leyenda-urbana

Sería más fácil creer en duendes,
san Nicolás,
el conejo de pascuas,
o cualquier mito o leyenda urbana,
sería más fácil creerlo todo,
a creer en ti y tus promesas falsas,
llenas de dolor disfrazado de amor.
Pulseras negras

[Según cuenta la leyenda en algunos hospitales de Estados Unidos utilizan unas pulseras de color negro para marcar la hora a la que falleció una persona y cual fue el motivo de su muerte.]

Thomas era un joven médico que trabajaba de interno en un frío hospital de Dakota del Norte. Su vocación y sus ganas de salvar vidas eran el único motivo por el que no caía rendido de cansancio en unas interminables guardias que podían prolongarse hasta 36 horas y que le dejaban exhausto.

Aquella noche había sido especialmente dura, el servicio de urgencias no tuvo ni un respiro y Thomas había tenido que encargarse por primera vez de una paciente sin el respaldo de otro doctor. Luchó por la vida de la chica, que no debía tener más de 22 años, durante más de dos horas, pero desde que llegó se había considerado un caso perdido y en el hospital decidieron priorizar a otros pacientes que tenían más posibilidades de sobrevivir. Los daños que había sufrido la joven en ese accidente de tráfico múltiple eran tan graves, que incluso si Thomas hubiese conseguido obrar un milagro y la chica hubiese sobrevivido, las secuelas hubiesen sido tan graves que probablemente habría quedado en estado vegetativo.

Los médicos más experimentados del hospital habían acudido en la ayuda de los otros accidentados y decidieron “bautizar” a Thomas con un caso imposible para que un primer “fracaso” le hiciera comprender lo dura que es su profesión y no empezara a creérselo demasiado. Además priorizando a otros de los heridos habían conseguido salvar la vida de tres personas, en lo que había sido el peor accidente de tráfico que habían registrado las carreteras de la región en meses.

Thomas era consciente de que la chica probablemente nunca tuvo posibilidades de sobrevivir, pero aún así se sentía destrozado por dentro y tuvo que tragar saliva para contenerse las ganas de llorar cuando le puso una pulsera negra a la fallecida. La pulsera negra era un protocolo de su hospital que servía para marcar a un difunto y señalar la hora y causas de su muerte. Normalmente eran las enfermeras quienes se encargaban de rellenar los datos y ponerle la pulsera antes de mandar a un cadáver a la morgue. Pero Thomas pensó que haciéndolo él, el recuerdo de su primer “fracaso” le serviría para aprender y avanzar en la que puede llegar a ser una de las profesiones más duras. Memorizó cada una de las facciones de la chica y la cubrió con una sábana para que uno de los celadores se la llevara en una camilla por un interminable pasillo que conducía al depósito de cadáveres.

Al finalizar su turno, Thomas parecía un zombi, su cara demacrada por el cansancio y el fuerte impacto emocional de perder a su primer paciente le habían dejado destrozado. No era la primera vez que alguien se moría en una mesa de operaciones frente a él, pero esta era la primera vez que él era el doctor al mando y el “único responsable”. En su mente repasaba todos y cada uno de sus movimientos y trataba de buscar cual fue su error o si había algo más que pudiera haber hecho. Pero incluso él mismo, sabía que su proceder había sido impecable y que cuando a alguien le llega la hora es imposible luchar contra el destino.

Cabizbajo y caminando casi dormido entró en el ascensor. Se dirigía a la séptima planta donde tenía su ropa, lo único que quería era cambiarse e irse a dormir a la residencia que estaba a pocas calles del edificio del hospital. Eran las cuatro de la mañana y el hospital parecía vacío, tan absorto estaba en sus pensamientos que casi ni se dio cuenta de que había alguien dentro del ascensor cuando entró. Una mujer le saludó:

-Uff y yo que creía que tenía mala cara, ¿chico pero que te ha pasado?

Thomas se giró y vio a una mujer de unos cuarenta años que le sonreía, estaba casi tan pálida como él y aunque no tenía muchas ganas de conversar la contestó.

