lodo's

youtube.com
Nerde Gidenlerimiz/Lodos (feat. Selçuk Balcı) [Orijinal Dizi Müzikleri © 2016 Kalan Müzik ]
Söz&Beste: Ayla Çelik Dizi Müziği: Levent Güneş, Ayşe Önder, Kemal Sahir Gürel Eşkıya Dünyaya Hükümdar Olmaz Orijinal Dizi Müzikleri © 2016 Kalan Müzik iTune...
Lodos üstüne lodosda fırtınanın öncesi
Suspus olmuş martılarda bu neyin habercisi
Bir türkü takıldi da bitmedi geberesi

Ne yelkenumuz kaldi, ne dümenumuz
Kalanlarumuz tamamda nerde gidenlerumuz?

Dalga dalga aşılmazsa aşılmaz Karadeniz
Deniz kokar kız kokarda yakar sevdalariumuz
Analari ağlarda bilmez uşaklarumuz

Ne yelkenumuz kaldi, ne dümenumuz
Kalanlarumuz tamamda nerde gidenlerumuz?

Me da repulsión como todo el mundo se siente en derecho de cuestionar el trabajo docente, acusando a “trabajan cuatro horas, tienen tres meses de vacaciones” siendo ésta una mentira más grande que la existencia de Papá Noel, Los reyes magos, y demás. 
Un docente que trabaja cuatro horas, no llega ni a mitad de mes con el salario que cobran. Por ende, la mayoría de los docentes toman más de un cargo. 
Tanto los que trabajan en un cargo, en dos, o en tres, se llevan el trabajo a su casa. Mínimamente la planificación, lleva horas hacerla para que después la aprueben o no. 
Esto lo hablo por experiencia propia, ver a mi mamá yéndose a trabajar sin haber dormido durante toda la noche por la cantidad de trabajo que tenía. La misma que terminaba de trabajar un 31 de Diciembre para volver el 1 de Febrero. 
Todos los docentes se llevan el trabajo a casa, no queda solo en el jardín/escuela/etc. Y sumando al trabajo formal existe toda la parte pedagógica que es de suma importancia.
Hay chicos que en sus casas no comen, no ven a sus padres, nadie les habla. ahí entra el trabajo de un maestro como base de todo apoyo y contención que pueda necesitar esa persona, quién se está educando y formando para el futuro. 
En un programa de televisión estaban hablando dos maestras y los periodistas les hicieron decir con exactitud el monto de su sueldo. El mismo programa que lodos los días tiene a políticos, hablando y hablando sobre lo que harán y nunca sobre lo que hicieron,  a los cuales jamás les cuestionarían sus sueldos.
Quisiera ver a senadores, ministros, o lo que fuera, viviendo con un sueldo docente. 
Un hombre de política, no recuerdo su cargo, dijo “los sueldos están dados según el grado de responsabilidad del cargo”  sentí como se me revolvía el estómago. ¿No es enorme la responsabilidad de la educación? Si no entendemos eso, no entendemos nada. 
Una nación no puede existir como tal sin educación.

anonymous asked:

kız blog yazarmısın

@rollergoster @aepsis @rottensoulx @vuruncaherseycalisir @dreamofyouu @ruhumkardashian @ruhsuzbakire @cokuykumvarya @cobanyiildiizii @cannotcalmdown @cattiesblog @cokarisigim @bileklikdelisi @nannilover @kasvetlibulutlar @kadinvekedi @kedivesigara @milkainegim @m0rello-cherry @mahvoldum @marsguzeli @niktofili @terbiyesizotcu @tekdisikalmismonster @unlitparty @orgasmgoddess @piercing-lover @paleolamayankiz @ezgithegreat @stayclassy-nottrashy @sikimsonikinsanlarr @sonkadehvotka @illegalpapatya  @sonsuzlugaseninle @icimdekipapatyalar @hicmiyiz @haviye @hazretilayda @angelofmoney @halaycibasi @kiymaliruj @goddesofblackk @eylulmao @temmuzkokusuu @fermanyak @feellikeblues @balkavanozum @bakirerahibebakirrahip @pillibebeginpili @katilbulutlar @yazisevenkiz @patrickinmemesi @direkdansi @sessiz-sahil @egeli-lodos @anastasiasteelee @luckjurry @lanaismyslut @legolasintakendisi @l0sthearts @llaviniiaa @seksevaptir @sekssizkedi @gizemiolangizem @hayallericinedusmus @aykizuyan @varolangalaksii @herkesaynihayatta @tygaismababe @pckedwag @begumisgod @iwillsaysomething @serrademirr @schelmischekatze @daddysexylittlegirl @daddysgirll @daddysbarbygirl @herkafadanses @ssoullfly @yarenimsii @reallymoonstar @kittenflavour @kokunhuzur @tanridaseksisever @pocahontasinevtopuzu @ultralonely @illegaldunya @yerdekigalaksi @yes-sale-el-sol @yecebe @rakindakibalik @darlingfuckinggood @kokusuhuzurr @ahududuluvodka @ahududulugokyuzume @whysoalonemia @sigarauzatoc

