literatura

“Cuando alguien busca -dijo Siddhartha-, suele ocurrir fácilmente que sus ojos sólo ven la cosa que anda buscando; este alguien no puede encontrar nada, no deja entrar nada dentro de él, porque siempre está pensando en la cosa buscada, porque tiene un fin, porque está poseído por este fin.

Buscar significa tener un fin. Pero encontrar quiere decir ser libre, estar abierto a todo, no tener fin”.


HERMANN HESSE (SIDDHARTHA)

¿Saben cómo pueden darse cuenta que ese hombre está enamorado de verdad? Es sencillo; cuando los hombres nos enamoramos aprendemos algunos chistes tontos, tratamos de hablar de algún tema nuevo, nos ponemos hacer detalles como mensajes por las mañanas, poemas, dulces, alguna flor. Sólo para que se den cuenta que nos importan, de hecho nos sobra el ingenio para hacer cosas absurdas. Y es que cuando un hombre está enamorado no le da miedo hacer el ridículo, no le da miedo llegar y decirte que eres hermosa frente a todas tus amigas, no te anda preguntando a dónde quieres salir, a él se le ocurre invitarte un helado, un café, una hamburguesa, un paseo por la feria, una tarde en el museo, una cerveza en un bar, un concierto, un vino tinto con música suave en la sala o la azotea. Hay tantas cosas que hacer. El hombre fascinando por tu presencia quiere pasar contigo más tiempo. No importa si trae la cartera llena, algo bueno se le ocurre para vivir una nueva experiencia. A final de cuentas él quiere inventar más y más momentos. Pero sobre todas las cosas: cuando un hombre está enamorado de ti no sabe tratarte mal.
—  Pensar para quererse, Quetzal Noah
Creo que las cosas imposibles se pueden conseguir, que los besos con los ojos cerrados son los únicos que cuentan, que las heridas no siempre cierran, y que todo el mundo se enamora alguna vez. Creo que quien te quiere se queda, que tiene más cuenta buscar a alguien que limitarse a esperarle, y que si no luchas por esa persona luego no puedes ir llorando por los rincones. Creo que nos empeñamos en hacer las cosas más difíciles de lo que son. Creo que un mundo mejor es posible, y sobre todo creo en las personas que luchan para conseguirlo. Creo que después de llorar siempre hay quién te saca una sonrisa. Creo que hay que disfrutar del ahora. Creo en el destino, y creo que nosotros mismos lo elegimos.
—  Julio Cortázar