literatura

La desmemoria

Vendí mi alma por nada
por cinco euros y un tumor
por dos segundos de olvido y un helado de muerte
de los que se compran cuando los ojos no ven
y la garganta busca magma para limpiarse
de miasma
y de los trabajos y los días
de la mano que se esconde bajo el pantalón
hacia el inconsciente y sus vergüenzas
hacia esa fuente de la desmemoria
que es nuestra única Beatriz.

Vendí mi cuerpo por nada
por dos segundos de nada
por un espantapájaros plantado entre verso y necesidad
vestido de sepulcro inminente
de comienzo de huracán acechando entre las venas
de incisión en el tálamo por donde se me escapan las ganas de sol
por donde entran las sábanas del divino desconocimiento
y tus ojos inundados de saliva por caer.  

Vendi mi vida por nada
y de esa nada vivo hoy
no recuerdo ya tus ojos
ni el nombre de Beatriz.

Nakakapanibagong Pagbabago

Nakakapanibagong nagbago na ang lahat,
Hindi ko na madalas hanapin ang ikaw–
Na siyang paborito ko sa lahat.
Nakakapanibagong mahimbing na aking tulog,
Dahil hindi na ikaw ang binubulong.
Nakakapanibagong wala na gaanong lungkot,
Dahil tanggap ko na at hindi na akong umaasa
Magkaroon pa ng “tayo”.