Caerse…
Del miedo, la risa incontrolable, las puertas entreabiertas, las piernas vacías, las conversaciones simples, los milagros que nunca presenciarás, las calles llenas de lodo y cólera, las X de todos los mapas, el intento fallido de nosotros, la certeza de ser yo y de ser tú.

Morirse…
Entre las páginas que lloras, los abrazos que esperas después de varios kilómetros y gritos de distancia, en el vacío que le queda al tiempo cuando no hay nadie, cuando tocas la puerta y solo es tu pasado deseando una taza de café con melancolía.

Caminar… Hacia los labios resecos, la mirada profunda de miedo y vértigo que produce la incertidumbre, contarle las pecas de su cuerpo, las veces que pecaste viendo su espalda a contraluz con deseo, pisar con sutileza los pocos espacios pavimentados de su corazón, que se pierdan los dedos en su pelo, más nunca las ganas de entrelazar las piernas a media noche.

Intentar…
Carcomer la duda, la cotidianidad de cruzar semáforos con besos en la frente y zancadas, admirar el fracaso de los para siempre que nunca se dan, disfrutar ese instante de soledad y angustia del día siguiente sin sus buenos días, ver al humano de enfrente, radiante, cansado, con ojeras de toda una vida por esperarte en estaciones y trenes que no daban con vos, hallarlo seco, pálido, sin ganas de nada; pero sus brazos piden amor, del que cura cicatrices, o incluso devuelve la vida después de creerla perdida.

—  Café para la Luna, Daniela Arboleda.
Ho scritto una lettera d’amore una volta
ti pensavo così forte che poi
mi è salita la pressione,
sono così vulnerabile
e i tuoi occhi mi trapassano.
—  Lo stato sociale

je-veronique  asked:

Tendrás algún poema para no extrañar a alguien ?

Una vez lei éste de Julia Prilutzky (:

Este miedo de ti, de mí… de todo, 
miedo de lo sabido y lo entrevisto, 
temor a lo esperado y lo imprevisto, 
congoja ante la nube y ante el lodo.
Déjate estar. No luches: está escrito. 
Desde lejos nos llega, como un grito 
o como un lerdo vértigo rugiente.
Me darás lo más dulce y más amargo: 
una breve alegría, un llanto largo… 
sé que voy al dolor. Inútilmente.

Tengo diecinueve años y vengo escribiendo desde los quince. De mi infancia borrosa, teñida de violeta, lo único que conservo son paisajes desolados en la distancia que veían a través de las ventanas de aquella casa donde cada amanecer olía a tierra mojada. Cuando tenía ocho años los días mantenían el color y dolor de los raspones y las caídas que me provocaba el jugar fútbol en aquel parque frente a la casa de mi abuelo. Aparte de aquella actividad, el tiempo que tenía libre lo confinaba a afilar el arte plástico que llevaba conmigo desde la cuna: el dibujo. Me veía de mayor mereciendo apelativos como «el mejor dibujante del país/del mundo». Mi mente por entonces era tan despierta que era capaz de encontrar figuras donde otros sólo veían trazos y texturas. Pronto descubrí que también me gustaba cocinar y, para cuando cumplí los diez años, ya le había dedicado buena parte de mi tiempo.

