libros del silencio

Te amo mucho.
Porque sí,
Porque quiero,
Porque lo siento en el pecho,
Por razones que seguro desconoces.
Te amo porque por ti le escribí a la felicidad y al dolor.
Te amo porque nunca nos hemos tenido
Y aun así, algo fuerte nos tiene unidos.
Te amo porque eres a quien menos besos le he dado y aun así, haz conseguido enamorarme.
Te amo porque como nadie me siento cuando de frente te tengo.
Te amo porque han pasado los años y me das felicidad cuando te pienso, y siempre espero verte de nuevo.
Te amo porque me reconfortas el alma.
Te amo porque mi ser te busca cuando quiere calma.
Te amo porque 5 minutos a tu lado, recostada en tus piernas, tu mano acariciando mi cabello, tu voz hablandome, y los dos mirando las estrellas del cielo me han bastado.
Es un momento muy preciado, que me encanta siempre siempre recordarlo.
Esperando con ansias… Muy pronto encontrarnos una vez más.
Te amo por pequeñeces, te amo por nada, te amo por todo y para siempre, sin pedirte permiso, y sin avisar…
Te amo te amo y te vuelvo a amar.
—  Amor del primer amor | Sa.
DESPEDIDA

Me iré de ti con el mismo ruido que hacen los corazones cuando se rompen y con el mismo estruendo con que el amor nace en los silencios. No habrá palabra que anude la carrera ni gesto que preserve los recuerdos. Y dolerá porque sigo mirando al frente y es difícil borrarte del futuro. Pesarás como pesa lo que pudimos ser y ya no fuimos. Y diremos un día que el tiempo fue el que tuvimos, que el amor fue el que desechamos y la esperanza esa que se quebró.

Siempre es fácil asumir los acontecimientos como un designio del destino, justificarlo en razones a futuro, donde ya es más sencillo desvanecer los fantasmas o simplemente abandonarlos en los rincones, donde hacen menos estorbo. Pero seguiré estando, yo que sí estuve. Estaré enredado en las promesas que dijiste y no pudiste sostener, en ese Te Amo con el que se atragantó el miedo, en cada una de las palabras que planté en tu boca para que defendieras mejor lo que siempre has sido. Seré todo lo que vas a ser, seré todo lo que pronuncies, seré cada beso que repartas y todos los sudores que se peguen a tu piel.

Este es mi primer intento de silencio. No me juzgues si luego, al caer, te llega el murmullo de algo que deja de ser. Saber decir adiós, también es amor.

Aquí otra prueba del libr “La música del silencio” (Patrick Rothfuss) que alimenta mis sospechas de que Auri es un fata. 

Y la cosa se refuerza cuando tiene ese medio ataque de pánico al oír al chotacabras golpear la tubería de HIERRO. En la puerta no quiere ni mirarla.

Sigo leyendo super entusiasmada porque es un libro tan bonito y mágico… ¡Una maravilla que os recomiendo desde ya!

Punto de lectura dibujado by @martamontell 

Si el universo se diera cuenta cuanto te amo se sintiera avergonzado de ser tan pequeño.
—  Editandomivida