-Hoy ha sido un día muy duro, no se ni como estoy todavía de pie. Además he perdido a mi primer paciente – le dijo mientras ponía un gesto que denotaba que estaba a punto de echarse a llorar.

-Pues por la cara que pones estoy seguro que has hecho todo lo que podías, no seas tan duro contigo mismo.

-Muchas gracias, probablemente mañana pueda verlo de otra forma – dijo Thomas mientras se giraba a ver porque se había abierto la puerta del ascensor en una planta que ninguno de los dos había marcado.

Al mirar fuera vio la silueta de una joven en mitad del pasillo, al terminar de abrirse la puerta del ascensor comenzó a girarse lentamente hacia ellos. Thomas al ver la cara de la chica dio un salto hacia atrás y pegó la espalda a la pared del ascensor mientras señalaba a la chica que había fuera y trataba de decir algo sin conseguir articular palabra. De repente pareció recuperar el control de su cuerpo y se abalanzó hacia el panel del ascensor presionando repetidamente el botón que cerraba las puertas. La mujer que había en el interior del ascensor se quedó mirándole perpleja cuando la puerta se cerró cuando faltaba menos de un metro para que la joven que había fuera entrara en el ascensor.

-E… e… esa chica – dijo tartamudeando del susto – yo mismo la vi morir, no pude hacer nada para salvarla y le puse esa pulsera negra.

La mujer que se había mantenido pegada a la pared sonrió y mientras levantaba el brazo le preguntó:

- ¿Una pulsera cómo esta?

Thomas se giró a mirarla y vió como en su muñeca había una pulsera de color negro, idéntica a las que usan en el hospital. El joven médico se desmayó del susto y en su caída agarró fugazmente el brazo que le mostraba la mujer con la que había compartido la charla en el ascensor.

Minutos después encontraron a Thomas aún desfallecido en el suelo del ascensor. Todos atribuyeron su desmayo al cansancio. Pero él sabía que lo que había pasado era real, en su mano tenía una pulsera negra que había arrancado sin querer del brazo de la mujer que había en el ascensor mientras caía desmayado. Al revisar la pulsera pudo comprobar que la mujer había fallecido dos años antes en un accidente de tráfico muy similar al de la chica que quiso salvar.

Hay una leyenda urbana que dice que si tomas fotos con flash a tu habitacion u otros sitios de tu casa solo a las 3 am puedes ver fantasmas. Otra dice que si sientas en medio de tu habitacion a obscuras con una radio/grabadora prendida, puedes escuchar pasos y voces del mas allá.
8 historias escalofriantes del Metro de Madrid.

La estación fantasma de Chamberí

Uno de los principales enigmas que durante años ha envuelto al Metro de Madrid es la estación fantasma de Chamberí.

Puede que muchos de los usuarios habituales del suburbano lo desconozcan, especialmente los más jóvenes, pero bajo la llamada Plaza Vieja de Chamberí hay una estación de metro que cayó en desuso.

La estación, que fue diseñada por Antonio Palacios, fue inaugurada en 1919 y abandonada en el año 66, entre otros motivos por su proximidad a las estaciones de Iglesia y Bilbao.

Durante un tiempo los trenes estuvieron pasando por la estación sin hacer paradas, hasta que un día fue cerrada, dejando todo tal y cómo estaba. Desde luego, por qué se cerró con tanta urgencia, dejando asientos, carteles, papeleras, taquillas y mobiliario, es todo un misterio.

Desde el año 2008, la estación fantasma de Chamberí se reconvirtió en museo. A día de hoy, la zona es conocida como ‘Anden cero’.

Los monjes de Tirso de Molina…

La línea 1 del Metro de Madrid no solo es la más larga, sino también una de las más transitadas. Sin embargo, seguro que muchos de los viajeros que pasan por ella cada día desconocen por completo el escalofriante secreto que esconden los muros de la parada de Tirso de Molina.

