en seguida, una sensación de éxtasis le recorrió todo el largo de la columna vertebral, pero Ruki no se iba a dejar tan fácilmente. Se giró con brusquedad hasta dejarla a ella contra la pared y estiró su cuello para dejarle camino libre a la chica.- Nnnngh… Bien, Kachiku…. b-bebe…

Kou: ¡Aaaah! -Gimió, sin pudor a pesar de que se encontraban en los camerinos del sitio donde esa noche Kou se estaría presentando. La tomó por las caderas y la hizo sentar en su tocador, descubriéndose el mismo el hombro para que bebiera mejor.- Hmm…. E-espero que sepas, M-Neko-chan, que luego me t-tocará a m-mí beber…

Yuma: -El castaño se recargó a la pared más cercana, empuñando su mano con mucha fuerza. El placer de la mordida de una vampiresa era algo inigualable, que ocasionaba que su respiración se agitara gradualmente hasta que ésta se convertía en jadeos.- T-tch, m-maldición, M-mesubuta-aaah.

Azusa: ¡Ooooh! -El dolor inicial de la mordida le arrancó un fuerte gemido de los labios al menor Mukami, e hizo que se agitara al instante, disfrutando plenamente.- Hmmm…. Eve…. desgárrame con tus colmillos… a-ah…. más…. b-bebe más de mí, Eve…. -Disfrutaba de la sensación de los colmillos afilados de la chica en su piel, y cada que esta apretaba la mordida, el pelinegro simplemente se ponía a temblar.-