Es raro, como pasan los meses, cómo la yerba me hace tan feliz, todo es más rico. Sufrir es más rico, pajearse es más rico, tomar es más rico, escribir torpe es más rico, el paisaje se vuelve más rico.

Es súper raro el tiempo, todos los días no estamos muriendo, todo los días tengo la piel más quemada, la ropa más oscura, más cochina, las ojeras más profundas, mis rasgos de guarén marcados con más definición , el vello se engrosa , el cabello se cae.

Había ordenado mucho mi pieza, estaba decorada,  limpiecita, ordenada, la ropa doblada, corría aire, respiraba alineado, y hace diciembre meses que ya no. Es que no la quiero compartir, no quiero que sea agradable, para nadie.

La decoro ahora con corontas de fruta podrida, con algunos chicles blancos sin sabor en la puerta del ropero, hay objetos que por nada del mundo toco, los respeto, como si fuera un amuleto, una reliquia, estoy llena de reliquias, tesoros, soy arqueóloga. 

Tengo unos 30 doll trolls, los culiaos se ríen de mí , de mi estupidez, de las desgracias, la mala cuea, reino en mala cuea, en decisiones mierdas, no sé por qué se burlan si todo es tan predecible, no es gracioso, weones.