En el terreno que ocupa actualmente antiguamente estaba el Convento de la Merced, que en 1834 fue abandonado, como consecuencia de la desamortización de Mendizabal. El terreno se convirtió en la plaza del Progreso, rebautizada después como Tirso de Molina. La estación, que cambió de nombre a la vez que la plaza, fue inaugurada en 1921. A día de hoy, los restos de muchos de los monjes que habitaron el convento descansan muy cerca de los pasajeros del Metro.

… y la leyenda de los esqueletos

Lo que hemos contado hasta ahora, a pesar de que mucha gente lo desconoce por completo, es la historia oficial acerca de la estación de Tirso de Molina. Sin embargo, los rumores y leyendas que se han contado sobre ella durante todos estos años van mucho más allá…

Y es que, algunas historias cuentan que casi un siglo después de que el convento se abandonase, cuando se estaba construyendo la línea 1 de metro, los obreros se toparon con varios esqueletos, que decidieron depositar tras las paredes antes de continuar con las obras. Por eso, a día de hoy hay quien asegura que en la famosa estación de la línea 1 pueden escucharse ruidos extraños.

El fantasma que viaja por el Metro de Madrid

El Metro de Madrid está lleno de misterios y de leyendas. Una de las más conocidas y escalofriantes es la del fantasma que viaja por el suburbano de la capital española.

Según la leyenda, una joven se subió de noche en el último tren, y en su vagón solo había dos hombres y una mujer, que la miraba fijamente. En la siguiente parada se subió un hombre que le dijo en voz baja: “No te muevas, no hables, no le mires a la cara, y bájate conmigo en la siguiente parada”.

Ella le hizo caso, y ya en el andén el hombre le aseguró: “Siento haberte asustado, soy médium y la mujer que teníamos enfrente estaba muerta”.

Realidad o no, lo cierto es que la historia es escalofriante….

El loco del bisturí

Desde que se inaugurara el Metro de Madrid en 1919, hace ya casi 100 años, han ocurrido unos cuantos sucesos…En el año 1959 tuvo lugar el famoso caso del loco del bisturí, que ha terminado convirtiéndose en leyenda.

Durante unos cuantos días de ese año un hombre se dedicó a hacer cortes en los glúteos de al menos diez mujeres. Aprovechaba para atacar en plena hora punta, en la transitada línea 1. Los cortes eran finos y precisos, por lo que se le empezó a conocer como el loco del bisturí. Además, se sospecha que lo empapaba con anestesia ya que las mujeres no sentían nada hasta que la sangre corría por sus piernas.

El tren embrujado de la línea 5

Una de las escalofriantes historias más famosas del Metro de Madrid es la del tren embrujado de la línea 5.

Según cuenta la leyenda, si estás en cualquiera de las estaciones de la línea 5 del suburbano y dejas pasar de largo los trenes, el décimo en llegar se trata de un tren que está embrujado, por lo que hay quienes pueden escuchar lamentos de lo más aterradores.

Aunque esto no se trata más que de una simple leyenda, lo ciertos es que muchos no se atreverían a dejar pasar los trenes para comprobarlo.

La leyenda de la joven con el pie vendado

Otra leyenda urbana muy extendida sobre el suburbano madrileño es la protagonizada por una joven rubia con un pie vendado.

Según cuenta la historia, una chica con el tobillo vendado que estaba sentada a la entrada del metro pidió ayuda a un hombre para bajar las escaleras. Después, el hombre vio cómo se subía al mismo vagón que él, y que al salir hizo ademán de tirarse a las vías. Sin embargo, le perdió la pista y no hubo ni rastro de ella.

La leyenda del metro de Barcelona

Aunque ya hemos visto que hay unas cuantas, lo cierto es que el metro de Madrid no es el único que tiene muchas leyendas y misterios… En el de Barcelona también encontramos algunos ejemplos.

En el suburbano de la ciudad condal hay unas cuantas estaciones abandonadas, y una de las más conocidas es la de Banco, que pertenecía a la línea 4, y que se encuentra entre las estaciones de Urquinaona y Jaume I.