A los doce los cambios en mi vida vinieron como torrentes y pronto desaprendí a sonreír como antes. Los cielos se volvieron de color ceniza, en una perpetua amenaza de lluvia que nunca llegaba a realizarse. En esos días supe que por el resto de mi vida me gustaría volver a mi pasado menos a tener doce años. Cuando cumplí los trece me enamoré como sólo puede enamorarse alguien del mar cuando lo ve por primera vez. Se llamaba Estefani y, aunque el cielo seguía gris, se convirtió en mi primera musa, sin yo dedicarme a la escritura aún. Tuve unas pocas secuelas después de ella, cicatrices que al mirarlas casi puedo decir que no recuerdo cómo me las hice. Ya para los quince años sufrí una de las peores crisis de mi vida: no encontraba inspiración para dibujar y pasaba largos minutos del día preguntándome si realmente era lo que quería hacer. Cada vez que lo intentaba mis manos repasaban las líneas de las que hasta yo estaba cansado. Debía haber algo más, pensaba. Algo más. Fue entonces que di con Tumblr y aunque no tenía una idea total de lo que iba a hacer, opté por arriesgarme y disfrutar la aventura, a ver qué pasaba.

Con el transcurrir de los días me sorprendí a mí mismo leyendo más de lo habitual y disfrutando de aquellas caricias invisibles que sólo un buen texto es capaz de conceder. Era raro porque, aparte de que nunca fui amante de la lectura, aquello siempre me pareció una pérdida de tiempo. Después, cuando me abandonaba a dibujar cosas incomprensibles y triviales, daba vuelta a la página y me encontraba con una cara en blanco. Poco a poco, mis manos procedían a trazar palabras en lugar de figuras. Las rimas fluían con esa facilidad propia del principiante y, para cuando quise detenerme, ya era tarde. Aquellos primeros poemas los mantengo conmigo en el cuaderno donde los escribí y no pienso publicarlos jamás.

En agosto de aquel mismo año, supe que quería dedicarme a escribir. Si el cielo serguía gris, yo le iba a poner color. Si la lluvia nunca llegaba, yo iba a desatar mi propia tormenta. Si alguien quería a venir a joderme, le iba a abrir las puertas y a pintar las paredes con mi propia sangre cuando se fuera. Iba a dejarme herir sólo para que mis heridas fueran las de alguien más. A la vista de aquel panorama, supe que iba a dedicar buena parte de mis desvelos a amar a quienes no iban a corresponderme sólo por el hecho de disfrutar de revolcarme en mi propio lodo. Porque sabía que mi historia algún día sería la de alguien distinto, y que mis experiencias podían almacenarse en la conciencia de cualquiera que supiese ver y sentir más allá de lo que está acostumbrado hasta convertir mis recuerdos en los suyos y mis cicatrices en su piel, aunque nunca me hubiese conocido. Sin que nadie me lo dijera, comprendí que aquélla iba a ser la base de mi eternidad en la escritura y que cada vez que alguien se aventurara a navegar entre mis palabras, el espíritu que las alimentaba iba a ser más grande y fuerte. Y que yo, aunque mi nombre algún día llegase a resbalar de la memoria de mis más fieles lectores, podría vivir para siempre.

Hoy, con diecinueve años y un montón de sueños todavía intactos después de tantos derrumbes, ya no tengo muchas ganas ni esperanzas de cambiar de rumbo. Me he enamorado de la manera que juré no hacerlo nunca y todavía lucho por olvidar por completo a la última chica que me atreví a querer como si nunca nadie me hubiese lastimado antes. He decepcionado y enorgullecido a propios y extraños. He abierto brechas entre lo que he sido, lo que soy y lo que llegaré a ser. He leído novelas que me han envenenado el alma de admiración y envidia. He escrito los libros que, antes de convertirme en escritor, jamás hubiera pensado en leer. Y aunque desde los doce años nunca he dejado de sentirme solo, sé que todavía hay algo más dentro de este mundo y que me está esperando, paciente. Todas las sorpresas de mi vida han llegado de esa forma. He nacido para escribir y para contar historias más que para vivirlas. Y no pienso escapar a ninguna parte, ni moverme si no es para escalar un peldaño más arriba, para algún día llegar a aquella cima invisible bajo este cielo de plomo, donde la lluvia no llega pero donde no deja de haber tormentas.
—  Heber Snc Nur
TO BE OR NOT TO BE

