lo-que-el-viento-se-llevo

Los amores de mi vida.
Si me preguntan por mis libros favoritos, hasta el momento; puedo decir que son estos:

Las amistades peligrosas: Una historia perversa llena de malas intenciones; pero con un personaje tan interesante que fomenta el amor propio y la construcción de un ego indestructible. Un libro que despertó en mí las inmensas ganas de escribir cartas a mano y enviarlas por correo. Un libro para seductores y amantes de las bajas pasiones. 

Rayuela: Nunca es tarde para creer en el destino, en la poesía y en los amantes pasajeros. La ignorancia es nuestra enemiga y hay que saber seducirla para vencerla. La maga es la prueba de que se tiene que ser humilde para reconocer la ignorancia, pero valiente para dejarla a un lado. Las coincidencias existen y el Capitulo 7 es el mejor poema de amor que se ha escrito en español. 

Lo que el viento se llevó: Muchas veces nos aferramos a alguien ciegamente que no nos damos cuenta que estamos dejando ir lo mejor que puede sucedernos. La soberbia no es pecado cuando se usa como sacrificio. La maldad no es otra cosa más que un mecanismo de defensa para salvar lo poco que te queda de todo lo que un día tuviste, las circunstancias nos obligan a actuar de maneras impensables, pero siempre tienes que tener los pies sobre la tierra para no perder lo más valioso, uno mismo. 

La insoportable levedad del ser: ¿Cómo se manifiesta el amor? Este libro lo explica todo, el ser humano y la necesidad por despertarse junto al amor de su vida, ser fuerte al vencer los celos y más fuerte para marcharse cuando ya no quieres ser el débil de la relación. El cuerpo se cansa de flotar a causa de las ilusiones, la levedad es la causa de nuestra vulnerabilidad. 

Desayuno con Diamantes: Dicen que nadie le pertenece a nadie, quizás sea cierto o no; pero lo que es una verdad universalmente reconocida es que cuando no se es feliz uno debe buscar los medios para lograr sus objetivos, debe arrancarse el pasado para vivir sin remordimientos, en eso consiste la felicidad. 

Querido Diego, te abraza Quiela: Cuando se termina el amor, la resignación es la última en aparecer. Decir adiós es necesario cuando uno deja de ser uno mismo para convertirse en la sombra de alguien que ya no quiere saber más de ti. Es doloroso, pero indispensable alejarse de quien ya no te ama.

Me ha costado tanto robarme tu corazón
Que no pienso devolverlo en un buen rato.
Antes de irte ponlo en hielo dentro de cualquier cajón, que si se pudre ya no podre perdonarlo. Nos hizo falta tiempo pero no sobro el sudor, aquel que yo escurrí de tus mentiras, Como esa de que te ibas a quedar toda la vida O la otra de que no habría despedidas.

Y no voy a quedarme con los brazos cruzados, Pero el tiempo no te quiere dejar ver el pasado.

Mira que no puedo mas, que mi vida es tuya y no cabe duda, no voy a olvidar, Mira que no puedo mas, ya no estoy fingiendo Y aunque sea mentira di que no te vas. Di que no te vas.

Lo que me dejaste y lo que el viento se llevo
Me duele y ya no se como ignorarlo, Por favor dime lo que haz hecho con mi pobre corazón, A ver si poco a poco puedo repararlo.

Y no voy a quedarme con los brazos cruzados, Pero el tiempo no te quiere dejar ver el pasado.

Mira que no puedo mas, que mi vida es tuya y no cabe duda, no voy a olvidar.
Mira que no puedo mas, ya no estoy fingiendo y aunque sea mentira di que no te vas, Di que no te vas

Oh oh oh, oh oh oh, oh oh oh
Oh oh oh, oh oh oh, oh oh oh

Y no voy a aceptar que ya no quieras quedarte, Pero el tiempo no podrá enseñarme como olvidarte.

Mira que no puedo mas, que mi vida es tuya y no cabe duda, no voy a olvidar. Mira que no puedo mas, ya no estoy fingiendo y 
Aunque sea mentira di que no te vas,
Di que no te vas.

//Oh oh oh, oh oh oh, oh oh oh
Oh oh oh, oh oh oh, oh oh oh
Di que no te vas. Di que no te vas//