A pesar de que en numerosas ocasiones se ha desmentido que fuera así, hay una leyenda que dice que estaba conectada con el Banco de España, que estaba ubicada en la Avenida de la Catedral.

anonymous asked:

buenas tardes mi nombre es luisa mi primera vez lo hice con mi pareja utilizamos perservativo pero sin embargo me dolio bastante y aun asi no pudimos realizar nuestro encuentro sexual. Algunas personas me han aconsejado que la primera vez No debemos usar perservativo mientras se introduce el pene ¿Es eso cierto? ¿Que Debo Hacer Para Que No Me Duela?

What?? 
Buenas tardes Luisa … Te han dicho que la primera vez no se debe utilizar preservativo mientras se introduce el pene ,entonces cuando se pone? una vez ya introducido?
El preservativo se pone SIEMPRE sea la primera o la cuarta vez … si te duele por ser la primera vez es porque estás tensa por los nervios, tienes que estar muy relajada y concentrada en lo que haces y te hacen, los juegos preliminares son fundamentales para poder lubricar bien tu zona genital y ser más fácil la penetración.
No hagamos caso a “leyendas urbanas” 

- “Ya quiero verte”.
- “Estoy castigada, me pillaron al llegar a casa”.
- “Así que no es una leyenda urbana. Aún se castiga a las niñas buenas que se portan mal, ¿no?”

3MSC.

killuaa-zoldyck18  asked:

Que disfraz usaría cada signo el Halloween?? 💀👾👽

Esto va a llenarles el dash xD Perdón por eso pero aquí va

PUNTO 1 - Son de chicas xD 

PUNTO 2 - No dan miedo ¬¬ casi nadie se disfraza para dar miedo ya 


ARIES 

Un disfraz actual y que muestre rebeldía 


TAURO

Un disfraz lindo - probablemente princesas - que les hagan sentir bien


GÉMINIS 

Un disfraz de su película favorita


CÁNCER

Un disfraz basado en animales que le gustan


LEO

Un disfraz de su superhéroe favorito


VIRGO

Un disfraz de películas clásicas halloweenescas


LIBRA

Un disfraz de alguna leyenda urbana que la haga ver cool


ESCORPIO

Un disfraz típico que la haga ver guapa y peligrosa


SAGITARIO

Un disfraz bien producido sobre historias de terror conocidas


CAPRICORNIO

Un disfraz bien halloweenesco y bien cool


ACUARIO

Un disfraz de lo que le gustaría usar todo el tiempo


PISCIS

Un disfraz tipo clásico no demasiado lindo pero tampoco de terror



Espero que les guste o-o la verdad también son las mejores fotos que encontré xD

> Ofiuco <

Baccano! Plots Wishlist

Recientemente he estado leyendo las novelas de Baccano! (del mismo creador de Durarara!) y a partir de ahí se me han ocurrido algunos plots interesantes que quisiera rolear alguna vez: 

  • Época de la Ley Seca en Estados Unidos:  Muse A es un asesino parte de una mafia que disfruta de las matanzas.  Conoce a Muse B quien desea morir y le promete entonces que será Muse A quien asesine a Muse B.  “Soy quien te asesinara  por lo tanto no puedes morir antes de que lo haga”  ambos viven juntos un tiempo y desarrollan una relación extraña.  Pasa el tiempo y Muse A se enamora de Muse B y es mutuo, pero la promesa continúa  en pie por lo que Muse A quien ha quitado vidas buscará la manera de darle un motivo para vivir a Muse B.  
  • Tren de Pasajeros:  Muse A es un demonio que atormenta a aquellos viajeros que tratan de dañar un tren de pasajeros,  volviéndose una leyenda urbana que muchos temen.  Conoce a Muse B en el tren, cuando ella formaba a la fuerza parte de un grupo de ladrones que armaron alboroto en el tren. Muse A tras asesinar a los compañeros de Muse B, decide protegerle junto con el tren y Muse B se queda trabajando a su lado. 
  • Cualquier lugar:   Muse A  y Muse B han vivido mucho tiempo juntos y se volvieron inmortales  sin que ellos mismos se dieran cuenta por accidente.  Se la pasan viviendo aventuras juntos y haciendo todo tipo de locuras a través del tiempo.  Un día descubren que son inmortales pero en vez de entristecerse deciden vivir de manera plena para hacer felices a los demás.  Muse A siempre toma las iniciativas y Muse B le sigue el juego, a veces tratan de controlarse mutuamente.
  • Mafia Italiana:  Muse A es una doncella noble de una adinerada familia y Muse B el jefe de una importante mafia italiana. El hermano mayor de Muse A se involucra con la mafia y resulta ser una terrible persona, asesinando a uno de los mejores amigos de Muse B.  Muse B se venga y lo asesina. Muse A busca desesperada a su hermano y se involucra en una pelea con la mafia.  Muse B salva a Muse A  y le termina confesando la verdad acerca de su hermano.  Muse A  perdona a Muse B y le agradece por salvarle.  Muse A y Muse B comienzan a hacerse amigos pero la culpa todavía carcome a Muse B quien no desea involucrarse de todo con Muse A por temor a lastimarle. 