(SHAKESPEARE)

Ser ou não ser, eis a questão. Acaso
É mais nobre a cerviz curvar aos golpes
Da ultrajosa fortuna, ou já lutando
Extenso mar vencer de acerbos males?
Morrer, dormir, não mais. E um sono apenas,
Que as angústias extingue e à carne a herança
Da nossa dor eternamente acaba,
Sim, cabe ao homem suspirar por ele.
Morrer, dormir. Dormir? Sonhar, quem sabe!
Ai, eis a dúvida. Ao perpétuo sono,
Quando o lodo mortal despido houvermos,
Que sonhos hão de vir? Pesá-lo cumpre.
Essa a razão que os lutuosos dias
Alonga do infortúnio. Quem do tempo
Sofrer quisera ultrajes e castigos,
Injúrias da opressão, baldões do orgulho,
Do mal prezado amor choradas mágoas,
Das leis a inércia, dos mandões a afronta,
E o vão desdém que de rasteiras almas
O paciente mérito recebe,
Quem, se na ponta da despida lâmina
Lhe acenara o descanso? Quem ao peso
De uma vida de enfados e misérias
Quereria gemer, se não sentira
Terror de alguma não sabida cousa
Que aguarda o homem para lá da morte,
Esse eterno país misterioso
Donde um viajor sequer há regressado?
Este só pensamento enleia o homem;
Este nos leva a suportar as dores
Já sabidas de nós, em vez de abrirmos
Caminho aos males que o futuro esconde,
E a todos acovarda a consciência.
Assim da reflexão à luz mortiça
A viva cor da decisão desmaia;
E o firme, essencial cometimento,
Que esta idéia abalou, desvia o curso,
Perde-se, até de ação perder o nome.

Machado de Assis

Girando en espirales dorados con chispas de plata floté, navegando con brea dulce y besos dibujados de éxtasis. Era tu hermosa presencia que estaba rodeándome la mente, día y noche. Fui tan feliz a tu lado, pero como todo termina por doler, me hiciste mal, me hundiste en lodo ardiente, rojo incandescente, destrozaste mis pensamientos y me dejaste con la pésima realidad de la soledad. Las ganas de vivir se fueron por la borda y la muerte me forzó a gustarle, ahora estoy muerto en vida, vagando por las calles, buscándome un hogar que ya no existe, te impregnaste en mi sangre, te llevaste poco a poco mi vida.
— Ericarmen RH

Soy una persona realmente imperfecta,como tú y como el,más de una vez he discutido creyendo tener la razón cuando en realidad no la tenía, ¿a quien no le ha sucedido?
También más de una vez he llorado por personas que no me querían en su vida,estaba ciega talvez,creía que darían por mi lo que yo di o daría por ellos,pero claramente no es así y lo aprendí a golpes.
Más de una vez he dicho “está bien” “estoy bien” o “quiero estar sola” cuando en realidad lo único que necesitaba era un fuerte abrazo con sabor a “pronto todo estará bien,me quedaré contigo”
Más de una vez me caí y apoye mis manos en el lodo.
Varias veces lloré frente a un espejo porque no me gustaba lo que veía en mi. Muchas veces no me atreví a arriesgarme por miedo a perder.
También he dicho “te amo” sin sentirlo,que cruel ¿no? Pero seguro que tu también has dicho cosas que nunca sentiste realmente.
Y la verdad es que podría seguir hablando sobre mi torpeza,mis malas actitudes,y muchas cosas más. Pero solo quería hacer saber o entender que aquí todos nos equivocamos,que aquí todos hemos sido verdaderamente idiotas,aquí todos hemos cometido fallos,todos hemos caído,todos hemos hecho cosas malas,todos hemos roto un corazón,todos hemos hecho daño a los demás y a nosotros mismos también, yo he hecho tantas cosas estúpidas en mi vida,y la verdad hoy en dia no me arrepiento de nada. Tu no eres una mala persona por haber tropezado con la misma piedra más de una vez,no eres una mala persona por haber lastimado a alguien,no eres una mala persona por haber pensado primero en ti en muchas ocasiones. Porque tu y yo vinimos al mundo para aprender,para equivocarnos,una y otra vez. Vive joder, equivocate que vida sólo hay una y en tus últimos días lamentarás no haber hecho alguna tontería que justo ahora no te animas. No importa cuanta edad tengas ¡vive! arriésgate,disfruta,llora,perdona,sonríe,se feliz porque lo único que no recuperarás jamás es el tiempo,tu vida va pasando por tus ojos justo ahora. Disfruta,siempre disfruta.

