lo&chlo

Hey y'all. My boyfriend and I are moving to LA by September 1 and we haven’t found an apartment and we’ve been searching since July. The roommates we met and set up to get an apartment with flaked out on us last minute when we already filled out an application.

So if anyone has a spare room they’re willing to rent out to a couple, please message me since we’d like to move in as soon as possible.

We’re open to any place at this point. Downtown LA, koreatown, westlake, west hollywood, east LA, south LA, long beach, etc.

Please share or message me if you or someone you know has a room for rent and can meet up soon or discuss details. We’re in a time crunch and it’s really stressful since we don’t have a strong support system or family to stay with.

Thanks again.

8

Director Michael Bay’s Modern Three-Story Los Angeles Villa

The architect Chad Oppenheim designed a stunning three-story house for the director Michael Bay in Los Angeles. Each storey of this hillside house is a separate module stacked one on top of the other on a different angle.

Desbloqueas tu celular, abres WhatsApp y miras tus mensajes. Después vas a tus contactos y hay miles de recuerdos, de amigos que hiciste recientemente, compañeros de la escuela, colegio y hasta gente la cual no sabes ni por qué tienes su número... Pero entre todos ellos hay uno especial, uno por el cual bajas rápido la lista y revisas su foto de perfil y su estado a diario. Esa persona que un día fue tan especial para ti y hoy es sólo un mar de recuerdos. Y al pensar en todo lo vivido, te entran las ganas de hablarle, saber cómo le ha ido, cómo está, saber que ha sido de su vida desde que se alejaron. Pero te limitas a ver su perfil cientos de veces en el día, ahogándote en las ganas de decirle: "te extraño" y no por orgullo, sino por miedo a que esa persona tú le des igual, que tal vez ya no le interesas y que los recuerdos que para ti son hermosos, a él le de igual. Y así siguen pasando los días, las semanas, meses y te quedas con el sentimiento de extrañarlo, por el simple miedo de hablarle y que para él  tú no hayas valido nada.