Notas:  
Puedo rolear a Muse A  o Muse B.  
Temáticas Yaoi, Yuri o Hetero sin problemas.
Si a alguien le gustaron los plots no dude en preguntar. 

Pretender entender problemáticas ajenas a uno y llamarla empatía, tal vez hipocresía. A nadie le gusta estar solo, decís. Hacemos tanto por evitar silencios incómodos y espacios vacíos. Llenamos las planillas hasta el último punto aunque no se comprenda el por qué de cada pregunta; arrojamos basura a los huecos para que no se filtre la vomitiva sensación de espera y luego nos deshacemos de los restos. El preservativo en el inodoro. Personas desechables y personas que logran hacerte aferrar. Somos personas desechables para las personas a las que nos aferramos. Paradoja. Es como atarse con todas las fuerzas al asiento de un avión por estrellarse.
Escribir sobre el amor es fácil; genera una sensación de empatía con quien leyera. Un amor tan puro como la corbata y la camisa de la escuela lo permitan. El amor es una leyenda urbana. No llames amor a cualquier cosa que hagas para no quedarte solo. No me idolatres, no te idolatro. No creas que entendés, ni quieras ayudarme a ser mejor. No necesito dejar de ser para cambiar. No hay superación, sino cambio sustancial. No avanzo de casilleros porque no estoy jugando. 

“En un rincón del más allá”
Hola chicos, disculpen que no he podido traerles nuevas páginas estos días, juro que lo compensaré :) ¡Estoy preparando publicaciones para Hallomuertos! (y estoy súper ocupada con los últimos detalles del libro), pero les recomparto esta página del pasado sobre una leyenda urbana de halloween, la de los dulces envenenados.

3

Taibhse de Carolina Lozano

Género: (YA) Fantasía - Paranormal

Sinopsis [Añadir a Goodreads]

En Escocia abundan los fantasmas y muchos escoceses creen en su existencia. Para Lia, una joven de Barcelona que estudia en el colegio Royal Dunedin de Edimburgo, estas tradiciones sólo forman parte de la leyenda urbana de la ciudad, pero un día conoce a Álastair, de quien se enamora, y con él descubrirá la otra cara de la ciudad llena de muerte y de vida, de luz y oscuridad.

Porque no todos están tan vivos como parecen.

Taibhse, palabra gaélica que significa “aparición”, es una apasionante novela donde sentirás miedo y curiosidad, tanto por lo que está vivo… como por lo que no lo está.

Info. sobre Recomiendo leer [X] Directorio [X] Envía tu recomendación [X]

~El Amigo Libra~

Si te fijas bien suele tener hábitos muy tiernos, tiene una historia para todo y suele ser de corazón muy sencillo.  Lo único malo es que cree cada conspiración, leyenda urbana o rumor que escucha, sigue todo lo que está de moda y suele quedarse estancados en cada relación pasada pero las olvida rápidamente ya que han sido varias.