Gök, güneş açıp bahar getirdi, sevdiniz. Sokaklara taştınız. Güldünüz. Eğlendiniz. Aşık oldunuz. Seviştiniz.
Sonra bardaktan boşalırcasına yağmur başladı. Gök, gürledi. Avazı çıktığı kadar bağırdı. Lodos çıkardı tepenizde. Evlerinize saklandınız. Somurttunuz. Küfrettiniz. Göğün hep gülmesini bekleyince, onu ağlarken gördüğünüz için öfkelendiniz. Sarılmaya ihtiyacı vardır belki demediniz. Sakinleştirmek için sırtını sıvazlamak gerektiğini anlamadınız. Sadece lanet okudu dilleriniz. Sevgi göstermeden, sevgi emrettiniz.
Siz hep işinize nasıl gelirse öyle hareket ettiniz. Her şeyiniz sahte sizin. Her şeyiniz.

Yo amé, con perdón.

Amé por encima de todas las cosas, que es,
permítanme que les diga,
de la única forma en que se puede amar.

Yo viví
en un cálido regazo del amor,
protegido bajo su techo,
comiendo de su misma mano,
aprendiendo el fuego hasta verlo arder,
hasta quemarnos.
Compartí su sudor
y ascendí en su alegría de peldaño en peldaño.
Es decir: de dos en dos.

¿Sabéis qué?
Yo tampoco creía en la magia hasta que la vi.
A ella.
Irradiándola, desprendiéndola,
descontrolando el tiempo
y cargándose con un gesto cualquier rutina impuesta,
criando una primavera en cada estación.

Solo querría decirles eso.
Decirles: yo tuve un reino y lo llamé hogar.
Y fue tan inmenso como el más pequeño de los detalles.
Una puta barbaridad.
Así debía de ser mi cuento.

Sin embargo, escribo desde el dolor aquel
en que solíamos gritar que todo acaba mal
porque si no, no acabaría.

Así fue
que todo se llenó de distancia
y de sangre,
todo se ensució de grietas y pudriéndo-
se pasó como una enfermedad
por delante nuestro,
un olvido por encima de nosotros
paseándose
jodiéndonos,
diciéndonos adiós,
a dios reclamadle.

Estas son mis ruinas y esta es mi voz.
Un paseo con vistas a los escombros.
Si veis al amor por ahí, solo decidle que lo siento.
Que el frío se ha hecho ciudad
y yo, solo, he aprendido a quemarme.
Que la poesía pague los destrozos
y su recuerdo sea mi única migaja de calor.
Esta es la historia de un derrumbamiento.
El infierno hecho paisaje.
Mi baile nupcial sobre el lodo.
Un invierno sin sol.
—  Escandar Algeet
Te juro que puedes,
que has llegado hasta aquí y por tu propia cuenta.
Que las adversidades, a veces son meros obstáculos que la vida nos pone para saber de qué estamos hechos.
De realidad,
o fantasía.
Que hay días que lo único que necesitamos es explotar y renacer.
Te juro que si lo intentas,
vences.
Estás hecho de sueños,
alegrías,
tropiezos,
lágrimas,
esfuerzo,
y mucho amor.
Puedes hacer esto y más.
No te rindas ahora.
Te juro que puedes.
Que eres una persona que brilla e ilumina la vida de otras personas,
que pone estrellas en el cielo para crecer,
que no necesita la ayuda de nadie para salir del lodo,
que se crea su propia historia para ser el héroe del cuento,
que lo puedes todo.
Te juro que lo logras,
que tienes todo en tus manos para crear tu propio mundo,
escalar montañas,
y pelear con dragones.
Te juro que puedes,
que no hay nada en el universo que pare toda esa poesía que traes por sonrisa,
eres un huracán que arrasa con cada piedra que se interpone en el camino a la gloria.
Te prometo que sí.
Que eres capaz.
De todo.
Que tu segundo nombre es y será:
Victoria.
—  Paulina Mora